Almax para Políticos

tragar

Una de las cosas más difíciles de digerir son las palabras. Si, las propias, las dichas cuando no se debe, como no se debe, a quien no se debe y donde no se debe. En los próximos días creo, que vamos a asistir a una buena dosis de políticos que van a tragarse eso, exactamente, sus propias palabras, de golpe y a penas sin masticar.

De hecho, últimamente ya conocemos casos de auto ingestión de vocablos, y hay que advertir que estos atracones de expresiones son tremendamente pesados a la larga. La verborrea chulesca y jactante termina produciendo digestiones molestas. Recomiendo pues, para una mejor digestión y evitar males mayores, almax para políticos. No sé si lo han inventado, pero si no lo han hecho, el que lo descubra se forra con la patente.

Son las seis menos cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 11 grados.

#Podemos #Jacobinos del siglo XXI

La práctica siempre es la misma. Te señalan y luego, si estás bajo su bota, si pueden, te eliminan, te escrachan, te desacreditan y se mofan.  Cuidado con llevarles la contraria, con contar algo que no les guste, con hablar de verdades incomodas que les molesten. Los Jacobinos exclamaban Liberté, égalité, fraternite al compás de las guillotinas accionadas por Robespierre. La realidad solo es la suya, y tienes que acatarla y callar para seguir “viviendo”.

Esa es la filosofía que ejerce #Podemos #Jacobinos del siglo XXI y cito un fragmento de un artículo de Pablo Iglesias en Publico, de 12 de Enero de 2013:

“Decía Robespierre que no hay que probar que el Rey haya cometido ningún delito; su mera existencia es en sí misma un crimen. Si algo está demostrando la llamada crisis financiera internacional es que lo que valía para el Rey en los tiempos de la Revolución francesa, vale hoy para el capitalismo”

Les dejo con este vídeo tan “ilustrativo” del pensamiento de Pablo Iglesias #Podemos,  que concluye de esta manera: “cuántos horrores nos habríamos evitado los españoles de haber contado a tiempo con los instrumentos de la justicia democrática”.

No sé que más tiene que pensar Pedro Sánchez…

Son las ocho de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados…

Operación Lampedusa #PactoDeGobierno

gatopardo

Todo tiene que cambiar para que nada cambie. Más o menos eso es lo que escribía Lampedusa en Il Gattopardo. Y es que para mantener este país sin que se desdibuje, fruto de experimentos que algunos están dispuestos a practicar en el laboratorio ibérico, con eso que se denomina cobayas humanas, es decir, nosotr@s, hacen falta unas cuantas modificaciones de la realidad cotidiana, hoy totalmente encallada por el empecinamiento de alguno, la conveniencia de otro, y el oportunismo de él de más allá.

Ese cuadro que hemos pintado los electores no es fácil de colgar en la pared, pero, si o si, habrá que terminar buscándole sitio, donde destaque, al que miremos tod@s para poder seguir adelante cada día, y es obvio que no podemos romper ni la pared, ni la casa, para que el cuadro perviva y se luzca. Sin la casa los cuadros tienen poca utilidad, salvo los desvanes de otros.

Así que los que aun quieren mantener la casa en pie tienen la obligación de entenderse, y buscar en que habitación colocar la obra, porque además, tod@s sabemos que no solo es el cuadro, sino que la casa necesita también algunos arreglos,  incluso estructurales. Son muchos años sin apenas darle una manita de pintura.

Claro que luego están los que no solo, no ven el cuadro como una obra de arte, sino que lo consideran prescindible,  y que además quieren tirar la casa abajo, para dejar en su lugar, probablemente, una tienda de campaña.

Después de jugar con este símil de la casa, que es bastante sencillo para entender que es lo que sucede ahora en España, la verdad es que necesitamos una situación estable, donde se garantice la pervivencia de la Corona, que ha dado estabilidad durante muchos años a este país, una reforma de la constitución -dentro del marco democrático-  que encaje la nueva realidad de los distintos territorios, una reforma de la ley electoral y algún que otro retoque más para que nada de lo esencial cambie, y sin embargo cambie todo lo que se ha quedado obsoleto.

Para esto, de momento hay gente que sobra y gente que falta.

¿Quién está de más?: Podemos.

La formación morada no cree ni por asomo en la libertad, en la igualdad, en la Constitución,  no cree, tampoco, en el sistema democrático, y está muy alejada, aunque alguien no lo crea, del socialismo. Su doctrina está pegada, o mejor dicho, inmersa en la revolución, en el anarquismo, y en eso que tan bien los define: en ser anti sistema, y representa, realmente, a muy pocos español@s. Ni siquiera una alianza con ellos es garantía en un posible pacto de gobierno, porque en su adn está el sistema asambleario y coyuntural, en el cual lo que diga su líder – si es que tienen un solo líder, que yo me permito dudarlo – puede cambiar y convertirse en lo contrario. El  ejemplo de Extremadura no puede ser más claro, donde a pesar del pacto con el PSOE, es posible que tiren abajo los presupuestos a Fernández Vara. Podemos y sus confluencias – como se dice ahora – no entienden de pactos, y si mucho de chantajes y rehenes.

