Soraya o el vacío

 

sara11

Escuchar, como he leído por ahí, que la foto de Soraya Sáenz de Santamaría es glamourosa, es algo que me produce mucho más que una sonrisa. Verdaderas carcajadas ( a veces es mejor reír que llorar, que decía la canción) No se donde le ven el glamur al posado de la portavoz.

Ni arte, ni elegancia, ni por supuesto naturalidad. Todo el encuadre emana tanta artificialidad, que podría decirse que más que una fotografía, parece un fotograma antiguo de esas señoras de mediados de los cincuenta que enseñaban algo para no enseñar nada, sobre todo porque no se podía ejercer eso de “enseñar”. Un remedo muy amateur, del perfil de Sarita Montiel, cuando fumaba y esperaba, desvestida de hombros y con un pie al aire, que era lo poco mostrable de esos tiempos.

Y desde luego una foto gratuita, que no sirve, para nada más que para poner en marcha eso de cómo no tengo nada que decir, como no tengo nada que contar, “que hablen de mi aunque sea mal”. Porque el sitio de Soraya es la tribuna parlamentaria, donde tiene que hacer un trabajo, que a día de hoy deja mucho que desear, y no la habitación de un hotel, posando para que un diario aumente su tirada.

Esto es lo que hay. Bien poco por cierto. El asunto muestra que hay tal vacío ya en la clase política que desde luego da vértigo.

Son las ocho y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 4 grados. A mi todo esto me deprime, y no sabéis cuanto.

Anuncios

Un pensamiento en “Soraya o el vacío

  1. Hola Marta:

    Saltando de blog en blog he llegado al tuyo y, como en otros cuantos por los que he pasado, veo que también hablas del famoso posado de Doña Soraya. Como bien apuntas, bien poca importancia tiene esto pero, como también sabes, las cosas sin importancia, si se les da la suficiente publicidad, acaban pareciendo importantes.

    Esto de Soraya como aquello de la publicidad atea o como muchas otras cosas, tiene una importancia inversamente proporcional al pábulo que entre todos le estamos dando. No seré yo el que critique que se hable de esto porque soy especialista en tratar los temas más absurdos y peregrinos en mi blog y en las conversaciones con los amigos, de hecho me encantan las simplezas y las tonterías pero, eso sí, siempre teniendo claro que sólo son eso: simplezas y tonterías.

    Lo malo de que estos temas ocupen portadas de periódicos y muchos minutos de tiempo en tertulias de “intelectuales”, hace que los que no tenemos tanta capacidad intelectual acabemos pensando que esas cosas tienen importancia y, al final, terminemos militando en las campañas de igualdad entre hombres y mujeres para reclamar que Rajoy y Zapatero hagan también un posado en pijama en el Ritz o en el Palace (hombres de su categoría no pueden posar en un lugar de menos renombre) para equilibrar la balanza.

    Como digo en muchas ocasiones, el paripé y la necedad rigen nuestro mundo y, lejos de darnos cuenta de ello, acabamos todos subiéndonos a ese cómodo tren.

    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s