Anna A La Fuga #AnnaGabriel o la revolución de los cobardes

Anna no está, Anna se fue… Si, nuestra queridísima antisistema, que tantos buenos momentos nos ha dado, nos deja. Se fuga, y lo escribo con toda naturalidad porque creo que ya van 6 los fugados de la justicia  por el caso del intento de golpe de estado en Cataluña el #1O. Si, Anna huye a, ni más ni menos, que, a Suiza, no sin haber sopesado antes otros destinos como Venezuela o Cuba, desde luego más acordes con su ideología, pero por supuesto no tan cómodos como el país helvético.

Anna a la fuga está desaparecida desde el 19 de diciembre, aunque el rumor fue más fuerte cuando ni siquiera el 8 de febrero estuvo en la presentación de su libro y, me pregunto, cómo será su vida en Suiza, quien pagará sus facturas, quién pagará a ese abogado carísimo que ha hecho su fortuna defendiendo etarras con delitos de sangre, como será la casa donde va a vivir, si se amoldará a no poder hablar catalán durante tanto tiempo, aunque tal vez si se acerca a algún banco de los que frecuentaban tanto los Pujol, la puedan atender en Catalán, siempre que diga va de parte de ellos.

Anna a la fuga, también, parece que va muy suelta en temas de dineros – a mi no me da la vida ni para ir a Alpedrete –  pero, ya ven, Anna, como otros fugados del “proces” se la ve con posibles, con muchos posibles, tantos como para mover su residencia por el mundo cual miembro destacado de la #MoneyPeople, que no de la #OrdinaryPeople. Va a ser que la política en Cataluña ahora da más de si de lo que pensábamos, o va a ser que la revolución esa, de las sonrisas, de la que tanto nos han hablado es una fuente de ingresos infinitos. Vete tú a saber qué tipo de ingresos son, pónganse en lo peor.

Pero no piensen que el cuento de Anna a la fuga acaba aquí. Anna desde Suiza nos va a seguir regalando los oídos con manifestaciones grandilocuentes sobre  libertad e  independencia. Si, Anna sentada cómodamente en su confortable ático de Suiza -a esta gente les molan mucho los áticos, ya verán – , al igual que el líder máximo de Proces, Puigdemont, desde su residencia de “gran metraje” en el barrio pijo de Waterloo – este es más de chalets – no va a perder un momento para seguir con la matraca, con la posverdad que maneja, como niño un trompo, de una historia que todos sabemos ya, que va más allá de la mentira y del delito, y que está centrada en la codicia y la egolatría más profunda.

¿Saben? Va a ser que la revolución de las sonrisas, resulta, que se ha convertido en la revolución de los cobardes y los codiciosos. Flaco favor, por cierto, hacen a los que emprendieron con ellos ese camino y ahora están en la cárcel, y a los que aún tienen que declarar ante el juez, pero ya saben, también, cómo es esta gente,  que en la selva no hay favores, y que las ratas son las primeras en huir del barco, claro que estás ratas ya lo tenían todo muy medido y en vez de caer a un mar frío, revuelto y peligroso, tenían bajo el palo mayor un yate de 50 metros de eslora esperándolos, pagado con el dinero del contribuyente.

Menuda revolución de las sonrisas.

Por cierto y antes de acabar, conviene que, tal vez, solo tal vez, sin agobiarse, el Ministro de Justicia y la Fiscalía General del Estado se sienten a pensar, que ya van seis fugados/as de la Justicia, sin despeinarse y dando ruedas de prensa para contarlo. Lo mismo es que algo están haciendo mal, pero vamos, con la calma, que mañana o pasado igual, en vez de 6 hay 8, y no pasa nada.

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 15 grados. Anna a la Fuga #AnnaGabriel

Anuncios

Cataluña y la investidura: Antón Pirulero que cada cual atienda a su juego

El tema de Cataluña es harto curioso en muchísimos aspectos, pero el que más me llama la atención, es que esto que llaman el proces ha puesto de relieve un circo de ambiciones.

Me temo que algunos en vez de ver un problema, que es lo que apreciamos los comunes mortales, ven desde hace unos meses en el proces, una oportunidad. Me estoy refiriendo a políticos “of course” que andan “midiendo” cómo, porqué, cuándo y cómo sacar el mayor rédito a uno de los problemas más graves que han afectado a la sociedad española en los últimos años. Lo de la vocación de servicio público me temo que ni esta ni se le espera.

