¿Vintage en la política?

¿Estaremos entrando en una fase vintage de la política? Demasiados fantasmas, con y sin sábana nos circundan. Días de aparecidos. Una santa compaña de próceres se mueven alrededor de nuestras vidas… y una se pregunta… ¿Es esto el futuro?… ¿Es esto la innovación?… ¿Es esto lo que está por venir… lo nuevo?

No hay camino de vuelta, deberían saber algunos, y como en todo, segundas partes nunca fueron buenas, y la historia es muy poco indulgente con aquellos que se empecinan por volver del pasado. Es mejor dejarlo estar, y asumir que ya nunca volverá a ser como antes, porque unos recuerdan lo que nunca se debería recordar y otros que no tienen edad de recordar, los miran como quien mira un cuadro antiguo, o una porcelana de museo, tal vez estética pero que ya no vale para tener en casa.

El vintage, tal vez, queda muy bien en un abrigo o en unas gafas, incluso en un mueble, pero los políticos vintage, no convencen, incluso dan miedo, incluso algunos hasta dan risa.

Insisto, mejor para todos, dejarlo estar, cada uno en su timeline, cada uno en su tiempo.

Son las doce de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. Fría esta primavera, demasiado fría…

Anuncios

Un pensamiento en “¿Vintage en la política?

  1. Pingback: ¿Vintage en la política?, por @MartaPastor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s