La Revolución era eso: Pablo Iglesias de Vallecas a Galapagar

Resulta ahora que al final de la calle de la revolución hay un chalé con piscina de tamaño natural y casita para los guardeses con “servicio” incluido.

Qué tiempos aquellos en los que Pablo cabalgando sobre el corcel de las rebeliones anti burguesas lanzaba soflamas sobre los políticos que vivían en chales aislados lejos de los ciudadanos y teniendo que hacer largos desplazamientos para ir a “sus trabajos”, o hacia aquellos que gastaban 600.000 € en la compra de una casa: “¿Entregarías la política de un país a quien se gasta 600.000€ en una casa?”. Si, era la frase que Pablo Iglesias lanzaba contra Luis de Guindos, cuando este compró su casa en 2012.

Se le ha ido a Pablo la esencia de su gente diluida tal vez por el tronío del poder que le acompaña, y que ahora “le viste” además, con un todo terreno blanco de esos que salen en las revistas en los que “las mamás highclass” llevan a sus niños a colegios exclusivos – tal vez terminemos viendo también esa escena, ya no descarto nada- . Que poco queda de sus argumentarios con los que se le llenaba la boca, como cuando decía: “Yo preferiría seguir viviendo en mi casa, en Vallecas, pero tampoco plantearía ningún problema a nadie. Pero si puedo elegir prefiero seguir viviendo en mi barrio”, en alusión a ser un posible inquilino de La Moncloa si ganaba las elecciones.

No descarto tampoco ver a la pareja en revistas del corazón dando exclusivas bajo titulares tales como “Pablo e Irene reorganizan su vida por la inminente llegada de sus mellizos” “Visitamos la casa de Pablo Iglesias acompañados de Irene, que nos presentan a sus mellizos”.

Claro que todo esto me lleva a la necesidad imperiosa de conocer cómo se paga esa casa, porque hay que tener en cuenta que los dirigentes de Podemos solo pueden retirar de sus nóminas 3 veces el SMI, y en el supuesto de que lo hagan con esa hipoteca, hecha por unicornios, de 500 euros durante 100 años, como dice su fiel Monedero – que buen nombre para este tipo – necesito también con urgencia saber que banco ha sido el que ha materializado el dinero para sus sueños burgueses, porque yo también necesito una para mis hijos. Les recuerdo que  Irene Montero, acaba de hacer una marca en la historia en  la banca española pues se ha convertido en una de las pocas menores de 30 años a la que le dan una hipoteca pese no tener ni 5 años cotizados, no tener un trabajo fijo y tener un salario que no cubre ni siquiera esa cuota de cuentos de hadas con la que nos ha ilustrado Monedero a través de twitter.

¿Saben? Recuerdo ahora la inocentada que el 28 de Octubre de 2015,  publicada en un portal inmobiliario, que nos informaba de la compra de una mansión por parte del secretario general de Podemos. No han pasado ni tres años y aquella broma que nos parecía infantil e imposible se ha materializado en Galapagar.

Si quedaba poco ya del espíritu del 15M entre las filas de Podemos, Pablo Iglesias e Irene Montero acaban de dinamitar los restos con este gesto tan, tan, tan de “casta”, que ni siquiera produce una voladura controlada. En pedazos queda todo por lo que algunos y algunas se echaron a las plazas pensando que había limpieza de género en la mirada política de Pablo. Todo se diluye y todo se convierte en más de lo mismo y Pablo pasa a ser uno más de la clase de tipos que viendo que la vida de la “ordinary people” es difícil, ardua y espinosa, han optado por el camino más corto, eso sí en las laderas del camino hacia el Chalé de Galapagar, ha dejado a sus votantes y a quienes no lo son, mirando perplejos, dudosos y desorientados como su amado líder se apoltrona entre sofás de diseño de Roche Bobois, camas con dosel de Becara, verdes praderas con piscina climatizada y Tirso – su perro – recorriendo los vericuetos de un jardín propio de Los Peñotes. No me pienso perder la foto de familia con perro incluido cuando presenten a los mellizos en sociedad. La revolución era eso.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados. La Revolución era eso: Pablo Iglesias de Vallecas a Galapagar.

