#25N

lagrimas1

El pasado viernes, 25 de Noviembre, Dia contra la violencia de género, como todos los años, nos reunimos mujeres y hombres en números actos para hacer visible esta lacra que en este año ya  se ha llevado por delante a 39 mujeres.

Una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido algún tipo de violencia física o sexual; entre el 45 y el 55% de las residentes en la Unión Europea ha sido víctima de acoso sexual desde la adolescencia y, como les decía en lo que va de año en España 39 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o excompañeros sentimentales.

Estas son sólo algunas de la cifras que aporto la pasada semana Cruz Roja para denunciar la violencia de genero, mientras presentaban la  campaña Cambiemos el ambiente, una iniciativa con la que pretenden “visibilizar la desigualdad que sufren las mujeres en todos los ámbitos de su vida, y promover un cambio de modelo social, en el que tanto hombres como mujeres se impliquen en la búsqueda de la igualdad”. Y esa desigualdad es el germen de la violencia contra la mujer, no lo duden, hay que partir de algo tan esencial como cambiar la cultura y los modos de convivencia entre hombres y mujeres, de romper los estereotipos que dejan a las mujeres en situaciones tremendamente vulnerables.

“La violencia contra las mujeres – dice Cruz Roja – ocurre cada día en espacios públicos y privados. Sus consecuencias afectan principalmente a las mujeres, obviamente,  pero también a su familia, a su entorno,  a la sociedad en su conjunto”.

No podemos quedarnos solo en las leyes, no podemos quedarnos solo en los pactos de estado, este es un tema que atañe a la sociedad civil, a cada uno de nosotros y nosotras, porque a pesar de que tengamos o hagamos la ley más avanzada contra la violencia de género, o exijamos a los políticos implicarse, con una sola voz, en esta lucha, cada uno, cada una, debe no solo educar a sus hijos y a sus hijas contra la violencia machista, sino que hay que dejar de mirar para otro lado cuando conocemos un caso cercano, hay que visibilizar al agresor, señalarlo, apartarlo y censurarlo, sea quien sea, incluso si es nuestro hijo o nuestro padre o nuestro hermano o nuestro amigo…

No podremos avanzar en la lucha contra la violencia de género si todos y cada uno de nosotros no estamos convencidos de que  maltratar a una mujer es un hecho atroz, deleznable y que no tiene ninguna, pero ninguna justificación. Mientras esto no cambie, no habrá avances significativos, y dentro de un año el 25 de Noviembre estaremos hablando de un numero similar de victimas o incluso mayor. Este tema nos atañe a todos, nos atañe a todas…

Son las 10 de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados. #25N

La imagen pertenece al blog Entre Pasillos y Aulas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s