Los headhunters ya saben lo que es el facebook

Ya os contaba hace unos días que eso del facebook es tremendamente delator, y que deja allí uno mucho más de lo que cree. Uno piensa que está jugando, que está ligando o que está pasando el ratito, y mientras a través de sus relaciones, las aplicaciones que escoge, las causas a las que se apunta, los grupos a los que pertenece o las fotos que sube, deja un rastro bastante delator que otros usan para sus propios fines.

 

Y por ejemplo, los headhunter, han encontrado en este sitio, una gran fuente de información para delimitar bien los perfiles de las personas que son objeto de su trabajo. Según ejecutivos de Badenoch & Clark, una consultora de recursos humanos internacional con sede en Inglaterra, chequear la información en sitios de redes sociales, como Facebook, ya es una rutina de las empresas buscadores de personal. Esto, porque casi dos tercios de los ejecutivos británicos están inscritos en alguna red, donde comparten información personal con amigos, por lo que escarbar en sus perfiles les permite dar con el candidato ideal y descartar otros.

 

La mayor parte de las personas que usan Internet, no tienen el carácter de súper usuarios o de nativos digitales, y generalmente olvidan que  Internet es un lugar público y que el futuro empleador puede estar a pocos clicks de distancia. La mayoría de la gente tiene muchos elementos en su presencia online, en los que no necesariamente muestran su mejor cara, dejando “pistas” para los headhunters que ya usan esto de Internet como parte de su trabajo.

 

Viadeo, una red dedicada exclusivamente a contactos laborales,  hizo un sondeo en el que reveló que uno de cada cinco casos usa sitios como el facebook para buscar información sobre los postulantes y ver cómo se proyectan y se dan a conocer. Por ejemplo saber si son bebedores, si frivolizan las relaciones, si tienen una gran necesidad de reconocimiento, cuales son los tipos de amistades que buscan, como emplean su tiempo libre, si son seres solitarios, en fin, que se emplean a fondo en diseccionar el perfil facebook del candidato.  Además, de quienes buscan allí, dos tercios admitieron que se vieron influenciados por esos datos, mientras que una cuarta parte, al ver los perfiles, decide simplemente no contratar a esa persona.

 

Los headhunters han dado el salto. Hasta hace unos meses se limitaban a hacer algunas búsquedas en google, viendo a ver que datos circulaban sobre el candidato en cuestión. Eso ya era en algunos casos problemático, ya que las búsquedas no solo las hacen por nombre y apellidos, eso es cosa de niños. Las búsquedas las hacen introduciendo el número de movil del candidato, o su correo electrónico, con lo cual las sorpresas son en muchos casos espectaculares, ya que siempre que uno pasa por la red deja un poso de una manera u otra.  Pero ahora lo tienen mucho más fácil ya que hemos puesto en muchos casos nuestra vida al aire, y estos cazadores de cerebros, bueno o de lo que sea, tienen un terreno abonado para recabar datos, que generalmente en muchas entrevistas de trabajo procuramos mostrar ocultos.

 

Además uno de los principales problemas que han mostrado este tipo de sitio de redes sociales es que es muy difícil salirse de ellos. Por el momento, no basta con darse de baja, pues la información queda en los servidores de las empresas y en los sitios de quienes lo tienen linkeado.  Pero como para todo o casi todo hay remedio en Internet, y para que todo vuelva a la posición anterior – como se dice en argot informático-  están surgiendo empresas como ReputationDefender (“defensor de reputación”), que se dedican a mejorar la imagen de las personas en Internet, a borrar comentarios y páginas negativas y a contrarrestar los que ya existen. Lo mismo ofrece la compañía DefendMyName (“defiende mi nombre”), pero a diferencia de ReputationDefender, no ofrece sus servicios sólo a individuos, sino que también a empresas y organizaciones.

Estos servicios cuestan desde US$ 30 dólares por individuo,  a servicios a empresas que pueden llegar a costar US$ 30 mil.

 

Así que cuando vayáis a dejar vuestros datos en facebook, o en otro tipo de red social, que no está mal, o cuando elijas tus aplicaciones, o tus amistades, o subas tus fotos, o tus grupos o tus causas, piensa que tal vez puede haber un “cazador de cabezas” acechando tus andanzas sociales, y luego cuando vayas muy seriecito a esa entrevista de trabajo que tanto anhelas, puede que el headhunter, se sonria y te diga que si te envía una cerveza virtual, o te pregunte como te va como fan de Prada.

 

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es 24 grados. Me ha dicho el hombre que me hace la declaración de la renta que si por un casual consigo que Zapatero me pague los 400 euros que me debe, al año que viene tendre que declararlos, con lo cual Zapatero me debe no solo los 400 euros sino también la renta que deriven. Lo veo mal, es más no lo veo.

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Los headhunters ya saben lo que es el facebook

  1. Me parece una chorrada que miren eso. Una persona puede ser el más rentable para su compañía, el más estricto, el más profesional del mundo, el más cumplidor y el fin de semana pillarse unas cogorzas tremendas, o acostarse con cuatro.
    Lo cortés no quita lo valiente, y el que juzgue a un profesional por sus fotos de facebook, es un idiota como la copa de un pino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s