La reforma laboral: palos en las ruedas

El viernes cuando se supo el alcance de la reforma laboral escribí un tuit, que recomendaba leerla con atención e ir subrayando con iluminador. También tuitee que con 140 caracteres era imposible contar nada respecto a lo que suponía ese decreto ley, y también que seguramente el lunes escribiría un post sobre la reforma.

Bien, como veis no he llegado al lunes, hoy domingo y después de leerme el decreto mas de diez veces, hay algunas asuntos que como ciudadana quiero comentaros.

Lo primero y más importante. Legislar por Real Decreto es un uso que por supuesto esta dentro de los márgenes que se permiten en este país, pero dada la envergadura de esta reforma, entiendo que ha sido un error de tamaño natural, no haber acudido al Parlamento y haber debatido y analizado la situación laboral de nuestro país y haber generado la ley por vía parlamentaria. Hubiera sido muy importante escuchar a todos los grupos políticos y haber trabajado sobre ella, y aunque se hubiera llegado a un resultado similar, el Gobierno debe saber, por si no lo sabe, que “los otros” no tiene porque siempre llevarle la contraria, y que la contribución del resto de los grupos parlamentarios con sus posiciones sobre esta ley, desde luego hubiera enriquecido el proyecto. Soy una fiel defensora del conocimiento compartido, y eso no significa más, que poner en marcha el viejo refrán de 100 ojos ven más que dos.

Por otra parte, hubiera sido mejor, haber hecho un Plan Nacional de Empleo, con un tiempo de ejecución marcado con un calendario, porque entiendo la necesidad que nos acucia es la creación de puestos de trabajo, y no la manera de facilitar la destrucción de los empleos que aun están a flote.

Una vez leída la ley, hay algunos temas, que me parecen realmente peligrosos, o si lo queréis leer de una manera más suave, inconvenientes, y que van a dar lugar a una problemática aun mayor en el marco laboral, con lo cual nos van a complicar, me temo, la vida a todos, al empleado porque esta reforma le pone en estado de alerta máxima, al empleador porque va a tener que trabajar con personas poco o muy poco implicadas con su proyecto empresarial, e incluso al propio parado que ve con incertidumbre como el panorama no esta nada clarificado, y  es mucho más agresivo que antes.

Por ejemplo, en asunto de las categorías profesionales. El real decreto de la RL diluye el sistema de clasificación de categorías profesionales. La especialización desaparece, y lo que viene a decir es que aquí hacemos todos de todo. Mal asunto cada uno sabemos hacer lo que sabemos hacer, y por mucho que se empeñe una norma, va a ser difícil que hagamos cosas distintas de nuestra categoría profesional bien hechas, con lo cual la calidad del trabajo disminuye.

Otro tema. El real decreto contempla contratos a tiempo parcial, no obstante añade, que con este tipo de contrato el trabajador podrá hacer horas extraordinarias, luego el tiempo parcial se puede convertir en tiempo total.  Me admira esta contradicción, y  no le veo más fin que emboscar situaciones y evitar la contratación indefinida.

Además por ejemplo, con este Real Decreto, de poco sirve pactar un salario, una jornada o un turno por contrato, o por convenio pues la reforma dice que el empresario podrá ampliar la jornada de trabajo, bajar el salario, o el sistema de remuneración, en contratos o en los convenios cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Así que cualquier contrato firmado a partir de ahora, no tiene ninguna garantía de cumplimiento por parte de la empresa respecto al trabajador. Esto es gravísimo. ¿Os imagináis un contrato de compraventa en la que se vía libre a una de las partes para que incumpla lo pactado? Estaría bien aplicar esta filosofía al tema de las hipotecas impagadas. No sé que opinarían los bancos.

El despido improcedente prácticamente desaparece con la reforma laboral, no solo por el abaratamiento, sino por la aparición de ese despido objetivo o empresarial, que dada su definición, cualquier empresa puede alegar acogerse a esa modalidad: “podrá aplicarse cuando existan pérdidas actuales o previsión de tenerlas y cuando la compañía tenga una disminución de ingresos durante tres trimestres consecutivos” ¿Qué es exactamente previsión de tenerlas?…

Me imagino que las empresas de selección de personal estarán que echan los dientes, porque a partir de ahora, según el Real Decreto, el periodo de prueba de un trabajador se amplía a un año  ¿Para que quiero una empresa de selección de personal si puedo contratar trabajadores con, ni mas ni menos, que un año de prueba? ¿Realmente os parece ético tener a una persona un año trabajando a prueba en vuestra empresa? Y no hablo de prácticas, no, por ejemplo un medico o un ingeniero con diez años de experiencia acreditada… Ah¡¡¡ ¿que piensas que eres un trabajador de cuello blanco y a ti no te va a afectar eso? Pues te equivocas esto nos afecta a todos, a t-o-d-o-s.

Si eres mujer y madre, o quieres serlo, este Real Decreto no te va a venir nada bien: Se suprimen los incentivos existentes desde 2006 para los contratos por reincorporación de las mujeres tras el permiso por maternidad. Desaparecen las bonificaciones mensuales de las cuotas empresariales a la Seguridad Social para los contratos indefinidos de las mujeres que regresan a su puesto de trabajo tras tener un hijo o una excedencia por cuidado de hijos, según el artículo 3 de la Ley 43/2006 de 29 de diciembre para la mejora del crecimiento y el empleo. Los empresarios tenían derecho a un descuento anual de 1.200 euros, 100 euros al mes, durante los 4 años siguientes a la reincorporación efectiva de la mujer al trabajo. ¿Sabes lo que significa esto? Seguro que si eres mujer lo has entendido perfectamente.

