No me gusta la frase: Las Mujeres están de moda

¿Saben una cosa?

Ni se imaginan lo que me molesta esa frase ahora tan en boca de muchos : Las mujeres están de moda… como si el hecho de estar en una situación más que manifiesta de discriminación en todo el planeta, protestar por ello, y reclamar nuestros derechos fuera una tendencia como la de comer quínoa o bailar zumba.

Asistimos a diario a la banalización del feminismo por parte de distintos estamentos de la sociedad, y lo peor de todo es que asistimos impasibles.

Me preocupa que vivamos esta situación tan extrema de desigualdad, que en algunos casos lleva incluso al asesinato de mujeres y sus hijos, a los hechos me remito, como si fuera algo pasajero y que queda bien hablar de ello a la hora de hacer un discurso político, anunciar una marca o incorporarlo a la responsabilidad social corporativa de las empresas porque queda feo no hablar de ello, y esto es de lo que está hablando todo el mundo.

La lucha por la igualdad es algo más profundo y necesario, que lo que supone una mera tendencia pasajera que va y viene en función de las mayores o menores necesidades de maquillar los temas o de lavar la cara de algunos que se apuntan al feminismo como para quedar bien… y que no se diga. Y no voy a citar ningún ejemplo reciente que seguro que a ustedes se les ocurre más de uno o de una que ahora de pronto se apuntan a “eso del feminismo”.

Movimientos como el #MeToo , la caja de pandora en España contra el acoso no son una moda, son la reacción de miles de mujeres en el mundo que levantan la voz para decir que ya basta y que no podemos más.

Así que cuando digas pienses o escribas eso de que “está de moda hablar de mujeres” piénsatelo un par de veces … porque flaco favor nos haces …

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 24 grados. No me gusta la frase: Las Mujeres están de moda

Anuncios

Antes estábamos cansadas, ahora estamos impacientes #Huelga8Marzo #TicTacTicTac

El 8 de marzo de 2018 quedará grabado para siempre en la historia de nuestro país. La movilización de la huelga feminista ha sido un éxito, con un gran seguimiento ciudadano y un reconocimiento incuestionable por parte de todos y todas. El mensaje, evidentemente, ha quedado más que reflejado en las calles y los medios de comunicación de nuestra sociedad. No solo las grandes ciudades se tiñeron de violeta, miles de pueblos de nuestro país llenaron sus plazas con mujeres más que hartas de la situación en la que vivimos.

Según reflejan los datos publicados, el paro feminista del Día Internacional de la Mujer ha sido secundado por más de cinco millones de trabajadoras y trabajadores. Las motivaciones, de sobra conocidas, inciden principalmente en la importante brecha salarial y en la violencia sexista. No obstante, para los recelosos – que todavía quedan-, en las siguientes líneas os dejo una breve pincelada de la desigualdad en cifras.

La desigualdad de la mujer: las cifras de la vergüenza

Comenzamos repasando la brecha salarial. Por término medio, una mujer cobra un 20 % menos que un hombre que desempeña sus mismas labores, lo que comparativamente se traduce en casi dos meses trabajando gratis para dicha empresa. Esta brecha se desgrana en una segregación horizontal: mujeres y hombres se concentran en determinados sectores de producción y empleos específicos, segregación vertical: cuando se produce esta concentración en determinados grados y niveles de responsabilidad y trabajo a tiempo parcial: contratos que están copados mayoritariamente por mujeres debido a que se ven obligadas a asumir mayores responsabilidades familiares y domésticas. Además, hay que sumar otra cuantía a este desajuste, que es el de la brecha de cuidados, ya que la mujer dedica su tiempo a trabajos no remunerados como el cuidado de la familia y los mayores. Este ultimo segmento de desigualdad salarial puede incrementar casi al doble estas cifras.

No obstante, los problemas para las mujeres en el entorno laboral no acaban ahí. Según los datos de la EPA, la tasa de ocupación de hombres y mujeres con hijos es significativamente desigual (82,8 % de ellos, frente al 63,5 % de ellas). Por no hablar de que solamente una de cada seis empresas tiene como su máxima figura a una persona del género femenino.

Una vez fuera del trabajo, la situación no mejora en absoluto. La mujer destina dos horas y media más que el hombre a las tareas del hogar (ellos dedican una hora más al ocio). Y eso que aún no hemos tratado el asunto más lamentable, la violencia machista: desde el año 2003, 926 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas, y al menos una de cada tres ha padecido algún episodio de acoso con un dato mucho más escalofriante:  solo un 2 % lo denuncia.

