La estrategia Trump contra los derechos de las mujeres #LeyAntiabortoAlabama

El Senado de Alabama aprobaba esta semana una ley anti aborto, que prohíbe practicarlo incluso en casos de violación o incesto. Algo que resulta realmente inaudito pero que desde luego tiene todo un rosario de intenciones ocultas.

Lo más probable es que esta ley no se puede poner en marcha tras su aprobación, ya que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha legislado previamente en contra, y es de orden superior. Pero este ataque a los derechos de las mujeres pretende modificar las leyes en los Estados Unidos en materia de interrupción del embarazo a través de una sibilina estrategia.

Curiosamente y de una manera casi simultánea, los estados más conservadores de Estados Unidos están aprobando leyes antiaborto, con el fin de que estas sean recurridas y llevadas al Supremo, obligando así, a que este tribunal se pronuncie, con la esperanza de cambiar y revertir su decisión de 1973 por la cual el aborto fue legal en todo el país.

En el caso de Alabama han sido los representantes republicanos, todos hombres y blancos, los que han aprobado esta ley, con penas de hasta un siglo de prisión para los médicos que lleven a cabo prácticas abortivas y sin considerar siquiera los casos de abortos por incesto o violación.

Pero no ha sido solo en Alabama donde se ha dado un hecho como este. En Georgia, otro estado del sur, ya se ha firmado la ley de latido del corazón con un contenido similar al de Alabama. Y otros cinco estados más han legislado medidas que también prohíben el aborto: Kentucky, Dakota del Norte, Iowa, Ohio y Missisipi, a los que se suman los estados conservadores de Florida y Texas, con leyes similares.

Ninguna de estas leyes va a poder ser implementadas, todas han sido recurridas y llevadas a los tribunales, pero eso exactamente es lo que esperan los conservadores. Su deseo es que lleguen a la corte suprema de los Estados Unidos, y lo haga justo en la campaña electoral de 2020 en la que Trump ira a la reelección. Además, con los cambios que Trump ha ido haciendo en el Tribunal Supremo, designando dos jueces conservadores, ahora la mayoría conservadora en el Supremo está asegurada.

Como ven este ataque a los derechos de las mujeres esta tremendamente orquestado y diseñado, y deja no solo el mensaje de que los cuerpos de las mujeres no les pertenecen, que están al servicio del hombre, que incluso, como en los casos de violación, deja claro que la culpa de la violación siempre es de la mujer que la sufre y no del agresor.

Que un país democrático como los Estados Unidos este legislando en pleno siglo XXI contra los derechos de las mujeres y restringiendo, o pretendiendo restringir, su libertad de elección es muy delator de la situación machista que se extiende como mancha de aceite por el planeta.

Desde luego si se materializa el retroceso en los derechos reproductivos de las mujeres en los Estados Unidos no les quepa duda que habremos dado un paso atrás, y estaremos empezando a descender hacia el pozo de la desigualdad y la discriminación, del que estábamos empezando a salir.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. La estrategia Trump contra los derechos de las mujeres  #LeyAntiabortoAlabama

 

Sostenella y Enmendalla: La ley del aborto no es un juego nos va la vida en ello

Gallardon

Las voces se han hecho escuchar y era de esperar. La maniobra de Gallardón para retener el voto de la derecha más extrema, no ha salido todo lo bien que se previa, porque la mayoría de los barones del PP están, salvo excepciones, bastante centrados, aunque algunos quieran vendernos lo contrario,  y más en este tema tan controvertido del aborto, que como bien sabemos se considera un asunto de conciencia.  Nadie podía esperar que dentro del seno del Partido Popular hubiera habido unanimidad frente a la propuesta de la Ley Gallardón sobre la interrupción del embarazo, aunque algunos desde la oposición quieran vender la imagen de un partido carca y desfasado pegado a las faldas de la iglesia y de los postulados más integristas.

Lo que realmente es increíble, es la postura del Ministro Gallardón. Que haya sido capaz de “parir” ese proyecto de  ley, que al final no contenta a nadie, es grave, pero es más grave aún, que vaya por ahí jactándose de que la ley es progresista, y de que, pese a que ayer Rajoy le insto a que se pusiera de acuerdo con los barones y otros miembros de su partido, siga insistiendo en que no se va a mover ni una coma.

Es incomprensible que este proyecto de ley haya salido con tanta premura, con tanta torpeza,  y por ello, por ese atropello, haya creado un problema interno dentro de la propia dirección del partido, haya creado, también, un problema dentro de su propio electorado, y le haya dado una baza a la oposición que, por cierto anda bastante escasa de manos para jugar. Tampoco se entiende porque no se ha  esperado a la decisión del Constitucional sobre el aborto, antes de reformar la ley ¿Para qué se presenta el tema en el Tribunal Constitucional si luego no se espera su dictamen?

