Empleados 2.0: Llegan los nativos digitales

Si es que conseguimos que sigan existiendo, pues con esto del paro nunca se sabe, el empleado 2.0 se perfila como el modelo que va a triunfar en las empresas, un trabajador activo con las redes sociales en la oficina se va a implantar en muy pocos años, ya que la entrada de nativos digitales en el mundo laboral está a punto de ocurrir.

Las empresas de Recursos Humanos  piensan que aun están poco consolidadas  las experiencias  en las empresas para incentivar  la presencia de este perfil de trabajadores, pero algunas ya están siendo especialmente activas en la puesta en marcha de proyectos innovadores para impulsar este perfil, como es el caso de Indra, Acciona, Telefónica o BBVA, aunque aún hay otras que siguen ancladas en el pasado  con sistemas poco productivos y desde luego obsoletos.

Elena Méndez Díaz profesora del Instituto de Empresa y directora de enEvolución, una red de expertos en Recursos Humanos que promueve un ambiente de colaboración 2.0 entre sus profesionales, dice que se aprecia una gran brecha entre las empresas reacias a subirse al tren de las tecnologías, frente a las que lo están haciendo a velocidad de crucero. Añade además que el tema económico no puede ser excusa para quedarse atrás, dado que las herramientas para la interconectividad son perfectamente accesibles: blogs, foros, wikis, entornos para compartir documentos, videos, redes sociales, etc.

Está claro además que estas tecnologías aumentan el protagonismo, la participación y la creatividad del empleado, aunque también si no está bien dirigido y programado el uso, pueden dispérsalos y distraerlos . Pero pese a las ventajas e inconvenientes del uso de las tecnologías en los puestos de trabajo, el relevo generacional se va a consolidar de una manera u otra. Ellos lo nativos digitales ya están ahí, justo a las puertas del mercado de trabajo.

Está  claro que las nuevas generaciones de trabajadores van a imponer una nueva mentalidad dentro de las empresas, una mentalidad más democrática a la hora de comunicarse, que va a animar a implantar estructuras de mando menos piramidales y mucho más cooperativas, y donde va a primar el conocimiento, y no tanto la categoría profesional.

Una de las empresas, por ejemplo, comprometidas con esa filosofía del empleado 2.0, en España, ha sido INDRA, a través de su plataforma “Compartiendo Conocimiento”, un espacio dedicado a intercambiar habilidades y experiencias entre los empleados, una plataforma que permite publicar información y recursos, comentar y compartir datos, participar en debates, proponer temas, etc. Además tiene un repositorio de recursos de formación en aquellas habilidades o conocimientos que más interesan a cada empleado. Además INDRA está utilizando ya las redes sociales para reclutar personal y potenciarse como marca.

Otro ejemplo es Telefónica que cuenta con la red YAMMER, en la que están unos 16.000 empleados y que forman comunidades para compartir experiencias, conocimiento y buenas prácticas, viene a ser como un canal de microblogging interno.

Lo cierto es que el empleado 2.0 ha venido para quedarse, asi que es mejor ir dándole paso, porque su realidad es inevitable.

Son las dos menos veinte de la tarde. No llueve en Pozuelo y no se si lloverá alguna vez y la temperatura exterior es de 17 grados. El mundo está cambiando, y eso me gusta