Algo huele a podrido en Cataluña #11Oct

Me temo que lo de ayer en el parlament tiene mucho de postureo, de performance, de puesta en escena. Esa sumisión de la CUP que se conformó con abandonar la sede parlamentaria y hacer un discursito, bastante flojo para lo que nos tienen acostumbrados, esos guiños entre Oriol Junqueras y la bancada de la CUP… No sé, no lo veo… y lo que sí percibo, es que esto estaba pactado de antes, un hoja de ruta donde se pone al gobierno de España en el disparadero, para que suspenda la autonomía, y entonces será cuando ellos echarán toda la carne en el asador, en modo mártir, agobiados por el peso de “un estado opresor”, que es lo que buscan vender a la comunidad internacional.

Mucho me temo que no hay mucha ruptura entre JxSi, ERC y la CUP, todo lo contrario, siguen juntos y en la misma dirección, esperando que el gobierno de España haga lo que tiene que hacer, porque no le queda otra, y entonces es cuando empezará su fiesta, su fiesta… que no la nuestra. Será entonces, cuando acudan a la calle de nuevo, para explicarles a la gente que estaban dispuestos a dialogar, a ser los buenos de la película, y que  “los malos”, el gobierno de España, no ha querido entablar esa conversación.

En un juego continuo de posverdades – antes llamadas mentiras – van envolviendo todo el camino, y en él nos están llevando a todos. Esto no es una tregua para el dialogo, es una trampa, de la que difícilmente puede salir el estado, sin sufrir daños.

Hay muchas señales en el cielo que dicen que no van a dar marcha atrás, para empezar el 1 de Enero de 2018 se levanta el secreto bancario en Andorra, y eso a los “independentistas de salón y billetera” les va a traer consecuencias nefastas, si para entonces, no controlan la situación, ya que detrás de todos estos sentimientos implantados en la gente sobre libertad e independencia, hay un interés espurio y siniestro de salvar sus propios culos apestados por la corrupción de muchos años. Algo huele a podrido en Cataluña, y el hedor ahora está tapado con el perfume barato de la independencia, pero no durará mucho, antes o después nos daremos cuenta. Espero que no sea tarde.

Es la una y media de la tarde. Sigue sin llover en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Algo huele a podrido en Cataluña

Anuncios

#PedroSanchez #PSOE o morir en el intento

Ayer dijo Pedro Sánchez que lo iba a intentar, pero a mí no me quedó demasiado claro que es lo que iba a intentar. Claro que Sánchez tiene mucho que intentar.

Lo primero que tiene que conseguir, es convencer a su partido -que no es solo él, Cesar Luena y Hernando –  que, para poder formar gobierno, tendría que pactar con los independentistas junto con #Podemos #PabloIglesias, y eso supone admitir y facilitar el referéndum en Cataluña, entre otras lindezas, o, por ejemplo, supongo, el requerimiento que plantearía #Podemos, de dejar de pagar la deuda. Y por supuesto, convencerles de que ese pacto con #Podemos no llevaría a la desaparición total del PSOE del panorama político español. Todo esto, bajo el supuesto de que #Podemos quiera apoyar su investidura, que no parece que esté muy por la labor. La intención de #Podemos es ir a nuevas elecciones, esta vez fagocitando a IU, que le aportaría 900.000 votos. Ya con eso hacen un buen roto al #PSOE, todo sin contar con que probablemente sumarían algunos votos más.

Lo segundo que tiene que intentar, es persuadir a los 90 diputados electos, que si no se llega a un acuerdo, habría que ir a nuevas elecciones, y eso significa que el acta que tienen en el bolsillo los 90 del #PSOE tendría que ser devuelta. Es decir, que esos 90 diputados, se encontrarían otra vez en el escenario de “ciento volando”, con, por ejemplo, el tema de Irene Lozano, por citar, que no se ha visto en una mejor, asi que dudo mucho que suelte el  acta, que debe tener, como poco, encerrada en la caja fuerte de su casa. Los 90 del #PSOE, por lo que puedo leer y escuchar, no tienen nada claro que, si hubiera nuevas elecciones, conserven su escaño, o vayan de nuevo en listas.

