Cambios

No se donde está Zapatero. El Presidente se ha diluido en el horizonte del marasmo/desastre económico-financiero- laboral de nuestro país, como una figura de humo que se desdibuja mientras se difumina, y poco a poco como si de un dibujo animado se tratara, se va convirtiendo en una nueva figura, ahora si más nítida y definida, que toma la forma de José Blanco (es una pena que sea tan tarde y no tenga ganas ya de hacer una animación, pues quedaría chulísima). 

Y hasta tal punto la figura – antes humo- se convierte en una realidad, que no solo comparece, sino que también emite sonidos, y bastante nítidos, tan claros que he podido entender algo así como que se siente orgulloso de pertenecer a un gobierno que toma decisiones. 

Es indudable, que Pepiño, ahora Don José por la gracia de Esperanza, es ya algo más que un peón de negras, y según pasen los días y se oscurezca o se aclare el panorama –depende del cristal con que se mire- habrá algo que no será un cambio, pero tal vez si sea una mutación política. 

Dicen los astrólogos que pronto se sentará un gallego en la Moncloa, y algunos miran a Rajoy, pero yo no estoy tan segura de que ese gallego no sea otro gallego. Todo está cambiando, y me parece que muy deprisa. 

Son las doce y media de la noche. No llueve en Aravaca y la temperatura exterior es de 20 grados. He desempolvado la bola de cristal – de vez en cuando hay que usarla- y creo que este año vamos a volver antes de las vacaciones, hasta es posible que no tengamos vacaciones, políticas, digo, que de las otras, ya están tardando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s