Carta a Luis de Guindos

Querido Luis de Guindos,

Es la primera vez que le escribo una carta a un ministro del gobierno, pues no tengo costumbre de ponerme en este tipo de tesituras tan comprometidas de lanzarle epístolas a personas de tan distinguida y elevada posición política, pero me veo en la obligación de hablarle de ciertos temas, y de una manera pública.

Hoy, le he vuelto a escuchar en el Congreso, donde se ha aprobado la reforma del sistema financiero, cuando ha dicho que todas las previsiones de los organismos internacionales vaticinan que se producirá un “empeoramiento” de la economía española durante este ejercicio, y es la enésima vez que le oigo este discurso. Si, Ministro todos sabemos, incluso los niños, lo mal que están las cosas pero tal vez esperamos de usted, que en vez de repetirnos hasta la saciedad la terrible situación que atravesamos, empiece a enviarnos hasta nuestras orejas algún mensaje de esos que tanto se agradecen, vulgarmente llamados soluciones.

Cuando hace unos meses los españoles decidimos que deseábamos que el Partido Popular gobernase este país durante los próximos cuatro años, no esperábamos, que durante más de 60 días tuviéramos al frente del Ministerio de Economía y Competitividad, un ministro permanentemente enfadado, modelo plañidera (usted sabrá perdonarme por ser tan gráfica), y que cada vez que aparece ante los medios o el parlamento nos anuncie constantemente que estamos llegando  prácticamente el fin de los días (lo del fin del mundo es para diciembre me han dicho, la noticia tiene fuente dudosa y no está contrastada 🙂

No se lo tome a mal, pero una que está al otro lado de su raya, es decir la de los simples mortales, la de la ordinary people está empezando a hartarse de su talante y de sus vaticinios, y si me permite el atrevimiento, le recomiendo que vaya variando el discurso y la actitud, porque para contarnos lo duro que es esto, ya nos bastamos nosotros mismos.

Y que no se me olvide, Ministro, cuando un parlamentario le hace una pregunta o le está hablando a su insigne persona, lo primero hay que hacer es  prestarle atención, y segundo se le responde y  no se le ignora. Eso está muy feo, es como diría mi abuela de muy mala educación, y que sepa que yo no pertenezco ni IU, ni al PSOE, ni al PP ni a ninguna otra formación política, soy una insignificante ciudadana que a su trabajo acude (de momento) y con su dinero paga (de momento también), como dijo el poeta, y que no le ha gustado nada ni el talante de sus comparecencias públicas, ni su actitud frete al parlamentario Alberto Garzón.

Por todo esto le pongo estas líneas apresuradas desde mi modesto blog, que probablemente no lea, pero que tal vez si lean otros, porque espero y deseo, que su excelentísima persona se humanice de una vez, y para ello me voy a tomar el atrevimiento de dedicarle una canción, que es la que escuchamos algunos todos los días para poder seguir adelante, y pensar que a pesar de todo hay un horizonte, y que entre todos, con voluntad y buenas maneras tal vez podamos alcanzarlo.

Quedo a su disposición para todo lo que necesite y espero que no se tome a mal esta pequeña carta.

Un saludo

Posdata:

1. La canción es de El Canto del Loco a dúo con Amaia Montero, y se titula Puede ser, se lo digo porque no le he visto en la lista de spotify y tal vez la desconozca, aunque si he leído sus dos twitts, uno que habla de la terrible situación de Grecia y como nos va a afectar, el otro que pide opinión a los tuiteros sobre las medidas económicas del gobierno…

2. “Puede ser que la vida me guíe hasta el sol, puede ser que el mar domine tus horas o que toda tu risa le gane ese pulso al dolor, algo puede mejorar, algo que pueda encontrar, algo que me de ese aliento, que me ayude a imaginar, y yo lo quiero lograr” Es parte de la letra, lo pongo porque tal vez no la ha escuchado nunca, tal vez si escuchara más música…

3 pensamientos en “Carta a Luis de Guindos

  1. Mi queridisima Marta, ya sabes que aunque no comente te leo todos o casi todos los días. Hace tiempo que no hablo contigo porque ando liada con un nuevo libro, y eso como tu sabes me ocupa todo el tiempo, pues una tiene que estar a lo que está, que para eso me paga la editorial. Tu post de hoy, esta carta, es fantastico, y me pregunto, como te he preguntado tantas veces a ti porque una tia con tanto talento, no aspira a más… ya se la respuesta, no hace falta que me la escribas, pero amiga, no me resigno, y como mujer que soy insisto. También me he enterado, porque una se entera de todo, que para eso soy mas vieja que tu en la profesión, los momentos tan difíciles que estás pasando, pero como tienes la puta costumbre de comerte las cosas duras tu solita, no has tenido la deferencia de llamarme para contarmelo, porque para que vas a molestar. Pues que sepas que los amigos y las amigas estamos para que se nos “moleste” cuando sea necesario, y más con lo que me han dicho que te ha sucedido. No te me hundas hija, aunque dudo mucho que haya alguien que pueda darte a tí en la linea de flotación, pero nunca se sabe, porque estas cosas son muy duras. No te digo más por aquí, que se lo celosa que eres tú, de tu privacidad, pero te llamaré esta semana, y que sepas que eres una de las mejores personas que he conocido en este mundo, y que tienes alrededor muchísima gente que te quiere, a las que más de una vez, jugandote la boca, como dice esa canción que nos gusta tanto, las has sacado de muchos atolladeros y que estamos a tu lado. Enhorabuena, una vez más por el post, y cuenta conmigo, pero cuenta, y no calles. Eres grande tia, que no se te olvide.
    Tu amiga Matoto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s