La Alegría de Vivir

Candela Serrat, hija del cantautor catalán Joan Manuel Serrat, está claro que lleva el talento en las venas. En su debut como actriz en el Teatro Galileo de Madrid, con la obra del Coward “La Alegría de Vivir”, sobradamente lo demuestra. Una versión de Design for Living, que en este caso la pone en escena Francisco Vidal, con la inestimable ayuda de José Ramón Fernandez. Además de Candela, podemos disfrutar de la presencia sobre las tablas de Fernando Escudero, David Villanueva, Lorena Jiménez y el propio Francisco Vidal, que da vida al personaje de Ernest.

La obra es la historia de dos amigos enamorados de la misma mujer, la cuál está a su vez enamorada de los dos hombres y con un tercero en discordia, otro amigo más maduro, que también se enamora de ella. Diálogos vivos y trepidantes que envuelven a estos cinco personajes, que pasena su historia por Paris, Londres y Manhattan.

Candela es Gilda. Una mujer esplendida, sofisticada, Maravillosa, llena de fuerza que se convierte durante toda la representación en el hilo conductor, en el eje de esta historia, en el que Gilda, representa al amor puro, a un amor sublime entre artistas, que rompe todos los convencionalismos existentes y hace patente que el amor a tres bandas en estado puro puede ser realmente un hecho al margen de cualquier remordimiento.

Frente a ella esta Leo y Otto, personajes a los que dan vida Fernando Escudero y David Villanueva, muy distintos entre si, pero ambos atraídos fuertemente por la necesidad de encontrar el éxito y el reconocimiento público.

Y por supuesto está Francisco Vidal, Ernest, el tercer hombre en discordia, que siempre ha estado cerca de Gilda y que, por edad, podría ser su padre. Ernest es solamente un buen hombre, que representa la seguridad para Gilda, pero… l

 “La alegría de vivir” llega a Madrid, después de que Ernest Lubitsch ya la llevase a la gran pantalla bajo el título de Design for living, con Gary Cooper, Fredrich March y Miriam Hopkins, y desde luego es una pieza teatral que este Otoño no podemos dejar escapar.

Son las ocho de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Vuelvo a Pozuelo y vuelvo a mi blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s