Cataluña y la investidura: Antón Pirulero que cada cual atienda a su juego

El tema de Cataluña es harto curioso en muchísimos aspectos, pero el que más me llama la atención, es que esto que llaman el proces ha puesto de relieve un circo de ambiciones.

Me temo que algunos en vez de ver un problema, que es lo que apreciamos los comunes mortales, ven desde hace unos meses en el proces, una oportunidad. Me estoy refiriendo a políticos “of course” que andan “midiendo” cómo, porqué, cuándo y cómo sacar el mayor rédito a uno de los problemas más graves que han afectado a la sociedad española en los últimos años. Lo de la vocación de servicio público me temo que ni esta ni se le espera.

Son curiosas las actitudes de los diferentes líderes en esta situación tan comprometida y tan controvertida, que desde luego no conviene perder de vista, a la hora de hacer lo poco que nos dejan hacer a los ciudadanos, votar de vez en vez, aunque hay que decir que cada vez lo hacemos más frecuentemente y sobre lo mismo. Otra de las anomalías de las muchas que vivimos.

El sin dios de los políticos que apoyan el Proces es público y manifiesto. Mientras nos encontramos con un Puigdemont que se aferra al cargo o al futuro cargo con uñas y dientes, eso sí sin arriesgar nada, desde sus cuarteles de invierno de Bruselas, proponiendo investiduras telemáticas y presidencias propias de la canción “contigo en la distancia” para evitar la cárcel, encontramos al otro lado, aunque se supone que están en el mismo – que lio, señor, que lio – a Junqueras que opina que hay que estar presente en la investidura o en cualquier acto del Parlament, porque, no os quepa duda, ese es un medio de salir aunque sea unas horas de la trena. Una situación de unos supuestos socios para gobernar – me temo que va a ser desgobernar – realmente dantesca, incoherente, espeluznante y desde luego – para seguir rimando- irritante para los ciudadanos que asistimos atónitos a este circo.

También está Domenech, que visto el percal… juega sus propias cartas, desconcertando al electorado de su partido que no se encuentra, desde luego, demasiado cercano a la independencia. Pero, eso es pecata minuta. Lo importante, en este caso, como en otros, es ver si Domenech se “coloca”, y luego ya inventaran algo para justificar esa acritud contra los partidos que no abogan por la independencia y apoyar proyectos dignos de haber sido diseñados por un Unicornio.

Iceta, silente. De haber hecho un ruido enorme durante la campaña, ha pasado a estar escondido detrás de la tabaiba, esperando que esto de la investidura no le salpique demasiado, y vea peligrar “su sitio”, ahora puesto en entredicho por sus bases, pues tras sus peticiones de indulto para los golpistas no ha salido demasiado bien parado con los resultados.

Albiol no cuenta, o mejor dicho si cuenta, pues el Partido Popular ha anunciado que no decidirá sobre el cese de este “político de altura” hasta que no esté constituido el Parlament. Cosa que puede suceder nunca al paso que vamos. Así que de momento Albiol también salva su sitio, aunque sea pequeñito.

La Cup a su bola, tampoco cuenta demasiado. Estos juegan por fuera de todo y contra todos, con lo cual si estuviéramos escribiendo una ecuación para resolver todo este galimatías, personalmente, no le asignaría ninguna variable. Tampoco es que estén demasiado interesados por el poder tal y como lo entendemos nosotros. Ellos viven una entelequia política anarquista donde el poder llega por ocupación del no poder. Complicadísimo de explicar porque tampoco tiene mucha explicación, y una ya tiene una edad y no está para perder el tiempo.

¿Y Arrimadas? Curiosa la situación de ciudadanos en este Juego de Tronos. El despegue de Ciudadanos, no solo en Cataluña, sino también a  nivel nacional, está íntimamente ligado a la situación de inestabilidad en Cataluña. Si no se hubiera producido el conato de independencia, probablemente Ciudadanos seguiría estancado, pero Cataluña ha cambiado el panorama. De repente la intención de voto se ha disparado hacia la formación naranja. Y “casualmente” Inés Arrimadas, cuya obligación como líder del partido más votado, es ir a la investidura, se descuelga con que no va a pasar por ese trance porque la perdería. Curioso argumento, el de la Sra. Arrimadas, porque por esa misma regla, y con los resultados que daban las encuestas antes de las elecciones del 21D, no debería haberse presentado tampoco a esos comicios. En cualquier caso Ciudadanos debería valorar que es un deber que han contraído con sus electores, y que cuando se pide el voto, el partido se tiene que jugar hasta el final.

