Sostenella y Enmendalla: La ley del aborto no es un juego nos va la vida en ello

Gallardon

Las voces se han hecho escuchar y era de esperar. La maniobra de Gallardón para retener el voto de la derecha más extrema, no ha salido todo lo bien que se previa, porque la mayoría de los barones del PP están, salvo excepciones, bastante centrados, aunque algunos quieran vendernos lo contrario,  y más en este tema tan controvertido del aborto, que como bien sabemos se considera un asunto de conciencia.  Nadie podía esperar que dentro del seno del Partido Popular hubiera habido unanimidad frente a la propuesta de la Ley Gallardón sobre la interrupción del embarazo, aunque algunos desde la oposición quieran vender la imagen de un partido carca y desfasado pegado a las faldas de la iglesia y de los postulados más integristas.

Lo que realmente es increíble, es la postura del Ministro Gallardón. Que haya sido capaz de “parir” ese proyecto de  ley, que al final no contenta a nadie, es grave, pero es más grave aún, que vaya por ahí jactándose de que la ley es progresista, y de que, pese a que ayer Rajoy le insto a que se pusiera de acuerdo con los barones y otros miembros de su partido, siga insistiendo en que no se va a mover ni una coma.

Es incomprensible que este proyecto de ley haya salido con tanta premura, con tanta torpeza,  y por ello, por ese atropello, haya creado un problema interno dentro de la propia dirección del partido, haya creado, también, un problema dentro de su propio electorado, y le haya dado una baza a la oposición que, por cierto anda bastante escasa de manos para jugar. Tampoco se entiende porque no se ha  esperado a la decisión del Constitucional sobre el aborto, antes de reformar la ley ¿Para qué se presenta el tema en el Tribunal Constitucional si luego no se espera su dictamen?

Me temo que el Ministro Gallardón se ha quedado sin anteproyecto, y sobre todo desde hoy, va a tener que repensarse en qué consiste su papel de ministro, que dista mucho de presentar un borrador de una ley, con el ánimo dictatorial de que ni siquiera se va a modificar en el Parlamento. ¿Quien es un ministro para sujetarle la mano a las cámaras que es donde reside la voluntad popular? También la de su partido, ministro, también la de su partido.

Un partido político no es una secta, donde todos siguen al líder aunque decida arrojarse al abismo, un partido político es un espacio vivo de opinión y de decisión basada en los diferentes criterios, y donde todos deben ser escuchados, sobre todo porque cada uno de esos líderes, de esos barones, y sobre todo de los parlamentarios no son voces aisladas y únicas basadas en sus propios juicios. No, cada uno de ellos representa a sus electores, por eso están allí o por eso suponemos que están allí.

Y desde luego también está de más que la Señora Villalobos o la Señora Valenciano, desde la oposición, requiera el voto en conciencia de cada diputado. Si ambas tuvieran una buena educación democrática sabrían, es más estarían convencidas, que un diputado, en el que yo y muchos ciudadanos depositamos nuestra confianza, deben siempre votar, esta o cualquier ley en conciencia. A estas alturas, ambas deberían saber que los ciudadanos y ciudadanas de este país estamos muy, pero que muy alejados de eso que llaman “el pensamiento único”, y que la diversidad de opinión sobre el tema del aborto o cualquier otro, que se lleve al Parlamento es un requisito imprescindible para la buena práctica democrática.

En cualquier caso también hay otro punto que me ha llamado mucho la atención, y es que, mientras en el Partido Popular se ha abierto, aunque tímidamente el dialogo sobre el tema en cuestión, en el PSOE, escucho un silencio atronador, lleno de unanimidades contra  este proyecto de ley, y eso desde luego como ciudadana me escama, porque me imagino, o supongo, que dentro del PSOE habrá más de una postura… o tal vez ¿estemos asistiendo al tan consabido fenómeno de  “la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio”?

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. Sostenella y Enmendalla: la ley del aborto no es un juego, nos va la vida en ello.

¿Fue un Consejo de Ministros o no?

Estamos acostumbrados a no ver más allá de nuestras narices o ver lo que queremos ver o lo que esperamos ver, y eso nos hace, con frecuencia, no llegar al fondo de las cuestiones, y no darnos cuenta de lo que en realidad está sucediendo a nuestro alrededor.

La rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado viernes, es un claro ejemplo de ello.

