La enigmática sentencia del Faisan

La sentencia sobre el caso Faisán está servida, y dice que, queda probado que tanto el inspector José María Ballesteros como el Jefe Superior de Policía en el País Vasco, Enrique Pamies, acordaron avisar a miembros de la banda terrorista ETA, que iban a ser detenidos por pertenecer a la estructura de extorsión de esta banda. Hasta ahí íbamos bien, sin embargo me llama poderosamente la atención, que los jueces no se pregunten como Pamies y Ballesteros, deciden solos, y por ellos mismos, dar el chivatazo, y también me crea tremenda suspicacia, el delito por el que se les condena: revelación de secretos, obviando colaboración con banda armada.

Cualquier sentencia judicial, como todos sabemos, define y concreta un determinado comportamiento delictivo, y solo hasta ahí puede llegar la sentencia, y nunca más allá. En ciertos casos, puede entender el juez, que haya determinados hechos que atenúen o incrementen el hecho delictivo, pero desde luego no que desaparezca. Por ejemplo en el caso de un homicidio siempre hay factores que pueden llegar a convertirlo en asesinato, pero el hecho del homicidio por eso no desaparece, aunque el fin fuese salvar la vida del homicida.

El caso es que la Audiencia Nacional declara claramente probados los hechos, sin embargo no considera el delito de colaboración con banda armada, y si dice que hay revelación de secretos, dando así a estos policías la categoría de ciudadanos digamos con privilegio, porque si ese chivatazo por ejemplo lo hubiera hecho yo, que por remotísima casualidad hubiera tenido acceso a la información previa de esas detenciones, no me cabe la menor duda, que el Juez, me hubiera condenado por colaboración con ETA, amén de interrogarme, porqué, como y cuando había recibido yo esa información, y quien me había indicado que lo hiciera.

La verdad es que analizar los hechos es tremendamente sencillo. No entiendo como no “lo quieren ver los  Jueces”:

1. Los policías pasan información a los terroristas, una información que la banda armada no tiene desde luego acceso a ella.

2. Lo hacen de una manera voluntaria y consciente,  ya que alegan que han actuado por ellos mismos, y nunca a las órdenes de nadie.

3. Conocen perfectamente la actividad terrorista de la banda, aunque no compartan sus fines.

4. Como consecuencia del chivatazo se evitan detenciones de terroristas y una incautación de dinero de la banda.

5. Y después de esto la banda aun comente 12 asesinatos más en las personas de Carlos Sáenz de Tejada García, Diego Salva Lezaun, Eduardo Puelles García, Ignacio Uria Mendizabal, Juan Manuel Piñuel Villalón , Isaias Carrasco Miguel, Fernando Trapero , Raúl Centeno Bayón , Ambrosio Fernández Rico,  Carlos Alonso Palate Sailema, Diego Armando Estacio, Jean Serge Nerin

El caso además es que esto no es la primera vez que ocurre, hay bastante jurisprudencia sobre personas que han suministrado información a la banda terrorista ETA, y que han sido condenados por colaboración con  banda armada, y estoy segura de que los jueces de la Audiencia Nacional conocen esta documentación. Faltaría más, son magistrados de la Audiencia… y claro que la conocen, por eso la sentencia, que ustedes sabrán perdonarme, pero no puede ser más torticera y retorcida, dice que la conducta de los acusados “debe enmarcarse en un contexto distinto o diferente de favorecer la actividad de la banda terrorista ETA; o en términos estrictos del artículo 576 del Código Penal, de cooperar o ayudar a la actividad del citado grupo terrorista”. Está claro que el contexto puede ser distinto, pero también está claro que la conducta de ambos policías suponía una ayuda, y como consecuencia una colaboración con la banda, fueran cuales fuesen los fines, que “supuestamente” esos policías “presuponen por su cuenta y riesgo”. Si no es colaborar con banda armada dar un soplo, pasándole el teléfono a un tío en un bar,  para que se impidan detenciones y se requisen, creo que 54.000 euros, que venga Dios y lo vea.