 

 

Anuncios

La Manada: Una sentencia contra las mujeres

Dicen que no hay que escribir en caliente, por eso yo he esperado unos cuantos días para escribir y hablar de la manada. Si no recuerdo mal cuando sucedió el juicio hace bastantes meses, porque miren que han tardado en dictar sentencia, otro suplicio más para la víctima, ya apunté que esto no pintaba bien, y desde luego los peores augurios se han confirmado.

No sé si se dan cuenta ustedes de que estamos hablando de una cría, que cuando se produjo la violación, porque yo sigo reiterando en que hubo violación, tenía apenas 18 años… Visualicen por favor, si tienen cerca a una chica de 18 años, mírenla y verán que apenas si es una niña recién salida de la infancia. Es muy importante tener en cuenta esto, sería igual de terrible el hecho con una mujer de cualquier edad, pero el tiempo hace que las personas tengamos más resortes para poder salir de una situación como esta, y C, que así vamos a nombrar a la víctima, es, como les decía antes, apenas una niña sin herramientas vitales para poder afrontar dos años terribles ,que no me quiero ni imaginar por lo que ha pasado, más toda una vida con una injusticia y un trauma de enormes proporciones.

Pero no les voy a hablar de la víctima sino de sus agresores. Ya saben que he escrito muchas veces que hay que visibilizar al agresor, y que la sociedad ha de tener claro, cómo son esas malas bestias con nombre, apellidos, profesión y por supuesto sus fotografías. Y también les voy a hablar de los jueces que han dictado una de las sentencias más injustas y crueles de la historia reciente de España, y en especial del juez Ricardo González, que desde luego a mi modesto entender ha cometido lo que en derecho se llama infracción de ley. No sé hacia donde está mirando el Consejo del Poder Judicial.

Respecto a los agresores, cuyos nombres son, no los olviden, por si alguna vez alguno o alguna de ustedes se cruzan con ellos en  sus vidas: Jesús Escudero Domínguez 27 años. Peluquero,  José Ángel Prenda Martínez 27 años. Miembro de la peña ultra del Sevilla y con antecedentes por riña tumultuaria. Ángel Boza Florido 26 años, fichado por delitos de robo con fuerza y contra la seguridad vial. Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena 28 años. Militar de la UME y con antecedentes por lesiones, riña tumultuaria y desorden público y ANTONIO MANUEL GUERRERO, Guardia civil. Del móvil de Antonio Manuel Guerrero se extrajeron cinco de los seis vídeos grabados, y fue el autor del robo del móvil de la chica.

Queda poco que contarles de estos tipos,  supongo que ya han leído y escuchado como son, cuáles han sido sus actos, no solo en la violación de esta chica, sino también de otras anteriormente, y cuál es el peligro que supone que individuos de esta calaña anden sueltos por las calles de nuestras ciudades y nuestros pueblos. Pero saben? en unos meses los cinco andarán ya fuera de prisión, y no les quepa duda que lo que han hecho volverán a hacerlo, porque entienden, dentro de la bestialidad que los caracteriza, que una mujer no es mucho que una muñeca destinada para el juego o la crueldad. Y tal vez crean ustedes que están enfermos, pero no lo están, son el producto de una sociedad machista que anima y jalea a actuaciones como esta, incluso en sus círculos más cercanos, como ya hemos podido escuchar, se les considera muy machos. Que asco… que asco… que asco y que pena me da todo esto,  pero, … esta es la realidad.

Les voy a transcribir el fragmento de la sentencia donde están los hechos probados que cometieron esta panda de bellacos:

“En concreto y al menos “la denunciante” fue penetrada bucalmente por todos los procesados; vaginalmente por Alfonso Jesús Cabezuelo y José Ángel Prenda, éste último en dos ocasiones, al igual que Jesús Escudero Domínguez quien la penetró una tercera vez por vía anal, llegando a eyacular los dos últimos y sin que ninguno utilizara preservativo. Durante el desarrollo de los hechos Antonio Manuel Guerrero, grabó con su teléfono móvil seis vídeos con una duración total de 59 segundos y tomó dos fotos; Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, grabó del mismo modo un vídeo, con una duración de 39 segundos” Así fueron los hechos mientras la víctima quedó paralizado y en shock sin poder hacer otra cosa que aguantar hasta que todo acabara.