Todo empezó antes, una semanas antes…(Sigue leyendo)

@martapastor en @Estrella_digit

Cosas que hacer en casa

Después de la reunión del Consejo de Europa la pasada semana, ahora toca mover ficha. El Eurogrupo está convocado para el 9 de Julio, y lo que va a hacer es poner en marcha las resoluciones tomadas en el Consejo, y aunque el tema de la financiación directa de nuestros bancos, seguro que no es la primera línea de la agenda -y mientras que eso sucede-, habrá que ir haciendo los deberes que faltan, porque de lo contrario eso que llaman mercados volverán a castigarnos, de hecho aun siguen enviando “señales”.

El tiempo es tan importante como el dinero, así que mientras llega ese dinero a las arcas de los bancos, el gobierno de España va a tener que cuadrar las cuentas, que por cierto, no terminan de ponerse en orden, lo que significa bajar los costes de las administraciones, especialmente las autonómicas y ver la manera de aumentar los ingresos. Para el primer punto, de una manera rápida no le va a quedar más remedio que acometer, seguramente en el próximo Consejo de Ministros una nueva bajada de los salarios públicos, y por supuesto seguir deshaciéndose de empresas y entes públicos, de dudosa rentabilidad.

Para el segundo punto, eso de hacer caja, no le queda otro remedio que subir los impuestos, y en este caso el IVA se va a llevar la palma de esa subida. Por un lado elevarán el tipo general, el que conocemos todos como el del 18, pero tendrán que cuidar como hacen esa subida, ya que si se les va la mano, llegando hasta tipos del 24, es muy probable que la recaudación se eleve, pero que produzca, sin lugar a duda una caída en picado del consumo, y como consecuencia se frenaría el crecimiento. En cuanto a los tipos del 4 y del 8, la subida está clara, ya que esos tipos de IVA, recaen sobre artículos de primera necesidad, con lo cual, aquí no hay “efecto lentejas” o pagas, o pagas, no hay otra.

El dato de la bajada del paro de hoy, casi en 100.000 personas es una buena noticia, pero eso de momento, no basta, es solo una línea de alivio .Al gobierno de Rajoy, el verano se le presenta complicado, y me temo mucho que van a tener pocas vacaciones, porque este tipo de medidas, ahora ya no pueden esperar, y además, van a tener que saber contarlas, pues los mercados son tan susceptibles al mensaje como a los hechos, y cualquier información equivoca o poco clara, puede ponerlos de nuevo en estado de “mosqueo”, y ya sabemos todos que es lo que sucede cuando no ven las cosas demasiado claras, cuando el mensaje no se entiende, o cuando no está suficientemente explicado…

Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 23 grados.

Viernes de Reforma

En las empresas andan con las mosca detrás de la oreja, hay un parón general en cuanto a lo que despidos y contrataciones se refiere, porque el viernes, salvo sorpresas de última hora se va a aprobar la tan temida reforma laboral. Si esa la que Mariano Rajoy se refería off the record y que decía que le iba a costar una huelga.

Los agentes sociales no se han puesto de acuerdo, así que el gobierno va a poner en marcha los mecanismos que hagan realidad esta reforma, que desde luego, llega llena de múltiples polémicas. Por un lado el Gobierno va a incluir una indemnización más barata por despido, -de 20 días por año trabajado-, y además hay una simplificación de los contratos, pero no solo un modelo como pretendía de Guindos, ya que parece ser que los sectores que más crean empleo en España, que son la construcción y los servicios, tienen unas características muy especiales, y un solo modelo de contrato, les llevaría a una situación inviable. Tampoco parece que vaya en la reforma laboral el asunto de los minijobs , ya que la Ministra de Trabajo, Fatima Bañez, ha manifestado que ese tipo de empleos son incompatibles con las leyes de trabajo españolas.

El tema de las indemnizaciones por despido, es otro apartado que se va a modificar, y parece ser que la intención es que dentro de estas nuevas directrices de despido, se detalle lo más posible cuales van a ser las causas de despido procedente, para así evitar el uso continuo de los tribunales. También se contemplan los despidos objetivos por causas económicas que llevarían una indemnización de 20 días por año trabajado.

El gobierno, en el Real Decreto que aprobará el viernes (al final no va a ser un proyecto de ley como pretendían las centrales sindicales), va a mantener, a pesar de la oposición de la CEOE, el despido improcedente, rebajando la indemnización de 45 a 33 días.

El Real Decreto no va a tener efectos retroactivos por lo que los trabajadores que en el momento de su entrada en vigor tengan un contrato indefinido van a poder seguir acogiéndose a la indemnización de 45 días por año si el despido es improcedente, este era uno de los grandes escollos con los sindicatos, y parece ser que el gobierno va a ceder en que el real decreto no tenga efectos retroactivos, para así bajar la posible conflictividad social que genere esta reforma laboral.

