Marchena en el Pais de las Maravillas #SentenciaProces

Parece que Puigdemont y Oriol entraron en el otro lado del espejo para acompañar a Alicia en una ensoñación independentista… Tal vez Puigdemont encarna al gato de Cheshire y Oriol a la propia Alicia, y mientras Cheshire – Puigdemont aparece y desaparece, Oriol-Alicia corre tras el conejo que repité y repite, “llego tarde, llego tarde”, pero no era real, estaban soñando. Y también los Jordis y la Forcadell mientras la malvada reina de corazones les perseguía hasta llevarlos a la cárcel. Esto es lo que le ha faltado escribir a Marchena en la #SentenciaProces. Parece ser que el juez también ha viajado al País de las Maravillas, aunque de momento no se que personaje adjudicarle ¿Tal vez el sombrerero?

Impresiona ver con que soltura maneja el juez Marchena la parte imaginativa de los acusados, hoy ya condenados, a unas penas por unos delitos que tan mal fundamenta en la Sentencia del Proces. Pero es lo que tiene forzar las unanimidades, y mezclar el poder político con el poder judicial, que tan alejados deberían de estar siempre, y que tan cercanos están en esta sentencia tan creativa.

Decía Marchena hace unos días que la Sentencia del Proces iba a gustar a todo el mundo. Una de dos o se estaba cachondeando de nosotros, o tal vez, es que él también viva en una “ensoñación irreal” como así cita refiriéndose a las actuaciones de los principales condenados.

No voy a discutir en este post si hubo rebelión o sedición, no es mi función, que si la del Tribunal Supremo, pero desde luego lo que si me preocupa es el “relato”, que no sentencia, porque más bien parece una historia fabricada exprofeso para salir del paso, que se construye para justificar la sentencia.

Todo apunta a que el proceso de discusión de la sentencia se ha hecho al revés, es decir, primero decidieron cual era el delito que convenía, y a partir de ahí, se ha ido montando una historia, un relato, en muchas ocasiones con calzador, o haciendo uso de palabras o frases  tan infantiles como “sueño imposible” “quimera” “fruto del imaginario” etc… pero el “relator” en este caso el juez Marchena ha olvidado la realidad, es decir la historia, a la que todos hemos asistido en primera persona, dejando con esta sentencia a muchos con el culo al aire, véase Rajoy en la aplicación del 155 o hasta el propio Rey Felipe VI, con el discurso del 3 de Octubre de 2017. El rey entonces, pidió que “se asegurase el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones” y añadía: “Han quebrantado los principios democráticos de todo Estado de Derecho y han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana”. Según la #SentenciaProces ¿se extralimitó Rajoy en sus funciones? ¿Se extralimitó el Rey Felipe VI en su discurso?

¿Cómo aplicar un delito de orden público a una violación de la Constitución? Pues bien, Marchena lo ha hecho, ha cuadrado el círculo y nos ha dejado a todos con la boca abierta, y también a los indepes, que ahora ven con esta sentencia la justificación a sus hechos y palabras -en los que siguen a esta horas-, sin apearse un ápice de su argumentario. Vulnerar el orden constitucional no es rebelarse contra el estado, ese ha sido su principal mantra desde el comienzo de esta historia, y Marchena se lo ha puesto en bandeja, claro que, aplicando penas máximas a un delito de orden público, en el que tampoco queda claro la directa autoría de todos los condenados, dejando también insatisfechos con el veredicto a los independentistas. Porque ¿si esto no era para tanto a que viene una pena de 13 años para Oriol Junqueras?

En el colmo de las contradicciones, en otra de las piruetas de esta sentencia, Marchena niega la existencia del “derecho a decidir”, para más adelante asumirlo argumentando que había sido sustituido por el “derecho a presionar”. Claro que no existe el derecho a decidir en el orden constitucional, pero tampoco el Código Penal tipifica delito por esa pretensión. El derecho a decidir, como todo en ese relato de unos y otros, es otra construcción artificial que confunde más que aclara, y a la que hace flaco favor Marchena haciendo uso de ella en la sentencia.

