15 años después de Miguel Angel Blanco

Miguel Ángel Blanco Garrido solo tenía 29 años cuando fue asesinado por ETA. Era hijo de Miguel Blanco, albañil y Consuelo, ama de casa, ambos inmigrantes gallegos. Trabajaba en Eman, una consultoría en la que ejercía su profesión de economista y antes de ese trabajo estaba con su padre en la construcción. Tenía novia desde hacía siete años y pensaba casarse en Septiembre de ese año. Pertenecía a las Nuevas Generaciones del Partido Popular desde el año 1955. Era concejal del ayuntamiento de Ermua.

 El asesinato de Miguel Ángel trajo un cambio radical en como percibían los ciudadanos de este país la violencia de ETA, y como consecuencia aparecieron diversas instituciones relacionadas con las víctimas del terrorismo, entre ellas el Espíritu de Ermua, una de las corrientes más fuertes y más sólidas que ha habido en este país contra el terrorismo de ETA. Pero también por desgracia, el hecho del asesinato y secuestro de Miguel Ángel, trajo consigo, por parte de los asesinos, la apertura de un punto de colaboración con el PNV: “Los contactos con el PNV fueron más fáciles que nunca después de la acción contra Miguel Ángel Blanco” (El Pais, 08-07-2007, Zutabe). Domínguez Iribarren en su libro Las Raíces del Miedo. Euskadi una sociedad atemorizada, dice:

“Sorprendentemente aquella movilización fue percibida como una amenaza no desde el mundo etarra, sino desde el nacionalismo institucional, que temía que el rechazo a ETA se tradujera en un rechazo al nacionalismo y ello provocara un cambio de mayoría política en Euskadi. El miedo a perder el poder como consecuencia de una reacción al hartazgo ante el terrorismo fue la causa de un cambio radical en el seno del PNV. Koldo San Sebastián, periodista y militante de PNV en un artículo publicado en ‘Deia’ reveló la angustia con la que amplios sectores de este partido político vivieron los acontecimientos de julio de 1997, no por el crimen de ETA, sino por la reacción popular contra aquel: ‘Días después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, centenares de militantes del PNV nos reunimos en asamblea para ver cómo afrontábamos la brutal campaña mediático-política que se había desatado contra nosotros (…) Había quien pensaba que, efectivamente, sin ETA nos convertiríamos en una fuerza vulgar. Para quien conozca un poco la historia del PNV se vivieron los momentos más críticos desde 1936 (incluso más críticos que los de la última escisión)’. Coincide en este punto con Joseba Arregui, ex consejero de Cultura y una de las pocas voces críticas en el seno del PNV, quien en su obra ‘La nación vasca posible’, expresa la existencia de un miedo ‘a que el nacionalismo, en su conjunto, pudiera perder la mayoría de la adhesión de la sociedad vasca, percibido en las manifestaciones por el asesinato de Miguel Angel Blanco”.

El hecho es que para la banda terrorista el asesinato de Miguel Ángel Blanco fue realmente un éxito, y así lo recogieron en los diarios de la banda en 1998 cuando dicen: “esto llevó a los otros partidos nacionalistas que estaban en la tranquilidad autonomista a resurgir y reactivar su pensamiento abertzale”. La conclusión terrible y perversa de todo esto, es que para la banda su fin, el del terror por medio del asesinato, la extorsión y el secuestro, se estaba cumpliendo y de una manera exitosa, y sus objetivos nacionalistas estaban llegando a buen puerto. Basta recordar que aun no había pasado un año cuando los partidos nacionalistas en el País Vasco firmaron el Pacto de Lizarra. Es más duro pensar aun, sobre todo con la perspectiva que da el tiempo, que el asesinato de Miguel Ángel no fue una acción contra el Partido Popular, como algunos han querido entender, sino una llamada de atención de la banda al Partido Nacionalista Vasco, que parecía que andaba “muy relajado” en sus discursos, sobre todo cuando el foro en el que hablaba era Madrid, y fue entonces cuando el PNV, solo y siempre para el mantenimiento de su poder político en el País Vasco, empezó a dar cobertura social y política a la banda y a todo lo que se derivara de ella, como las diferentes formaciones políticas que hemos visto hasta ahora. No me cabe ninguna duda que el PNV sin la acción de ETA no habría llegado demasiado lejos.

ETA no da nunca puntadas sin hilo, el asesinato de Miguel Ángel no fue, como algunos quieren hacernos creer, un error de la banda, sino todo lo contrario, fue un hecho frio, muy pensado y encaminado hacia la consecución de sus fines. Por eso conviene meditar despacio, cada una de las acciones y comunicados que vemos desde la banda, y por supuesto también desde sus brazos políticos, que por cierto, la banda siempre tuvo un brazo político y otro armado, y ahora el político se llama SORTU, aunque haya tenido otros nombres. Porque el asesinato de Miguel Ángel tiene varias lecturas para los que estamos del lado de la paz, de la libertad y de la democracia, y es que, primero y ante todo, detrás de este hecho hay una historia humana que hay que respetar en todo momento y que tiene que estar por encima de cualquier valoración política de los propios hechos, y segunda, que el camino para acabar con ETA es el uso de los instrumentos del estado de derecho, sin ningún tipo de concesiones políticas, porque así lo hemos decidido entre todos, y es el único marco posible para la convivencia, lo demás son entelequias coyunturales poco creíbles, que solo nos pueden llevar a la confusión y al desanimo.

Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura actual es de 23 grados. Conviene leer con detenimiento el comunicado emitido por ETA ayer, en el que califica a las asociaciones de víctimas como “asociaciones sedientas de sangre”, acusa al Gobierno de España de “estar contra la paz” ,dicen que no entregan las armas “porque están manteniendo el arsenal en condiciones de seguridad” y añaden que las detenciones de etarras están provocando “situaciones de alto riesgo”.

Un pensamiento en “15 años después de Miguel Angel Blanco

  1. Pingback: 15 años después de Miguel Angel Blanco, por @MartaPastor | Periodísticos - Comunidad para profesionales y estudiantes de la comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s