Los “niños” de Pozuelo no son una excepción

Podría ponerme un ratito a hablar de valores, pero seguramente algunos que lean el blog dirán que eso ya no se lleva. Puro anacronismo. Una antigua esta tia, vamos que lo estoy viendo. Así que ahorrare a la concurrencia el discurso, pues total no voy a perder mucho tiempo con este asunto tan manido de la juventud carente de valores y dedicada fundamentalmente al vandalismo y al divertimento salvaje, como ha ocurrido este fin de semana en Pozuelo, donde vivo – como muchos sabréis- .

Lo cierto es que pasa lo que pasa y nadie tiene la culpa de lo que pasa, salvo nosotros mismos. He visto, como muchos los videos del suceso, y he visto también los testimonios de los padres y del propio alcalde de Pozuelo: “son gentes de fuera” – permitidme que me carcajee, por lo del alcalde, pero al fin y al cabo es un político y su testimonio tiene escaso valor- . Pero lo de los padres… amiguitos… lo de los padres… eso si que es grave… quitando importancia al asunto… echando balones fuera… en fin… patético, penoso y desde luego vergonzoso.

Pero esto no es algo que sea nuevo. Lleva mucho tiempo pasando, y desde luego o cambiamos, si nosotros, los adultos, los padres o volverá a suceder una y otra vez, y cada vez en mayor dimensión. Ocuparse de los hijos, poner orden en sus vidas, inculcarles valores, dar ejemplo – suena tremendamente carca, alguno pensará- es una tarea que esta prácticamente omitida en la sociedad actual de nuestro país, porque es un rollo – ¿a que si?- . Es mucho más cómodo dejarles hacer lo que les da la gana, llenarles el bolsillo de dinero – no vaya a ser que se metan en la droga o en otros trapicheos, que horror, que peligro- y luego si la lían como este fin de semana en Pozuelo, encima justificarles.

Asi estamos amiguitos, con lo cual habrá que estar preparados para lo peor en cualquier momento, y llegará, pero que no se equivoque nadie, y dejémonos de demagogias, los únicos culpables de lo que sucede con nuestros hijos, somos nosotros, sus padres, una generación acobardada y pusilánime, llena de complejos absurdos, que creemos que educar es llevar a nuestros hijos a colegios de pago, que cuanto más caros mejor y cuando las cosas van mal decir que es el sistema que es muy malo, malo, malísimo…

Esto es lo que hay así que mejor es que vayamos acostumbrándonos, los hemos creado nosotros, así que ahora asumamos, por lo menos las consecuencias. Y esta vez no eran inmigrantes.

Son las once de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 29 grados. Un día de estos os contaré la historia de una “individua” – y daré nombre y apellidos- por llamarla de algún modo, que está criando a sus hijos en la más absoluta falta de reglas y de respeto, y en el odio profundo hacia el padre, solo por dinero y codicia, y como poco a poco veo que esos niños se están convirtiendo en unos salvajes. Pero eso será motivo de otro post, hoy estoy muy cansada de tanta gilipollez y tanta tontería. Los “niños” de Pozuelo no son una excepción, desgraciadamente.

P.P: Las imagenes son de la agencia efe. Los videos grabados por los propios “protagonistas” has sido descolgados de youtube esta tarde

4 pensamientos en “Los “niños” de Pozuelo no son una excepción

  1. Yo también soy un antiguo. Hubo un tiempo en que estas cosas se liaban porque había algo que defender, un valor como tu dices y surgía la violencia. No defiendo aquello. También era penoso, pero le veo otro sentido. Casi nunca comenzaba por ánimo beligerante. Normalmente se huía de la policía y se interponían objetos (a veces coches, es verdad) solo para evitar la persecución y la detención. Estoy seguro que alguno/a es padre/madre de estos chavales que la lían solo porque desprecian toda norma cívica y no quieren someterse a autoridad alguna. Algo falla en la transmisión de valores cívicos. Aunque suene trasnochado.

  2. Esta mañana escuchaba la radio, y un grupo de tertulianos buscaban ‘la causa’ del problema.

    Escuchaba lo de siempre, que cómo es posible, si lo tienen todo, que porqué hacen estas cosas…

    Y mira, me estaba acordando de cuando tenía 17-20 años y empecé a salir de noche, y sin buscarlo di con la clave.

    En aquel entonces, no salía hasta tarde al principio, porque sabía que si me pasaba de mi hora no volvería a salir (castigo paterno).
    Y no me emborrachaba, al margen de que no me gustaba el alcohol, porque apenas salía con 500ptas en el bolsillo, lo justo para un par de coca-colas y volver a casa.

    Sin embargo, hoy un niño/niña de 15 años ya se tira en la calle hasta las 12h de la noche, y lleva tranquilamente entre 10-30€ en el bolsillo (más de 1.500ptas-5.000ptas de las de antes).
    Así que la combinación es simple… un montón de niños inmaduros que no saben divertirse, dinero fácil en el bolsillo porque sus ‘papás’ no quieren que sean el hazmerreir porque llevan menos que sus amigos, una sociedad que llevo años consintiéndoles todo creyendo que así les dan una mejor vida… agítalo, ponle música electrónica, mucho alcohol y ya tienes un cóctel explosivo.

    ¿Y los papás?… pues como siempre con el socorrido ‘mi hijo no es de esos’, para justificarlo todo.

  3. hola, marta………..tan acertada como casi siempre……….supongo que ya te habrás echado un montón de enemigos que quizá eran tus amigos…….pero no se ocurra decirle la verdad a un alcalde o al padre de un energúmeno………..suerte y continúa denunciando chorreos como estos…….saludos desde bxl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s