Contarlo no es todo

 

No se extrañen. Después de un periodo, alejada de los teclados, vuelvo. Fue necesario hacer una pausa para oxigenarme, para observar y así entender o tratar de entender lo que está pasando a mi alrededor. Porque a veces, son tales los acontecimientos y tan continuos que una no pude escribir sobre la marcha sin correr el riesgo de la vehemencia y del subjetivo apasionamiento.

Vivimos, lo queramos o no, en la era del conocimiento y la información –asi pasaremos a la historia- pero eso no significa, para nada, que todo lo que sepamos, todo aquello que conozcamos, todo aquello sobre los que recibamos el impacto informativo sea beneficioso o conveniente.

Desde luego sabemos más, mucho más que nuestros padres pero este conocimiento no hace, como podemos ver en las noticias de los pasados días – o de otros días más pasados- que nada cambie. Los cambios y avances tecnológicos y su utilización para la difusión de la información no han hecho – ni siquiera se han acercado- que miles de seres humanos sigan matándose entre si, que sigan existiendo corruptos impunes, banqueros que utilizan la usura para amordazarnos o políticos satisfechos de servir a sus propios intereses.

Pero desgraciadamente, todo ese conocimiento que manejamos, e incluso la emisión de opinión por parte de los ciudadanos, masiva ya en la red, a través de los blogs, no sirve para mucho. Una cosa es saber, conocer y opinar, y otra muy diferente es movilizar y provocar el cambio. La difusión por si sola es una herramienta baldía, y la red sigue siendo estática, porque es muy facil escribir y leer desde el cómodo sillón de casa o desde la silla inerte de la oficina, y otra muy distinta es pasar a la acción. Para eso la tecnología no sirve, solo vale la voluntad y las ganas, y de eso parece que, a pesar de todo lo que se dice en la red, y en la declaración de buenas intenciones, que viene siendo la blogosfera, hay poco.

Internet es un sistema de difusión absolutamente revolucionario, pero por si sola, para cambiar ciertos parámetros terribles de nuestra sociedad, no sirve. Eso ya lo saben los que mandan en el mundo, por eso la red sigue existiendo. Si Obama, por citar un ejemplo cercano, no hubiera salido de la red, no hubiera llegado a nada. Bueno tal vez habría sido una mera anécdota politica, que se iría diluyendo en el tiempo.

Habrá que pensar en ir cambiando, si queremos poner en marcha eso de que Internet es la ultima trinchera de la democracia, porque con la que está cayendo, no solo aquí en España, sino en todo el planeta, y con todo lo que se ha escrito en la red, las cosas no solo han cambiado, es más siguen iguales o peores.

El otro día haciendo un reportaje en la cola del paro, le pregunté a uno que estaba allí que era lo que opinaba sobre Internet, y me contesto: “Mira tia, no me jodas, a mi que coño me importa Internet, yo lo que necesito es un trabajo que llevo seis meses sin currar, y ya no tengo ni para el autobús para llegar hasta aquí”. Le dije que tal vez podía escribir lo que le pasaba en un blog. Me miro y con cara de resignación infinita añadió: “Puedo escribir en mil blogs, y de hecho guapa, ya he escrito en todas partes, y a nadie le importa lo que escribo, porque nadie hace nada por mi, y tengo dos hijos, que ya no se que hacer, ni que decirles, así que déjate de blogs y de tonterías”. Lo cierto es que la difusión de las ideas y del conocimiento de poco le sirve a este hombre y otros hombres y mujeres como él.

Han corrido en estos tiempos rios de letras digitales sobre la crisis, el paro, la corrupción y demás lindezas y ¿ha cambiado algo?. Pues no.

Tal vez habrá que ir pensando en salir de esa trinchera y asomar un poco la cabeza, no vaya a ser que al final de tanto estar bajo tierra terminen enterrándonos. Ahora eso si, sera un entierro por todo lo alto, un entierro tecnológico.

Son las diez de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 4 grados. La comunicación al poder, y … nos lo habíamos creido. Contarlo no es todo, pero aun estamos vivos

Anuncios

4 pensamientos en “Contarlo no es todo

  1. Pues sí… pero es que internet es una herramienta más, no una solución.

    La solución debemos de ponerla nosotros, los ciudadanos, y para ello tenemos internet para hablar, comentar y decidir qué hacer.

    Además, internet tiene menos impacto del que creemos en la vida real. Mi suegro se conecta para ver el correo en Yahoo o a la web de Cajamadrid, pero para nada más…

    Y mis amigos, más jóvenes, solo hablan de internet para hablar del eMule y las pelis que les descargan a los niños.

    De todas formas, en este país somos demasiado propensos a esperar que sean los demás los que solucionen los problemas, mientras nos quedamos cómodamente en casa.

  2. Damos el grito de… ¡a las trincheras!, Marta. Entiendo que la solución no sea Internet, en cualquier caso el medio, sin embargo el problema no es tanto el movilizarse o no através de la red de redes, sino más bien el resultado de dichas movilizaciones. Toma por ejemplo las movilizaciones a partir de las cuales se creó el “Foro de Ermua”. Fueron grandes movilizaciones, con una sola reivindicación, ¿y?… Soluciones? Resultados? Al final, tristemente todo queda en el recuerdo y el problema persiste. Pero no nos quedemos en el ámbito exclusivo de las movilizaciones contra el terrorismo; se han llevado a cabo movilizaciones contra la violencia de genero, el maltrato, los asesinatos… ¿y? Soluciones? Resultados? .Las leyes no cambian, los Bosnios siempre seremos los mismos, los perdedores.
    Nos faltan verdaderos líderes. ¿Tienes alguna idea?

  3. Pingback: Trabajo desde casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s