#Peshawar: 131 niños asesinados por el #yihadismo Islámico

talibanattack

Desde su cama, en un hospital de la ciudad, Shahrukh Khan un chico de 16 años cuenta que él y sus compañeros estaban en el auditorio del establecimiento cuando entraron cuatro hombre armados. “Alguien nos gritó que nos agachásemos y escondiéramos abajo de las mesas”, dijo Khan, agregando que los hombres gritaron “¡Dios es el más grande!” antes de abrir fuego.

“Uno de ellos gritó: Hay muchos chicos debajo de los bancos, vayan a buscarlos”, declaró Khan. “Vi un par de botas negras que venían hacia mí. Ese hombre probablemente estuviera buscando estudiantes escondidos debajo de los bancos”, agregó. Khan sintió mucho dolor cuando le dispararon en ambas piernas justo debajo de la rodilla. Optó por hacerse el muerto y doblo su corbata metiéndosela en la boca para no gritar. “El hombre de botas negras siguió buscando estudiantes y metiéndoles balazos en el cuerpo. Me quedé lo más quieto que pude y cerré los ojos, esperando que me volvieran a disparar”, contó. “Mi cuerpo estaba temblando. Vi a la muerte tan de cerca (…) Nunca me olvidaré de las botas negras acercándose. Tuve la impresión de que era la muerte que se me acercaba”

Mientras su padre lo consolaba en su cama empapada de sangre, Khan recordó: “Un rato después los hombres se fueron y yo me quedé ahí unos minutos. Luego intenté levantarme, pero me caí al suelo como consecuencia de mis heridas”. “Cuando me arrastré hasta la habitación  siguiente, fue horrible. Vi el cadáver de nuestra secretaria en llamas”, afirmó. “Estaba sentada en la silla con sangre que le chorreaba por el cuerpo mientras se quemaba”, agregó. Según testigos, una fuerte explosión sacudió la escuela pública, tras lo cual los terroristas talibanes fueron aula por aula disparando a los chicos.

Este es una de los relatos de los pocos supervivientes de la masacre perpetrada en  Peshawar por los talibanes, Movimiento de los Talibanes en Pakistán (TTP) en la que como ya saben a estas horas hay 141 asesinados, la mayoría niños. La crónica del día se llama terror, asesinato, masacre, dolor, miedo… y desde luego el objetivo es el control por el daño, el control por el pánico. El mensaje no puede ser más claro y despiadado: si tus hijos van a la escuela, ese invento occidental, morirán, y morirán con dolor, pero si tus hijos van a la mezquita y después a mis campos de opio a cosechar para mí por un trozo de pan, vivirán.

Claro que todo esto también tiene otra lectura, otro mensaje: Los talibanes no protegen a los musulmanes, los talibanes matan a los musulmanes y se ceban con los más débiles e indefensos: los niños

Son las once de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s