Porque el Congreso de EEUU voto en contra del rescate

La respuesta es muy sencilla. Lo que ha hecho el Congreso de los Estados Unidos es evitar que se perpetre un delito encubierto de desfalco con el dinero de los impuestos de los contribuyentes norteamericanos.

Lo cierto es que el sistema bancario privado de ese pais es el que controla la Reserva Federal. El Sistema de Reserva Federal es un consorcio público/privado (presentado como estatal) compuesto por una Junta de Gobernadores, el Comité Federal de Mercado Abierto, doce Bancos de Reserva Federal regionales, y una red de bancos privados miembros.

Los más grandes bancos de EEUU son miembros del Banco de la Reserva de Nueva York y, en la práctica, el Banco de la Reserva de Nueva York es la Reserva Federal, ya que los cien bancos más poderosos de EEUU se encuentran en ese distrito. La Junta de Gobernadores es una agencia gubernamental independiente, y cada uno de los bancos de la Reserva Federal es un cuasi-público (parte privada, parte del gobierno), con una red de bancos comerciales privados en el distrito que son miembros del Sistema.

Como muchas de las agencias independientes, sus decisiones no tienen que ser aprobadas por el Presidente o por alguna persona de la rama ejecutiva o legislativa del gobierno. Los integrantes de la Junta y su presidente (el llamado titular de la Reserva Federal) son designados por el Presidente de EEUU y confirmados por el Senado, pero su función en la práctica está orientada -antes que nada- a servir a los intereses privados que controlan la Reserva Federal.

El Sistema de Reserva Federal fue creado el 23 de diciembre de 1913 por la Ley de Reserva Federal. Todos los bancos nacionales tuvieron que unirse al sistema. Y un dato clave: En junio de 1963, John Kennedy, entonces presidente de EEUU, ordenó al Departamento del Tesoro emitir el dinero del país, lo que de hecho eliminaría a la Reserva Federal en esa función. En noviembre de ese mismo año Kennedy fue asesinado.

El sistema de la Reserva Federal provee servicios financieros, es decir presta dinero a las instituciones de depósito, al gobierno y a instituciones oficiales extranjeras. Mediante operaciones llamadas de “mercado abierto”, la Reserva Federal autoriza a los bancos privados a intervenir en operaciones financieras en el área de las decisiones estatales. El banco JP Morgan Chase, por cierto uno de los ganadores de la crisis, por ejemplo, fue autorizado para el rescate del gigante Bear Stearns, intervino en la “liquidación” del gigante Lehman Brothers, y actuó en el “rescate” de Washington Mutual (WaMu), la mayor caja de ahorro de EEUU con más de US$ 140.000 millones. En la misma línea, autorizado y con aval del Sistema de la Reserva Federal, este lunes, el conglomerado Citigroup compró las operaciones del banco Wachovia, otro de los gigantes en problemas a raíz de la crisis financiera global. Citigroup asumirá hasta US$ 42.000 millones en pérdidas en un fondo de préstamos por 312.000 millones de dólares en manos de Wachovia.

Por medio de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC), el Sistema federal absorberá el resto de las pérdidas y, en compensación, tomará una participación en Citigroup. De la misma manera, la Corporación Federal de Seguro de Depósitos, (FDIC), tomó el control de Washington Mutual e inmediatamente le vendió las operaciones bancarias a JPMorgan Chase por 1.900 millones de dólares, convirtiendo una operación estatal en privada.

En términos simples y reales, el Sistema de la Reserva Federal se ocupa solo literalmente de el rescate de las entidades, pero en la realidad lo que hace es que se lo “deriva” a las red de bancos privados que hacen negocio con los intereses y el proceso de compras y fusiones. Esto indica claramente que el Estado norteamericano, desde el punto de vista económico-financiero, es “nacional” en la recaudación de impuestos públicos (aportados por el conjunto de la población), y “privado” en la utilización, control y regulación de esos fondos públicos propiedad del pueblo estadounidense en su conjunto.

Este concepto es vital para entender la manipulación de la información que se haciendo cuando se presenta este rescate como exclusivamente “estatal”. En el caso de los US$ 700.000 a los que el Congreso no ha dado luz verde, se trata de una macro operación financiera en la cual los bancos privados que integran el Sistema de la Reserva Federal prestarían ese dinero al Estado norteamericano a tasas de interés vigentes, y ese interés , ahí esta la trampa, sería pagado con dinero de los impuestos públicos. Pero además los intereses del macro préstamo, no lo fijaría el Gobierno Federal ni el Congreso de EEUU, sino la Reserva Federal controlada por el Sistema de bancos privados.

Esta es la conclusión que llego ayer el Congreso de los Estados Unidos, que tal rescate estatal” no es otra cosa que un desfalco al pueblo norteamericano, que tendría que pagar los intereses a través de los impuestos, y un fabuloso y multimillonario negocio de un sector de la banca privada que se vale del Estado para hacer negocios con el sector más rentable de las crisis: Los préstamos a las entidades quebradas.

Por eso ayer el Congreso de los Estados Unidos voto en contra de ese rescate. El flotador era de piedra y de dudosa calidad. Son las ocho de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. A ver si tomamos nota aquí, y no nos pasa lo mismo.

About these ads

4 pensamientos en “Porque el Congreso de EEUU voto en contra del rescate

  1. Miedo… estas cosas son para dar miedo…

    Entregar el dinero público a la banca privada a través de un préstamo astronómico, que haría que el Estado estuviese pagando intereses durante años… teniendo para ello que recortar del gasto público, para llenar los bolsillos de unos pocos.

    Normal que la gente estuviese tan mosca allí con el tema… lo que no entiendo es que no se hayan echado a la calle en armas para evitarlo.

  2. Pingback: Plan de rescate: no comprendo tanta alegría « Geografía Subjetiva

  3. Que solucionen la crisi los millonarios, que son los que tienen el dinero robado a la clase trabajadora.
    Que razón tiene la parábola de la Sagrada Biblia, con lo que dice, que es más dificil que un rico pase por el ojo de una aguja, que un camello, pero ojo, el camello con el moro montado, de pié en el camello, y además enarbolando una bandera “mora”.en vertical, el palo de la bandera es de 10 metros, asin que con estas pistas, calcular el ojo de la aguja..
    Y no olvideis, que la crisis la estamos pasando la clase trabajadora, no los que se han quedado especulando con nuestro dinero. Rateros, Bandidos, Políticos, no os deseo ningun mal, solo que os pase una cosa, que os den por donde la espalda pierde su casto nombre, un negro de esos que tienen de miembro cuarta y mitad y cabeza afuera, y para que os doliera más, que fuera novato, es decir, que no supiera, para que fuera más doloroso.
    Al infierno ireis todos malditos.

    Son las 23,51 Hora Ferroviaria

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s