Otro Gobierno

Portada de Otro Gobierno

Llego a casa. Es un poco tarde, pero no me puedo ir a dormir sin escribir unas líneas sobre la presentación del libro “Otro Gobierno” de mi buen amigo Cesar Calderón, a la que he asistido esta tarde.

Podría contaros lo bueno que es libro y hacer una reseña sobre su contenido, pero prefiero que lo leáis, y obviamente lo compréis, porque como decía mi abuela Marta, hay que dar de comer a los autores que no viven del aire y de la creatividad.

Pero de lo que si voy a escribir es sobre Cesar, el inefable Cesar Calderón, que conocí hace ya 8 años, siempre con su compañera Verónica a su lado, y de nuestra amistad, que siempre ha estado, afortunadamente por encima de nuestras ideas, tan dispares, y sobre las que rara vez coincidimos, ni coincidiremos nunca, aunque esa divergencia que algunos sectarios no entienden, enriquece mucho las amistades, eso si las amistades verdaderas.

Nunca he dudado de la valía de Cesar, siempre dije que ese chico tenía “vector”, vaya si lo tiene, y lo que es mejor, lo que va a tener, y no precisamente porque este tocado por la mano de los dioses, como les sucede a algunos, sino porque Cesar es el tesón, la fuerza de voluntad, el trabajo, la perseverancia, el entusiasmo, las ganas, el empuje, en fin, si tuviera que poner un ejemplo de libro de alguien inasequible al desaliento, escribiría el nombre de Cesar Calderón. Y este libro, que esta tarde se ha presentado en el la Casa del Libro de Madrid, forma parte de una trayectoria que aun esta empezando pero que va a dar mucho que hablar.

Nada más que decir, o mejor dicho me queda mucho que decir, pero lo cierto, es que a veces las palabras no dan para expresar realmente todo lo que es una persona, por muchos términos que seas capaz de escribir o verbos que conjugar. Yo de vosotros le seguiría muy de cerca.

Son las doce de la noche. Llueve ligeramente en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Y mientras escribo esto escucho Assedic.

Postpost: Cesar córtate el pelo, por Dios¡¡¡

Red, inteligencia y negocio

 

La red, como muchas veces he escrito, a estas alturas del viaje, es un espacio virtual donde cabe todo. No os voy a contar lo del otro lado del espejo, pues lo he contado muchas veces, y no quisiera aburrir, pero me llama mucho la atención, que algunos que se autodenominan puristas de este asunto de Internet se hayan permitido hacer críticas demoledoras sobre ese nuevo negocio que acaba de aparecer llamado Cink, entre los que se encuentran dos de los “tíos” – entre otros – más punteros de la blogosfera española: Cesar Calderón y Marc Vidal.

Estos pseudopuristas piensan que la red es un espacio etéreo, tal vez como el limbo, o como el séptimo cielo, donde nada debe concretarse, nada deber servir para nada – salvo sus intereses personales o políticos- y donde todo debe fluir sin llegar a concreciones de ningún tipo. Pues bien, están muy equivocados.

Este espacio virtual, llamado Internet, o como os de la gana, es un sitio de concreción y de eficacia, que solamente difiere de lo que antes llamábamos realidad, en que es mucho más rápido, mucho más cercano y sobre todo global, pese a quien le pese, y esto permite, que además de muchas más cosas, sea un espacio de negocio, de lo más lícito y de lo más limpio, por supuesto siempre y cuando esa nitidez este impulsada por los que lideren el proyecto.

El rasgado de vestiduras, en el caso de Cink, viene porque el proyecto, entre otras cosas, se ofrece a empresas para que trabajen con Twitter, muevan sus intereses en meneame, o utilicen las redes sociales para posicionar sus proyectos. Supongo que yo también estaré en su punto de mira, porque yo utilizo las mismas herramientas, para mis intereses profesionales y personales, ya que como pretendo que me lean, me muevo por la red para darle a mis opiniones, la mayor visibilidad posible. ¿Es esto ilícito? ¿No es ético – como dicen algunos? ¿O es que la red es solo un sitio donde no se puede hacer ningún tipo de trabajo serio?.

Uno de los mejores ejemplo de la utilización de la red, es el uso que se está haciendo de ella por parte de las Organizaciones No Gubernamentales, que han sido uno de los primeros sectores, que han utilizado las herramientas que ponen a nuestro alcance las TIC, para la difusión de intereses, causas, etc.… Claro que a lo mejor para estos pseudopuristas esto también es una aberración. Ah, que es que no tienen fines lucrativos, se me olvidaba.

Que gran error, pero que error más gordo están cometiendo estos gurús de pacotilla. Hacer negocios, dentro o fuera de la red, que yo sepa a día de hoy, no solo no está penado por la ley, sino que gran parte de nuestra economía se mueve gracias a ello, y desde luego a este pais, que vive, y va a vivir una de las peores crisis de su historia reciente, le vendría muy bien, que las pequeñas y medianas empresas, estuvieran ya de lleno inmersas dentro de las TICs, y no como sucede a día de hoy, que siguen siendo una asignatura pendiente en nuestro panorama economico.

Por eso, y a pesar de que estos aprendices de Oráculos de Delfos, que de economía saben menos que yo – que ya es decir, que yo de eso se poco, pero tengo por lo menos sentido común- se hayan tirado como lobos a degüello contra el proyecto Cink, yo como otros muchos que creemos que la inteligencia, cuando mejor se demuestra es en tiempos de crisis y no de bonanza, y Cink es una demostración de que a base de pensar se pueden hacer buenos negocios en la red, y desde luego supone un buen empujoncito a la pequeña y mediana empresa en nuestro país.

Y como yo no tengo Oráculo, pero si bola de cristal – que hoy no usaré – no puedo vaticinar si el proyecto Cink será o no un éxito, pero desde luego lo que es un éxito rotundo es haberlo puesto en marcha y haber pensado en ello. Y si sale mal, pues seguro que los “pensantes” de la idea son capaces de crear otras más y mejores.

Son las doce de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. La diferencia entre una inteligencia normal y una por encima de lo normal, es que los que poseen está ultima son capaces de crear, los primeros solo repiten y repiten procesos creados por otros. Además como dice Amaral, son mis amigos y llevamos mucho detrás como para ahora aguantar tonterias…