Son curiosas las actitudes de los diferentes líderes en esta situación tan comprometida y tan controvertida, que desde luego no conviene perder de vista, a la hora de hacer lo poco que nos dejan hacer a los ciudadanos, votar de vez en vez, aunque hay que decir que cada vez lo hacemos más frecuentemente y sobre lo mismo. Otra de las anomalías de las muchas que vivimos.

El sin dios de los políticos que apoyan el Proces es público y manifiesto. Mientras nos encontramos con un Puigdemont que se aferra al cargo o al futuro cargo con uñas y dientes, eso sí sin arriesgar nada, desde sus cuarteles de invierno de Bruselas, proponiendo investiduras telemáticas y presidencias propias de la canción “contigo en la distancia” para evitar la cárcel, encontramos al otro lado, aunque se supone que están en el mismo – que lio, señor, que lio – a Junqueras que opina que hay que estar presente en la investidura o en cualquier acto del Parlament, porque, no os quepa duda, ese es un medio de salir aunque sea unas horas de la trena. Una situación de unos supuestos socios para gobernar – me temo que va a ser desgobernar – realmente dantesca, incoherente, espeluznante y desde luego – para seguir rimando- irritante para los ciudadanos que asistimos atónitos a este circo.

También está Domenech, que visto el percal… juega sus propias cartas, desconcertando al electorado de su partido que no se encuentra, desde luego, demasiado cercano a la independencia. Pero, eso es pecata minuta. Lo importante, en este caso, como en otros, es ver si Domenech se “coloca”, y luego ya inventaran algo para justificar esa acritud contra los partidos que no abogan por la independencia y apoyar proyectos dignos de haber sido diseñados por un Unicornio.

Iceta, silente. De haber hecho un ruido enorme durante la campaña, ha pasado a estar escondido detrás de la tabaiba, esperando que esto de la investidura no le salpique demasiado, y vea peligrar “su sitio”, ahora puesto en entredicho por sus bases, pues tras sus peticiones de indulto para los golpistas no ha salido demasiado bien parado con los resultados.

Albiol no cuenta, o mejor dicho si cuenta, pues el Partido Popular ha anunciado que no decidirá sobre el cese de este “político de altura” hasta que no esté constituido el Parlament. Cosa que puede suceder nunca al paso que vamos. Así que de momento Albiol también salva su sitio, aunque sea pequeñito.

La Cup a su bola, tampoco cuenta demasiado. Estos juegan por fuera de todo y contra todos, con lo cual si estuviéramos escribiendo una ecuación para resolver todo este galimatías, personalmente, no le asignaría ninguna variable. Tampoco es que estén demasiado interesados por el poder tal y como lo entendemos nosotros. Ellos viven una entelequia política anarquista donde el poder llega por ocupación del no poder. Complicadísimo de explicar porque tampoco tiene mucha explicación, y una ya tiene una edad y no está para perder el tiempo.

¿Y Arrimadas? Curiosa la situación de ciudadanos en este Juego de Tronos. El despegue de Ciudadanos, no solo en Cataluña, sino también a  nivel nacional, está íntimamente ligado a la situación de inestabilidad en Cataluña. Si no se hubiera producido el conato de independencia, probablemente Ciudadanos seguiría estancado, pero Cataluña ha cambiado el panorama. De repente la intención de voto se ha disparado hacia la formación naranja. Y “casualmente” Inés Arrimadas, cuya obligación como líder del partido más votado, es ir a la investidura, se descuelga con que no va a pasar por ese trance porque la perdería. Curioso argumento, el de la Sra. Arrimadas, porque por esa misma regla, y con los resultados que daban las encuestas antes de las elecciones del 21D, no debería haberse presentado tampoco a esos comicios. En cualquier caso Ciudadanos debería valorar que es un deber que han contraído con sus electores, y que cuando se pide el voto, el partido se tiene que jugar hasta el final.

Pero, me temo, que Ciudadanos y Arrimadas han valorado ya lo favorable que es la situación que vive en estos momentos Cataluña para sus intereses personales y partidistas ¿Le conviene a Ciudadanos que se estabilice la situación en Cataluña? ¿Qué sucedería con la intención de voto para ciudadanos si Cataluña fuera una comunidad estable? ¿Un periodo largo de inestabilidad en Cataluña a quien beneficia más? Me temo que las respuestas a estas preguntas son más que evidentes.

