Una de espias y de las buenas

No se si estoy asistiendo a una película de superagente 86 o de Austin Powers, y es que acabo de leer las declaraciones del Director del CNI, que es una pena que le conozca físicamente, pues de otra manera me lo estaría imaginando como Maxwell Smart y todo esto sería mucho más divertido. Pues bien,  Super Sanz Roldan, acaba de descolgarse con que como los malos son tan malos y hay tantos, no pueden reflexionar y solo les queda actuar. Esta es la conclusión de la nueva directiva de inteligencia del CNI. 

Estoy desde luego altamente preocupada, incluso he temblado tanto que se me ha llegado a despeinar el flequillo – que después de pagar 20 euros de peluquería, no sabéis como duele- y he llegado a la conclusión, no sin antes meditarlo largamente, que no me va  a quedar más remedio que irme a la tienda del espía y encargar un zapato con teléfono para Mr. Sanz, porque realmente es lo único que le falta. 

Son las cinco y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Hoy palabrita que me confieso, porque dada la situación y los próceres que la manejan, por lo menos que Dios nos coja confesaos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s