Y a mi que me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba

¿Y a mí que me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba, si lo hacen honradamente en su actividad política? Vaya espectáculo al que estamos asistiendo. Vaya Circo.

Parece que ni Rajoy, ni Rubalcaba hayan entendido nada. O tal vez, que no quieran entender que es lo que nos preocupa a los ciudadanos, y con este destape de sueldos y patrimonios, nos vayan a “conformar” para que asi, nos parezca que todo va bien, y que ambos están haciendo lo correcto.

El tema es, que lo que nos quita el sueño a muchos, los que trabajamos y más aun los que están sufriendo los rigores del paro, son los 22 millones de euros de Bárcenas o de vete tú a saber en Suiza; o el enriquecimiento, algo más que sospechoso de Bono; o las evidencias más que explicitas, de esa historia oscura protagonizada por Pepiño Blanco; o la indolencia y soberbia de Sepulveda, mirándonos por encima del hombro, cuando todos los indicios claramente apuntan a que la trama Gurtel le está tocando de lleno; o ese ático misterioso de Ignacio González, alquilado durante mucho tiempo a 2000 euros al mes, cuando su precio real de renta era de 6500 euros, y con una supuesta compra un tanto, digamos, sospechosa; o las cuentas de los Pujol y todo lo que van arrastrando, incluidas escuchas y viajes con sacos de dineros a Suiza; o esas cuentas en Suiza del padre de Artur Mas, que no sabe ya cómo justificarlas; o esos EREs ciertamente extraños y mal olientes repartidos en Andalucía; o ese supuesto, y digamos también supuesto, para no complicarme la vida, tráfico de influencias del alcalde de Santiago; o que, algunos, aprovechen su paso por la política para luego colocarse en las eléctricas, con sueldos astronómicos, que no se corresponden ni con su valía o ni con sus conocimientos.

Todo esto y mucho más, es lo que nos  perturba, lo que nos angustia, lo que nos cabrea… Así que por mucho que se molesten Rubalcaba y Rajoy en enseñarnos la paga, y de paso en ensañarse el uno contra el otro, o por mucho que Floriano, esa voz en off del Partido Popular, que ahora escuchamos de continuo, empeñada en explicárnoslos, a su manera, con unas formas bastante heterodoxas por cierto, y dando razonamientos que dejan a los ciudadanos como si fueran tontos,  no sirve nada más que para deteriorar la imagen del político, la esencia de la política y la sustancia de la democracia.

¡Qué ejercicio de estupidez tan grande!, ¡que lamentable! La conclusión que sacamos, es que  tanto el uno como el otro, deben pensar que con esa cortina de humo sobre los sueldos de ambos, vamos a olvidar cual es el verdadero trasfondo de este asunto, y vamos a distraernos del tema principal, que es la corrupción generalizada que a día de hoy habita en los principales partidos de este país.

Ya pueden publicar lo que les dé la gana, ya pueden publicar hasta la paga que le daban  sus padres cuando eran un par de mocosos, que no van a conseguir nada de nada. Lo que nos está dando asco, es ver como cubren a cada uno de los suyos,  esos que tienen las manos como garfios, y que mientras los ciudadanos estamos sufriendo la crisis más brutal de nuestra historia reciente, algunos “se lo están llevabando muerto”, en nuestras narices, y con una impunidad, y con una cobertura, que realmente da miedo. Eso difícilmente se perdona o se olvida o se consiente. De verdad ¿Se han creído que eso es transparencia?

Son las doce menos cuarto de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. De la corrupción a la estupidez pasando por la chulería. Vamos “un completo”¡¡¡

3 pensamientos en “Y a mi que me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba

  1. Pingback: Y a mí qué me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba, por @MartaPastor | Periodísticos - Comunidad para profesionales y estudiantes de la comunicación

  2. La alarma social creada con las presuntas corrupciones que salen a la luz es preocupante, no creo que haya mas corrupción que hace diez años ni mas corrupción que en otros países de nuestro entorno, pero las filtraciones y la difusión mediática no favorecen nada nuestra convivencia.
    Lo que falla es la justicia, la falta de medios, las filtraciones continuadas e interesadas a la prensa, la politización y la demora de las instrucciones.
    Todo esto ademas de indignar a los ciudadanos, crea una percepción alarmante en el exterior que perjudica aun mas nuestra maltrecha economía.

  3. “Y que no intenten confundir a los ciudadanos. No vamos a permitir que el caso Bárcenas, que es el caso Gürtel, que es el caso de la financiación irregular del PP, se transforme en el caso de los sueldos de los políticos”, añadió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s