De pagafantas a aliados: Vaya Cambio

Como ya suponíamos la salida de Sarkozy del poder y la llegada de Hollande, iba a cambiar las cosas, y vaya si han cambiado, en apenas 48 horas hemos pasado de ser los “pagafantas”  de toda historia que se cuece en Europa,  a tener un papel cuasi protagonista junto a la chica y los buenos del guión.

La foto de Rajoy con la Canciller Merkel, con sonrisa de oreja a oreja, en eso que me da ictericia escribir, que llaman “barco del amor” (es menester ser hortera, para acuñar ese término) no es desde luego fruto de la casualidad, y desde luego la lectura entre líneas, y no entre líneas de las manifestaciones de Rajoy sobre Hollande, nos hacen pensar que ahora, es posible, que vayamos a ser arte y parte, de todo el entramado europeo, que por cierto parece una comedia de puertas, donde acabamos de entrar, aunque como en todo buen vodevil, siempre podemos salir, y tal vez por una ventana.

Pero el caso es que ahora volvemos a ser “amiguines”, y que, a pesar de esos datos que pintaban feos de las desviaciones de los déficit de dos comunidades autónomas (sorpresas te da la vida, sorpresas), estamos en la “pomada”, y a petición de la Merkel, pues claro está que necesita un aliado para la cumbre del miércoles, en la que Hollande, creo que está decidido a proponer “algunos cambios” en la política económica de la Unión Europea. Ya sabéis el controvertido asunto de los eurobonos, que no son del agrado de Alemania, pues no están dispuestos a hablar de eurobonos, ni de nada parecido mientras no tengamos una política fiscal común, y ya se puede poner Obama de rodillas en el G-8, que me temo que no dan su brazo a torcer.

Así que Mariano, si no me equivoco mucho (ya sabéis que de estos temas se muy poco, solo veo, proceso y como mucho intuyo) el próximo miércoles en la reunión de marras votará en contra de los eurobonos y se posicionará claramente al lado de Angela Merkel, y en contra de Hollande y Monti. Y si todo va como me imagino, supongo que la presión de los mercados empezara a marcarse sobre Italia con la misma falta de conmiseración y misericordia que hemos soportado nosotros durante este mes.

Podría decir que son juegos de manos, pero es algo más, y aun no sabemos cuál va a ser la contrapartida a este apoyo,  Alemania regala poco o nada,  y por muy necesitada que este de España en estos momentos, no creo que se rebajen las pretensiones de Alemania en cuanto a la política de austeridad marcada sobre nuestro país, aunque tal vez al relajarse la prima de riesgo y con algunos meses de tregua, seamos capaces de volver a crecer algo, o por lo menos dejar de estar ubicados en fase menguante, que francamente da miedo.

Este fin de semana náutico marca un nuevo escenario, donde Merkel  y  Rajoy se encuentran a un lado de la raya, y Hollande y Monti, al otro, aunque no podría asegurar que el italiano no cambie de barco en el último momento, dejando a Hollande, solo ante el peligro y a la deriva.

Fijaros se ha habido este fin de semana un cambio de rumbo total que hasta el propio Rubalcaba ayer se descolgaba con unas declaraciones en las que dejaba claro que el también quería ir a Europa con Rajoy para ir “all together” en la misma dirección y salir de la crisis. Casi se me salen las dejas de la frente de la sorpresa que me produjeron tales alegatos del líder de la oposición, y a la vez me resulto totalmente patético ver como Alfredo se apresuraba a ponerse “en línea” para que el barco no zarpara sin él, aunque me temo mucho que esta vez no va ni de grumete.

A veces, a pesar del sufrimiento que nos está produciendo la crisis, se producen hechos como el de este fin de semana, que por lo menos, si te sales del contexto y ves durante un rato las cosas desde fuera, como si fueras un mero espectador sin que así puedan afectarte, hacen que se te marque en la cara una mueca de sonrisa sarcástica, que yo aun no he conseguido borrar. ¿Por qué tienes esa sonrisa tan malévola esta mañana? Me ha dicho un compañero al llegar a la radio. Nada hijo, mis cosillas… mis cosillas…

Son las dos y cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo, la temperatura exterior es de 15 grados y la de la Casa de la Radio de 10 grados (nos van a matar por congelación). Y no sé como borrarme esta sonrisa de la cara…

Un pensamiento en “De pagafantas a aliados: Vaya Cambio

  1. Pingback: De pagafantas a aliados: Vaya Cambio, por @MartaPastor | Periodísticos - Comunidad para profesionales y estudiantes de la comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s