Te acompaño en el sentimiento Patricia #Gabriel

Pequeño dolor, pero no por pequeño menos intenso. Una vida diminuta truncada por vete tu a saber. El rostro minúsculo de Gabriel, que nos sonríe desde las fotografías es un ala suave que nos acaricia, un soplo de algodón blandito que nos conmueve, un pez niño nadando por las redes. Allí está risueño con su bufanda azul – esa que durante todo este tiempo llevaba su madre – y su gorrito blanco, y nos invita a pensar en abrazos, besos, arrumacos. Nos invita al recuerdo de como alisábamos el pelo de nuestros hijos, o como le colocábamos la sudadera, o le abrochábamos los cordones de los zapatos. Se que todos hemos sentido la necesidad en estos días de abrazar a ese niño, y hemos abrazado a nuestros hijos y a nuestros nietos con el pensamiento de Gabriel en nuestra cabeza, mientras nudos de desesperación flotaban en nuestro vientre.

Y luego la noticia. El grito, el desgarro, un trazo negro en medio de la esperanza ya perdida, porque al final se ha cumplido el peor de los presagios. Es entonces cuando llega el sufrimiento inmenso que no podemos confundir con la rabia. Patricia, su madre, lo ha explicado muy bien, y es importante que todo entendamos ese mensaje. Patricia quiere nuestro dolor, para paliar el suyo, pero no nuestro odio y nuestra venganza. Eso la llevaría a más dolor si cabe. Tu pez niño, Patricia, y déjanos un poco que sea nuestro, nadará siempre por océanos calmos y tranquilos de cariño, de ternura, de afectos, donde la galerna del encono y de la venganza no tienen cabida

La frase “te acompaño en el sentimiento” tiene hoy más significado que nunca. Por eso hoy Patricia, yo también te acompaño en el sentimiento, en tu sentimiento, y aunque el dolor por la perdida de un hijo, y más en esas circunstancias va más allá del infinito, tu y yo sabemos, Patricia, que el amor siempre es más fuerte que la muerte, que el rencor, que la cólera y que la represalia.

Son las diez de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 12 grados. Te acompaño en el sentimiento Patricia #Gabriel

 

 

 

Anuncios

Trampas legales

 

basurero

Cada vez tengo menos tiempo para escribir, o por lo menos para escribir largo y tendido, así que voy a ver si doy un giro a este blog, aunque en vez de post, vamos a ceñirnos a la realidad que me circunda, es decir que no tengo tiempo “pana”, y voy a escribir micropost.

Así que vamos con el caso de Marta del Castillo, que es un tema que sigo con atención desde que empezó. Desde ayer la policía ha cambiado el lugar de búsqueda y además el principal acusado señala ahora al menor implicado como autor del asesinato. Lo cierto es que todo esto es cada vez más triste, porque, yo que estudié derecho, no con mucha ilusión, pero aun recuerdo ciertas cosas, tengo muy claro, como otros abogados, sobre todo los penalistas que estén siguiendo la información, que se si le imputa el crimen al menor, la pena es también, valga la redundancia, es mucho menor. Cosa queme hace sospechar que del caso Marta del Castillo nunca sabremos la verdad, aunque nos lo imaginamos, claro que la imaginación y la sospecha, no sirve para nada a la hora de probar un crimen.

Lo siento muchísimo por los padres, porque debe ser durísimo estar asistiendo a todo el proceso, con la impotencia de no poder hacer absolutamente nada, salvo esperar a que se encuentre el cadáver de su hija, y poco más.

Esta es la sociedad en la que vivimos, un mundo lleno de trampas legales, donde poco se puede hacer para demostrar la verdad de un hecho tan doloroso como el asesinato de una hija.

Son las once de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados, una magnifica noche para andar por ahí divirtiéndose y olvidando… así que … me pregunto… ¿Qué hago yo trabajando?….

No basta con cerrar el local

 

 

Hay tres noticias que han soliviantado el día. La detención de Txeroki, la “detención” – y lo entrecomillo, porque aun no se si es una detención o que es lo que es- de De Juana y su puesta en libertad bajo fianza, y el salvaje asesinato de Alvaro Ussía, un joven de 18 años, golpeado brutalmente hasta acabar con su vida por los “puertas” de El Balcón de Rosales.

Sobre las dos primeras no tengo mucho que decir, salvo que me alegro, y mucho, por la primera. Algunos dicen que ha sido un cambio de cromos con motivo de la cumbre, pero a mi tanto me da que me da lo mismo. El hecho es que Txeroki está en la trena y eso, desde luego es un gran paso.

Pero la tercera noticia pone de manifiesto lo que está sucediendo en Madrid, ya desde hace tiempo, muchos fines de semana. Nuestro hijos salen y aunque ya no lo verbalizamos, siempre nos queda ese punto de angustia, sobre si volverán, no ya en condiciones, pues muchas veces “las condiciones” no llegan ni a los mínimos, sino si lo harán vivos y enteros. Porque lo que ha sucedido en El Balcón de Rosales, no es nada que no esté pasando en otros locales “de moda” de Madrid. Yo, no es que salga mucho, pero si que seguramente algo más que la media que las personas de mi edad, y lo que he podido ver, hace que se me pongan los pelos como escarpias.

Claro que en este caso, es aun peor, pues el local estaba varias veces denunciado, pertenece a Parques Reunidos, una empresa publica perteneciente al Ayuntamiento de Madrid, carecía de licencia como discoteca y su clausura estaba solicitada por la Policía Municipal. Tantas irregularidades juntas no pueden ser una casualidad.

Los Madrileños pagamos una cantidad ingente de impuestos, que como poco nos deberían dar derecho a vivir en una ciudad medianamente segura, en la que nuestros hijos puedan divertirse sin que ello suponga un riesgo, y desde luego el responsable municipal de que El Balcón de Rosales y otros locales como este se mantengan desde hace ya muchos años al margen de la ley, como poco debería presentar la dimisión, para empezar por ética, para seguir por responsabilidad y desde luego porque no ha hecho bien su trabajo. Ya no basta con tomar medidas a posteriori.

Y desde luego Gallardón debería hacer una reflexión profunda de que es lo que está haciendo con Madrid. Mucha obra faraónica, mucha fachada, mucho discurso, pero hay un chico muerto, voy a pensar que por su ineficacia, porque si le doy alguna vuelta más al asunto, tal vez se me ocurra que esto no haya sido un cúmulo de fatalidades y errores. En el submundo de los locales de copas de Madrid se mueve mucho dinero y muchos intereses, y tal vez…

Son las once y media de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Por cierto no he leido nada sobre este tema en los blogs de esa gente tan “comprometida” de la red que venden blogs a pequeñas empresas, aprovechandose de su desconocimiento, a 6000 euros, pero un día de estos, también escribiré sobre eso. Hoy ya no, estoy muy cansada y mañana tengo mucho tajo.

Postpost: El Video es El Balcón de Rosales la noche del 24 de Noviembre de 2007. Si lo miraís con atención vereís como el “puerta” del centro reparte estopa. No es mio, esta en youtube, a disposición desde hace un año, de cualquiera que hubiera querido verlo.