En la sentencia queda probado claramente – pueden leerla entera, está en todos los medios de comunicación-  y se fundamenta, claramente, que fue una agresión sexual, una violación. Sin embargo, los jueces dictan sentencia como si fuera un abuso y en concreto, con esos hechos probados el juez Ricardo González pide la absolución, y con un voto particular hecho expresamente, no piensen que ha sido al azar pues hay mucha intención en este voto particular,  para que el recurso que presente el abogado de la chica sea casi inútil, y además este juez se permite con la argumentación insultar a la chica cuando dice que ahí solo había jolgorio y sexo.

Efectivamente la ley española en este supuesto, en el de la violación,  no está adaptada al convenio de Estambul, cosa curiosa también, que si lo estuviera desde luego no habria habido ninguna duda en la sentencia, pero incluso con la ley en la mano, la actual, el juez Ricardo González está cometiendo una infracción de ley gravísima, porque no se puede dictar sentencia contra hechos probados, y los tres jueces admiten la prueba. Insisto una vez mas que no se hacia donde está mirando el Consejo General del Poder Judicial.

Me extendería bastante más sobre toda esta historia, pero creo que hay mucho ya dicho, pero  lo que si les digo es que la sentencia de la audiencia de Navarra deja a las mujeres de este país en una situación de indefensión ante una violación, porque deja claro que o te arriesgas a que te maten, presentando resistencia,  como en caso de Diana Quer, o no hay delito. Nunca pensé que en mi país iba a ver algo como esto, jamás, pero he sido una ilusa, el machismo más cruel ha hecho acto de presencia en la sociedad española, y, o cambiamos rápidamente, sin perder un minuto todo esto, o estaremos viviendo en una sociedad que protege a los salvajes y desprotege a las víctimas.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados. La Manada: Una sentencia contra las mujeres

Agencias Electorales

Dice mi amiga #laLiber que los partidos políticos han perdido su esencia para convertirse en agencias electorales. Qué gran verdad. Y ahora se ven perdidos, porque la falta de ideología a  la hora de defender una idea u otra les hace incapaces de sacar adelante sus proyectos, y lo que es peor, están perdiendo, como consecuencia la capacidad de comunicar al ciudadano porque o porque no se hacen las cosas.

Tirar la herramienta ideológica a la basura como han hecho todos, porque de momento ninguno se salva,  desde luego no les favorece. Ya sé que el trabajo de salir de la crisis contribuyó a este hecho, y que desde el luego pintaban bastos en la economía. Si, entonces, había que hacer algunas concesiones para poder salir adelante, pero de ahí a perder toda la sustancia y la identidad de cada una de las formaciones políticas de nuestro país va un trecho. Es más de la crisis ya hemos salido de una manera u otra, y los partidos siguen utilizando esta estrategia.

La coyunturalidad con la que las distintas formaciones políticas de nuestro país defienden una idea y la contraria, un pacto con unos o con otros sin importarles lo mas mínimo quien es quien, y que defiende cada quien, hace que los ciudadanos vean con tremendo escepticismo a los líderes. Tal vez por eso reciben tan malas notas en el CIS.

Cuando se pierde la idea y el pensamiento político que sustenta una opción, o un partido en este caso, el ciudadano lo que percibe es que lo que busca el político en ese momento, es el poder por el poder, sin el menor atisbo de intención de servicio público, y con unas connotaciones de ambiciones personales que producen rechazo en el votante, que se pregunta ya en muchas ocasiones ¿Estoy votando a una persona para que mantenga su silla o estoy votando un  modelo de sociedad que me interesa?

Esta duda empieza a ser generalizada y no lleva a nada bueno. De hecho la esencia de la democracia no son las personas que detentan el poder delegado por el pueblo, sino la posibilidad de que todas las opciones políticas con sus modelos de sociedad correspondiente tengan su sitio y su oportunidad.

Todos los días estamos recibiendo impactos informativos relatados sobre esta manera de obrar, y no puedo encontrar en estos momentos ningún partido político que no esté jugando a este juego tan peligroso, que deja al margen los intereses de los ciudadanos para que primen los intereses de las personas que ocupan un determinado puesto o pretenden ocuparlo.

