Votos por Suspensos

El informe de la Unesco sobre los resultados del sistema educativo español nos dice que algo va mal, pero que muy mal. Nuestro país es el tercero en eso dejar colgados los libros, y los chicos y las chicas abandonan sin terminar ni el bachiller, ni la FP. Eso demuestra claramente que el sistema educativo que tenemos en vigor no funciona y que además, lejos de los sucesivos gobiernos, tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas, de haber puesto remedio a este asunto, lo han estado tratando como un asunto puramente político, donde los unos y los otros han puesto, desde luego, todo su interés en ver quien se hacía más daño. La educación, que como otras materias fundamentales, debería haber sido siempre un asunto de consenso, ha sido desde luego todo lo contrario. Y de aquellos barros, estos lodos. Aunque a ellos poco les salpica este lodazal en el que andan nuestros jóvenes metidos, pues me temo que los consideran como eso que suele decir “daños colaterales”.

Tanto el PSOE, como el PP, y como los distintos partidos nacionalistas que han detentado el poder en algún momento determinado de estos últimos 10 años, han dejado de lado, temas tan fundamentales como la reforma de la Formación Profesional, han despreciado claramente las humanidades dentro de los distintos programas educativos que hemos estado contemplando, y han usado a los niños y a las niñas como si fueran de goma, cambiando de sistemas altamente permisivos con las faltas a clase y las malas calificaciones, a sistemas endurecidos y rígidos, que tampoco dan buenos resultados. La inversión en investigación ha sido mínima, recortándose una y otra vez, tanto por el PSOE como por el gobierno actual. Y en este tintero no me dejo tampoco a IU, que a pesar de no haber tenido responsabilidades de gobierno, han fomentado también el clientelismo político a través de propuestas educativas que rayan con lo absurdo.

Un país que no se molesta por generar un buen sistema educativo, al margen de tendencias políticas, y que no fomenta la investigación está condenado al fracaso, al paro, a la emigración y al desastre. Y por ese camino vamos, si la Administración actual no enmienda las cosas, y se pone manos a la obra,  y la oposición deja a un lado sus intenciones aviesas de poner palos a las ruedas a cualquier programa que ponga en marcha este gobierno, por muy razonable que sea

El Ministro Wert, además de preocuparse por los recortes o por la lengua, debería dar un paso al frente y acometer la reforma educativa tan necesaria en estos momentos, porque por eso, desde luego, y si lo hace bien, si pasará a la historia, que lo demás son meras anécdotas, que se quedan en eso, en rifirrafes verbales, que por cierto le dejan en una situación comprometida y complicada.

La educación no sirve ni para españolizar, ni para catalanizar, ni para demás zarandajas. La educación es la vía del desarrollo del talento, de las capacidades, de la excelencia de las personas que conforman un país, y eso me temo, o lo desconocen algunos o lo que es peor, quieren desconocerlo.

El resultado está en el informe: Estamos cambiando votos por suspensos y así nos luce el pelo

Son las dos y cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 15 grados.

Un pensamiento en “Votos por Suspensos

  1. Pingback: Votos por suspensos, por @MartaPastor | Periodísticos - Comunidad para profesionales y estudiantes de la comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s