Mujeres y Transformación

Que bueno eso lo de transformarse… es la vida… cambiar, adaptarse, mejorar, innovar, progresar, todas estas palabras están sujetas por la transformación… Y nada mejor que una visión de mujeres y desde mujeres para hablar de ello.

Pensaran que soy una fatua, que porque la mujer está más capacitada para hablar de transformación que el hombre, pues bien, tal vez, porque llevamos muchos, muchos años, que digo años, siglos transformándonos a nosotras mismas con sociedades que nos cambiaban el disco cada pocos años.

No me voy a remontar a los fenicios, porque ni soy historiadora, ni tengo vocación de ello, pero si les hablare de la tremenda transformación que han llevado las mujeres de este país en los últimos 50 años.

Las mujeres que andan entre los 50 y 60 años, han vivido un verdadero torbellino de cambios en su vidas. Nacieron para ser esposas y amas de casa, a los pocos años, ya tenían que tener estudios y seguir siendo esposas y amas de casa, después llego la transición y  pudimos entrar en el mundo laboral, eso sí sin soltar lo de madre y esposa, luego llego el divorcio, fuimos trabajadoras a tiempo completo, madres, esposas y ex exposas… y luego llego la saturación de tanta maternidad sin paternidad, la hartura de las mujeres, el cansancio y la rebeldía, a situaciones con muchos deberes y pocos derechos,  y empezó, lo que algún amigo mío machista, si, porque todas tenemos amigos machistas, le llamo el acabose, la hecatombe… y entonces nos transformamos en mujeres que exigían compartir la responsabilidad de los hijos, de la familia, que estábamos en el mundo laboral y profesional pero no solo como peones, queríamos y queremos ser también reinas del tablero, pero sin un rey por encima, queremos dirigir, organizar, y algo tan sencillo como tener los mismos derechos que ellos, ya que de momento tenemos mas deberes.

No me digan que eso no es una transformación, así que mas que le pese a alguno, claro que sabemos de transformación, y claro que vamos a ponerla en marcha y llevarla a cabo. Vive Dios que he de verla, me va la vida en ello.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Mujeres y Transformación

Las Mujeres y La Ciencia

mujer y ciencia

El pasado  11 de Febrero se marcaba una vez más una fecha relacionada con la igualdad entre mujeres y y hombres en el calendario Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Con esta fecha Naciones Unidas quiere poner de manifiesto que la falta de participación de las mujeres en todo lo que concierne a temas científicos o tecnológicos esta siendo un verdadero tope para conseguir los objetivos de la agenda 2030.

Es curioso como un sector como el científico donde todo está medido, programado y demostrado, donde la mitología y los simbolismos están fuera de lugar, porque ciencia es ciencia como decía un profesor amigo mio, sea un espacio donde la discriminación y además en muy altas cotas siga existiendo.

Me pregunto, una y otra vez como un científico que se precie, como hombres que dedican toda su vida a medir, calcular, investigar, demostrar o desarrollar  pueden dar pábulo a algo tan poco científico y subjetivo como son  los estereotipos de género. Realmente por mucha ciencia que infundan aquellos que dedican su vida a la ciencia y practican a la vez, la discriminación de la mujer, están muy lejos de ser hombres de ciencia con letras grandes. Denle una vuelta.

Son las once y media de la mañana . No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 4 grados. Las Mujeres y La Ciencia

¿Porque vamos a tener que esperar 170 años para conseguir la #Igualdad?

5050

Saben una cosa

Según la Organización Internacional del Trabajo, si la participación de las mujeres en la economía fuera equiparable a la de los hombres, el PIB mundial aumentaría 26 por ciento en el 2025. Sin embargo, si seguimos a este ritmo, el Foro Económico Mundial asegura que tardaremos 170 años en alcanzar la plena igualdad entre ambos sexos.

Lo que me lleva a preguntarme, y a que se pregunten ustedes… porque vamos a tener que esperar tanto tiempo… 170 años… cuando el beneficio está a la vista.

Es tan estúpido todo esto. Es como tener dinero para compra una buena casa, y decir, no, prefiero seguir viviendo en esta vieja casa incomoda… Todo el mundo pensaría ante un hecho así, que o no se está bien de la cabeza, o que  esa persona tiene una vena masoca.