Me temo que el Ministro Gallardón se ha quedado sin anteproyecto, y sobre todo desde hoy, va a tener que repensarse en qué consiste su papel de ministro, que dista mucho de presentar un borrador de una ley, con el ánimo dictatorial de que ni siquiera se va a modificar en el Parlamento. ¿Quien es un ministro para sujetarle la mano a las cámaras que es donde reside la voluntad popular? También la de su partido, ministro, también la de su partido.

Un partido político no es una secta, donde todos siguen al líder aunque decida arrojarse al abismo, un partido político es un espacio vivo de opinión y de decisión basada en los diferentes criterios, y donde todos deben ser escuchados, sobre todo porque cada uno de esos líderes, de esos barones, y sobre todo de los parlamentarios no son voces aisladas y únicas basadas en sus propios juicios. No, cada uno de ellos representa a sus electores, por eso están allí o por eso suponemos que están allí.

Y desde luego también está de más que la Señora Villalobos o la Señora Valenciano, desde la oposición, requiera el voto en conciencia de cada diputado. Si ambas tuvieran una buena educación democrática sabrían, es más estarían convencidas, que un diputado, en el que yo y muchos ciudadanos depositamos nuestra confianza, deben siempre votar, esta o cualquier ley en conciencia. A estas alturas, ambas deberían saber que los ciudadanos y ciudadanas de este país estamos muy, pero que muy alejados de eso que llaman “el pensamiento único”, y que la diversidad de opinión sobre el tema del aborto o cualquier otro, que se lleve al Parlamento es un requisito imprescindible para la buena práctica democrática.

En cualquier caso también hay otro punto que me ha llamado mucho la atención, y es que, mientras en el Partido Popular se ha abierto, aunque tímidamente el dialogo sobre el tema en cuestión, en el PSOE, escucho un silencio atronador, lleno de unanimidades contra  este proyecto de ley, y eso desde luego como ciudadana me escama, porque me imagino, o supongo, que dentro del PSOE habrá más de una postura… o tal vez ¿estemos asistiendo al tan consabido fenómeno de  “la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio”?

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. Sostenella y Enmendalla: la ley del aborto no es un juego, nos va la vida en ello.

Gallardón o la perversión de las palabras

Ya dije ayer en twitter cuando el Ministro de Justicia, andaba por el Congreso hablando de la ley del Aborto, que se iba a montar un pollo. Gallardón está especializado en este tipo de circos.

@MartaPastor En respuesta a Pedro J Ramirez @pedroj_ramirez Va a montar un pollo, nunca tuvo l don d la oportunidad, aunque s un tio inteligente, tanto k a veces no se le entiende En respuesta a Pedro J. Ramirez Ocultar conversación 2:10 pm – 7 mar 12 vía web

Pero el tema va mucho más allá que un simple circo mediático en vísperas del día de la mujer, para mayor repercusión (vieja treta de comunicación que todos sabemos hacerla y usarla querido Alberto). Lo que vino a decir ayer el Ministro, es sumamente grave por varias circunstancias.

La primera es que, como el Ministro de Justicia, puede llegar a insinuar, que en nuestro país se dan conductas delictivas de acoso y presión hacia las mujeres que quieren ser madres. Si eso es así, Gallardón como primer responsable de la Justicia española, debería tomar cartas en el asunto muy seriamente. Pues eso que describe es ni más ni menos que un delito.

Segunda, y también grave, con su intención demuestra una actitud paternalista hacia las mujeres, como si no fuéramos capaces de resolver nuestra propia vida, y tomar nuestras propias decisiones. Esa “protección” que emana de las palabras del Ministro ayer, me produce una ligera sensación de angustia, solo ligera que queda claro, pues creo que las mujeres españolas somos muy capaces de tomar nuestras propias decisiones, sin necesidad alguna de que venga un ministro a cubrirnos con su manto protector, vamos prefiero un desodorante me “protege” más. En cualquier caso, y volviendo al punto anterior, si él lo cree así, que legisle de manera que ni nada ni nadie pueda impedir que cualquier mujer de este país, se vea mediatizada en sus decisiones, la de ser madre o no, o la de cualquier otro tipo.

Y tercera, me pregunto si el Ministro se ha planteado, que va a suceder, si esa modificación de la ley del aborto, sale adelante, y entra en prisión la primera mujer por saltársela. Entonces ¿Qué hacemos? ¿Qué le vamos a decir al mundo? ¿Le vamos a contar que la estamos protegiendo para qué puede ser madre? Jardín frondoso y complicado en el que ha entrado el Ministro, y que desde luego no sé cómo va a salir, como no sea podando esa frondosidad de argumentos contradictorios y demagógicos, que puso ayer sobre la mesa.

