No me llames Padrazo, llámame Padre

Saben una cosa

La palabra responsabilidad no está muy de moda que digamos. Vivimos en un sociedad donde se nos llena la boca con la palabra derechos, pero se nos olvida que también hay deberes, y que sin un perfecto equilibrio entre derechos y deberes la sociedad no termina de funcionar. Y porque hablo de deberes, porque uno de los más  primordiales y fundamentales es educar y cuidad de nuestros hijos e hijas, y eso hay que hacerlo por igual hombres y  mujeres.

Sucede que hasta ahora hemos sido las mujeres las que nos hemos ocupado de esa tarea, fundamentalmente porque es el rol que una sociedad machista nos ha adjudicado, pero esto no debe ser así. Lo que debería ser normal es que el padre sea corresponsable y esté implicado en la crianza y educación de sus hijos

A pesar de los cambios y de intentar “normalizar” la situación, todavía estamos en una sociedad machista, y aún se ve como algo diferente que un hombre que se implica, que toma la crianza como algo natural y como parte activa de la familia, sea un ser extraño, ya que el estereotipo dice que el hombre para cuidar de sus hijos le basta con ser simplemente  el proveedor,  llevar el dinero a casa tras largas jornadas laborales y aparecer sólo en momentos muy puntuales formando parte de la familia.

De hecho existe un término que a veces se usa: el padrazo, el padre que siempre está con sus hijos, que los cuida, que los viste, que los lleva al parque, que se sienta con ellos a hacer los deberes, que los acuesta cada noche, que los anima en los deportes, en definitiva que se ocupa de ellos. Es una pena que haya que utilizar un aumentativo para describir las tareas normales que debe hacer un padre por sus hijos.

¿Sabes? Si eres un hombre de esos a los que llaman padrazo y me estás leyendo ahora, dile a tu familia y a tus amigos que se ahorren el aumentativo, que te llamen simplemente padre, y que tomen buena nota de lo que haces, porque de excepcional no tiene nada, es lo normal, lo que debería ser, tu deber y en el fondo, aunque muchos hombres aún no lo sepan también tu derecho. Son tus hijos, son tus hijas.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. No me llames Padrazo, llamame Padre

Estudio Gender Monitor: Mejoramos … solo un poco y no en todos los ámbitos

Se ha publicado el informe ESADE GENDER MONITOR  de este año. Un barómetro sobre la igualdad en las mujeres directivas o que aspiran a serlo en el entorno laboral, realizado por la escuela de negocios ESADE,  y las conclusiones son para reflexionar un rato.

Por ejemplo nos encontramos con que  el 66% de las mujeres ya en la dirección opina que el apoyo de compañeros, jefes y otros profesionales de sus entorno han sido esenciales para llegar a esos puestos de responsabilidad, pero solo el 15% de ellas han tenido el tiempo necesario para hacer esas relaciones .

Este estudio se realiza cada año a más de 500 directivas en relación a las políticas de igualdad de sus compañías y a los principales retos pendientes, y uno de ellos que pone en claro este informe es por ejemplo,  el de la maternidad.

Fíjense. Dice este estudio que la maternidad supone un obstáculo para el 24,5% de las directivas con hijos, y este porcentaje se reduce a la mitad con las profesionales que no los tienen, y donde saltan todas las alarmas es en el colectivo de mujeres que tiene hijos pero no viven en pareja. Dudo mucho que estos porcentajes de preocupación sean los mismos en los hombres frente a la paternidad.

Estas mujeres del estudio ESADE GENDER MONITOR, también nos dicen que hoy por hoy  no existe paridad en los Comites de Direccion de sus compañías. Opina eso un 75%

Es verdad que crece, en relación al año pasado la implicación de la Alta Dirección, pero se echan de menos planes mejor orquestados, especialmente en relación a paquetes de medidas para la conciliación de la vida familiar y privada con la profesional. Si bien la conciliación sigue apareciendo en este estudio como la segunda barrera más habitual en las carreras de las mujeres, las compañías priorizan de momento la formación en conocimientos y habilidades,  y el reclutamiento y selección de talento femenino.

Este estudio también nos dice que las mujeres encuestadas consideran, en un 63%, que los hombres con responsabilidades que deciden conciliar encuentran las mismas o más dificultades que ellas. Esta es una información interesante, porque rompe con la idea tradicional de que la conciliación sea un asunto de mujeres. La conciliación de la vida privada y familiar y el cuidado de la vida apuntan, según los resultados de este informe, como una inquietud compartida entre mujeres y hombres que demandan soluciones creativas a las empresas.