Es un riesgo para la democracia andar con estas artimañas, porque cuando el ciudadano deja de entender que el sistema democrático defiende su modelo de sociedad y sus intereses, y empieza a pensar que esto que ha costado tantos años conseguir, solo sirve para los intereses de unos pocos, es cuando empieza a encontrar el terreno abonado el populismo, el fascismo, y todo aquello que existe al margen de la vida democrática. No lo digo yo, que lo dice la historia, que raras veces se equivoca.

Tal vez toda esta nube de políticos y políticas, y sus satélites que pululan por las instituciones deberían pararse a pensar que, o empiezan a trabajar en sustancia ideológica, cada uno la suya, o a la postre esas agencias electorales antes llamadas partidos tienen los días contados. Lo que viene después, que vendrá si nadie lo remedia, es la involución vestida de populismo cuyo recorrido no quiero ni pensar en conocerlo.

Es la una y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 24 grados. Agencias Electorales

El Orient Express de Cristina Cifuentes

¿Han leído ustedes “Asesinato en el Orient Express” de Agatha Christie? … Pues si no lo han hecho, les recomiendo que lo hagan, porque ilustra perfectamente lo que le ha pasado a Cristina Cifuentes.

Ayer fue cuando Cifuentes anunció su renuncia, que no dimisión. Hasta ahí, ya ven, se le nota la soberbia y volvió a hacer eso que le sale tan bien: mentir. De las mentiras que conocemos: “Tengo un máster”, “Las cremas aparecieron en mi bolso por error” o  “Dimito para defenderos de la izquierda radical”, hasta las que aún no conocemos. Cristina Cifuentes no es precisamente una cleptómana, pero si es una mentirosa compulsiva que lo hace con tal desparpajo y soltura que verdaderamente Pinocho se ha convertido en un aficionado en comparación con ella.

De los másteres a las cremas. Vaya sarta de invenciones emitidas en directo. En un mundo globalizado y digitalizado la imagen vale más que mil palabras, y algunos se apalancan videos durante siete años y los usan por goteo, según convenga en cada momento, hasta que al final cuando el video toma toda la dimensión de su utilidad  lo hacen público. Entonces termina de servir, saca a la rubia de la coleta de la presidencia de Madrid, y vemos sus mentiras en directo y sin pudor, dándonos a los ciudadanos vergüenza ajena.

Tal vez el problema de Cifuentes es su colección de heridos sin rematar, que renqueando por los pasillos del poder, se han puesto de una manera, tal vez casual, de acuerdo para acabar con ella. Los muertos vivientes del Partido Popular de Madrid que siempre fue un problema para el Partido Popular. Ahí estaban también esta vez. Ya desde los tiempos de Alianza Popular, Madrid daba quebraderos de cabeza, y desde entonces se fue gestando el macramé de pequeñas y grandes corruptelas, con ese hilo pegajoso del que está hecha la podredumbre melosa de la corrupción y que termina atrapando a todos y a todas, y que por supuesto también atrapo a la dama de blanco.

Ella ahora gime y parlotea, enloquecida, hablando de linchamiento, acoso, derribo personal y extorsión, pero olvida o quiere olvidar, que ella ha sido una maestra de esas artes, con la amenaza siempre en la boca, dejando a periodistas sin trabajo, cerrando puertas a todo aquel que osara a mencionarle algún tema que no fuera de su agrado, despidiendo a esposas de antiguos colaboradores de otros presidentes de la comunidad, volviendo la espalda a aquellos que a pesar de conocer sus carencias la encumbraron, saltando de un bando a otro según le conviniera en cada momento, haciendo leña de los arboles caídos, muchos, compañeros suyos de todo, y cuando digo de todo, quiero decir de todo,  y sobre todo haciendo gala de que el poder lo tenía ella ahora, y con ese poder iba  a hacer lo que le diera la gana.