Por último, hay un tema mucho más grave en la sentencia, y es que concluye, con una aseveración, que deja la puerta abierta a que hechos como este se vuelvan a producir, con una filosofía que emana de ella, altamente peligrosa, cuando dice: “en los delitos de terrorismo el bien jurídico que se quiere proteger es la convivencia pacífica entre los ciudadanos, o dicho de otro modo el alcanzar la paz social, así como preservar el orden constitucional, alterados por la irrupción violenta de un determinado grupo armado, que por la fuerza o violencia, intenta imponer su voluntad; si la acción realizada por los acusados tendente a favorecer el proceso dirigido a hacer cesar la actividad de una organización armada (ETA) no podemos considerar que lesionó o puso en peligro el bien jurídico protegido”. Es decir, que es lo que yo entiendo, esta sentencia permite que acciones delictivas, cuyo fin sea acabar con un grupo terrorista están fuera de considerarse colaboración con banda armada, así que mientras los fines se consideren moralmente adecuados, las acciones que se produzcan para la consecución de esos fines, sea cuales fueran, y sin tener en cuenta las posibles consecuencias, no serán punibles, pudiéndose llegar al extremo, de que si cualquier organización o personas deciden, por ellos mismos y además siempre bajo su propio criterio, ayudar a ETA o cualquier otro grupo terrorista desde fuera de la legalidad,  con el fin del cese de su actividad armada, este hecho no se considerará nunca delito de colaboración con banda armada. Tremendamente peligrosa la conclusión, pues lo que nos dice es que el Estado de Derecho es intermitente, y está o no está, a consideración del criterio de cualquier ciudadano, sea policía o cura párroco… o lo que es peor juez…

También lo que se puede leer entre líneas es que en la Audiencia Nacional “pasan cosas”. Que las manifestaciones inexistentes de Rubalcaba, que casualmente  alega que no se ha leído la sentencia, son altamente sospechosas. Que la reacción del Ministro del Interior actual, defendiendo lo indefendible, con eso de que no se aplicara la sentencia hasta que no sea firme y comunicada, da que  pensar que en este tema hay digamos como poco cohabitación… o tal vez debería decir complicidad. Que ser político en este país tiene bula para muchas cosas, pues parece ser que el tema también iba encaminado a evitar la detención del dirigente del PNV Gorka Aguirre (leer sumario). Que hay un tufo político en toda esta historia,  los propios policías lo admiten,  por muchos esfuerzos de la Audiencia Nacional, con esa sentencia tan “sui generis”, de que hay alguien por encima de ellos, que da las ordenes, y que los ciudadanos no conocemos su nombre, y nos “escama” porqué no se ha hecho más hincapié en esa línea de investigación.

Ahora queda esperar la actuación del Tribunal Supremo, pero también habrá que seguir, cosa que pienso hacer a partir de hoy, la trayectoria de ambos policías: cuáles van a ser sus futuros trabajos y cuáles van a ser sus futuros destinos. No me sorprendería que se les haya prometido una salida airosa, y por supuesto bien remunerada, en alguna entidad privada, que, digamos, esté dispuesta a “colaborar con la causa”, porque lo que está claro que con ese “silencio”, del que han hecho gala durante todo el proceso, acaban de tirar por la borda toda su carrera profesional, y supongo, y solo supongo, que habrá que compensarles, porque además hay otros policías y miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, mirando con atención, lo que les espera a Pamies y Ballesteros, no fuera a ser que a ellos, les suceda lo mismo, o algo parecido, como me decía uno de ellos ayer “off de record”, y  les “dejen tirados con el marrón”. Así que atenderemos a donde van y que hacen, que eso seguro, seguro que nos da una buena pista de este “gran enigma” del Faisán… aunque lo que se dice enigma… ya no lo es, diga lo que diga la justicia…

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. La enigmática sentencia del Faisan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s