Qué duda cabe que hay mucho por hacer, y desde luego este estudio nos muestra aun a las mujeres están fuera del poder y de la primera línea: los consejos de administración y los comités de dirección de las empresas. Las empresas siguen siendo un nicho de poder masculino, y mientras suceda esto no avanzamos, no digo las mujeres, me refiero al país, a todos y todas, porque no hay nada más frustrante que quedarte siempre a las puertas y no llegar nunca, a pesar de tener talento sobrado y reconocido, y las que se frustran, abandonan. No le pongan faldas y tacones a ese abandono, véanlo solo como pérdida de talento, porque cuando dentro de unos años no se produzcan los avances deseados en la economía, en la ciencia, en la cultura… deben preguntarse que paso con ese talento de las mujeres que tiramos a la basura … Piensen en ello esta semana

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados. Estudio Gender Monitor: Mejoramos … solo un poco y no en todos los ámbitos

Discriminación de la Mujer: Los datos lo demuestran #Mujeres

desigualdad

Hace unos días el presidente de una organización de empresarios, y les recuerdo que también, de empresarias, generaba una polémica por unas supuestas declaraciones en una conferencia, sobre la situación del empleo en nuestro país y las consecuencias de la incorporación de la mujer al mercado laboral.

Desde esa organización de empresarios, e insisto  también de empresarias, afirmaron que esas declaraciones, que dejaban a la mujer como culpable de la falta de empleo en nuestro país eran falsas. Me alegro de que así lo fueran, pero convendría recordarles a esta y otras asociaciones de empresariales de nuestro país, que en vez de entrar en jardines sobre como solucionar la falta de empleo, con afirmaciones que luego dan lugar a polémica y a malestar, podrían emplear sus discursos en denunciar e intentar solucionar uno de los problemas más acuciantes que sufre la mujer española: El de la discriminación en el mundo laboral

Porque es un hecho demostrado y fehaciente que las mujeres están discriminadas laboralmente. Es un hecho y los datos lo demuestran como por ejemplo el estudio presentado hace unos días por el  centro de estudios de economía aplicada (FEDEA)en el que se analiza la situación de las mujeres en el mercado laboral.

El resultado refleja que “pese a que tienen más formación y nivel educativo sufren discriminación en materia de empleo, salarios y acceso a posiciones de liderazgo” con 10 datos que no dejan lugar a duda.

El Primero es que las mujeres están Mejor formadas que los hombres. Dice el estudio que  “Las mujeres en España tienen más años de educación formal que los hombres.

El segundo dato es que a pesar de estar mejor formadas, ya ven, tienen menos trabajo. El estudio FEDEA cuenta que En España hay 1.642.000 mujeres menos que están trabajando que los hombres.

El tercer dato es que sufren más desempleo. La brecha entre el paro masculino y femenino está volviendo a crecer con la recuperación económica.

El cuarto dato: es que las mujeres acceden a empleos de peor calidad.  1,16 millones de mujeres trabaja actualmente a tiempo parcial aun cuando desearan hacerlo a tiempo completo, más del doble que los hombres.

El quinto dato del informe FEDEA dice que la situación familiar afecta a las mujeres en sus empleos y en la búsqueda de empleo.

El Sexto dato es que  Las tareas domésticas generan desigualdad en nuestro pais. Las mujeres dedican al día 2,5 horas más de media a las tareas del hogar que los hombres, y sin embargo, los hombres destinan una hora al día más al ocio y tiempo libre.

El séptimo dato es que las mujeres están peor remunerada. Esto no supone que ante dos puestos iguales haya esa diferencia. Si no que se explica por la dificultad de las mujeres a acceder a determinados cargos y a la parte variable del sueldo, ahí está siempre la trampa. La brecha salarial crece con la retribución variable.

El Octavo dato, que demuestra esta discriminación, es que  en España el porcentaje de mujeres que tienen una formación mayor que el trabajo que desempeñan, supera en tres o cuatro puntos al de los hombres

El noveno dato es que se observa un menor desarrollo profesional por parte de la mujer. Desde principio de los noventa la proporción de mujeres con capacidad de gestión se mantiene estable en el entorno del 30%. No sube mientras que el de los hombres si

Y el decimo dato del Informe FEDEA es que solo  el 17% de las consejeras de las grandes empresas son mujeres, tasa muy por debajo de la media europea. Una de cada diez ejecutivos de máximo nivel son mujeres y solo el 3% son consejeras delegadas.

Con estos datos a la vista, tal vez las asociaciones de empresarios deberían preocuparse no solo por crear empleo para todos y todas, sino que además, que para eso reciben subvención del Estado,  corregir en las empresas estos 10 datos, que para que engañarnos, son, demoledores. Las mujeres no somos un problema, que quede claro,  pero desde luego y a la vista este informe lo que si  tenemos es un gran problema.

Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados.