Y para acabar, ya que Marchena ha bajado hasta el terreno de la política cuando no debiera con esta sentencia, debería haber tenido en cuenta, que la extrema derecha anda muy empeñada en echar gasolina a esta hoguera, y que con una sentencia llena de lagunas puede avivar este fuego, que Moncloa pretende apagar con pequeños cubitos de agua en forma de vídeos institucionales, de los que por cierto a estas horas se sonroja y carcajea la prensa internacional.

Mal pinta, no por las revueltas en las calles que puedan producirse en estos días, sino porque este cóctel de justicia y política tiene un punto demasiado amargo para la ciudadanía, que, al fin y al cabo, catalanes o no, somos los que vamos a sufrir las consecuencias. Ya lo dije en un artículo anterior – pues soy muy fan de Ortega – “Toda realidad ignorada prepara su venganza”, nos cuenta en uno de sus párrafos finales del “Epílogo para ingleses” de su Rebelión de las masas, y la sentencia del proces convierte lo que sucedió de verdad en una realidad ignorada más, para unos y para otros. No les quepa duda que antes o después pondrá en marcha su venganza.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Marchena en el País de las Maravillas.

 

Anuncios

Díaz Ayuso y Aguado a la puerta del 36 del Ministerio del Tiempo

En un ejercicio de dislate y anacronismo propio de mi abuela, la presidenta de la comunidad de Madrid Díaz Ayuso, en respuesta a una pregunta de Rocío Monasterio, la monja alférez de VOX, sobre la posición de la asamblea de Madrid por la exhumación de Franco, ayer la lió parda cuando lanzó una diatriba, señalando a la izquierda, con la frase “¿Será lo siguiente la Cruz del Valle, todo el Valle las parroquias del barrio arderán como en el 36?” Y como la sesión andaba ya poseída por el esperpento y el absurdo, Aguado, de ciudadanos, desde la vicepresidencia, amplificó el espectáculo afirmando que él iba a ser el garante de que no hubiera quema de iglesias y parroquias.

Ligar la exhumación del dictador con la quema de iglesias tiene su mérito, es una de las piruetas más difíciles que he visto últimamente, y todo ello para justificar la urticaria que le da la ley de memoria histórica, en la que parece que está muy empeñada en entrar, a pesar de que el tema no sea de su competencia. Parece que a la prócer se le olvida que el trabajo que le hemos encomendado los madrileños como presidenta de la comunidad autónoma es resolvernos los problemas y no crearnos más, y desde luego no inquietarnos con cuentos viejunos sobre quemas de iglesias y conventos, muy alejado de la realidad en la que vivimos.

Lo cierto es que ayer mientras la escuchaba me empezó a entrar eso que llaman mal rollo, porque una espera cualquier cosa, en cuanto a burradas y fascistadas, en lo que se refiere de VOX, pero escuchar en una mujer joven, representante de un partido liberal, supuestamente moderno, una arenga propia de la Sección Femenina, de tan infausto recuerdo, hizo que se me revolviera el cuerpo.

No sé quién le escribió la respuesta a la señora Díaz Ayuso, porque la contestación, como vimos todos, la traía escrita en unas cuartillas, pero desde luego flaco favor le hace a su propio partido, que tiene a los ciudadanos con la mosca tras la oreja por esos coqueteos con la extrema derecha que le dan de vez en cuando. Por mucho que se esfuerce Casado por mantenerse al margen de temas como este, la Sra Diaz Ayuso ayer le tiro media campaña electoral por la borda. Claro, que ese es un problema del Partido Popular. Allá ellos si hacen una política de extrema derecha porque los electores votarán extrema derecha y no derecha, y para eso desde luego, que es de primero de columpios de política, optaran por hacerlo por la marca original de esa tendencia, que es VOX. Pero lo que sí es un problema de todos es tener una presidenta de la Comunidad de Madrid, que desde la más absoluta irresponsabilidad agita, revuelve, asusta y enfrenta a los madrileños con arengas incendiarias que verdaderamente dan angustia, y un vicepresidente, Aguado, de Ciudadanos, que corroboró esos argumentos, garantizándonos que eso no iba a suceder …. A-lu-ci-nan-te …

¿Saben? Si tuviera las llaves de las puertas del Ministerio del Tiempo, les abría la puerta a ambos de 1936. Probablemente en esa fecha se sentirían más cómodos los dos.  A ver si hay suerte y Salvador Marti, Subdirector del Ministerio del Tiempo envía a Ayuso y Aguado a la puerta del 36.