Recuerdo ahora como en septiembre de 2016 Cifuentes pedía públicamente a Rita Barberá que abandonase su escaño por haber sido investigada por corrupción, sin que ni siquiera hubiera condena. Increíble pero cierto, así se escribe la historia   La boca llena de la palabra honestidad, como si ella fuera la medida de las cosas, pero su baremo, su regla de medir estaba torcida, porque ella estaba allí, al lado de González – – del que más cerca estuvo en todos los sentidos-, de Esperanza, de Granados, de Blesa, de Arturo Fernández etc, etc, como colaboradora necesaria con sus silencios y alguna otra cosa más, mientras el “negocio de Madrid” se hacía con pingües beneficios, engrosando las carteras de algunos, y ella, entonces, callaba, asentía y se aprovechaba de la situación.

A Ratchett, en asesinato en el Orient Express lo asesinaron entre todos. Agatha Christie dota a cada uno de los personajes de una razón para acabar con la vida de Ratchett. En este episodio reciente de la historia de Madrid, también hay muchos personajes con motivos más que suficientes para acabar con Cifuentes. De hecho es lo que ha pasado, y al igual que en la novela de la Christie, al final nos queda un punto de lastima, incluso por los asesinos…

Antes de acabar les recuerdo un dato: En toda la Comunidad de Madrid la presunta malversación de fondos públicos asciende por casos de corrupción  a más de 656 millones de euros. Ahí es nada.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados. El Oriente Express de Cristina Cifuentes

 

ETA ¿ Es perdón o es amenaza?


ETA pide perdón hoy a la sociedad vasca … a los demás … que nos den … También, hace extensivo ese perdón, tan poco creíble, solo a las victimas “que no tenían participación directa en el conflicto”, como si alguno de los hombres, mujeres y niños que fueron asesinados fríamente, de una manera premeditada y medida, y con una crueldad de diseño, hubieran tenido algo que ver en sus propios asesinatos.

ETA habla de conflicto… ¿que conflicto? Yo no recuerdo un conflicto, pero si recuerdo atentados, uno tras otro, a personas que nunca tuvieron capacidad de respuesta a nada. Una masacre por goteo de inocentes, que ellos llevaban a cabo, sin piedad alguna, dejando un reguero de dolor que aun hoy pervive, tapizado de recuerdos de tiros en la nuca, bombas lapa bajo los coches, secuestros continuos, explosiones en supermercados…

Usan ese impersonal, el del “se ha padecido mucho”, y añaden, “antes y después de que existiera ETA”, incluyendo a sus asesinos – que curiosa asunción de la culpa- en el drama que ellos mismos perpetraron, y equiparan el padecimiento de las victimas y sus familias con el de los criminales que aprietan el gatillo sobre la cabeza de un hombre o explotan una bomba a los pies de un niño de 10 años.

¿Saben? ETA, con sus comunicados a lo largo de muchos años, creo un propio estilo de manipulación informativa, hasta tal punto, que esos libelos antes entregados a la prensa por hombres con capuchas negras ahora ya de manera no presencial, se estudiaban en las facultades de ciencias de la información de nuestro país como ejemplo de adulteración de la noticia. En eso de las fake news, de lo que tanto hablamos ahora, ellos, entonces ya, eran maestros, y hoy asistimos, una vez más, a un buen ejemplo de ello.

Los que vivimos los años del plomo con el miedo en los bolsillos los conocemos bien, sabemos de sus “mea culpa” de usar y tirar, pero ahora hay sangre fresca en la sociedad española que no vivió en directo su brutalidad llena de actos atroces donde el salvajismo y el sadismo estaban muy, pero que muy presentes, y se aprestan a escribir, sin alejarse un ápice de su estilo falaz y maniobrero, una carta de “disculpas” que revuelve a los muertos en sus tumbas y a los vivos en nuestro dolor, pero que puede llevar a la duda a aquellos que, por su edad, no pudieron ver de cerca su capacidad de matar un día tras otro.

No se que sucede entre las bambalinas del poder para que hoy tengamos en nuestras redacciones una carta como esta. Me da igual. Lo que ya no me da tanto igual, es escuchar a algunos, que nos cuentan que han venido a rescatar la democracia de las garras de la oligarquía, que se ponen medallas de purismo democrático, que se arrogan la facultad de regenerar el sistema, que nos dan lecciones de como acabar con la corrupción en las instituciones, hacerles la ola a esa panda de matones que mantuvo secuestrada a mi generación y a mi país durante tantísimos años, y que aun los que conocemos bien su capacidad de matar sin pestañear, nos tiemblan las rodillas solo con escuchar su nombre.