También tiene que convencer a Susana Díaz, que ya maneja el #PSOE de Andalucía casi como una formación política más, que esos pactos con los independentistas, que en el mejor escenario, llevarían a una reforma de la Constitución en la que se abordaría, entre otros temas, la división territorial de nuestro país, y como consecuencia el reparto de “los posibles” entre las comunidades autónomas, no deje a Andalucía a los pies de los caballos, para callar la boca de algún sector de  los independentistas, como Junt pel Sí. Me temo que Susana Díaz, independientemente de su ambición personal de liderar el PSOE, no está por la labor de consentir ese atropello para la comunidad que gobierna. Y no solo es Andalucía, sino que bajo esa misma premisa están Extremadura o Castilla La Mancha, por ejemplo.

También Pedro Sánchez, tiene que convencer a su electorado, que pudiendo votar a #Podemos #PabloIglesias, ha optado por votar PSOE, es decir, que supongo que no verían con buenos ojos, que su voto sirviera, como ha sucedido en Madrid, para encumbrar a la formación de Iglesias, mientras el PSOE “pierde vidas” a raudales en la capital de España.

Otra cosa que tiene que intentar Pedro Sánchez, es convencer a Europa, y en especial al Partido Socialista Europeo, que ya ha sufrido los descalabros y la merma hecha por Tsiriza en Grecia con el PASOK, que esa posible decisión de abrir la puerta a #Podemos no sería una debacle más para los socialistas europeos, amén de que en Europa, seas socialista, liberal, conservador, o de los coros del ejército ruso, la deuda, se paga o se paga, cosa que me temo que #Podemos -que ha procurado ocultar bien durante la campaña esas intenciones – , no está por la labor de hacer, y en cuanto toquen poder, será una de las primeras cosas que empiecen a rular como un mantra.

Y por último, Pedro Sánchez tiene que intentar convencer a los electores, que después de haberse puesto a cara de perro con Rajoy, y haberle dicho de todo menos bonito, de haber repetido hasta la saciedad que nunca jamás apoyaría al Partido Popular para que gobierne, ahora, tendría que dejar que Mariano Rajoy volviera a ser presidente de este país.

Efectivamente, Pedro Sánchez dijo bien ayer, cuando utilizó la palabra “intentar”. Claro que la política es el arte de lo posible, y como dijo Romanones, en política nunca jamás significa hasta mañana, aunque tal vez en este caso, yo de Pedro Sánchez iría con mucha cautela, que se le ve con prisas, y a veces cuando se invocan imposibles se muere en el intento

Son las nueve de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 4 grados. Pedro Sánchez: Morir en el Intento

 

No estamos en Venezuela #MinistroCatala

No se puede debatir sobre lo que no es debatible. Tal vez esta idea parece una obviedad, pero no lo es.

Ayer el #MinistroCatala se arrancó por peteneras, como dicen en Cádiz, para dejar caer, como quien no quiere la cosa, que eso de publicar lo que a un periodista le cuenta, generalmente un funcionario o un político sobre una investigación judicial, podría tener un castigo.

A estas alturas del partido, tal vez, Catalá, a la par ingenuo e imprudente, debería ya saber que solamente el hecho de plantear ese debate, ya en sí, constituye un ataque a la libertad de información,  y un coqueteo, inquietante, con ese viejo fantasma del pasado llamado censura.

No obstante para tranquilidad del Ministro, y aunque supongo que ya conoce el contenido, le diré que en España el Código Penal, ya se ocupa de perseguir a aquellos funcionarios que revelen información que esté bajo secreto sumarial, y también a aquellos que difundan el contenido de esas filtraciones (art. 197).

Claro que esto es potestad de los jueces, y la pretensión de Catalá, de hurtar a la justicia y dejar en manos de la administración la posibilidad de sancionar al mensajero no entra dentro del marco constitucional. Entre los derechos fundamentales que tenemos los ciudadanos recogidos en la Constitución se encuentra, el derecho a la información.