Algunos y algunas, dos días después, aun ponen en duda si había motivos para la huelga y las manifestaciones del 8 de marzo, aunque otros, visto los resultados ya se apresuran a subirse al carro no fuera a ser que se les escape un voto. Personalmente me da igual si lo hacen por un afán meramente electoralista o están plenamente convencidos, pero van a tener que ponerse a trabajar en ello les guste mucho, poco o nada. El caso es que el 8 de Marzo de 2018 ha marcado un punto de inflexión tan fuerte que tendrán, y a no tardar, que empezar a generar cambios que acaben con la situación tan injusta que padecemos las mujeres, de lo contrario, y tiempo a tiempo, hay un hecho insoslayable, indiscutible y claramente palpable : las mujeres de este país tenemos capacidad para la convocatoria y el paro por  nosotras mismas sin necesidad de nadie, así que, o se apresuran, o sea o no 8 de Marzo tendrán otra convocatoria y volveremos a los paros y las movilizaciones. Ya saben hace unos meses estábamos cansadas, ahora estamos impacientes. Tic tac tic tac …

Son las once de la mañana. Diluvia en Madrid y la temperatura exterior es de 12 grados.

 

Estudio Gender Monitor: Mejoramos … solo un poco y no en todos los ámbitos

Se ha publicado el informe ESADE GENDER MONITOR  de este año. Un barómetro sobre la igualdad en las mujeres directivas o que aspiran a serlo en el entorno laboral, realizado por la escuela de negocios ESADE,  y las conclusiones son para reflexionar un rato.

Por ejemplo nos encontramos con que  el 66% de las mujeres ya en la dirección opina que el apoyo de compañeros, jefes y otros profesionales de sus entorno han sido esenciales para llegar a esos puestos de responsabilidad, pero solo el 15% de ellas han tenido el tiempo necesario para hacer esas relaciones .

Este estudio se realiza cada año a más de 500 directivas en relación a las políticas de igualdad de sus compañías y a los principales retos pendientes, y uno de ellos que pone en claro este informe es por ejemplo,  el de la maternidad.

Fíjense. Dice este estudio que la maternidad supone un obstáculo para el 24,5% de las directivas con hijos, y este porcentaje se reduce a la mitad con las profesionales que no los tienen, y donde saltan todas las alarmas es en el colectivo de mujeres que tiene hijos pero no viven en pareja. Dudo mucho que estos porcentajes de preocupación sean los mismos en los hombres frente a la paternidad.

Estas mujeres del estudio ESADE GENDER MONITOR, también nos dicen que hoy por hoy  no existe paridad en los Comites de Direccion de sus compañías. Opina eso un 75%

Es verdad que crece, en relación al año pasado la implicación de la Alta Dirección, pero se echan de menos planes mejor orquestados, especialmente en relación a paquetes de medidas para la conciliación de la vida familiar y privada con la profesional. Si bien la conciliación sigue apareciendo en este estudio como la segunda barrera más habitual en las carreras de las mujeres, las compañías priorizan de momento la formación en conocimientos y habilidades,  y el reclutamiento y selección de talento femenino.

Este estudio también nos dice que las mujeres encuestadas consideran, en un 63%, que los hombres con responsabilidades que deciden conciliar encuentran las mismas o más dificultades que ellas. Esta es una información interesante, porque rompe con la idea tradicional de que la conciliación sea un asunto de mujeres. La conciliación de la vida privada y familiar y el cuidado de la vida apuntan, según los resultados de este informe, como una inquietud compartida entre mujeres y hombres que demandan soluciones creativas a las empresas.

Qué duda cabe que hay mucho por hacer, y desde luego este estudio nos muestra aun a las mujeres están fuera del poder y de la primera línea: los consejos de administración y los comités de dirección de las empresas. Las empresas siguen siendo un nicho de poder masculino, y mientras suceda esto no avanzamos, no digo las mujeres, me refiero al país, a todos y todas, porque no hay nada más frustrante que quedarte siempre a las puertas y no llegar nunca, a pesar de tener talento sobrado y reconocido, y las que se frustran, abandonan. No le pongan faldas y tacones a ese abandono, véanlo solo como pérdida de talento, porque cuando dentro de unos años no se produzcan los avances deseados en la economía, en la ciencia, en la cultura… deben preguntarse que paso con ese talento de las mujeres que tiramos a la basura … Piensen en ello esta semana

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados. Estudio Gender Monitor: Mejoramos … solo un poco y no en todos los ámbitos

Discriminación de la Mujer: Los datos lo demuestran #Mujeres

desigualdad

Hace unos días el presidente de una organización de empresarios, y les recuerdo que también, de empresarias, generaba una polémica por unas supuestas declaraciones en una conferencia, sobre la situación del empleo en nuestro país y las consecuencias de la incorporación de la mujer al mercado laboral.

Desde esa organización de empresarios, e insisto  también de empresarias, afirmaron que esas declaraciones, que dejaban a la mujer como culpable de la falta de empleo en nuestro país eran falsas. Me alegro de que así lo fueran, pero convendría recordarles a esta y otras asociaciones de empresariales de nuestro país, que en vez de entrar en jardines sobre como solucionar la falta de empleo, con afirmaciones que luego dan lugar a polémica y a malestar, podrían emplear sus discursos en denunciar e intentar solucionar uno de los problemas más acuciantes que sufre la mujer española: El de la discriminación en el mundo laboral

Porque es un hecho demostrado y fehaciente que las mujeres están discriminadas laboralmente. Es un hecho y los datos lo demuestran como por ejemplo el estudio presentado hace unos días por el  centro de estudios de economía aplicada (FEDEA)en el que se analiza la situación de las mujeres en el mercado laboral.