Pues bien con la igualdad de género sucede exactamente eso. Tenemos al alcance de nuestra mano, conseguir esa igualdad, las leyes están hechas, solo falta que la sociedad se dé cuenta, de  que esa desigualdad no nos conduce a  nada bueno, empezando por la violencia de género, que sacude día a día a las mujeres, u otros temas, que realmente deberían producirnos vergüenza, que sucedan en una sociedad avanzada en pleno siglo XXI, pero además teniendo a la vista esa mejora del 26 por ciento del PIB, no me cabe en la cabeza, como alguien o algunos puedan resistirse, de esa manera tan obcecada al progreso, si amigos y amigas porque la igualdad entre hombres y mujeres, es una cuestión de derechos humanos, pero también de progreso.

Aunque tal y como están las cosas, parece que los seres humanos de este planeta optamos por ir en carreta y a paso d’huomo que dicen los italianos, en vez de alcanzar la velocidad de la luz que nos daría la igualdad de genero. Ya ven, ya ven ustedes,  los humanos  parece que somos así.

Es la una y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados ¿Porque vamos a tener que esperar 170 años para conseguir la #Igualdad?

 

La Marcha de las Mujeres

trump-mujeres

 

Dice mi padre que a pesar de lo que parezca, en este mundo las mujeres siempre vamos un paso por delante… esto es muy discutible en algunos aspectos, pero si que es verdad que muchas de las grandes protestas por hechos injustos, a lo largo de la historia han sido protagonizadas por mujeres.

Hace unas semanas, a solo unos días de la toma de posesión de Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos, tuvo lugar la Marcha de las mujeres, una manifestación que contó con una numerosisima asistencia y que desde luego va a pasar a la historia de los Estados Unidos, como una de las muestras más importante de protesta, en tiempo record, contra un presidente, que la verdad sea dicha, y a pesar de no haber pasado los 100 dias, si esos 100 dias con los que suelen contar todos los que llegan a un cargo, ha dado muestras durante toda su campaña  electoral y mucho antes de una profunda aversión a la diversidad y a los derechos de las mujeres, entre otras cosas.

Basto ver ya, en su toma de posesión como utilizo su peor estilo a la hora de invitar entre comillas a su mujer a intervenir en ese acto.

Esta claro que ese medio millón de mujeres que salió a la calle en Washington denota que durante el mandato de Donald Trump y a pesar de sus intenciones, las mujeres no van a callarse, y van a tener un papel muy activo, y además con un mensaje muy claro, tremendamente claro: El Presidente no es América. Nosotras somos América.

Parece que a nivel global corren malos tiempos. Ya les comentaba la semana pasada la despenalización en Rusia de las agresiones a mujeres por parte del parlamento, pero las mujeres estamos acostumbradas, desgraciadamente, a vivir en ecosistemas hostiles, y esto desde luego no va a hacer mella en nuestra intención de lograr un mundo donde la igualdad sea una realidad y donde la violencia contra la mujer, sea física, verbal o intencional, este erradicada.

La actitud de Trump contra la igualdad y las mujeres no va a ser consentida con silencio, y con un impás de espera hasta las siguientes elecciones. Un gobierno de hombres y para hombres como se perfila ya el gabinete y la política del Sr. Trump tiene muy poca cabida en el siglo XXI, porque las mujeres ya ni nos callamos, ni consentimos, ni permitimos, y cualquier formula para mejorar la economía o la política pasa por ser diversa, o no funciona. Somos la mitad de la población y, o se cuenta con nostras, o todo será un fracaso. Trump parece haber olvidado que detrás de cada voto no solo hay hombres, hay también mujeres, y las cosas no se hacen “ a mi manera” como la canción que bailo en la cena de gala de su toma de posesión. Las cosas se hacen a la manera de todos y todas,  y para todos y todas.

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. La Marcha de las Mujeres

 

Rusia donde pegar a una mujer una vez no es delito

violencia-genero-2p

Que frase tan demoledora, escuchen: Preservar la autoridad parental, se la voy a repetir por si no la han escuchado bien:  preservar la autoridad parental.

Detrás de esta frase se esconde el fundamento que ha dado el parlamento ruso a la modificación de la ley sobre violencia domestica, o mejor dicho a la descriminalización de la ley de violencia domestica en ese país.

