#Cónclave: De lo Divino y lo humano

Tengo que confesaros que esto del #Cónclave, verdaderamente me fascina. He contemplado ya unos cuantos a lo largo de mi vida, y nunca dejan de entusiasmarme, de agobiarme y de sorprenderme. Ese espectáculo eclesiástico hace que evoque los más terribles filmes sobre la Iglesia: El Nombre de la Rosa, Ángeles y Demonios, incluso la tercera parte del Padrino.

Daría parte de que tengo, porque la curiosidad me puede, y es mayor que mi sentido común, que me aconseja por encima del hombro que hay cosas que es mejor no saber nunca,  por enterarme que pasa dentro la Capilla Paulina y Sixtina cuando los cardenales están allí, una vez pronunciada esa frase tan trepidante, tan grandilocuente, tan solemne (antes de la sociedad conectada impresionaba más) Extra Omnes.

Quizás una vez encerrados a cal y canto, sus eminencias, reverendísimas o no, se relajen y comenten como fue lo de la derrota del Milán;  o empiecen a preguntarse unos a otros eso que a veces sucede en las comunidades de propietarios “A ver ¿a quién le toca esta vez? A mí no me mires”; o es posible que se mantengan en silencio, temerosos de hablar los unos con los otros, escrutando la mirada del ajeno, para dilucidar cuál de ellos es el que ambiciona la púrpura que le llevará a la gloria. ¿Y cómo será eso de encender la chimenea y arrojar los papelitos al fuego? Mira que si se equivocan y encienden la que no es…. Realmente es un gran enigma para el resto de los mortales. Un enigma curioso, ahora que creemos (solo creemos) que todo se sabe, que todo se cuenta, que todo se ve, que todo se dice.

Y también me pregunto ¿Para qué sirve ese juramento solemne que hacen todos los a los que el #Conclave les concierne, si han tenido que poner inhibidores por temor, a que incluso allí dentro, en compañía del Espíritu Santo, esos hombres supuestamente santos o cercanos a la santidad, se dediquen a enviar mensajes o imágenes sobre lo allí sucede, con sus smartphones? Es realmente una incongruencia.

Estos trances eclesiásticos deberían evitarse en la medida de lo posible porque acercan demasiado lo divino a lo humano, produciendo en estos últimos el efecto contrario, probablemente al deseado. Ver a tanto hombre, casi todos mayores de 60 años, decidiendo sobre el futuro de una organización, como es la Iglesia Católica, de una manera oscurantista, misteriosa, opaca al cien por cien, produce efectos peligrosos en la fe, que no en Dios, pero si en la Iglesia Católica, que a día de hoy es una de las que se arroga su representación. Se muestran demasiado, se exponen sobremanera con estos ritos tan arcaicos,  y en las imágenes cercanas, esa que da tan nítidamente la televisión e Internet, se puede observar una comunicación no verbal, que a veces pone los pelos de punta.

Por eso, yo, cuando suceden hechos como este, que desde luego, dado el poder de la Iglesia, no solo en el ámbito de los creyentes y católicos, sino también en el resto de la humanidad, son de una gran importancia,  prefiero fijar mi atención en misterios, en películas, en relatos fantásticos, que me ayuden a distraerme de todo ello y no pensar demasiado, porque aunque Dios está en todas partes, no le veo yo mucho en estos días en el Vaticano. Quedémonos en la parafernalia de la chimenea, los purpurados, los portones que se abren y si cierran con grandes chirridos, y en conspiraciones de películas, porque si entramos en profundidad en esta historia, tal vez mi fe, y la de muchos,  se vea resquebrajada y es algo que, desde luego, no les voy a permitir.

Espero escuchar cuanto antes eso de HABEMUS PAPAM, para todos será un alivio.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados

Anuncios

2 pensamientos en “#Cónclave: De lo Divino y lo humano

  1. Estoy completamente de acuerdo. A mi también me gustaria ‘espiar’ lo que pasa en la Capilla Sixtina… La puesta en escena es tan espectacular como arcaica pero no hay duda que refuerza el mensaje final, a pesar de que cabría preguntarnos como encaja una cosa tan oscura como un cónclave en plena era 2.0…

  2. Pingback: #Cónclave: De lo Divino y lo humano, por @MartaPastor | Periodísticos - Comunidad para profesionales y estudiantes de la comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s