El final del Verano

El folio en blanco, o mejor dicho la pantalla en blanco de nuevo, porque se han terminado las vacaciones. Las vacaciones de todo, porque cuando una descansa lo hace al completo, y vuelvo de Cádiz con las pilas puestas, la felicidad en la cara, y la piel tan oscurecida, que puede que este a punto de cambiar de raza. Pero todo lo que empieza debe terminar, y hay que seguir marcando los ciclos, y entrando en ellos, que cuando se paran, mal asunto.

Podría darle a la tecla con muchos y múltiples contenidos, pues a pesar de haber estado casi quince días, quince estupendos días sin escribir ni una coma, por deformación profesional y personal, cada tarde a la caída del sol, he pensado un posible post con que ilustrar este blog, durante esos días de asueto, pero escatimar tiempo de mi ocio y los “míos”, siempre me ha parecido una traición. Si ya se, que hay gente que vacaciona de una manera sui generis, y nunca desconecta del trabajo. Ese móvil sonando en la playa, o en el golf, o en los restaurantes, en manos de hombres y mujeres “imprescindibles” – vamos eso creen ellos- para la empresa, a mi personalmente me da mucha pena. Y no es falta de responsabilidad. La responsabilidad se mide también en la capacidad de ocio que tiene cada uno, y aunque sean individuos/as – por si Bibiana lo lee- con salarios de 150.000/200.000 euros anuales, la falta de capacidad de disfrutar al margen de las empresas, por lo menos de 10 días de descanso completo, es algo que no me cabe en la cabeza. De hecho yo si fuera alguna vez empresaria – cosa que dudo muchísimo, vamos me parece ciencia ficción- no confiaría en empleados/as que no desconectan nunca. Mal asunto.

El caso es que hay que tocar tierra de nuevo, y escribir, y pensar, y trabajar, y comunicarse, y esta vez lo tenemos bastante fácil, vamos los que vivimos de contar lo que pasa, porque desde luego, para ser finales de Agosto, hay tema para rato. La crisis, la recesión, la desaceleración, o como quieran llamarlo – que más da si da lo mismo- esta ya empezando a mostrar su peor cara. Ya lo decía Marc Vidal en su blog a principios de Agosto, que en Septiembre iban a pintar bastos, y es lo que viene. La inversión va cuesta abajo y con patines, a la deuda externa parece que le den de comer pienso compuesto, pues no para de engordar, y la destrucción de empleo – en la que somos lideres en la UE, menuda vergüenza- se ha asentado y llama a nuestra puerta, diciendo: Hola soy tu amigo el paro, y he venido para quedarme. Mi exiguo patrimonio, ya no es exiguo, es famélico, pues en lo que va de año, así haciendo “la cuenta la vieja” ha perdido un 20 por ciento de su valor – si ya era poco, imaginaros lo que me queda- , y como el mío el de la mayoría de los ciudadanos de este país, que vemos con gran alarma como cada día que pasa, esto se va poniendo más y más negro.

Pero mientras esto sucede y es nuestro drama personal, siempre hay humo para hacer cortinas, y tanto el gobierno como la oposición, que tanto el uno como el otro no saben por donde se andan con esto de la crisis, la recesion, o la desaceleración – vamos a utilizar todas las palabras, para ver si con alguna acierto- están dedicados a hablarnos, a través de sus respectivos gabinetes de prensa, de falacias tales como la financiación autonómica, que es como repartir la nada entre todos, pues nada queda, o mejor dicho como contentar a Cataluña con lo que sea, aunque a los que les toque la nada, que serán a la mayoría, tengan que tener menos que nada – parece un razonamiento complicado, pero si lo lees dos veces no lo es tanto- . También está el tema del accidente de Spanair, una desgracia desde luego, como todo aquello que lleve hilvanada la muerte, pero al fin y la postre es un accidente, y lo que hay que hacer, en vez de montar este circo mediático, con alevosos fines de distracción del paisanaje, es enterrar a los muertos, consolar a las familias, y buscar las responsabilidades si es que las hay, pues a veces los accidentes suceden sin nadie pueda hacer nada, porque las vidas son frágiles y finitas, y por muchas medidas de seguridad, que se tomen, no hay nada que hacer. Pero es también una buena cortina, una cortina de humo conveniente y puntual, pues seguramente dentro de unos meses, y que digo años, nadie hablara de los muertos, ni de los vivos del vuelo de Spanair, y es muy posible que se cierre el tema en falso, culpando al piloto, que para eso esta muerto y no puede defenderse. Eso si mientras, la opinión publica vuelve la cabeza hacia otro punto, dejando de mirar a donde estaba, que parece ser que se estaban “fijando” mucho.