No entiendo porque el gobierno y la oposición, en sus manifestaciones posteriores a este fake comunicado de ETA, lanzan las gorras al aire. Lo mismo es mejor leerlo un par de veces y darse cuenta que esto es más de lo mismo, una nota de prensa de autobombo y complacencia, donde la obscenidad del texto nos recuerda que ellos aun tienen la mano en el gatillo y la pistola apuntándonos al entrecejo. ETA en su “disculpa” nos vuelve a señalar, y nos recuerda que están ahí, sujetando la pistola, y nosotros al otro lado del cañón, en el lado que apunta, que ellos deciden quienes son los muertos malos y los muertos buenos, que ellos eligen, que ellos siguen teniendo las armas, y lo peor que matar es fácil, claro que ahora el disparo por la espalda vendrá con un comunicado en el que dirá: perdona te he matado pero tu has tenido la culpa. ¡Que asco!
Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 12 grados. ETA ¿Es perdón o es amenaza?

Másteres, Místicas y Crianzas

Con tanto máster y no máster se nos están pasando frases memorables como la de Marta Rovira, que en una entrevista desde Suiza, decía ayer que “en Barcelona vivía en una prisión interior”… el cuerpo místico de Rovira… vamos como Santa Teresa en sus mejores momentos. El dislate que no cesa. Torrent, el especialista en desconvocar investiduras, el “desinvestidor” de futuros imposibles investidos, desconvoca de nuevo. Yo ya había hecho planes porque Torrent empieza a ser previsible en sus “espantas”. A él no le van a hacer pasar por la trena ni por las Salesas, vamos faltaría más. Eso si, como tira con pólvora del rey, y es un campeón en ocurrencias, dice que el Parlament se va a querellar contra el Juez Llarena – no tengo en Word el emonji de “me muero de risa” que si no lo ponía- De chocarrerías en chocarrerías hasta el infinito y más allá.

Y mientras tanto en el planeta de los “máster” al otro lado de la galaxia, el patio se revuelve. En ese ínterin, esperamos una “masteroctomía”, – hecho por el cual se extirpa un máster falso a un político o una política- , la del máster que lleva incrustado con calzador Cristina Cifuentes, y su posterior cese en clave mariana – es decir sangrarlos hasta el final, mientras el fuma su puro y lee el Marca-. Y también, presenciamos  un levantamiento de zombis, que saliendo de lúgubres cementerios portan prueba de falsos títulos, falsos másteres, falsas carreras de una infinidad de políticos que huyen despavoridos por las calles desiertas de sus partidos, cuál escena de The Walking Dead.

Y como la cosa se pone en clave electoral en Madrid, bien porque la Cifuentes puede coger el cesto de las chufas, y al grito de “Madrid no me la quita nadie, me la quito yo sola”, disuelve la cámara autonómica, o bien, porque se materialice esa moción de censura que no quiere nadie, pero a la que todos se agarran como un clavo ardiendo, lo mismo  las cosas se precipitan y Podemos tiene que entrar también en el juego. Es entonces cuando Errejón tira el chupete, lanzándolo a la cara de su “padre político”, Pablo Iglesias – ¿Serán celos por los gemelos en camino? – y dice eso de “no sin mis amigos y las listas las hago yo”, mientras Iglesias, que ya va entrenando para lo de la paternidad, le encara, y le dice la frase tan manida, en un ejercicio de la paternidad del siglo pasado: “ Chaval, ni media tontería” … que tierno es todo … que bonita es la crianza.

Lo cierto es que esta semana acaba en un tono de “sálvese quien pueda” aunque no todos están en un brete. Me dicen que han visto a Albert Rivera sentado en su sillón, mirando con una media sonrisa hacia esa ventana por la que se ve todo el panorama político, acariciando su gato mientras el sol sale, que no para todos, y tiene un tono tremendamente naranja.

Son las nueve y cuarto de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. Másteres, Místicas y Crianzas.