Pero, me temo, que Ciudadanos y Arrimadas han valorado ya lo favorable que es la situación que vive en estos momentos Cataluña para sus intereses personales y partidistas ¿Le conviene a Ciudadanos que se estabilice la situación en Cataluña? ¿Qué sucedería con la intención de voto para ciudadanos si Cataluña fuera una comunidad estable? ¿Un periodo largo de inestabilidad en Cataluña a quien beneficia más? Me temo que las respuestas a estas preguntas son más que evidentes.

Estamos viviendo una vez más un caso típico de Antón Pirulero, que cada cual atienda a su juego, y el que no lo atienda pagará una prenda. Menudo panorama se nos presenta y mientras tanto… la casa por barrer.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 9 grados. Afortunadamente no nieva que esa es otra.

Cataluña y la investidura: Antón Pirulero que cada cual atienda a su juego

Anuncios

#Nevada #ColapsoAP6

Y llego la primera nevada de la temporada, y si, efectivamente el tema se les fue de las manos porque nadie quiso tomar decisiones. En la Dirección General de tráfico podían haber llamado, por ejemplo,  a bomberos de la Comunidad de Madrid y a otros efectivos para se ocuparan de la gente que estaba tirada en la carretera. Pero llamar a bomberos cuesta, y nadie – me cuentan- se atrevió a montar ese operativo. Mientras el Director General, en compañía de otros – me encanta esa frase – estaba viendo el partido del Sevilla en un confortable palco del estadio.

Hubo que esperar a que acabara el futbol y la cena para que se empezaran a tomar decisiones. ¿Y qué hicieron? Lo más fácil y más barato. Llamar a la UME. Pero los efectivos de la UME, no son como las dotaciones de bomberos que hay retenes de guardia, no, los efectivos de la UME se encontraban en casa con su familia y sus hijos – hable con uno de ellos- pasando tranquilamente la noche del domingo, y tuvieron que vestirse, ir a la base, etc… Eso llevo un tiempo, mientras los bomberos por ejemplo, estaban preparaditos, despiertos, con los coches en marcha y en sus bases, listos para salir, pero nadie los llamo no fuera a ser que hubiera que pagar algo.

Así que esto llevo un tiempo, un tiempo de desesperación del ciudadano atrapado en la autopista de peaje intransitable, que veía como pasaban las horas tirado en su coche, pasando frío y bastante angustia, en una vía cuyo importe es de 12 euros los 200 kilometros, ahí es nada, y que opto por cogerla, precisamente, por la inclemencia del tiempo, porque en condiciones normales tal vez hubiera ido por el Puerto de Los Leones, por cierto donde también nevaba y no hubo incidentes.

Tremendo. En un país donde se pagan impuestos hasta por respirar, con un minitemporal de nieve hemos vivido momentos dantescos. Y si, efectivamente alguno no llevaba cadenas, ni agua, ni comida, ni móvil en el coche, pero es que la gente se supone que sale a la carretera y no a una excursión al polo, que nos cuentan a diario que vivimos en la mejor sociedad de occidente y también, creo, que la más cara, y pagamos con nuestro impuestos cientos de servicios que como vemos cuando se necesitan ni están, ni se les esperan.

Por cierto volverá a nevar el fin de semana  que viene… a ver qué partido de futbol toca

¿Saben? Al poder se viene a gestionar no a ir los palcos de los estadios, que les debería caer la cara de vergüenza de prodigarse tanto en los palcos y tan poco en los despachos, y eso lo digo por todos, los que mandan y  por los que quieren mandar, porque en la oposición, en estos y otros temas también cuecen habas o las han cocido. Parece que la sociedad del bienestar está reservada solo para algunos…

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados. #nevada #ColapsoAP6

PostPost: Por cierto en ese gabinete de crisis que tanto fotografiaron no había ni una sola mujer… parece que liarla parda de momento… es cosa de hombres… o de algunos hombres por lo menos que no quiero señalar a todos

Otra Noche de Reyes, y que no falten  #FelicesReyes #YavienenLosReyesMagos

Todos los años escribo algo sobre la noche de reyes, sobre la ilusión de los niños, porque esta noche y mañana les pertenecen a ellos. Pero los adultos queremos pintar en todo, usurparlo todo, hasta su noche, y desde hace un par de años hemos metido nuestras narices hasta el fondo en este asunto de muy mala manera, y desde luego también la pata. 