Quiero dejar claro, que a mí la ley del aborto, tal y como está planteada tampoco me gusta, fundamentalmente porque es una ley hecha con intención claramente política por parte del gobierno anterior, que es francamente mejorable, y desde luego habría que reformarla, pero desde un punto de vista social, y no utilizando palabras como las que escuche ayer, que son verdaderamente espeluznantes, y utilizando la perversión del lenguaje. Y también quiero deciros que como católica que soy no comparto este asunto del aborto, pero ser católico es una opción personal, y desde luego también como católica, no puedo, ni debo imponer mis ideas por fuerza de ley a los demás, y menos con razonamientos confusos y peligrosos como ese de la “violencia de género estructural”. Ni se pueden usar los púlpitos para hacer política, ni los escaños para hacer iglesia.

Como dije ayer en twitter, Gallardón es un tío inteligente, tanto que a veces no se le entiende, pero esta vez algunas le hemos entendido perfectamente, tanto y tan bien, que sintiéndolo mucho, da miedo. Lo siento pero esa no es la derecha que quiero para mi país

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados

¿Preguntas o afirmaciones?

Estas han sido las preguntas que le han hecho al Presidente en “Tengo una pregunta para usted”:

Javier Elvira sobre la crisis económica y por qué el presidente no previó estas difícil coyuntura, con sus asesores, y le pregunta tambien si va a despedir a esos asesores.  Javier, de Pamplona y casado con 49 años, le pregunta si es consciente del drama humano que ocasionó por su falta de acierto político o de su transparencia a la hora de comunicarla.

Enrique, de Mijas, pregunta si, de verdad, nadie previó lo que se avecinaba.

María José, la primera de las personas paradas entre el público que toma la palabra, pregunta al presidente que no le tiene que hacer una pregunta, aunque espera que el presidente sí tenga «una respuesta para ella».

Teodoro, de 66 años y jubilado, traslada una «pregunta que está en la calle» sobre el dinero que el Gobierno ha concedido a los bancos y cajas, y se reitera en la pregunta, porque no lo ve claro

Reyes dice una pregunta directa: «¿Hasta cuándo va a durar esto?

Rafael, continúa con la crisis: «¿Si pierdo mi trabajo en tres meses, le vengo a pedir trabajo a usted?.

José, restaurador de Valencia, lanza el primer interrogante con chispa: «¿Si ustedes incitan al consumo de productos nacionales, por qué utilizan los políticos coches como Audis o Mercedes, y no un coche nacional como el Seat Toledo?».

Un ciudadano le pregunta sobre su gesto de quedarse sentado en el desfile de las Fuerzas Armadas al paso de la bandera norteamericana.

Rafael pregunta porque España comercia con armas y exporta armas

¿Cuál ha sido su mayor error en esta legislatura», pregunta Jaime de Getxo, «cansado de escuchar criticas entre Zapatero y Rajoy

Izaskun, soltera de 32 años, de Madrid y con síndrome de Down, pregunta porque no se está cumpliendo la ley de dar un puesto de trabajo a personas con discapacidad.

Nini, madre divorciada, se preocupa por la educación de los niños y el fracaso escolar. ¿No cree que se deberían tomar medidas urgentes sobre todo para resolver la violencia entre escolares?

Ejecutiva de cuentas, Virginia, de Santurce, toca el tema de la violencia de género, con resultados «nada buenos». ¿Qué está fallando.

Begoña, de Portugalete, le pregunta por el motivo que le roba el sueño, con tres millones de parados que no concilian el sueño por su situación.

Agente de viajes, originaria de Angola pregunta si, tras la grave situación económica, se le ha pasado por la cabeza dimitir.

Parada, Logroño Cuando prometió los 400 euros yo estaba cobrando el paro y me enteré que no tenía derecho a cobrar esa medida. Explíqueme por qué

Juan Antonio, delegado comercial también de Portugalete, pregunta por las personas mayores de 55 años que van al paro procedentes de las pymes, con un horizonte de sólo dos años cobrando la prestación. ¿para cuándo la ley aprobada en el Pacto de Toledo que contemple todas las aportaciones del trabajador a la Seguridad Social?

Un pintor, Joaquín, dice cuántos amigos suyos más van a tener dificultades para llegar a fin de mes

Juan, de Málaga, se muestra sorprendido por la contundencia del presidente, pero le recuerda que Rubalcaba dijo, tras el 11-M, que «España no merecía un presidente que nos mintiera» y la vincula a su promesa de pleno empleo.

Un ciudadano le demanda la fecha sobre cuándo va a aprobar el aborto en España

Javier, sacerdote le pregunta por el embrión y si piensa que el feto es un ser humano o no.

