Organización, organización

El futuro de la economía vasca está comprometido por la escasez de trabajadores. En plena incertidumbre sobre los efectos que pueda tener sobre el mercado laboral la desaceleración económica, la patronal Confebask situó ayer el centro de sus preocupaciones en el otro extremo de los temores sociales. Para el año 2020, las empresas vascas necesitarán más de 230.000 trabajadores en el más pesimista de los casos recogidos por un estudio sobre demografía y crecimiento, hecho público ayer por la asociación empresarial. La cifra podría elevarse hasta los 330.000 en determinados supuestos.

 

José Guillermo Zubia, el secretario general de la patronal, y Eduardo Arechaga, director del área de economía, presentaron las conclusiones de un trabajo que alerta del posible «colapso del tejido empresarial» y de las posibilidades de crecimiento. No se trata de una afirmación gratuita ni de una quimera: en la actualidad la patronal estima en 16.000 los puestos de trabajo no cubiertos en las empresas vascas por falta de «adecuación profesional», especialmente en el sector industrial y de los servicios. Una conclusión que contrasta con los 80.000 parados registrados en las oficinas públicas de empleo o con los más de 33.000 que calcula el Instituto Vasco de Estadística.

La negativa evolución demográfica –por cada 100 personas que abandonan el mercado laboral sólo se incorporan 79, y en sólo dos años podría bajar a 59– y el desajuste entre los perfiles profesionales disponibles y los requeridos por las industrias vascas están en el origen de un problema que amenaza, alertó la patronal, el modelo de desarrollo socioeconómico de Euskadi.

 

En sus previsiones de futuro, el estudio de la asociación empresarial concluye que a partir de 2010 «se producirá un abultado déficit de trabajadores que irá agravándose año tras año». Ya desde 2009, añade, tendrá lugar una continua pérdida de población en edad de trabajar, de tal forma que será en 2020 inferior en 44.000 personas a la de 2007.

Esta carencia se compensará en buena parte por el aumento de la tasa de ocupación, que permitiría disponer de 37.000 personas más en el mercado laboral si se lograran los niveles del 72% de los países europeos más avanzados en este campo. Sin embargo, añaden los autores del trabajo, crecimientos del empleo y de la productividad similares a los del periodo 1985-2007 permitirían elevar la ocupación actual entre 270.000 y 373.000 personas en 2020.

Incorporando a los escenarios citados el de la inmigración de los últimos tiempos, el déficit de mano de obra sería dentro de 12 años de 234.000 personas, siempre que se mantenga un comportamiento de la economía similar al de los últimos 22 ejercicios, añade.

 

Esta situación, con un crecimiento de la productividad como el de 1985-2007, haría, según explicó el secretario general de Confebask, que Euskadi sólo pudiera aspirar a crecer como máximo un 2,1% entre 2008 y 2020. El responsable empresarial aseguró que esos porcentajes de crecimiento únicamente se han registrado en años de «crisis intensa» como los de 1992 y 1993, y serían un 40% inferiores a la expansión registrada en el periodo que va de 1995 a 2007. Esta situación «comprometería la sostenibilidad del modelo económico y social vasco» y haría que la pérdida de peso económico de Euskadi fuera «importante», aseveró.

 

Una de las posibles soluciones para paliar esta situación podría ser, apuntó, un incremento «espectacular y sostenido» de la productividad, pero considera «difícil» que se pueda producir.

Otra alternativa podría ser la de prolongar la vida laboral de los trabajadores más allá de los 65 años, por lo que abogó por abrir una reflexión al respecto, consciente de que se trata de un tema polémico y «complejo». Por ese motivo, ésta no podría ser una medida generalizada, apuntó.

José Guillermo Zubia apeló a todos los agentes, principalmente administraciones, empresas y centros educativos, para que tomen «conciencia» de este dilema, asuman el liderazgo y aborden «con urgencia» y, de una manera coordinada, el problema. Ya en el año 2000, recordó el dirigente, un estudio de su asociación empresarial advertía de la necesidad de 18.000 trabajadores. El desajuste se mantiene ahora, añadió, pero las perspectivas son «más preocupantes». La carencia de recursos humanos puede tener otro elemento añadido de preocupación, como es la pérdida del atractivo de Euskadi para las inversiones procedentes del extranjero y propias. A la vez que se «comprometen futuras iniciativas empresariales», añadió.

 

Como veís además de desaceleración, hay desorganización, pues si el paro sube y el Pais Vasco no tienen gente suficiente para trabajar, es que hay algo que falla, y como sigamos asi nos va a pasar como en el chiste de “¡¡¡Organización, organización¡¡¡. ¿Que no os sabeís el chiste? Pues buscarlo en Internet. Y como dice Extremodouro esto viene a ser una dulce introducción al caos…

 

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 19 grados. Creo que los de hacienda han publicaco un manual para poder cobrar los 400 euros. A ver si ahora para que me de lo que me debe Zapatero voy a tener que hacer un curso. “Amos anda”.

Un pensamiento en “Organización, organización

  1. Normal…

    Veamos, mi generación llenó las Universidades para producir miles y miles de Licenciados/Diplomados/Ingenieros bajo la promesa de mejores empleos que nuestros padres y buenos salarios…

    Pero los empresarios, muy cucos, aprovecharon el gran stock de ‘carnaza’ fresca que salía de las Universidades para tirar por los sueldos los salarios, pagando ahora a un Ingeniero lo mismo que gana un peón…

    Viendo este tema, los que han venido detrás no han encontrado aliciente en tirarse 5-9 años más estudiando, para acabar con un salario que podían tener casi desde ya con un Módulo de FP o poniéndose a trabajar.
    Y al mismo tiempo, se volvían más exigentes que nosotros y pedían salarios mejores para trabajar, puesto que estaban libres de cargas familiares y para trabajar por un salario bajo prefieren quedarse en casa…

    ¿La solución?… pues señores empresarios… es fácil. Paguen MAS… y punto… cuando un joven de 18 años tenga que decidir entre trabajar de peon en un almacen, ganando 1000-1200€ al mes sin responsabilidades… o estudiar 5-9 años más para conseguir un salario de 2.000-3.000€ al mes… pues seguramente la mayoría prefieran estudiar para alcanzar mejores cotas salariales.

    ¿O es que se creían que la gente iba a tragar con salarios bajos para siempre?…

    Y ya no los jóvenes… pensemos en muchas mujeres, que son madres, que prefieren quedarse en casa para cuidar de sus hijos, antes que trajabar por 600-800€ al mes (de los cuales 300-400€ se los lleva una guardería), sin ver a sus hijos y encima aguantando no tener proyección profesional o verse puteada por ser mujer y madre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s