La verdad, es que, no sé qué hago yo, a primera hora de la mañana, recordándole a un ministro de Justicia, el contendido del Código Penal Español, y también los artículos de la Constitución, claro que si en esa tesitura estamos, es que no es que hayamos ya perdido los papeles, es que estamos cayendo en picado a una sima donde por supuesto el estado de derecho ni está, ni se le espera.

El miedo, el pánico es una angustia innecesaria, y solo genera estupidez, torpezas, desatinos e incongruencias, en definitiva, problemas y más problemas. No estamos en Venezuela, Ministro

Son las ocho de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados.

Urkullu y la soberanía compartida : Campanas, campanas…

Ayer Urkullu se descolgó con un termino, que aun que él crea que es nuevo, ya se barajo en el proceso de reforma de la Constitución de 1837. El termino al que hizo alusión es el de soberanía compartida.

Cuando en mayo de 1844 el general Ramón María Narváez se hizo cargo del gobierno, los moderados estaban divididos respecto a la necesidad de reformar la Constitución de 1837 entonces vigente -incluso el grupo más reaccionario encabezado por el marqués de Viluma abogaba por su derogación y la vuelta a la carta otorgada del Estatuto Real de 1834-. Narváez se inclinó finalmente por la opción de la reforma defendida por el grupo liderado por Alejandro Mon y Pedro José Pidal frente al grupo de moderados “puritanos” que defendían su mantenimiento porque su aprobación había sido fruto del consenso entre los dos grandes partidos liberales, moderados y progresistas, lo que les permitiría alternarse en el gobierno sin tener que cambiar la Constitución cada vez que se cambiaba el gobierno.En realidad lo que defendían Mon y Pidal era elaborar una nueva Constitución pues los cambios que proponían eran muy importantes: sustituir el principio de la soberanía nacional por el de la “soberanía compartida” entre el rey y las Cortes, lo que situaba en un mismo plano a la Corona y a la Nación y reforzaba los poderes de la primera; y la sustitución del Senado electivo por uno designado por la Corona, que además sería vitalicio

Eso fue la razón de ser del termino de  soberanía compartida, quitar poder al pueblo para dárselo al Rey, pero  Urkullu, en su desconocimiento total de la historia, o en una interpretación torticera del termino  y de las bases de la  Constitución Española, pretende vendernos el termino, como si fuese un avance en derechos ciudadanos, cuando lo que se nos está sirviendo es un retroceso . Urkullu debería saber que la soberanía en España ya está compartida ya que nuestra Constitución deja bien claro que la soberanía reside en el pueblo, es decir en los ciudadanos. En nuestra constitución, como clave democrática de la convivencia, son los ciudadanos los que priman y no los territorios, de lo contrario entraríamos en un escenario  de ruptura del equilibrio entre los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

En definitiva, ni Urkullu sabe historia, ni sabe de nuestra Constitución, ni la entiende o por lo menos eso parece. Creo que ha oido campanas, pero no sabe donde

Libres e Iguales

 

A las 16.00 se presenta hoy en Madrid la plataforma cívica ‘Libres e iguales’, un movimiento transversal que reúne a profesionales y personalidades vinculadas a la política, el sindicalismo o el mundo de la cultura, y que pretende implicar a la opinión pública española en el debate abierto a raíz del proceso soberanista que se ha iniciado en Cataluña.

La plataforma, que reivindica los valores de la Constitución española de 1978, tiene previsto darse a conocer con la lectura de un manifiesto ante la Puerta de los Leones Congreso de los Diputados.

Esta primera ‘acción’ contará con la participación de algunos de los firmantes de ese manifiesto entre los que figuran la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, el exdiputado socialista Joaquín Leguina, el exsecretario general de los socialistas vascos Nicolás Redondo Terreros o el exsecretario general de Comisiones Obreras José María Fidalgo.