Hasta la nariz de Leticia vale para estos fines distraccionales, pero mientras, algunos de mis amigos no duermen porque han perdido el puesto de trabajo a la vuelta de vacaciones, y otros no duermen tampoco, porque aunque sigan conservándolo, no saben por cuanto tiempo, y vuelven sus ojos hacia las cúpulas de poder esperando una solución que no termina de llegar, porque tampoco estoy muy convencida que quieran darla. Al fin y al cabo, como me dijo un político, en una conversación privada a principios de verano, “la crisis no “tumban” gobiernos, y si no mira a Felipe que tiro “palante” con el país patas arriba – cito textual- , esto hay que pasarlo Marta, y el que venga detrás que “arree”, a nosotros no nos va a faltar el trabajo, y tampoco hay que dramatizar”. Después de la conversación tarde unos días en que la nausea abandonara mi estomago.

Esto es lo que hay, y no es que haya vuelto guerrera, que va, de lo más pacífico, pero las cosas hay que decirlas, por su nombre, y cuando una ve, como la ciudadanía cada vez importa menos, y que lo importante para los que mandan es perpetuarse, y mantenerse bien sujetos a la silla, lo menos que podemos hacer es contarlo, que es mi responsabilidad y no otra, y así tal vez, aunque sigan sin solucionar nada, por lo menos se sonrojen, y tal vez pasen alguna noche de insomnio, como mis amigos los que ya no duermen.

Es la una de la madrugada. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 26 grados. El final de verano… retomamos…

2 pensamientos en “El final del Verano

  1. Welcome…

    “De hecho yo si fuera alguna vez empresaria – cosa que dudo muchísimo, vamos me parece ciencia ficción- no confiaría en empleados/as que no desconectan nunca. Mal asunto.”

    No puedo estar más de acuerdo contigo… con esto pasa lo mismo que con lo de alargar la jornada sin que nadie te lo pira. Pero es curioso, que mientras en el Mundo Civilizado (ese que empieza en los Pirineos) estas cosas son síntomas de que algo no funciona bien, aquí los Pésimos Gestores lo ven como un signo de ‘entrega’ a la empresa…

    De hecho cuando me fuí a casa, llevándome el portátil, lo primero que hice con él fue dejarlo en un rincón no visible del salón, y desconectar hasta la vuelta…

    Y es lamentable cómo se buscan ‘distracciones’ para el personal… pero claro, cuando la ineptitud es la máxima de nuestra clase dirigente, no podemos esperar otra cosa…
    En lugar de buscar soluciones valientes, reformas necesarias y sobre todo fomentar que los miles de millones de € que se han generado los años de atrás sigan en movimiento, en lugar de estancarse en paraísos fiscales a la espera del próximo ‘Pelotazo rápido’… se dedican a distraer al personal y a discutir cómo se van a repartir nuestro dinero (porque esos presupuestos del Estado se hacen con NUESTRO dinero), para ver cuánto y quién va a manejarlo…

    “la ciudadanía cada vez importa menos, y que lo importante para los que mandan es perpetuarse, y mantenerse bien sujetos a la silla”

    Yo aún diría más… las personas cada vez importamos menos… hemos pasado de ser trabajadores a ser ‘recursos’ para la empresa… y de ciudadanos hemos pasado a ser ‘contribuyentes’ para el Estado… ya no participamos, solo somos manejados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s