Estamos viviendo una vez más un caso típico de Antón Pirulero, que cada cual atienda a su juego, y el que no lo atienda pagará una prenda. Menudo panorama se nos presenta y mientras tanto… la casa por barrer.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 9 grados. Afortunadamente no nieva que esa es otra.

Cataluña y la investidura: Antón Pirulero que cada cual atienda a su juego

Duran en el Ritz #DuranILleida

El habitante del Palace muda de hotel por unas horas y visita el Ritz esta mañana.  El, Duran i Lleida, se siente cómodo en esos ambientes de moqueta mullida y cortinas de damasco. El Ritz está antiguo, y Duran también está antiguo. No obstante este diletante de manos finas y cuidadas, que denotan que nunca las ha usado mucho, ha visto una ventana de oportunidad en este rio revuelto que se desliza ahora por Cataluña.

Duran dice que dará su voto al PSC, que nunca ha sido independentista, que no le gusta la aplicación del 155 pero que no queda otra, que Iceta no es social cristiano pero que le vale, que la CUP no quiere la independencia sino la revolución, que hay que retomar la confianza de los unos y los otros. Duran pontifica. Y nos mira desde su atalaya, con esa autoridad que tienen algunos que no han dado un palo al agua en su vida, con la autoridad de los que no se mezclan, de los que están por encima de todo, y toda va bien hasta… que Tamames le pregunta por el 3% y Martinez Pujalte, que le escucha muy atento y sonriente, se mueve incomodo en su silla y se le congela la sonrisa– parece que anda algo descuidado en su indumentaria- y Duran se tensa. El no sabe nada de eso. Nada. Nada. Jamás supo.

Duran después de esa pregunta se descompone, se sale de guión y se lanza contra las redes sociales e internet. No son buenas, dice. Le falta rematar con eso de que las carga el diablo. Claro las redes no se compran tan fácilmente… es lo que tiene internet, que cualquiera va y cuenta lo que algunos no quieren oír, ni que se sepa, ni que se escuche.

Duran remata mal la conferencia. Lo del 3%  le ha descolocado. Y es entonces cuando recuerdo aquellas declaraciones de Duran en 2011 en un desayuno de RTVE: “Los andaluces cobran el PER y se pasan todo el día en el bar”. No sé qué pensará Susana Díaz de estos apoyos al PSC. Tal vez Iceta no recuerda el desprecio tan profundo del tándem Duran-Mas por los andaluces de dentro y de fuera de Cataluña. Tal vez Duran debería darle una pensadita a como aparecen y crecen los radicales en Cataluña. Nunca han sido una reacción al PP o a Ciudadanos. Los radicales, si, esos con los que pactó su amigo Mas, y que ahora parece que vienen a hacer la revolución, se criaron a sus pechos, a los de CIU, que con cada improperio xenófobo y supremacista de los convergentes y unionistas fueron creciendo en el odio contra el odio.

Pero Duran no quiere pensar en ello. El se ha posicionado ya  por si cae algo. Cuando un político dice que no quiere volver a la política, pero sigue haciendo política, es que quiere volver a la política. Y Duran, el habitante del Palace, hoy ha venido al Ritz, al Foro de Nueva Economía, bajo la atenta mirada de la Ministra Montserrat y la socialista Meritxell Batet, a por lo suyo. A que sepan que si el PSC, o tal vez el PP tienen juego después del #21Oct él está ahí para lo que caiga.. No se, la delegación de gobierno catalán en Madrid, por decir algo así a vuela pluma … Madrid le gusta, y el Palace mucho más… si las paredes hablaran …

Es la una y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es 12 grados. Duran en el Ritz

Puigdemont : “De donde saca, para tanto como destaca”

Que tus avalistas en Bélgica sean un abogado de etarras que cobra 1000 euros la hora y un político neonazi no parece que sean las mejores cartas de presentación para sacar adelante una reputación dañada por una fuga, un delito de sedición, un delito de malversación y uno de rebelión. Bien pues esa es la situación de Puigdemont, que a estas horas disfruta de libertad vigilada mientras se encuentra a la espera de que se reúna la Cámara del Consejo, el tribunal de primera instancia, donde tendrá que comparecer en un plazo de 15 días. La verdad es que no creo que la reputación le importe demasiado, a pesar de que hay unas elecciones por medio. Lo que verdaderamente le interesa a Puigi and Co es salvar sus traseros, y a la vez hacer el mayor daño posible. 