Y ¿quiénes son los que deberían estar?: El Partido Socialista, el Partido Popular y Ciudadanos. Da igual quien gobierne de los tres. Hay diversas opciones y todas, creo que darían buen resultado, sobre todo para el menester de esta XI Legislatura -si es que al final sale adelante – que es reformar la Constitución y afianzar la Corona. Podría ser, que gobernara el PP con el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE; o que la presidencia fuera para el PSOE con el apoyo  de Ciudadanos y la abstención del PP, o eso de lo que no quieren oír hablar ninguno de ellos, que es la coalición de los tres. En esos tres escenarios el Estado puede pervivir, puede avanzar, y pasado el sarampión de estos últimos meses, volveríamos a una situación estable, que independientemente de las marcas políticas, es lo que el ciudadan@ demanda.

No sé si se han percatado pero es su primera y primordial obligación. Y si no afinan ahora, dejando a un lado los egos, los puestos, los sillones y demás accesorios que acompañan siempre al poder, pueden colaborar a romper esa casa de la que hablaba antes, y entonces no habrá sitio ya para colgar ese cuadro, y ni siquiera tendremos los ciudadan@s la oportunidad de pintar otro.

Son las siete y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados. Operación Lampedusa

 

Carolina Bescansa. La #Conciliacion no era eso

Carolina-BescansaNo es la primera vez que sucede un episodio de distracción por parte de #Podemos para encubrir uno de sus fracasos, en este caso los pactos post electorales, pero jamás pude pensar que la maniobra de distracción iba a incluir a un bebé, a un menor – el de Carolina Bescansa –  en exposición máxima, en un día en el que el hemiciclo del Congreso de los Diputados está lleno de cámaras y medios.

Además para que la cortina de humo sea mayor, incluso Pablo Iglesias ha cogido al bebé en brazos y lo ha mecido en varias ocasiones ante la atenta mirada de Errejón. Las fotos del bebé de Bescansa ya son virales, en pocas horas han dado la vuelta a las redes sociales. Propósito conseguido, aun comprometiendo la identidad del menor.

La realidad es que el populismo tiende a banalizar todo, hasta lo más sagrado para la sociedad, y en este caso le ha tocado la china  a la conciliación. El lugar de trabajo no es sitio para un niño o una niña, y la conciliación consiste en tener tiempo para compartir con nuestros hijos e hijas, dependientes, ancianos/as, incluso nosotros/as mismos/as pero no en el espacio de trabajo, y desde luego en el caso de los menores mucho menos. La Conciliación pasa por tener un horario racional que equilibre nuestro tiempo libre y nuestro tiempo en el trabajo, y desde luego no es cosa de mujeres, es cosa de todos y todas.

Hoy he vuelto a ver a un bebe colgado de una mujer, una de las imágenes más puras del estereotipo del que queremos apartarnos, y esta imagen la ha proyectado #Podemos para generar un golpe de efecto y tapar uno de sus nuevos fracasos.

Querida Carolina Bescansa, la conciliación no era eso

Son las dos y media de tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. Carolina Bescansa. La #Conciliación no era eso

PostPost: No voy a ilustrar este post con la foto de Carolina Bescansa con su bebe

Cristina de Borbón: Una relación asimétrica

La vida en red

Inaki-Urdangarin

A veces el amor juega muy malas pasadas. Muchas mujeres que ya peinamos alguna cana que otra sabemos que es lo que sucede cuando una se enamora, y como consecuencia, enlaza su vida a una persona que no es de fiar, que tiene la ética de adorno, vamos, lo que se viene llamando un amoral y un sinvergüenza.

El corazón tiene razones que la razón no entiende. En esta frase podríamos resumir todo lo que le está pasando a una Infanta de España: Cristina de Borbón, que se ha visto imputada por la Justicia, aunque no esté demasiado claro aún el delito porque se la imputa. (Sigue Leyendo) 

@martapastor

Ver la entrada original

La Noche de Reyes

los-reyes-magos

La fiesta de los  Reyes Magos tiene con frecuencia una connotación de excesiva simplicidad y candidez…. Escribe Benito Pérez Galdós en Misericordia: “La pobre Benigna se embelesaba oyéndole y, si a pies juntillas no le creía, se dejaba ganar y seducir de la ingenua poesía del relato, pensando que si aquello no era verdad, podía serlo. ¡Que consuelo para los miserables poder creer en lindos cuentos¡ Y si es verdad que hubo Reyes Magos que traían regalos a los niños ¿Por qué no haber otros Reyes de Ilusión”

La fiesta  de los  Reyes Magos supone la vuelta a la vida de la ilusión, vista desde los ojos de la inocencia de los niños. Todo puede suceder para un niño esa noche. Y luego el despertar, el desasosiego, las prisas, los pies descalzos corriendo por el pasillo, las cajas. Es tiempo de emociones para los niños y para los que no somos tan niños, pero que una  vez lo fuimos, y tal vez convenga por una noche, darle la vuelta a todo, dejar que fluya la esperanza y las ilusiones, y esperar de la vida algún “juguete” que nos vuelva a marcar la sonrisa aunque sea solo una vez al año.

Feliz Noche de Reyes

Son las nueve de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 5 grados. Tal vez este año tenga alguna sorpresa, pero de las buenas, pienso poner los zapatos.