La respuesta no está en el viento

En estos últimos días estamos siendo testigos del bloqueo a los medios de comunicación que las autoridades marroquíes están manteniendo referente a lo que está aconteciendo en El Aaiun, y precisamente los medios españoles han sido duramente criticados por el Ministro de Asuntos Exteriores marroquí, por tratar de ejercer su labor informativa, hasta tal punto de ser acusados de violar la legislación alauita. Han constituido un verdadero cerrojazo informativo a la excolonia española a cualquier medio oficial español, y solamente se obtienen algunas informaciones de medios independientes, que obtienen la noticia con tremenda dificultad, ya que los protagonistas tienen miedo a las represalias.

Lo que sabemos es que los saharauis resisten como puedes ante los colonos marroquíes, que patrullan la ciudad portando armas blancas y a la vez, frente al ejército, que también amenaza y entra en las casas de los saharauis, los detienen y los agreden. Sabemos también, que hay muchos desaparecidos, de número indeterminado. Los testigos, cuentan, que tras el último ataque los cadáveres han sido llevados en camiones (foto). 

El constante seguimiento que se ha estado haciendo durante estos días desde medios independientes nos esta mostrando la masacre que esta ocurriendo en el Sahara Occidental debido a la confrontación entre civiles y militares. Mientras tanto, lo único que he escuchado desde el gobierno español, es un tibio llamamiento a la calma y a tratar la situación con moderación y dialogo, pero en la ex-colonia se respira tensión y miedo a cada segundo que pasa, el POLISARIO declara que nunca se ha estado tan cerca de la guerra y las imágenes que llegan desde El Aaiún son una prueba más de ello.

Tal vez el gobierno español, en aras de esa “amistad”, de ese “entendimiento”, y de esas “buenas relaciones” con Marruecos debería, no solo hacer una protesta formal por como se están tratando a los medios de comunicación de nuestro país (eso con lo que está pasando seria pecata minuta), sino que tendría que preguntar, por ejemplo,  ¿Que clase de sistema democrático funciona en el Reino marroquí? o  ¿Dónde están las víctimas saharauis del campamento? o ¿Es esa la modernización de la que nos hablan desde Marruecos? o ¿Por qué se están interrogando salvajemente a niños y adultos?. Y para terminar la gran pregunta. Esta se la debería hacer a si mismo el gobierno español, con su Presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, tan pulcro con la aplicación de los derechos humanos, y tan adalid de las libertades: ¿Por qué estamos manteniendo una relación de cooperación y amistad con un país que  no respeta los mas elementales derechos humanos, y que es capaz de masacrar un campamento pacifico, que protestaba porque quería mejores condiciones de vida?. Y no me vale con decir eso de la respuesta está en el viento. A la mierda con ambigüedades, quiero respuestas ya.

Son las siete y cuarto de la tarde. No llueve en Aravaca y la temperatura exterior es de 10 grados.

Un pensamiento en “La respuesta no está en el viento

  1. Por lo visto los saharauis solo importan a nuestros políticos cuando están en la oposición, porque según llegan al Gobierno pierden todo interés y se vuelven extremadamente amistosos con Marruecos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s