Julio

monet

JULIO

Es Julio.

Un mes de encuentros para desconocidos,

que albergan la esperanza de que el calor

seque sus soledades y sus uñas nacaradas,

aun sabiendo que Julio pasará

entre revoloteos de faldas y camisetas,

y que el tedio y la rutina están a la vuelta

de las hojas del taco del calendario.

 

 Con el paso del tiempo,

se irá acabando ese fuelle del verano,

como a todo el mundo, que acostumbrado a vivir,

deja que la vida sea la que te lleve.

 

Ahora te rindes contrito

y permites que te arrastre la fantasía ansiada del  verano,

soportando las tardes de siesta y el olor a enredadera,

mientras se mecen los deseos, que el termómetro,

eleva a la par que el mercurio ebulle dentro del vidrio transparente

 

Pero Julio impenitente se regodea en crear sensaciones permanentes,

esperanzas virtuales de sequía,

como si ya no fuera a llover nunca,

como si nunca hubiera más témpanos, ni calcetines,

y los abrigos de entretiempo fueran solo recuerdos,

escritos, en un libro para la historia del traje.

 

Es Julio.

Espejismo en un desierto de frió,

encandilándote la piel y los sentidos.

 

Poema del Libro Calendario, Marta Pastor Editorial Torremozas 2012
Claude Monet - Camino de playa entre los campos de trigo en Pourville
 

 

 

No soy nadie #EmilyDickinson

munch
“No soy nadie. ¿Tú quién eres?
¿No eres nadie también tú?
Ya somos dos entonces.
¡No lo digas!
lo pregonarán, ya sabes.
¡Qué aburrido ser alguien!
¡Qué ordinario!
Estar diciendo tu nombre
como una rana,
todo el mes de junio
a una charca que te contempla.”
Emily Dickinson
Edvard Munch - Moonlight (1895)