Claro que se puede cambiar… #EllasPueden #Conciliacion

Headline Change, concept of Change

Algunos dicen que la vida es eso que pasa mientras estamos trabajando… y desde luego no debería ser así. A todos y a todas nos gustaría trabajar en empresas en las que nuestro horario terminara a las 6 de la tarde, o que nuestra empresa tuviera un banco de tiempo, o poder trabajar en casa como tiempo efectivo de trabajo, es decir #teletrabajar, sin tener que desplazarnos hasta la oficina, o no tener que estar calentado la silla porque a nuestro jefe le gusta el presentismo y le da seguridad tenernos cerca.

Todo eso puede suceder, porque ahora no solo la tecnología ayuda, sino que además han cambiado los parámetros para medir el éxito de un negocio, de una empresa, y lo que prima es la productividad frente al viejo empleado de manguitos y muchas horas de silla, que debería tender a desaparecer.

Así que venga, hagamos un esfuerzo por ser ciudadanos y ciudadanas del siglo XXI, porque el verdadero cambio, ese del que se habla tanto en las últimas semanas, debería consistir en tener una vida donde se pueda trabajar y vivir, y que la vida no sea eso que pasa mientras estamos trabajando

Son las 12.32. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Entradilla #EllasPueden Hablando de cambios

Carolina Bescansa. La #Conciliacion no era eso

Carolina-BescansaNo es la primera vez que sucede un episodio de distracción por parte de #Podemos para encubrir uno de sus fracasos, en este caso los pactos post electorales, pero jamás pude pensar que la maniobra de distracción iba a incluir a un bebé, a un menor – el de Carolina Bescansa –  en exposición máxima, en un día en el que el hemiciclo del Congreso de los Diputados está lleno de cámaras y medios.

Además para que la cortina de humo sea mayor, incluso Pablo Iglesias ha cogido al bebé en brazos y lo ha mecido en varias ocasiones ante la atenta mirada de Errejón. Las fotos del bebé de Bescansa ya son virales, en pocas horas han dado la vuelta a las redes sociales. Propósito conseguido, aun comprometiendo la identidad del menor.

La realidad es que el populismo tiende a banalizar todo, hasta lo más sagrado para la sociedad, y en este caso le ha tocado la china  a la conciliación. El lugar de trabajo no es sitio para un niño o una niña, y la conciliación consiste en tener tiempo para compartir con nuestros hijos e hijas, dependientes, ancianos/as, incluso nosotros/as mismos/as pero no en el espacio de trabajo, y desde luego en el caso de los menores mucho menos. La Conciliación pasa por tener un horario racional que equilibre nuestro tiempo libre y nuestro tiempo en el trabajo, y desde luego no es cosa de mujeres, es cosa de todos y todas.

Hoy he vuelto a ver a un bebe colgado de una mujer, una de las imágenes más puras del estereotipo del que queremos apartarnos, y esta imagen la ha proyectado #Podemos para generar un golpe de efecto y tapar uno de sus nuevos fracasos.

Querida Carolina Bescansa, la conciliación no era eso

Son las dos y media de tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. Carolina Bescansa. La #Conciliación no era eso

PostPost: No voy a ilustrar este post con la foto de Carolina Bescansa con su bebe

#ConciliarEsUnDerecho

padre-e-hijo-PESCANDO-300x200

El 13 de Julio del año pasado José, un cocinero del Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral de Madrid pidió a la dirección del centro retrasar en una hora su entrada al puesto de trabajo ya que, con su horario no tenía posibilidad alguna de llevar a su pequeño a la guardería, un centro de la red pública de la Comunidad de Madrid.

José entraba a trabajar a la misma hora en la que abría la guardería, la escuela infantil: a las 8.00 de la mañana, con lo cual era materialmente imposible estar en los dos sitios a la vez.  La dirección de su empresa se negó a aceptar la modificación y José decidió llevar el asunto a los tribunales.

Esta semana  el juzgado Número 18 de lo Social de Madrid, acaba de dictar una sentencia que obliga a la empresa a permitir que José retrase una hora su entrada al trabajo para que le dé tiempo a llevar a su hijo a la escuela infantil.

Que José pueda llevar a su hijo a la guardería sin perder su puesto trabajo es ya importante, pero hay algo más, la magistrada de este Juzgado sienta bases fundamentales para la conciliación, como por ejemplo en último párrafo de la sentencia, cuando  afirma que  “No pueden prevalecer las dificultades organizativas sobre la protección jurídica de la familia que deben garantizar los poderes públicos”.

Tomen nota y piensen antes de denegar un permiso a un padre o una madre para llevar a su hijo a la escuela o a la guardería,  piensen que sin los niños y las niñas no habrá futuro, no habrá nada, no habrá vida… y por supuesto no habrá negocio.

Son las 9 de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. #ConciliarEsUnDerecho