Son las diez de la noche. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 21 grados. Diaz Ayuso y Aguado a la puerta del 36 del Ministerio del Tiempo.

Vox y la violencia institucional contra las mujeres

La dimensión institucional de las violencias contra las mujeres es una de las novedades que las feministas han incorporado al análisis de la violencia de genero. Desde sus inicios el movimiento feminista fue consciente del papel ambiguo del Estado y los cargos públicos en las violencias contra las mujeres. Pero parece que de un tiempo a esta parte en este país se va mas allá de la pura ambigüedad para pasar directamente a la embestida.

Esta semana asistíamos a una de estos episodios de violencia institucional, sin que nadie, hasta ahora, se haya fijado en ello. Me refiero al acto del minuto de silencio por una de las últimas víctimas por violencia de género que organizó el ayuntamiento de Madrid. Allí el grupo político VOX se presentó con el único fin de reventar el acto, aun siendo conscientes y sabiendo que las hijas de la víctima estaban allí presentes.

Pues bien, ese es uno más de los múltiples episodios de violencia institucional que estamos viviendo últimamente en este país de la mano de este grupo político.

El Convenio de Estambul y la Convención de Belem definen claramente la violencia institucional contra la mujer y lo hacen de una manera muy clara dejando patente que la violencia institucional no sólo incluye aquellas manifestaciones de violencia contra las mujeres en las que el estado o representantes del estado son directamente responsables por su acción u omisión, sino también aquellos actos que muestran una pauta de discriminación o de obstáculo en el ejercicio y goce de los derechos.

El Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, especialmente en sus artículos 5 y 30 deja bien claro este delito contra las mujeres:

El artículo 5 indica las obligaciones de los estados y dice así: “1. Las Partes se abstendrán de cometer cualquier acto de violencia contra las mujeres y se asegurarán de que las autoridades, los funcionarios, los agentes y las instituciones estatales, así como los demás actores que actúan en nombre del Estado se comporten de acuerdo con esta obligación”.

Como ven estos actos, como al que antes me refería, de cargos públicos, como el caso del concejal del ayuntamiento de Madrid del grupo VOX, Ortega Smith, constituyen no solo una mentira, no solo un escándalo, no solo una tergiversación de la verdad, no solo un atentado contra los derechos más esenciales de las mujeres de este país, que es el derecho a una vida libre de violencia, sino que es violencia institucional pura y dura. Sorprendentemente, en el Estado español ni Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, ni las legislaciones autonómicas han incluido definiciones de la violencia institucional. Lo mismo es hora de empezar a hacerlo.

Son las once y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 22 grados. Vox y la violencia institucional contra las mujeres

 

Las Mujeres del Apolo 11 #Apollo11 #Apollo50 #MoonLanding

Ninguna mujer ha puesto su pie en la luna… todavía, pero todo se andará o se pisará, en breve. La NASA afirma que para el año 2024 enviará a una mujer al satélite de la tierra.

El próximo 21 de Julio se cumplen 50 años desde que Neil Alden Armstrong en la misión del Apolo XI pisara por primera vez la luna, un viaje histórico que no solo fue cosa de hombres.

Katherine Johnson, fue una de esas mujeres. Trabajaba en la NASA como matemática, y fue la responsable de llevar a cabo los cálculos para sincronizar el módulo de aterrizaje – el Eagle – con el módulo de mando – el Columbia-. Esos cálculos, tan precisos, llevaron a que el Apolo 11 consumara su misión. Seguramente si han visto la película Figuras Ocultas recordaran como Katherine Johnson fue la autora de los cálculos que llevaron a John Glenn a ser el primer norteamericano que hiciera un viaje alrededor de la órbita terrestre.

Pero hubo más mujeres tras el Apolo 11: Margaret Hamilton, la diseñadora del software que hizo posible que el modulo lunar tocara la superficie de la luna. Era matemática y estudiante de informática, por entonces, pero por cuenta propia, ya que en 1969 la informática no era una disciplina que se pudiera estudiar en ninguna universidad. Margaret tenía treinta y dos años cuando desarrolló el software del Apolo 11, realizando un trabajo minucioso y preciso, generando montones de simulaciones con todas las situaciones que ellas pensó que podían suceder en el alunizaje. Ese rigor salvo a la misión lunar del fracaso. Un error en el interruptor del radar sucedió justo tres minutos antes de que el Eagle se posara sobre la faz de la luna, un torrente de datos bloqueo el ordenador, pero Margaret Hamilton ya había previsto una situación como esta, elimino los datos superfluos y la nave se posó sin más problemas sobre nuestro satélite. Sepan ustedes que cuando mencionan una y otra vez el termino ingeniera de software, se lo deben a esta mujer que fue quien además de posibilitar la llegada del hombre a la luna, creo este término, que hasta entonces no existía.

