El empleo ni está, ni se le espera

Estoy harta de escuchar en numerosos y diversos círculos que despedir en España es una actividad carísima. Entiendo que, después del dato escalofriante de esta mañana sobre los nuevos 125.000 parados que hay en nuestro pais, y que nos llevan a una cifra de más de cuatro millones de personas sin empleo, una de dos, o los empresarios tienen un montón de pasta para despedir a mansalva, o bien que no es tan caro poner al personal en la calle.

Esto obviamente no es más que una divagación personal, en medio de la desesperanza que me embarga, junto con el desanimo, al ver la inoperancia del gobierno de Zapatero por paliar el asunto del creciente desempleo. Me ha impresionado profundamente, y mira que una tiene ya más conchas que un galápago, y rara vez se me suben ya las cejas, observar con frialdad es capaz de mentir el Ministro de Empleo, (me resisto tanto a nómbralo asi, preferiría que fuera Ministro de desempleo), que sin inmutarse esta mañana, ha tenido la desvergüenza y la osadía de decir que el dato no era tan malo, y que esto estaba a punto de repuntar (valga la rebuznancia). No hace falta tener mucha memoria, que para eso está Internet, para recordar lo que dijo hace unos meses, de lo bien que iban a empezar a ir las cosas en 2010 en cuanto a empleo se refiere.

4000 personas diarias han ido “a la calle” en nuestro país durante el mes de Enero, mientras el gobierno de Zapatero, se empleaba duramente en mantener una imagen de “bonito” frente a Europa, desatendiendo los problemas graves que nos acucian, y que me temo que les importan bien poco. Porque lo de la jubilación a los 67 años ( toma ya política liberal de la dura donde las haya de la mano del socialismo… perplejidad total) no es más que una campaña de imagen frente los chicos de Davos, para que vean que bueno es el Presidente y cuanto se ocupa de todo. Lo mismo digo del recorte en el gasto público, que aun no sabemos de que va, aunque huele bien a podrido, pues por lo que se, que cada vez se menos de todo, va por recortes en infraestructura y empleo público, pero nada se habla de recortes en lo que podíamos llamar gastos de privilegio, véase coches, comidas, viajes, eventos, asesores, convenciones, mobiliario y demás lindezas que conllevan algunos cargos. Eso ni tocarlo, que en eso están todos de acuerdo.

Todavía y cuando me desvelo por las noches, que ahora son muchas, recuerdo a Zapatero ignorando la crisis, y diciendo que eso era un invento de la oposición, recuerdo a la Ministra Salgado llenándosele la boca con eso de los brotes verdes, al Ministro Corbacho, hace apenas un mes negando la mayor sobre las pensiones y sobre el paro, y a Leire Pajín hablando encuentros interplanetarios y galácticos. Como no voy a develarme ¡¡¡

Mientras tengamos lo que tenemos al frente de este barco lleno de parches y que hace aguas hasta por la chimenea, el empleo, el trabajo ni está, ni se le espera. Claro que la tripulación de refresco, tampoco, tiene, precisamente muy buena pinta.

Son las cuatro y media de la tarde. No llueve en Aravaca y la temperatura exterior es de 12 grados. Menudo martes…

Anuncios

3 pensamientos en “El empleo ni está, ni se le espera

  1. Será que los empresarios españoles, esos autodenominados ‘emprendedores’, solo saben seguir el manual que tienen sobre la mesa.

    Ese que les decía que para aumentar la productividad, en lugar de invertir en la empresa era mejor contratar a un 2º trabajador por 600€ mes, prejubilando a esos ‘carísismos’ trabajadores de 55-60 años que ‘tan solo’ tenían años y años de saber y experiencia que aportar.

    Más les valdría hacer una apuesta de futuro y gastarse el dinero de los despidos en reinventarse y buscar nuevas formas de ganar dinero, en lugar de despedir a las primeras de cambio y luego llorar por ‘lo caro’ que les sale echar a la calle a esos ‘egoístas’ trabajadores que tan solo piensan en cobrar su nómina y tener un trabajo digno.

    El problema es…

    1. Los ‘emprededores’ (en su mayoría, no todos) no emprenden nada, y en realidad no son más que oportunistas que montan una empresa para ganar dinero a costa de contratos públicos, amigos metidos en política o empresas que les otorgan contratos. Son incapaces de crear nada nuevo, original o competitivo en un mundo global donde hay que competir con chicos, checos y otros ciudadanos del mundo en cuanto a trabajo barato.

    2. De los que nos gobiernan, y los que les contemplan desde la oposición, apenas unos pocos saben lo que realmente es trabajar. No saben cómo se crea trabajo, cómo funciona el mercado, cómo se buscan nuevas áreas de negocio, cómo se modernizan los negocios o cómo se invierte en futuro.

    Así que entre unos y otros, mal… perdón, muy mal lo llevamos. Porque los que tienen el dinero para emprender, no están por la labor de invertir en nada (a menos que sea un próximo pelotazo, como en el tema de los pisos), y los que quieren no pueden porque no tienen ni ‘cash’ ni crédito.

  2. Por cierto, con respecto a la jubilación a los 67, vamos a tener la gran suerte de ser los que más contribuyamos al sistema de pensiones (mayores salarios, mayores cotizaciones, más impuestos, más años trabajados) y los que menos cobremos (pensiones máximas que no suben y edad de jubilación más tardía)…

    Vamos, que tiene tela y uno termina por pensar que menudo timo resulta ser esto de la ‘caja de la Seguridad Social’.
    Cerraron Afinsa por ser una estafa piramidal… ¿y esto entonces qué es?

  3. Pingback: El empleo ni está, ni se le espera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s