Tres dias para Reyes

  • Fallece un indigente en el interior de un cajero automático en Burgos

http://www.europapress.es/sociedad/sucesos-00649/noticia-fallece-indigente-interior-cajero-automatico-burgos-20120103094455.html

Os recuerdo que quedan tres días para el día de reyes. Nuestros hijos, tanto pequeños como mayores, tienen mucho, pero que mucho más de lo que necesitan, y no solo hablo de cosas materiales. Sin embargo hay gente muy cerca de nosotros a los que les falta de todo, y con todo quiero decir todo. Asi que, no se, date aunque solo sea un día al año (si fuera más de un día ¿sabes? sería mejor -esto es sarcasmo por si no lo habéis notado-), una vuelta por otras vidas, por otras realidades, tal vez asi comprendas que eso de la crisis con la que llenamos los periodistas miles de huecos para justificar nuestro sueldo, no es tan importante, y más nos vale no hablar tanto y hacer alguna cosilla distinta de eso de pasear por un centro comercial para “ver que le compro este año, que tiene de todo”.

“Vidas truncadas que intentan levantarse e incluso reinventarse. Unos cargan la losa del paro; otros, la de la enfermedad o la adicción. Todos, la de la soledad. No se engañan, son conscientes de la realidad, de su realidad. El Albergue de San Isidro es su casa; el de la habitación de al lado, su familia. Poco más pueden añadir. Desterrar la tragedia diaria y buscar la sonrisa perdida es el objetivo de los responsables. «Sabemos las limitaciones con las que contamos, lo único que intentamos es relanzar sus ilusiones», cuenta la directora del centro, Carmen García de Pablos. Tarea difícil, pero no imposible.

«No viven la Navidad como un momento de armonía, ni de felicidad. La ausencia de salud, de empleo, de cariño, se acentúa aún más en estos días y entre estas paredes», explica García de Pablos, quien toma aire y continúa: «Pero somos su familia, su apoyo». Por ello, son los primeros en tirar del carro e intentar involucrar al mayor número de residentes —el centro atiende a unas 300 personas y en estas fechas se vuelve más flexible—. La captación de voluntarios no consigue una mayoría absoluta, pero sí tienen grupo en este duro parlamento.

«No voy a mentir. Estar aquí no es la mejor forma de pasar las navidades, pero intento mirar hacia adelante». Habla Vítali, uno de los encargados de preparar la Nochevieja. Hace 11 años que llegó a España desde Moldavia. «Como muchos, quería comerme el mundo». Y se lo comió. Pero hace tres años se le ‘cortó la digestión’ y acabó en el albergue. No son sus primeras navidades en él, pero sí su primera noche de fin de año —salvo cambio de última hora—. Hasta el momento siempre escapaba, huía del centro. Su refugio: la puerta del Sol. Confiesa que le encanta disfrutar del ambiente que se crea en esa noche mágica. Pero este 2011 será una excepción, no hay dinero: «Si voy, acabaré gastando lo que no tengo». Actualmente, trabaja de canguro y el resto del tiempo sigue buscando trabajo «de lo que sea: electricista, camarero, limpieza…».

Soltero, sin familia y… ¿amigos? «Ya no sé si tengo». Pero lejos de venirse abajo, pasa a comentar los menús de Navidad con la mayor naturalidad. No pone peros a la comida, mucho menos al plato especial de estas fechas: langostinos. Ha sido la petición unánime de los residentes. Todos ellos han tenido la oportunidad de dar ideas y proponer comidas, juegos y salidas a través de un buzón de sugerencias que va directo a los responsables. Como no podía ser de otra forma, los langostinos estarán en todas las comidas y cenas ‘importantes’ de la Navidad junto con otros platos y dulces típicos navideños. «Puede parecer exagerado, pero nos lo han pedido con tanta insistencia, que era imposible negarse», cuenta la directora.

Junto a Vítali, dos casos más de superación diaria: Isabel y Damián. A la primera, una orden de alejamiento que pesaba sobre su madre la llevó al albergue; al segundo, una separación y una posterior enfermedad que, a sus 59 años, le imposibilitan el acceso al trabajo. Situaciones dolorosas que no consiguen borrarles la sonrisa. Ambos han participado en los talleres donde se han realizado los adornos manuales de las instalaciones y en las múltiples actividades previstas para pasar estos momentos. «Va a ser complicado, pero hay que seguir. Aquí en el albergue hay un bloque muy compacto y generoso, y eso es de agradecer», cuenta Damián.

Los ‘integrantes’ de este bloque podrán calmar un poco su dolor y combatir su soledad con salidas al cine, partidas de bingo —la gran estrella del programa—, excursiones, actuaciones, desayunos en la cafetería Santa Inés y el cariño de los Reyes Magos —que visitarán el albergue— y de los voluntarios, que en estas fechas no se olvidan de ellos.” Escrito por MARÍA JESÚS HERNÁNDEZ para El Mundo.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 5 grados.

Postpost: La dirección y los telefonos del Albergue de San Isidro es esta: PASEO REY, 34 28008 MADRID casanisidro@madrid.es . Pero vamos seguro que cerca de donde tu vives hay sitios como este, solo es un ejemplo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s