Pegar a una hija, a la mujer, a un anciano de la familia una vez al año ya no va a ser delito en Rusia, solamente cuando el agresor, si a ese que llama la propia ley autoridad parental, vuelva a pegar al mismo familiar, entonces podrá ser procesado por via penal, eso si siempre y cuando  la victima pueda demostrar los hechos ya que la justicia no va a actuar de oficio en estos casos .

Este proyecto de Ley del parlamento Ruso sepan que ha sido aprobado con 368 votos a favor y sólo uno en contra, y ha sido defendido, ya ven, por una mujer  Yelena Mizulina, parlamentaria ultraconservadora que ya antes se ha destacado por crear leyes contra los gays y otros tipos de libertades individuales  y, no pierdan de vista este detalle, es  presidenta de la Comisión de Asuntos de la Familia y la Mujer de la cámara, que alega que en la cultura familiar rusa las relaciones padre-hijo se construyen en torno al poder de la autoridad del padre y que Las leyes deben apoyar esa tradición familiar.

Según las estadísticas que maneja el Gobierno ruso , 36.000 mujeres son agredidas por sus parejas cada año y otros 26.000 niños por sus padres, ni más ni menos, y es que sepan ustedes que Rusia es uno de los países con las cifras más altas de maltrato hacia la mujer.

Mientras en el mundo se legisla contra la violencia hacia las mujeres, Rusia una de las principales potencias mundiales, vuelve con esta ley al Medioevo, con esta noticia verdaderamente perturbadora, un país que se sienta en la Asamblea de Naciones Unidas, que supuestamente tiene mecanismos democráticos, un país supuestamente libre. Pues ya ven el derecho civil más fundamental de un ser humano, que es el no ser agredido, en breve en Rusia pasara a la historia donde, aunque nos parezca inaudito con esta ley no solo no se castiga al agresor, sino que se le anima y se le da carta blanca para golpear y agredir a mujeres, en virtud de la costumbre, si la costumbre de pegar a las mujeres. Definitivamente algo no va bien, que digo algo, mucho no va bien.

Son las dos y media de la tarde. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 9 grados

¿Educamos nosotras en igualdad?

educando-igualdad

Saben una cosa

Muchas mujeres cuando tienen conflictos con su pareja, o en su matrimonio, terminan cediendo y cuando lo explican usan una frase demoledora: Lo hice por la paz de mi matrimonio, y en esa frase se engloban cesiones como abandonar un trabajo importante, dejar de llevar a cabo una formación necesaria para su carrera, o dejar de lado una promoción en la empresa para dedicar más tiempo a la familia.

Pero además con esta actitud no solo somos nosotras las que perdemos, también pierden nuestras hijas y nuestros hijos, a ambos les mostramos con esta actitud que lo normal es que cedan las mujeres.

Les estamos enseñando que hay que complacer a los hombres para que una relación funcione, y más cosas que con esa y otras actitudes acrecentamos, como por ejemplo enseñamos a las niñas a rivalizar entre ellas por la pura complacencia de un hombre.

Dice la escritora Chimamanda Adichie que enseñamos a las niñas a que no pueden ser seres sexuales de la misma manera que lo son los hombres. Si tenemos hijos apenas si nos preocupamos  de saber cómo son sus novias, pero sin embargo andamos muy pendientes de cómo son los novios de nuestras niñas, o por ejemplo también, todavía en muchos casos, elogiamos la virginidad de nuestras hijas… Pero elogiamos igual la virginidad masculina?

Nos preocupamos por la forma de vestir de nuestras hijas: todas y todos habremos escuchado más de una vez eso de vaya como va esa niña vestida… parece una fulana… a mi hija no le voy a permitir vestir así… ¿Nos preocupamos de igual manera de cómo visten nuestros hijos varones? Censuramos la vestimenta de un varón si remarca su condición sexual? Me temo que no.

Si seguimos así estaremos enseñando a las niñas a tener vergüenza de ser mujeres, estaremos enseñando a las niñas a ser mujeres que acepten silenciarse a si mismas en pro de la conveniencia de cualquier varón.

El peor problema de la igualdad entre genero esta en nosotros mismos, en cada uno y cada una de nosotras, que en lugar de reconocer como somos de una manera natural y libre, hacemos corsés y estereotipos en los que encerramos las vidas de las mujeres y de los hombres.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 7 grados.