Algo más que pura superstición #TrataDeMujeres

apram

Saben una cosa

Se presentaba hace unas semana, por parte de la Asociación APRAM, su nueva campaña contra la trata de mujeres y niñas de origen nigeriano, con el titulo de LOVETH. Nigeria tiene una población de 170 millones de habitantes. Población empobrecida, diseminada, poco preparada culturalmente y muy creyente en influjos divinos, esto hace a las mujeres y niñas las candidatas ideales para su posterior explotación sexual en Europa.

APRAMP atendió en 2015, a 145 mujeres, y de ellas un 11,5% eran de origen nigeriano. Ese  aumento de mujeres nigerianas atendidas por APRAMP, unido al miedo y al silencio de las víctimas son los motivos por los que esta asociación realiza esta campaña LOVETH, una campaña en primera persona, donde esta mujer LOVETH, que asi se llama estuvo bajo el influjo de un brujo que le cortó las uñas de las manos y los pies, el pelo y le hizo incisiones por todo el cuerpo. Luego lo guardó todo en una bolsita para que en el  caso de que esta mujer nigeriana no  cumpliera con su deuda, es decir ir a Europa a prostituirse y encima adquirir una deuda, lo iba a pagar a través de la potente brujería de este farsante. Ella fue víctima de trata, pero ahora es superviviente y la cara de una campaña de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp).

Dicen que la educación y la información son motores de bienestar y progreso. Nunca lo he dudado, de hecho si Loveth hubiera recibido una educación adecuada, se hubiera reído de las supersticiones de ese brujo, y por supuesto no se habría dejado tocar ni un pelo, y no habría tenido que venir a Europa a prostituirse.

Pero además hay que añadir, que estas mujeres nigerianas y de otras nacionalidades son víctimas de la trata, y son víctimas de este tráfico de personas,  porque hay demanda, y la demanda la hacemos los europeos, los occidentales, si todos nosotros y nosotras tan bien educados, que no creemos en las supersticiones, ni en los males de ojo,  que no creemos en la brujería pero que somos capaces de comprar a una mujer, de comprar la vida de una mujer, para someterla a la prostitución y convertirla en un bien mas de consumo. Como ven, casi que lo del brujo empieza a ser lo de menos. Piénselo y denle  una vuelta.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados. Algo más que pura superstición…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s