El resultado refleja que “pese a que tienen más formación y nivel educativo sufren discriminación en materia de empleo, salarios y acceso a posiciones de liderazgo” con 10 datos que no dejan lugar a duda.

El Primero es que las mujeres están Mejor formadas que los hombres. Dice el estudio que  “Las mujeres en España tienen más años de educación formal que los hombres.

El segundo dato es que a pesar de estar mejor formadas, ya ven, tienen menos trabajo. El estudio FEDEA cuenta que En España hay 1.642.000 mujeres menos que están trabajando que los hombres.

El tercer dato es que sufren más desempleo. La brecha entre el paro masculino y femenino está volviendo a crecer con la recuperación económica.

El cuarto dato: es que las mujeres acceden a empleos de peor calidad.  1,16 millones de mujeres trabaja actualmente a tiempo parcial aun cuando desearan hacerlo a tiempo completo, más del doble que los hombres.

El quinto dato del informe FEDEA dice que la situación familiar afecta a las mujeres en sus empleos y en la búsqueda de empleo.

El Sexto dato es que  Las tareas domésticas generan desigualdad en nuestro pais. Las mujeres dedican al día 2,5 horas más de media a las tareas del hogar que los hombres, y sin embargo, los hombres destinan una hora al día más al ocio y tiempo libre.

El séptimo dato es que las mujeres están peor remunerada. Esto no supone que ante dos puestos iguales haya esa diferencia. Si no que se explica por la dificultad de las mujeres a acceder a determinados cargos y a la parte variable del sueldo, ahí está siempre la trampa. La brecha salarial crece con la retribución variable.

El Octavo dato, que demuestra esta discriminación, es que  en España el porcentaje de mujeres que tienen una formación mayor que el trabajo que desempeñan, supera en tres o cuatro puntos al de los hombres

El noveno dato es que se observa un menor desarrollo profesional por parte de la mujer. Desde principio de los noventa la proporción de mujeres con capacidad de gestión se mantiene estable en el entorno del 30%. No sube mientras que el de los hombres si

Y el decimo dato del Informe FEDEA es que solo  el 17% de las consejeras de las grandes empresas son mujeres, tasa muy por debajo de la media europea. Una de cada diez ejecutivos de máximo nivel son mujeres y solo el 3% son consejeras delegadas.

Con estos datos a la vista, tal vez las asociaciones de empresarios deberían preocuparse no solo por crear empleo para todos y todas, sino que además, que para eso reciben subvención del Estado,  corregir en las empresas estos 10 datos, que para que engañarnos, son, demoledores. Las mujeres no somos un problema, que quede claro,  pero desde luego y a la vista este informe lo que si  tenemos es un gran problema.

Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados.

Algunos que dicen que tenemos mucha prisa por mandar … #Mujeres

wecandoit

Me decía el otro día un amigo, si de esos que te explican las cosas que te sabes al dedillo, pero que insisten en explicártelas,  que las mujeres no ocupamos posiciones de liderazgo porque aun no hemos tenido tiempo, que las cosas pasan cuando tienen que pasar, y que tenemos mucha, demasiada prisa por mandar, cuando, según él, y siempre según él, tal vez la sociedad  no está aun  preparada.

Como a mi también se me da bien explicar las cosas, no pude por menos que decirle que esto no es una cuestión de tiempo ni de escalafón, y que si quiere ver a sus dos hijas, porque tiene dos hijas mi amigo, ocupando el puesto que se merecen por su talento, hay que transformar la sociedad, y que eso solo se puede hacer desde el liderazgo,  quienes lo ejercen movilizan recursos, gestionan poder, inspiran a las personas, y pueden conseguir  cambios importante en la sociedad, y por supuesto también en las cuestiones de género.

Por eso que las mujeres ocupen cargos directivos, de toma de decisión, de poder en el sector público y privado, que sean referentes y líderes  debería ser ya una prioridad en las agendas de los políticos y políticas de nuestro país.

Algunos problemas, como la brecha salarial, el desprecio, el mal trato, o control  de los chicos sobre las chicas, los abusos sexuales en el trabajo, u otros  mucho graves como la violencia de género, estarían en vías de solución son una sociedad donde los liderazgos estuvieran repartidos por igual entre hombres y mujeres.

Los referentes de mujeres en el poder son cada vez mas necesarios para hacer un sociedad mas justa, y donde la igualdad no sea, como siempre una asignatura pendiente y de menor importancia. Sino las hijas de mi amigo y las de ustedes, ya pueden estudiar 8 carreras, 20 masters , 11 idiomas, que no pasaran del segundo o tercer nivel como mucho, y además tendrán que soportar la secuelas de esa falta de liderazgo, las citadas antes, violencia de genero, brecha salarial, abusos, desprecio, etc etc… Yo creo que es para pensárselo antes de decir que lo que nos pasa es que tenemos mucha prisa por mandar.

Son las 9 y media de la mañana . No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados . Algunos que dicen que tenemos mucha prisa por mandar