The flying pigs

 

cerdosvolando

Lo cierto es que estas elecciones dejan por fin un panorama la mar de interesante, y aunque no esperado por muchos analistas políticos, si tal vez era algo que terminaría por pasar en nuestro país, por lo “jartible” que esta resultando a la larga el asunto de los nacionalismos.

Los nacionalistas han pasado ya en muchas ocasiones la raya de lo tolerable, y la ciudadanía, que no es que puede hacer mucho, pasa factura – de momento la única que puede pasar- en las urnas. En Galicia las cosas están más o menos claras: la postura del bloque no convence y la gestión del PSOE no gusta, y eso que, curiosamente, el PP ha jugado esta partida, bien “handicapado”, vease el asunto de la corrupción, o el deterioro tremendo del líder del propio partido, con un gran rechazo desde dentro de sus propias filas. Aun así, la ciudadanía ha preferido el cambio, y como, los ciudadanos, a pesar de que desde ayer por la noche, estoy escuchando cosas preocupantes, sobre la capacidad que tenemos los ciudadanos para acertar en nuestras elecciones, lo cierto es que los hombres y mujeres gallegas han optado por el gobierno de los populares.

Lo del País Vasco es otro cantar, porque allí los asuntos de gobierno aun no están medianamente claros. Un eventual pacto de fuerzas no nacionalistas podría bajar a Ibarretxe de la poltrona, aunque dicen que Zapatero no ve con buenos ojos un pacto con el PP, y que el Presidente del Gobierno, estaría más cercano a una alianza entre PSOE y el PNV, claro que me temo que Patxi López y el resto del partido, no están como muy por la labor de la posición ZP.

Desde luego el resultado de estas elecciones da una posibilidad de colocar a los nacionalismos en su sitio e intentar formar un panorama político más coherente, y por supuesto con mucho más control, y con mucho menos gasto. Sobre todo en los tiempos que corren, en los que el Estado no esta muy sobrado de posibles.

De todas formas lo que más me ha gustado de esta campaña electoral es comprobar que a partir de ahora tendremos una nueva especie porcina, la de los cerdos voladores, ya que un dirigente del PNV, durante la campaña, afirmó: “Que Patxi López llegue a lehendakari sería tan difícil como ver a un cerdo volando”. Ya sabéis hay mucho bocazas, porque Patxi López tiene toda la pinta de ser el nuevo inquilino de la lendakaritxa.

Son las tres de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Ibarretxe y sus amigos podrían formar una banda de rock con este nombre: The Flying pigs… molaría

Anuncios

4 pensamientos en “The flying pigs

  1. No hay duda que la mejor manera de acabar con la política de bloques es descabalgar a los nacionalistas basquistas merced el apoyo de los nacionalistas españolistas. Y los que jartan y se pasan de la raya siempre son los otros, claro está, que aquí estamos los buenos para poner orden y marcar nítidamente por dónde pasa la raya. He dicho.

  2. Llevan demasiados años cultivando un clima de crispación, haciendo sentir a muchos como extraños en su propia tierra, a la par que hacen que otros se sientan los amos aún siendo una minoría…

    Va siendo hora de ponerlos en su justo lugar, y aunque solo fuese por callarles la boca y demostrar que los ‘españoles’ no son esos diablos invasores que quieren destruir su identidad, el PP, el PSOE y UPyD deberían de hacer frente común y desbancar a Ibarretxe.

    Quizás así los policías autonómicos del País Vasco podrían dedicarse a detener criminales y presuntos terroristas, en lugar de tener que esconderse bajo pasamontañas para evitar ver a sus familias amenazadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s