También se han sumado al texto personas del mundo de la cultura como el Nóbel de Literatura Mario Vargas Llosa o el dramaturgo Albert Boadella, así como los también escritores Félix de Azúa, Jorge M. Reverte y Andrés Trapiello y el catalán Xavier Pericay.
Entre los firmantes del manifiesto también figura una miembro de la Real Academia Española, la historiadora Carmen Iglesias; el economista Gabriel Tortella y una nutrida representación de los medios de comunicación: Carlos Herrera, David Gistau, Arcadi Espada y Santiago González.

Desde ‘Libres e Iguales’ aseguran que no tienen una voluntad partidista, ni a corto ni a largo plazo, pero también que no van a ser un movimiento efímero que muera con este manifiesto: Tienen vocación de continuidad y quieren que la sociedad española participe de un debate del que, a su juicio, ha estado ausente hasta ahora, pese a que le afecta de manera directa.

Por eso, aunque se reivindican como una plataforma cívica, van a pedir a los partidos no nacionalistas que no lleguen a acuerdos con los promotores de la consulta catalana que dejen al margen al resto de los españoles ya que, desde su punto de vista, es la sociedad española la que tiene que tener la última palabra sobre cualquier decisión que se adopte con respecto a Cataluña.

Su referente es ‘Better Together’ (Mejor Juntos), el movimiento escocés que propugna el ‘No’ en el referéndum que tendrá lugar en Escocia el próximo 18 de septiembre. Esta plataforma, de la que forman parte personas, partidos y organizaciones escocesas contrarios a la independencia, ha lanzado una fuerte campaña por el voto negativo en esa consulta y ha logrado recabar importantes donaciones para sufragarla.

Fuente: EuropaPress

Rubalcaba: de la frivolidad al desatino

alfredo-perez-rubalcaba

Lo que me faltaba por ver de Pérez Rubalcaba era su faceta frívola, y a ella hemos asistido esta semana, con un nuevo “toque de distinción” sobre eso de la reforma de la Constitución.

En el fondo de esta nueva huida hacia delante, dando por válido ese eslogan de publicidad engañosa, que ha creado Artur Más sobre “el derecho a decidir”, reside el desaguisado que organizo su antiguo jefe Rodríguez Zapatero con el tema de la reforma del  Estatuto, y que como vemos ha dado sus frutos, generando una situación insostenible para el propio PSOE, y desde luego lamentable para el futuro de Cataluña.

Esa frase de Rubalcaba sobre que hay que “escuchar a los ciudadanos”, es una frase, como poco, incompleta. Efectivamente hay que escuchar a los ciudadanos, a todos los ciudadanos, no solo a los que le conviene, y cuando le conviene, para ver si así recompone el partido con las múltiples piezas que le faltan, entre ellas la del PSC, y de paso organiza una estructura federal estatal, que no responde a los deseos de la mayoría de los españoles, pero que a él le daría la oportunidad de la convocatoria de unas nuevas elecciones, y así tal vez, adelantando los relojes, le daría tiempo a llegar a La Moncloa, antes que de que se pare su propio reloj de la actividad política, que está a punto de no volver andar, ni dándole cuerda.

 

En un escenario de crisis económica como el que nos encontramos, el PSOE de Rubalcaba ha elegido el peor camino. Las palabras de Corcuera ayer son una gravísima llamada de atención a los manejos del líder socialista que desconcierta al electorado de ese partido, incluido a los del PSC, y además no hay que olvidar que Pere Navarro ya ha probado las mieles de la independencia, por lo menos las de su partido, y perfectamente alineado con Mas y  Oriol Junqueras no está dispuesto a dar un paso atrás, aunque con eso dinamite la estructura actual del Partido Socialista. La “solución Rubalcaba” es una frivolidad más, una irresponsabilidad como líder la oposición, un reflejo puro y duro de sus ambiciones personales, una solución torticera y maquiavélica, donde precisamente deja a los pies de los caballos no solo la Constitución, sino eso del derecho a decidir de todos.

Hay una hemorragia de votos socialistas que se derrama por el país sin saber bien a donde irá esa “sangre” y el responsable tiene nombre y apellidos: Alfredo Pérez Rubalcaba.

Son las doce y media. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 22 grados. Rubalcaba, de la frivolidad al desatino