No creo que una cabalgata de reyes sea el mejor lugar para educar sobre la diversidad, cuando hay otros espacios y lugares para hacerlo, y por cierto no se hace, ni para mostrar los deseos de independencia, ni para hacer política o difundir ideas, pero ya ven, no perdemos la oportunidad de destrozar las cosas, poniendo por encima de los intereses de los niños nuestros deseos, nuestras miserias, nuestras venganzas, nuestros complejos. 

Afortunadamente un niño o una niña de 5 años no ve más allá de su propia ilusión y de sus propios anhelos, y por mucho que nos empeñemos en romperles la fiesta, dudo mucho que ellos y ellas estén atentos a tanto desatino. Son corazones pequeños y esencialmente puros, llenos de esperanza y juego, acorazados contra la ignominia de los que somos adultos. Son pequeños espíritus donde no tiene cabida el odio y la venganza. Son niños y niñas, la infancia, la candidez, la capacidad de sorpresa, la ilusión, y más que les pese a algunos la fe. Si la fe, la capacidad de creer en la magia y en lo imposible.  

¿Saben? La fe mueve montañas, y no me refiero en la fe en Dios, que eso es un asunto particular, sino la fe en uno mismo, en los demás, en poder conseguir lo que uno quiere por muy difícil que parezca, la fe en que hay que ser mejor cada día, la fe en ser buenas personas, buenos amigos, buenos compañeros, buena gente, al fin y al cabo. 

Las celebraciones de los Reyes Magos son mucho más que una fiesta de regalos, aunque para algunos se haya convertido solo en eso, y es un día para deconstruir nuestra adultez incrédula y fría y volver a recordar como fuimos una vez, y que supuso eso para nosotros, pero la estupidez de un tiempo absurdo y sin valores me temo que ha anidado en nuestros corazones creando una capa de brutalidad tan grande que estamos dispuestos a privarles a los niños y a las niñas de hoy de lo que nosotros una vez tuvimos.  

La fiesta de los Reyes Magos supone la vuelta a la vida de la ilusión, vista desde los ojos de la inocencia de los niños. Todo puede suceder para un niño esa noche. Y luego el despertar, el desasosiego, las prisas, los pies descalzos corriendo por el pasillo, las cajas. Es tiempo de emociones para los niños y para los que no somos tan niños, pero que una vez lo fuimos, y tal vez convenga por una noche, darle la vuelta a todo, dejar que fluya la esperanza y las ilusiones, y esperar de la vida algún “juguete” que nos vuelva a marcar la sonrisa y esa fe perdida, aunque sea solo una vez al año. 

Es una pena que algunos, que algunas hayan olvidado eso. 

Son las tres y media de la tarde. No llueve aun en Madrid y la temperatura exterior es de 11 grados. Otra Noche de Reyes, y que no falten  

El Machismo crea monstruos: El Chicle #DianaQuer

El ensañamiento de algunos medios sobre el caso de Diana Quer y su familia ha sido vomitivo. ¿Saben por qué? Porque era mujer. Toda esa basura mediática sobre Diana gira al rededor del estereotipo machista. No hubiera sucedido igual si hubiese sido un hombre la victima.  

Estamos en una sociedad enferma de machismo. Enferma grave con muchísimos síntomas y de momento con poca cura. Es un cáncer que avanza día a día impregnándolo todo. El asesinato de Diana Quer es una de las muestras de esos síntomas. Durante meses muchos medios se han ensañado, de una manera tremendamente machista, sobre la figura esta chica de 18 años y su familia. Se ha puesto en entredicho las relaciones de Diana, su forma de vestir, sus amigos, su educación, sus rasgos físicos, y por si fuera poco ese machismo atávico que nos envuelve ha trabajado sobre las otras dos figuras femeninas que también estaban relacionadas con Diana, su madre y su hermana. Si se dan una vuelta por la hemeroteca verán cómo se ha ido escupiendo machismo sobre las tres, unas veces de una manera explícita y otras de un modo sutil.  