Otro tema curioso es de los EREs. Si eres juez de lo social vete preparando, porque si en tu juzgado ya había overbooking, ahora con el tema de los EREs te vas a tener que multiplicar por tres, porque hasta ahora para poner en marcha un ERE lo tenia que aprobar la autoridad laboral, normalmente se llegaba a un acuerdo con los comités de empresa y ahí acababa todo. Ahora ya no va a ser así, pues se podrá hacer un ERE sin autorización acogiéndose a cualquiera de las causas teóricas que dicta el real decreto, y si los trabajadores no están de acuerdo, pues nada denuncia y a “magistratura. Total, que si el atasco de los juzgados es mayúsculo en nuestro país, ahora pasaremos al grado de superlativo.

El Real Decreto sobre la Reforma Laboral también “nos ilustra” sobre el tema de que aquellos que cobren prestaciones tendrán que hacer un trabajo social para la comunidad. Como decía un profesor mío hace ya mucho tiempo: asunto lagunero, es decir, poco preciso, nada claro, incoherente, vago y como todo lo que es así, peligroso. El tema de hacer un trabajo social para la comunidad si se regula bien y claramente puede ser beneficioso, no solo para la comunidad, sino hasta para el propio desempleado, pero no de esta manera, porque hay varios temas a tener en cuenta: primero si estás cobrando el paro va contra tus derechos adquiridos, ya que tanto el trabajador como la empresa cotizan, es decir dan una parte de su sueldo, para cuando se produzca una situación de desempleo, así que esa cantidad que se cobra por el paro no es un regalo o una limosna, es un derecho adquirido a base de tu dinero ( con tanto abogado del estado en el gobierno eso se lo deberían de saber), entonces esta claro que solo se podría poner en marcha para trabajadores que siguen en paro y ya han agotado la prestación. Segundo, si son tan osados de materializarlo, desde luego ningún trabajador en paro podrá cubrir puestos de plantilla haciendo trabajos para la comunidad. Es decir para usar el tema de los bibliotecarios, que tanto le gusta a Ana Botella, si la Biblioteca en la que voy a prestar trabajos voluntarios tiene tres bibliotecarios en plantilla, los puestos estarán ya cubiertos, y si no lo están no voy a poder tocar ni un solo libro, vamos ni mirarlos, porque si ocupo un puesto de plantilla y hago trabajos laborales de plantilla, pues nada me iré a ver al juez y le diré que llevo unos mesecitos trabajando para la administración sin contrato, y que creo que eso está mal, muy mal… y ya sabéis cual será el fallo del juez ¿A que si? Como se puede ser tan  torpe, y permitirme la licencia, porque necesito un desahogo.  Por otra parte, si según la UE, sobran 22.000 empleados públicos en España, (bueno eso habría que verlo) es decir personas que trabajan para la comunidad y el servicio publico, no creo que haga mucha falta voluntarios para sacar el trabajo adelante.

El Real Decreto para la Reforma Laboral es mucho peor que eso que decía de Guindos: agresivo, si es peor, porque tiene contradicciones, y es vago e impreciso, y además de recortar derechos importantes a los trabajadores, asunto que ya es grave per se, va a generar una tremenda inseguridad entre los ciudadanos, y eso irremediablemente llevará a tocar definitivamente la línea de flotación del consumo, que es sobre lo que se basa nuestro sistema económico actual. Nos guste o no, vivimos desde hace ya muchos años dentro de la sociedad de consumo, y  mientras que esto no cambie, ese consumo es el motor con el que nos movemos y progresamos. Toda Europa vive dentro de este modelo, y efectivamente, como dicen algunos, en otros países europeos, las indemnizaciones por despido son similares a las que plantea el Real Decreto, lo que no dicen y callan, es que en primer lugar, el numero de parados no es tan alarmante como en España, y que el “suelo” sobre el que se apoyan esos países es mucho más “cálido y confortable” que el nuestro, y con esto me refiero a que tiene salarios más altos, y que tiene prestaciones por desempleo y subvenciones más altas también.

No todo lo que hacen otros es valido para uno mismo, véase el ejemplo de Grecia, así que deberíamos tener claro que los modelos que pueden funcionar en otros países, no tienen por qué funcionar en el nuestro, porque ni todos somos iguales, ni las circunstancias son las mismas, ni todos partimos del mismo punto de referencia.

El Real Decreto para la Reforma Laboral es una mala noticia, y ojala me equivoque (me alegraría muchísimo, que alguien me diga dentro de un tiempo eso de: “ ves como no tenías razón) pero la situación con este escenario va a agravarse en los próximos meses, y el problema es que en economía, como en otras cosas de la vida, eso de restaurar el sistema y volver a la posición anterior es imposible

Son las ocho de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 4 grados.

Postpost: Ayer, mientras cenaba, alguien me comentó, que no iba a llegar la sangre al rio, porque las empresas necesitan a los trabajadores y los trabajadores a las empresas. Luego, cuando llegue a casa, y  mientras me dormía, me asalto un pensamiento de lo más negro. Efectivamente las empresas necesitan a los trabajadores, pero el capital no. Véase el ejemplo de Grecia, que desde que empezaron las reformas y los ajustes, las grandes fortunas del país han sacado a Suiza 200.000 millones de euros. A pesar de esa reflexión tan dura, conseguí dormirme, casi un milagro. Que Dios nos ayude, porque lo que es nosotros, no hacemos más que ponerle palos a las ruedas…

Un pensamiento en “La reforma laboral: palos en las ruedas

  1. Pingback: Un análisis profundo de la Reforma Laboral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s