Con gran sentido del humor cuenta como se enrolo en la misión: “Vi un anuncio del MIT en el periódico que pedía ingenieros de sistemas y software para enviar hombres a la Luna. Y pensé que era una buena idea enviar a unos cuantos que conocía bien lejos”.

Como en otros muchos casos el trabajo de las mujeres no se ha tenido en cuenta o se ha olvidado. También, en la llegada del hombre a la luna. Ahora cuando se cumplen los 50 años de esta aventura, no estaría nada mal, rehabilitar su sitio en la misión, y dejar claro que ellas… también estuvieron allí.

Son las doce del mediodía. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados. Las Mujeres del Apolo 11

La estrategia Trump contra los derechos de las mujeres #LeyAntiabortoAlabama

El Senado de Alabama aprobaba esta semana una ley anti aborto, que prohíbe practicarlo incluso en casos de violación o incesto. Algo que resulta realmente inaudito pero que desde luego tiene todo un rosario de intenciones ocultas.

Lo más probable es que esta ley no se puede poner en marcha tras su aprobación, ya que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha legislado previamente en contra, y es de orden superior. Pero este ataque a los derechos de las mujeres pretende modificar las leyes en los Estados Unidos en materia de interrupción del embarazo a través de una sibilina estrategia.

Curiosamente y de una manera casi simultánea, los estados más conservadores de Estados Unidos están aprobando leyes antiaborto, con el fin de que estas sean recurridas y llevadas al Supremo, obligando así, a que este tribunal se pronuncie, con la esperanza de cambiar y revertir su decisión de 1973 por la cual el aborto fue legal en todo el país.

En el caso de Alabama han sido los representantes republicanos, todos hombres y blancos, los que han aprobado esta ley, con penas de hasta un siglo de prisión para los médicos que lleven a cabo prácticas abortivas y sin considerar siquiera los casos de abortos por incesto o violación.

Pero no ha sido solo en Alabama donde se ha dado un hecho como este. En Georgia, otro estado del sur, ya se ha firmado la ley de latido del corazón con un contenido similar al de Alabama. Y otros cinco estados más han legislado medidas que también prohíben el aborto: Kentucky, Dakota del Norte, Iowa, Ohio y Missisipi, a los que se suman los estados conservadores de Florida y Texas, con leyes similares.

Ninguna de estas leyes va a poder ser implementadas, todas han sido recurridas y llevadas a los tribunales, pero eso exactamente es lo que esperan los conservadores. Su deseo es que lleguen a la corte suprema de los Estados Unidos, y lo haga justo en la campaña electoral de 2020 en la que Trump ira a la reelección. Además, con los cambios que Trump ha ido haciendo en el Tribunal Supremo, designando dos jueces conservadores, ahora la mayoría conservadora en el Supremo está asegurada.

Como ven este ataque a los derechos de las mujeres esta tremendamente orquestado y diseñado, y deja no solo el mensaje de que los cuerpos de las mujeres no les pertenecen, que están al servicio del hombre, que incluso, como en los casos de violación, deja claro que la culpa de la violación siempre es de la mujer que la sufre y no del agresor.

Que un país democrático como los Estados Unidos este legislando en pleno siglo XXI contra los derechos de las mujeres y restringiendo, o pretendiendo restringir, su libertad de elección es muy delator de la situación machista que se extiende como mancha de aceite por el planeta.

Desde luego si se materializa el retroceso en los derechos reproductivos de las mujeres en los Estados Unidos no les quepa duda que habremos dado un paso atrás, y estaremos empezando a descender hacia el pozo de la desigualdad y la discriminación, del que estábamos empezando a salir.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. La estrategia Trump contra los derechos de las mujeres  #LeyAntiabortoAlabama