La realidad es otra bien distinta como hemos podido darnos cuenta en estos días. Diana fue asesinada y probablemente violada por un depredador, El Chicle, un varón, acostumbrado a salir indemne de situaciones de acoso a mujeres, porque vivimos en una sociedad tolerante con estos temas, salvo, que, como en este caso, llegue a mayores, al asesinato. Es entonces cuando nos rasgamos las vestiduras, señalándole como a un monstruo. Claro que es un monstruo, pero un monstruo que hasta que asesino a Diana ha ido por ahí acosando., y vete tú a saber si violando y abusando de mujeres, que no se han atrevido a denunciar porque la sociedad no las escucha, y cuando digo la sociedad me refiero a todos, incluidas sus propias familias. Porque nos hemos acostumbrado a que un tío baboso te intimide por la calle, te diga cuatro burradas y en algunos casos hasta te toque o intente tocarte y a callar.  

¿Saben una cosa? Si no viviéramos en una sociedad machista y permisiva con el machismo es posible que Diana Quer estuviera viva a estas horas, porque tipos como El Chicle estarían controlados y rechazados por la sociedad.  

Decía la madre de El Chicle que ha criado a un monstruo, pero ella no sabe que no lo ha criado sola. Al Chicle lo hemos criado entre todos. 

Son las diez de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 6 grados. El Machismo crea monstruos: El Chicle  

#Iceta : Lost In Translation

Cuando un político empieza a decir cosas etéreas y evanescentes, tales como estas palabras de Iceta en La Vanguardia: “Acercarme a la felicidad es mi gran meta”, es que se le ha acabado el discurso, no sabe dónde está y lo peor, no sabe a dónde va.

Iceta está haciendo una campaña electoral dando palos de ciego. Más o menos vamos a uno diario. Y además parece que está muy solo, porque en esos restos mortales del llamado Partido Socialista Obrero Español, que efectivamente no es el suyo, que él es del PSC – otro resto de un naufragio-, apenas hay nombres que se impliquen en esta campaña  con rima fácil y escatológica.

Y es que la tropa política de este país, salvo alguna excepción que otra, tiene la costumbre de lanzarse a las campañas electorales a pecho descubierto, confiando en su verborrea amigable, pero eso sí, sin consultar un solo dato.  No se han enterado -Iceta es un claro ejemplo-, que vivimos en la era de los datos. Si, eso que llaman big data, y que, por supuesto, ellos, a pesar de que probablemente sean capaces de citar esos dos términos juntos, no tienen ni idea de para qué sirve, como usarlo y rentabilizarlo. Si en vez de estar dedicados a colocar “gente de confianza”, pensaran en buscar gente que supiera de que va toda esta historia, no estaríamos escuchando a Iceta pedir indultos, guiñarle el ojo a ERC, hablar de independencia sin mencionar la palabra independencia – que mira que es barroco- o contarnos no sé qué milongas sobre felicidad etc.

Los datos dicen que el votante de Iceta no es independentista, y también nos cuentan que esos ciudadanos que podrían votar PSC pertenecen a lo que los catalanes del ADN puro, llaman charnegos o descendientes de charnegos. Datos que insisten en que, Iceta tiene más votantes potenciales entre hombres que entre mujeres, que ese potencial electorado está en la franja de edad entre 40 y 50 años, que están situados en los cinturones industriales de las ciudades grandes y fuera del entorno rural, que son de clase media y que están poco politizados y poco movilizados.

Pretender entrar en el electorado de ERC o de los comunes o de Podemos es prácticamente ciencia ficción, y es a lo que juega en esta campaña este político bailón. Iceta en su ignorancia de la nueva realidad social sigue pensando en izquierda y derecha.  No se da cuenta que, en Cataluña, y probablemente en el resto de España, ya no se juega en las elecciones por la izquierda o por la derecha.

Vivimos en un mundo conectado, donde la información, que a su vez se convierte en formación mientras sucede, hace que el elector, el ciudadano abandone eso de “soy de izquierdas y voto partido de izquierdas” o “soy de derechas y voto partidos de derechas” sin pensar en nada más, como si de una religión fuera. Ahora el ciudadano hace otros encajes y mezcla, y no se atiene a etiquetas preconcebidas y empaquetadas. Hemos pasado a valorar conceptos, propuestas o modelos diversos que dejan de tener ese color político uniforme al que estábamos acostumbrados, más en este caso, donde el foco de atención principal sigue estando en los términos independencia y no independencia, conceptos que no se pueden ubicar ni en la derecha, ni en la izquierda, y que a su vez se alimentan de votantes de ambas corrientes.