Rosa no comprende que existan distintas cartillas de vacunación en la cartera de servicios de las distintas autonomías

Diana pregunta porque critico el Plan de Bolonia y ahora lo apoya

María Alba pregunta porque no se ocupa más el gobierno de que se paguen las pensiones de alimentos de los hijos

Paula, estudiante, le pregunta al presidente que pregunta se haría él mismo y cual sería el consejo que daría los estudiantes

Y como se supone que los protagonistas del programa son los ciudadanos, yo me he fijado más en las preguntas que en las respuestas. El Presidente debería hacer lo mismo y reflexionar, por lo menos.

Son las doce menos cuarto de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 3 grados. Pensemos… a hay preguntas que encierran afirmaciones, y esta noche ha habido muchas. Basta con leer las etiquetas de este post para saber que nada va bien.

No ver, no oir, no hablar

 

 

 

El miedo a enfrentar situaciones y ponerles coto, es algo de lo que al parecer últimamente estoy aprendiendo mucho.  Lo de mirar para otro lado, caiga quien caiga, pese a quien le pese, o duela  a quien le duela, por pura conveniencia parece ser que forma parte de la “no-ética” de esta nueva sociedad en la que vivimos. Pero como diría mi buen amigo Antonio Fumero: ERROR, ERROR, ERROR… Porque las situaciones que no se atajan o se enfrentan se vuelven hacia uno mismo como un peligroso boomerang, que nos suele dar de lleno, empeorando, si cabe, los acontecimientos.

 

Y eso es lo que le está sucediendo al Partido Popular. Solo se puede hablar de la crisis económica, y hay que evitar los discursos sobre cualquier tema que resulte controvertido, como por ejemplo el tema del aborto y la eutanasia.  

 

Están convencidos que esa es una buena estrategia electoral, y el artífice de toda esta estrategia es Pedro Arriola, el rey del carpe diem y asesor de Rajoy, quien se empeña en que lo que le hace falta al Partido Popular es no poner el más mínimo interés en asuntos que puedan tener la más mínima polémica. Ya saben eso de que todo es relativo, y que todo es del color del cristal con que se mire.

 

Lo cierto es que el electorado del Partido Popular, que no entiende seguramente de relatividades y de conveniencias, está empezando a ver con sospecha ese silencio de Rajoy, ante las posturas vertidas en el reciente congreso del PSOE, y se pregunta porque Mariano no se posiciona respecto a lo que hace bien poco defendió en la Campaña Electoral, en el programa de su partido, y porque hace tanto hincapié en lo de la crisis económica y deja de lado lo del aborto y la eutanasia, dos puntos que están bien claros en el programa de su partido.

 

Hay errores que se pagan caros, y si se piensa Mariano Rajoy y Pedro Arriola, que las bases del Partido Popular van a dejar pasar por alto este tema que de verdad les preocupa en gran manera, pues he hablado con unos cuantos en los últimos días, y están perplejos por ese silencio desde el Partido, van por mal camino, porque esto solo les puede reportar más desprestigio, más perdida de votos, y más desconcierto ante su electorado.

 

El relativismo, el relativizar, el decir eso de “bueno, da igual” o “sobre este tema, que es de conciencia, no voy a posicionarme”, el no enfrentar las cosas de cara, en definitiva, el no tener una postura clara ante la vida,  o el viejo tema de querer contentar a todo el mundo, es algo, que no se si sabrán Rajoy y Arriola, no funciona, y al final no contentas a nadie, o lo que es peor, la gente termina por pensar, que esta ante personas tibias, sin carácter, sin decisión, que cuanto te necesitan, te prometen muchas cosas, pero a la hora de la verdad, reculan o esconden la cabeza bajo del ala, por pura cobardía o por pura conveniencia.

 

Yo ni estoy en el Partido Popular, ni en el PSOE, ni en IU, pero si estuviese en alguna de estas formaciones, desde luego les exigiría el cumplimento a raja tabla de los programas, y desde luego el posicionamiento claro, ante cualquier asunto que se suscite en la sociedad, y que este reflejado en dichos programas. Así que luego que no se llamen a andanas, cuando se les caigan los votos de las solapas, porque la ciudadanía sea del PP o del PSOE, ni es tonta, ni se chupa el dedo, ni le gusta que se la manipulé.

 

No creo demasiado en los ídolos, sin embargo a veces uno pone a alguien en un pedestal, y por mucho que uno se empeña en mantenerlo, se te cae, una y otra vez, y luego llega un momento que te cansas de volver a subirlo. Me parece que el pedestal de Mariano está vacío, que Mariano está caído, y me temo que su electorado, ha perdido las ganas de volver a subirlo.

 

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 26 grados. No me gustan los lunes y este menos…No hablaré del tema lunes, es controvertido. Ya lo dice Bebe, el silencio es la más elocuente forma de mentir.