Detrás de un hombre, hay una gran mujer…. estafada #EllasPueden

¿Conocen la frase “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer”? … suena mal no? Pues miren, esta frase tiene algo de verdad, pero solo algo, por lo menos si echamos la vista atrás en la historia.

Les voy a enumerar una serie de mujeres que seguramente no conocen, que vivieron detrás de grandes hombres, entre comillas. Vamos, que estos hombres llegaron a esa grandeza fundamentalmente gracias a ellas, y que no solo han quedado en el olvido, sino que han estado siempre en el olvido, y solo con el paso de los años hemos podido saber que esos grandes logros y descubrimientos atribuidos a hombres, tenían una protagonista femenina oculta de una manera deliberada.

Por ejemplo:

Alice Guy fue la primera directora de cine. Llevo a cabo más de 100 películas a principios de 1900, antes de casarse con Herbert Blanche, director del estudio de producción para el que trabajaba. Ella fue la dueña de los estudios de cine Solax Studios, y desde un primer momento se dedicó a poner en el celuloide papeles contra el estereotipo, incluso en una de sus películas se le ocurrió la idea de enseñarnos una realidad en la que las mujeres ocupaban los tradicionales papeles masculinos y los hombres estaban supeditados a ellas. Por supuesto Ustedes no la conocen, porque su nombre cayó en el olvido y fue su marido el que recibió todo el reconocimiento por este tipo de cine tan vanguardista. El la convenció de fusionar ambos estudios, y así fue él, el que se quedó con todos los reconocimientos .

Otra, Lise Meitner que descubrió la fisión nuclear en los años 30. Cuando  Hitler llegó al poder en 1933, la física austríaca Lise Meitner era, entondes,  directora en funciones del instituto de Química, pero  tuvo que huir, porque era judía, no obstante se mantuvo contacto con el químico Otto Hahn.  Esa correspondencia demustra que ambos científicos descubrieron la fisión nuclear, pero Lise Meitner era judía y refugiada, y no tuvo ninguna opción a ese reconocimiento. Hahn, se mantuvo fiel a los nazis, ganó el Premio Nobel por el descubrimiento de la Fision Nuclear y se negó en rotundo a dar ninguna visibilidad a la codescubridora de este hallazgo científico.

Y otra mas, les puedo citar,  Jocelyn Bell Burnell que fue la primera persona en observar los pulsares de radio. En 1967 Jocelyn estaba trabajando  junto a su tutor de tesis Antony Hewishen en la construcción de un radiotelescopio. Jocelyn pasaba  gran parte de su tiempo analizando los datos recogidos para la construcción de ese radiotelescopio, y mientras lo hacia observo datos que no le cuadraban demasiado, eran datos extraños, hizo un acopio de esos datos, e informa a sus tutor de este descubrimiento. El descubrimiento ni mas ni menos esra los Pulsares de Radio, por el que Anthony Hewish, su tutor, recibió en 1974 el Premio Nobel de Fisica. Por supuesto Jocelyn Bell no recibió ninguna  condecoración, ni ninguna mención, y ademas fue sacada del equipo de investigación.

Podría citarles muchas mas, les animo a que busquen en internet y en las bibliotecas datos de estas mujeres opacadas. Como ven esa frase “Detrás de un  gran hombre siempre hay una gran mujer” es una frase no sólo incompleta, sino falaz. Tal vez y visto lo visto tendríamos que modificarla y decir que Detrás de un hombre – sin gran- hay una gran mujer…. estafada.

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s