En la era de la semántica pesa mucho el significado de las palabras, que ahora ya no se pueden decir a la ligera, pues el ciudadano entiende, y si no entiende comparte con otros que entienden y explican. Eso desde luego tampoco lo sabe Iceta que anda perdido como Bill Murray en  “Lost In Translation” y pretende que su Charlotte sea Oriol Junqueras. Pero esto no es una película, ni estamos en Tokio, ni Sofia Coppola está sentada en la silla de la directora, ni Junqueras es Scarlett Johansson, ni Iceta es Bill Murray, esto es la vida real, y no te puedes perder en la traducción,   amigo Iceta, que no te veo yo el día #21D cuando tengamos el desenlace de estas elecciones del 155,  susurrándole al oído a Junqueras lo que le dijo Bill Murray a Scarlett al final de la película: Tengo que irme, pero no voy a dejar que esto se interponga entre nosotros, ¿vale? 

Son las cinco y media de la tarde. Llueve ligeramente en Madrid y la temperatura exterior es de 10 grados. #Iceta : Lost In Translation

#Mujeres. Ni estamos ni se nos espera

Cada vez escucho a más políticos dirigirse a nosotros, los ciudadanos como si no hubiera mañana, y como si no hubiera pasado. Nos catalogan como votantes carpe diem, para contarnos sus cuitas circunstanciales e implicarnos en ellas. Mensajes que por cierto de tanto repetirlos – no tienen nada mejor que hacer- a la postre, terminan impregnándonos, desviando nuestra atención de lo que verdaderamente nos importa y nos afecta.

Por ejemplo, miles de mujeres en España llegan a la edad de jubilación sin derecho a pensión por haber estado dedicadas al cuidado de la familia. Mujeres mayores que ya no tienen ni  siquiera la capacidad de entrar en el mercado de trabajo, y que han cuidado de la casa, del marido, de los hijos y de los padres, porque tampoco en su momento la sociedad las dejo otra opción que esa, y que de hecho fomentó ese tipo de tareas, dejándolas al margen de cualquier otra posibilidad. ¿Saben lo que significa eso? Que a día de hoy se está incrementando la  pobreza y la dependencia en las mujeres mayores.

Ningún gobierno ha tenido interés por cerrar esa terrible brecha en la que se encuentran esas mujeres con más de 65 años sin derecho pensión. Nadie ha querido hablar de eso, porque hemos vivido y vivimos en una sociedad machista, que de vez en vez maquilla ese machismo con campañas puntuales sobre temas que normalmente afectan poco o muy poco a los presupuestos, para taparnos la boca.

Si miramos con atención los programas de los partidos políticos, no solo los de esta campaña electoral que ahora se libra en Cataluña, sino hacemos, pues, un histórico de esos programas, veremos que este tema, ni se aborda, ni se contempla, ni se prevé, ni se trabaja. Ni siquiera he encontrado una comisión parlamentaria que haya abordado esta situación en algún momento, y que ahora empieza a desbordarse, pero que nadie quiere mirarla de frente.

Hoy, por ejemplo, estamos tremendamente pendientes de unas obras de arte y su ubicación, y no solo eso, sino que hemos hecho portadas  con esa pelea entre Cataluña y el resto del país, por tenerlas colocadas en un sitio u en otro, marcando la noticia, además como si esto fuera vital para los españoles.  Verdaderamente estamos en una sociedad cada vez más enferma que coloca en el oscurantismo los problemas graves, y da luz a lo anecdótico, creando, si una se para a pensar unos minutos – tampoco nos fomentan eso de pensar mucho- un verdadero país esperpéntico y  grotesco.

Asistimos, ya de continuo a campaña electorales, cada año varias, como si fuera una epidemia de políticos corriendo detrás del poder, pero el poder ¿para qué? ¿Para hacer qué? …

Me empiezo a preguntar, y es una cuestión peligrosa, como nos beneficia a las mujeres, que esté uno u otro partido en el poder, si estamos al margen de sus agendas. Si los problemas que tenemos, no solo este, que cito hoy, sino otros muchos no se abordan cuando unos u otros llegan al poder con nuestros votos. Si, esos votos que se afanan a solicitarnos en sus peroratas interminables sobre planteamientos cada vez más alejados de nuestra realidad. Me pregunto si  van a tener utilidad a la hora de cambiar una sociedad machista como esta por una sociedad en la que los hombres y las mujeres tengan igualdad real. La respuesta, de momento, es NO y a los hechos me remito.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados.