Estadistas

La prioridad de un estadista es el lograr el desarrollo de la nación, su visión se enfoca en la transformación de la sociedad y de las instituciones, y conduce al estado hacia la funcionalidad integral: administrativa, legislativa y jurídica. Un verdadero estadista no tiene ataduras con grupos, sectores o intereses, y sus decisiones reflejan inteligencia, sensatez y compromiso.

Por todo eso, los estadistas escasean en la historia; son personajes que surgen esporádicamente, y por los avatares del destino, aparecen en épocas de crisis y la influencia de su pensamiento incide en los grandes cambios sociales, aún mucho tiempo después de su intervención en la arena política.

Espero fervientemente que para cuando vuelva de vacaciones el día 1 de Septiembre, haya aparecido uno de esos, vamos un estadista, porque se nos está acabando el tiempo, y me da igual que venga de la izquierda que de la derecha, pero el caso es que aparezca uno, pues la cosa se está poniendo fea.

No obstante si conceís alguno podeís decirle que me envíe un correo, me aliviaría mucho saber que hay alguien dispuesto a solucionar lo que se avecina.

Son las once de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Un estadista, por Dios, si tampoco pedimos tanto. Necesitamos un heroe.

11 pensamientos en “Estadistas

  1. Los estadistas son necesarios, pero de nada valen sin la necesaria iniciativa de la sociedad civil. Hacemos mal en esperar la llegada de un salvapatrias, sea Rajoy, Zapatero o cualquier otro. Una pizca de inspiración nunca viene mal, pero somos los propios ciudadanos quienes podemos solucionar nuestros problemas, no unos cuantos políticos legislando desde el Parlamento. Eso ayuda, pero no soluciona los problemas, por más que en España estemos demasiado (mal)acostumbrados a la visión del Estado-Mesías que viene a sacarnos las castañas del fuego.

    ¿Que se nos está acabando el tiempo? Imagino que depende del punto de vista. El tiempo hace ya años que se ha venido acabando. De hecho, cabe incluso pensar que comenzó a acabarse justo en el momento en que se inició este último “boom económico”, gigante con pies de barro donde los haya, basado en la especulación urbanística y la construcción sin límites, y la verdad es que parece difícil culpar de ello a Zapatero y su Gobierno. Los fundamentos de nuestro crecimiento económico en los últimos años los puso otro Gobierno bien distinto, por más que ahora traten de culpar a los socialistas de lo que fue una política económica de cortas miras desde el principio. En fin, que me temo que tanto unos como otros (PP como PSOE) son responsables de que nos encontremos donde nos encontramos… vamos, ellos y nosotros, a partes iguales. Porque, como decía más arriba, la sociedad civil es tan responsable como los políticos. Ya está bien de apuntar siempre el dedo acusador hacia arriba.

    Así pues, ¿qué vamos a hacer nosotros para contribuir a la solución de los problemas? ¿Vamos a dedicar más tiempo a potenciar el movimiento asociativo? ¿Vamos a echar una mano en tal o cual proyecto para mejorar nuestros barrios? ¿Por qué no crear asociaciones de voluntarios para limpiar descampados, ayudar a las personas mayores o montar experimentos científicos con nuestros chavales? Son muchas las cosas que podemos hacer nosotros, sin necesidad de sentarnos a esperar a los políticos. De hecho, si no somos nosotros quienes tomamos la iniciativa, me temo que cualquier “solución” a nuestros problemas estará, una vez más, viciada ya desde su nacimiento.

  2. Graba esto en tu memoria; un mundo se sostiene por cuatro cosas.. -alzó los cuatro nudosos dedos-… la erudución de los sabios, la justicia del grande, las plegarias de los justos y el coraje del valeroso. Pero todo esto no es nada… sin un gobernante que conozca el arte de gobernar. ¡Haz de esto tu ciencia!…

    … Me pidió que le dijera qué significa gobernar -siguió Paul-. Y yo dije que el mando de uno solo. Y ella dijo que debía dejar de aprender algunas cosas.
    Aquí hizo blanco, pensó Hawat. Asinitó para invitar a Paul a continuar.
    Dijo que un goberante debe aprender a persuadir y no a obligar. Dijo que debe ofrecer el hogar más confortable y el mejor café del mundo para atraer a los mejores hombres.
    ¿Cómo imaginas que tu padre ha atraído a hombres como Duncan y Guerny?…

    Continuará
    Seguimos Buscando…

    Feliz Verano 🙂

  3. me debo haber perdido algo, no entiendo la relación del estadista con pavaroti, vayamos por parte, Italia no se distingue, ultimamente por eso, precisamente destaca por todo lo contrario, Pavaroti un grande, pero de la música….y respecto al contenido tampoco entiendo mucho, úniamente lo justifica, en mi opinión, la temperatura veraniega que a veces nos transporta hacia sitios a los que no pensabamos ir. Vamos a ver ,tenemos un gobierno elegido de manera democrática, con un presidente que si se ha caracterizado por algo ha sido por su normalidad, cuantas veces se ha reclamado que el poder esté en manos de “personas normales”, parece que, estamos precisamente ante un caso así,alguien que prometió que el poder no le cambiaría. lo veremos cuando el poder lo deje a él en que condiciones se encuentra, pero de momento parece que sigue siendo alguien bastante normal, y a mi que me gusta eso mucho más ese estilo de personas que aquellos que se consideran llamados a la historia y solo le gusta codearse con los más poderosos, en todo caso debe ser problema mio y me debo de haber perdido algo, si es así agradecería una explicación, a lo mejor es a mi a quien le está afectado el verano

  4. La figura del estadista fue una creación “ex post facto” que la historiografía hizo para categorizar la figura de Churchill evitando las terminología romántico-idealista, alemana y sospechosita, de “genio” o “héroe”. Esperas una abstracción.

  5. “Un verdadero estadista no tiene ataduras con grupos, sectores o intereses, y sus decisiones reflejan inteligencia, sensatez y compromiso.”

    Pues me temo que esto no lo vamos a encontrar en ninguno de los actuales partidos políticos… al menos en España.

    Aquí, los que ‘viven’ dentro de los partidos, lo hacen con el convencimiento de no sacar los pies del tiesto para no quedarse fuera de la ‘foto’.

    Pero tienes razón, viendo el cariz que están tomando las cosas, cada día se hace más necesaria la figura de un ‘Héroe’ que sea capaz de tomar decisiones correctas, cabales y que busquen mejorar la sociedad en su totalidad, en lugar de favorecer a pequeños colectivos.

    El problema, tal y como yo lo veo, no es que surja… sino, ¿sabrá la Sociedad reconocerlo y darle el poder necesario para llevar a cabo su labor?…

    Hoy la gente está tan ciega, vive tan centrada en lo blanco o negro, que dudo que fuesen capaces tan siquiera de creer en alguien que dijese querer trabajar por el bien común…
    Alguien que, como dice Antonio, sea capaz de persuadir y no obligar, a todos por igual…

    Difícil está la cosa, cuando hoy un Héroe en lugar de ser aupado por el pueblo, posiblemente sería encerrada por loco o maltratado por quienes se han adueñado del Poder, mientras el pueblo les jaleaba.

  6. La RAE define al Estadista como: “Persona con gran saber y experiencia en los asuntos del Estado.” Es decir, ¿que se necesitan tres características distintas y un solo Dios verdadero? Un Sabio, con experiencia y ésta última en asuntos de estado. ¡ mamma mía !
    Querida Marta, te mando un beso a cualquier lugar en el que te encuentres pero del Estadista, ni rastro.
    Pensándolo bien en peores plazas nos ha tocado torear a lo largo de nuestra vida y aquí seguimos.
    Don´t worry be happy.

  7. El primer paso para la aparición de un héroe sería que la propia sociedad asumiera, de vez en cuando, sus errores. Y, en este caso, han sido más evidentes que nunca.

    Mientras tanto, los políticos en España no aspiran a más que a ser los muñecos de piñata contra los cuales vierte la gente sus frustraciones, y muchos se sienten demasiado cómodos en tal papel. No creo que ello invite a los hérores a participar…

    Un saludo.

  8. Geografo; estoy de acuerdo en el matiz que aportas, pero si es cierto que a lo largo de la historia ha habido políticos capaces de poner los intereses de la nación por encima de los suyos. ( o al menos de hacer que el resto de la nación se lo crea).

    Marta, si vamos a necesitar o no políticos de talla, lo vamos a ver ahora, en muy poquito tiempo. si realmente la d¡crisis económica cala en la sociedad con fuerza ( yo creo que si), se le va a ver el plumero a más de uno.

  9. Pingback: La necesidad de los estadistas « Geografía Subjetiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s