La mina del cazador o un cuento de radios y televisiones

El Consejo de Administración de CRTVE acaba de aprobar esta tarde con los votos en contra del Partido Popular, UGT y la abstención de CCOO el proyecto del cambio de sede. Esto es lo que hay, y yo os voy a contar un cuento del compañero Miguel Angel Aguilar, que por supuesto viene al caso
Y el cuento dice asi:

“Érase una vez una Corporación de RTVE nacida de la Ley promovida por el Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero mediante la cual quedaba exonerada de todas las deudas después de haber visto aligerada su plantilla laboral por un amplio Expediente de Regulación de Empleo (ERE).
En aquel tiempo los padres de Pulgar-cito, que vivían en un bosque, apenas podían subsistir como leñadores. Había mucho desconcierto en todo el contorno porque la definición del servicio público era confusa en la Ley, abusiva en el llamado “mandato marco” y quedaba aplazada en buena parte a cuanto dijera el contrato programa pendiente de redactarse, mientras que la legislatura actual llegaba a su término inexorable.

Al mismo tiempo, la Bella Durmiente parecía perdida sin recuperación posible de su encantamiento cuando acertó a pasar por aquella espesura de inextricables tramas administrativas un príncipe que quedó maravillado de la hermosa figura. Así que descabalgando besó a la muchacha, que en ese momento recuperó la vida. Entonces, la invitó a subir a la grupa de su montura y la condujo al Palacio del Congreso de los Diputados en la carrera de San Jerónimo, donde como por maravilla hubo consenso excepcional entre el Grupo Parla. mentario Socialista y el Grupo Parlamentario Popular para el nombramiento de Luis Fernández como presidente de la recién nacida Corporación.

Una vez en su castillo de Prado del Rey, el presidente ya poseído de su cargo quiso hacer inventario y comprobó que sus dominios incluían hectáreas y hectáreas en El Pirulí, Aravaca, Pozuelo, Arganda, Paseo de la Habana y tantos y tantos otros. Entonces,se acordó del poeta Rubén Darío y se pre guntó: ¿cómo habrá en Oriente, mantos y coronas, tronos para tantos? También se cruzó por su mente la figura de Luther King y como él exclamó aquello de / have a dream. Añadir valor era un caso de conciencia.

Se trataba de evitar que las suculentas parcelas urbanísticas pudieran convertirse en calabazas, como se contaba que había sucedido con la carroza de la Cenicienta desatenta con el horario. De otros reinos poderosos como el del Real Madrid Club de Fútbol en Valdebebas, el del Banco de Santander en Boadilla del Monte, o el de Telefónica en Las Tablas, le llegaban al presidente noticias de la edificación de prodigiosas Ciudades Corporativas, que sustituían las sedes dispersas de sus antiguas instalaciones generando además espléndidas plusvalías.

Dispuesto a seguir por esa admirable senda llamó a un operador urbanístico de toda su confianza, Pedro Pablo Mansilla, a quien le señaló los ejemplos anteriores y le dijo que buscara suelo para un nuevo emplazamiento de las modernas instalaciones que ambicionaba levantar en aras siempre de la mayor economía y eficiencia y para el mayor contento de todos. Entonces Mansilla, sabedor de sus responsabilidades, mandó llamar a Luis Rodríguez Avial para elegirle gestor de la operación urbanística de reubicación de la Corporación RTVE.

Así que apareció el único suelo existente en el municipio de Madrid –La Mina del Cazador, en Aravaca– que ni es de protección especial ni está calificado para uso alguno, distinguido bajo la figura exclusiva de No Urbanizable Común (NUC), según consta en la última Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM). Se trata de un terreno que tiene unas 50 hectáreas en el municipio de Madrid y otras tantas en el colindante municipio de Pozuelo. Sus propietarios son las familias de Pilar Sanfiz Sanz y de Alfonso Sierra (ceta, representados a estos efectos por el abogado Pedro Arguelles Alcolea, nada que ver con Pedro Arguelles Salaverría.
Entonces el Gato con Botas, decidido a engrandecer a su señor el marqués de Caravás acarició la idea de vender el castillo de Prado del Rey y otras posesiones urbanas de la Corporación RTVE como el Pirulí en O’Donell, las instalaciones de Paseo de la Habana, las de los Estudios Buñuel, las de Aravaca y Arganda para su desarrollo inmobiliario y con una parte de esas plusvalías adquirir La Mina del Cazador y edificar la nueva sede de RTVE constituyendo con el resto unas magníficas reservas. Para llevar a cabo ese gran designio el señor del Castillo pensó en un operador urbanístico experimentado, su buen amigo Pedro Pablo Mansilla, que estaría asistido por Luis Rodríguez Avial, antiguo gerente de Urbanismo y gran conocedor también de estos vericuetos.

El proyecto del cuento presentaba dificultades. Por una parte el suelo de La Mina del Cazador tendría que dejar de ser NUC, lo cual requeriría una modificación puntual de la última revisión del PGOUM y además para que salieran las cuentas con la holgura deseable sería necesaria la recalificación de Prado del Rey, cuestión que es competencia del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. Ese Ayuntamiento en principio no parece estar por la labor y la revisión puntual aludida más arriba precisaría de gestiones de alta intensidad. El Príncipe y la Bella Durmiente se las prometían muy felices y pensaban que lo celebrarían comiendo perdices, ahora que seguía abierta la veda pero la convocatoria de elecciones generales para el 9 de marzo dejaba los planes en suspenso porque nadie en el reino quería tomar decisiones que después fueran juzgadas inconvenientes.

Mientras tanto de los reinos vecinos como Francia llegaban noticias de planes sobre las televisiones públicas pensados sobre la eliminación de la publicidad a la usanza de la británica BBC y en Bruselas, capital de la Unión Europea, avanzaban ideas de mayor exigencia sobre el servicio público de las televisiones estatales. Otra cosa es que por la ratonera de las Comunidades Autónomas siguieran entrando ofertas fuera de control que dañaban las cosechas del Príncipe y de su esposa la Bella Durmiente.

Y hasta aqui puedo leer, que decia un presentador de tve tirando al aire una tarjeta, bueno os diré más, os contaré que en La Mina del Cazador hay un campito de golf, rustico y gratuito, donde jugamos los que no tenemos posibles… hasta eso nos van a quitar…

Son las ocho de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Zapatero me debe 400 euros y los necesito con urgencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s