Son las diez menos cuarto de la noche. Llueve un poquito en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Pues nada a esperar al viernes.

Mejor estar que ser

Me preocupa que Mariano Rajoy esté poco más que desaparecido. No sé porque los asesores de comunicación de nuestro recién estrenado presidente no hacen algo para que Rajoy aparezca en escena y cuente, ya que no hay nada peor en un régimen democrático que no explicar a la opinión pública lo que se está haciendo. Claro que también está aquel que dice que el que no habla no puede equivocarse y ni desdecirse, pero eso en la práctica resulta una falacia, y es algo altamente peligroso.

Las medidas que está poniendo en marcha el gobierno son los suficientemente duras, como para que el presidente de una explicación, y más ahora, que si bien las encuestas nos dicen que a la ciudadanía, esas medidas no acaban de gustarle, y que las ven con temor y algo de recelo, pero lo que si también cuentan las encuestas, es que los ciudadanos están, digamos en buena disposición y que se muestran comprensivos, y resignados con los recortes, dada la situación que atraviesa el país.

Para cualquier asesor en comunicación, estos datos serían más que suficientes como para aconsejar una comparecencia y una explicación pública. Si así lo hace, eso que lleva ganado, si por el contrario el presidente sigue ausente de la arena política, seguro que tienen que pagar prenda.

Son las dos y media de tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Tal vez mañana vaya al Congreso. A veces no basta con ser, hay también que estar

Esa Comunicación

Las prisas nunca fueron buenas consejeras, y menos los agobios, y tengo la sensación que el Ministro Luis de Guindos, está algo acelerado y también algo agobiado. Ya sé que ser Ministro no es una tarea fácil, y que su ministerio es de los de nota, pero debería sosegarse, y además tomar conciencia de donde está ahora, que no es donde estaba antes.

La comunicación y, la prudencia en la comunicación, son asignaturas pendientes en la clase política de este país, y a los hechos me remito. En la pasada legislatura los cambios de parecer sobre asuntos de importancia eran continuos y las distintas posturas, incluso algunas muy dispares, de los miembros del gobierno se daban un día sí y otro también. Más de una vez Rajoy, en el parlamento,  le recordó al ejecutivo de Zapatero, esas faltas de coherencia. Pues bien de Guindos lleva tres cambios de parecer sobre materias de importancia en cinco días. El ministro de Economía ha descartado hoy, una subida del IVA, que él mismo anuncio ayer y,  ha asegurado que esa subida del IVA “no está sobre la mesa” en estos momentos, y que la reforma del sistema financiero no se aprobará en el Consejo de Ministros de este jueves, pero sí en las próximas semanas. Ya veremos lo que pasa el jueves.

Además parece ser que todos quieren meter la cuchara en esto de la economía, pues el recién nombrado Ministro del Interior, Jorge Fernández también  ha puesto su granito de arena, contándonos que el déficit público es del 8,2, llevándole claramente la contraria a Montoro.

Si bien es cierto que Hacienda somos todos, deberían saber algunos que se supone que están preparados para gobernar, que el slogan hace alusión a la hora de pagar, y no significa que en los asuntos del ministerio, todo el ejecutivo tenga opinión, y además cada uno la suya. La política fiscal es claramente competencia del Ministro de Hacienda, y Luis de Guindos, debería tener claro  que no está dentro de sus menesteres, y que él se tiene que dedicar a reactivar la economía, aumentar la competitividad  y productividad de nuestro país desde su ministerio.

En fin espero que esto solo sea un problema de “novatos”, y el Ministro de Economía se centre, y sobre todo debería asesorarse a la hora de comunicar con alguien que conozca este arte. Ya sé que, algunas personas que han estado tiempo dentro de la parcela del poder, bien político o económico, no ven con buenos ojos eso de que alguien como, por ejemplo, un periodista o un asesor de comunicación, les aconseje como y cuando deben explicar las cosas ( que es un humilde periodista comparado con un prócer de las finanzas y la economía¡¡¡), pero sería un buen ejercicio de humildad para empezar, cosa que no le viene mal a nadie, y además mejoraría mucho su paso por el ministerio y su relación con los ciudadanos en esto de ser un servidor público, porque lo de ser Ministro no es un cargo, ni una medalla, ni un premio, es un puesto de servicio público y desde luego no es conviene desconcertar, que andamos para pocas incertidumbres y desvaríos.

Son las seis de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. No obstante creo que Luis de Guindos, aunque no sabe donde lo hace, si sabe como hacerlo, y no es un juego de palabras