Habrá que cambiar el disco: hablemos de lo que importa

desague   Temas como los de el caso #Barcenas o los #EREs de Andalucia o el caso #Urdangarín, que suscitan mucha alarma ante la sociedad, están opacando el tema que en realidad debería preocuparnos más a los españoles. Y es el asunto de la ‘pasta’, o dicho finamente de las cuentas del estado, que siguen yendo regular, tirando a mal.

Los datos del #paro de hoy, no son precisamente para tirar cohetes, y tampoco los de la perdida de la afiliación a la Seguridad Social, y desde luego el gobierno no puede hacer de estos datos un triunfo, y aconchabarse detrás de ellos, más en cuanto el déficit, otra de las asignaturas pendientes del ejecutivo de Rajoy, tampoco parece que salga adelante. Hay que decir que si que se refleja que, en lo que corresponde a los empresarios, al sector privado, hay un ligero repunte de la actividad. Se está exportando más, se vende fuera, aunque no dentro, pues las condiciones de consumo interno siguen siendo muy flojas, y las empresas están empezando a tener otra vez buenas cualidades competitivas, pero en el sector público las cuentas siguen sin salir, siguen bajando los ingresos y aumentando los gastos. Mala ecuación donde las haya, pues así es muy difícil despejar las incógnitas y llegar a una solución.

El dinero público sigue yéndose por el desagüe  de la alcantarilla de los gastos financieros y las partidas de gastos de personal, mientras no se aprecia ningún atisbo de inversión y disminución de ellos. La cifra del 4,38 del PIB, en déficit, solo con 6 meses transcurridos del año 2013, se separa del previsto que era del 3,81 para todo el año, con lo cual nos alejamos cada vez más de la previsión de estar por debajo del 6,7 del PIB a final de año. Esto, por supuesto, lo saben ya en el gobierno de Rajoy, con lo cual, no solo no creo que bajen los impuestos, a pesar de los anuncios para 2014 y 2015 de esas intenciones, sino que es posible que volvamos a ver una nueva subida en algún momento de este próximo semestre, y años sucesivos. Hay que tener en cuenta además, que las Comunidades Autónomas siguen sin entrar por el aro de los recortes, especialmente el caso de Cataluña, donde hacen oídos sordos una y otra vez a la situación de todo el país, centrándose fundamentalmente en proposiciones independentistas, y obviando, por conveniencia, asuntos tan graves como este. La verdad es que no sé como Rajoy va a torear ese toro, pues en principio, no es que sea un toro difícil de torea, es que de momento no solo no ha entrado en plaza, ni se le espera.

Con este panorama no podemos esperar grandes alegrías para los próximos meses, y por supuesto esta inoperancia en el sector público, antes o después terminará dañando el incipiente repunte del sector privado, que no puede llegar a solucionar estos y otros asuntos de índole puramente estatal. Tal vez ha llegado el momento de dejar de hablar de #Barcenas #EresAndalucia y #Urdangarín, y que la justicia haga su trabajo, y dejar de mezclar, para tapar estos asuntos, con exageraciones de recuperación económica.

Tal vez lo que hay que hacer es hablar claro de que la situación no es de recuperación, ni por asomo, para que el ciudadano no se lleve un susto a final de año, con algun nuevo cabreo de la Comisión Europea y del BCE, y sus terribles consecuencias. Y esta responsabilidad no solo recae en el Partido Popular, que es el gobierna ahora mismo en España, le compete también al PSOE, a los partidos nacionalista y resto de partidos de la oposición, que siguen todos ‘jugando’ al descredito ajeno, sin ver la viga en el propio, y apenas si se trabaja en temas como los citados anteriormente, porque gobernar y hacer oposición no es aguantar hasta las próximas elecciones dándole leña al contrario,  bajo el slogan de ‘… y tu más…’ .

Mis queridos próceres, ya lo dijo Maura: Los buenos gobiernos se conocen cuando lo que hacen vale más que lo que sus opositores dicen.” Son las tres menos cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados. Habrá que cambiar el disco

Un pensamiento en “Habrá que cambiar el disco: hablemos de lo que importa

  1. Pingback: Habrá que cambiar el disco: hablemos de lo que importa, por @MartaPastor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s