Esta tarea le llevará probablemente a Puigdemont y los cuatro ex consellers a pasar una larga estancia en Bruselas, salvo que se le requiera en España por delito nuevo, que eso también es posible, pero del que hoy no toca escribir. Una larga estancia de 5 personas con abogados de 1000 euros la hora, y que desde luego no se puede permitir cualquiera, ni siquiera  hombres y mujeres con sueldos de ex presidente o ex conseller de la Generalitat.  

Lo primero que tiene que explicar Puigdemont a sus electores, pasados y futuros – ya que ha manifestado su intención de concurrir a los comicios del 21 de Diciembre – es de donde está sacando el dinero para toda esa fiesta que se está dando en Bruselas. Desde luego, mientras no se explique, está bajo sospecha no solo de los delitos que se le imputan, sino de la utilización de fondos de dudosa procedencia para pagar su aventura por las tierras belgas.  

No entiendo como a estas horas ningún líder político del PP, Ciudadanos o el PSOE han puesto este tema encima de la mesa. No entiendo tanto hablar de problemas políticos con soluciones políticas como ha hecho Pedro Sánchez ayer, cuando, Sánchez sabe, que se creó un conflicto político a medida con la independencia como percha principal, para tapar un delito de pasta, de corrupción, y si no lo sabe, cosa que dudo, que empiece a aprenderlo. Amen de que él ha apoyado la solución política, que es la aplicación del articulo 155 de la Constitución. 

No hay nada más vil que utilizar los sentimientos de las personas para fines propios, fines llenos de codicia y vanidades.  Se llama manipular, y eso es lo que ha hecho Puigdemont, su gobierno y sus socios durante este tiempo, generar una cortina de humo con una independencia que ellos mismos sabían desde el primer momento que no se iba a poder materializar, para tapar un saqueo en el que se han ido enriqueciendo. Y cuando el tema ha terminado por explotarles en la cara han huido, han hecho eso de “coge el dinero y corre”. Han montado una nueva performance  – en este tema son verdaderos especialistas – con unos aquí y otros allá, haciendo parecer a los de aquí mártires y a los de allá rescatadores.  

Hoy espero ansiosa un día más que alguien pida explicaciones a Puigdemont and Co “de donde saca para tanto como destaca”, porque esa es la historia, y menos lobos con la represión y la falta de garantías, que detrás de todo esto hay un tufo de codicia que “tira para tras”  

Son las once de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 10 grados. Puigdemont : “de donde saca para tanto como destaca”  

Los Presos Políticos los pondrán ellos #Independencia #Cataluña

Y se levanta una cansada. Si, cansada de lo mismo, de la historia virtual de Cataluña, manejada por unos cuantos que han hecho de la poltrona su way of life, con un golpe de mano, dejando a la democracia hecha unos zorros. Una historia que va por el manual de los dictadores de directorio, rancios y trasnochados,  y que nos han interrumpido la vida.

No hay nada que más me moleste que me interrumpan, y más, para nada de verdadera importancia. Porque lo peor de todo esto, no es que España se vaya a hacer pedazos, no lo creo, porque el sistema ya tiene callo y difícilmente un grupo, que lo que busca es  perpetuarse en el poder for ever, va a dar la vuelta a la tortilla en el resto del país. Lo peor, si lo peor, es que no se hace nada de verdadera importancia para nosotros, los ciudadanos, la ordinary people, que somos los que al final, como siempre pagaremos las consecuencias. Estos tipos han focalizado la actividad política sobre sus “asuntos particulares” ahora llamados “Independencia”, y está todo el país parado y pendiente, sin que se haga otra cosa que hilar en esta rueca que da vueltas y vueltas, pero que no da una sola puntada derecha.

Una situación extraña la de Cataluña, donde Demócratas Cristianos se mezclan con radicales, con troskistas, con agitadores asalta coches policiales que se duelen de que una jueza les haya puesto en orden. ¿Que esperaban después de patear un coche de las fuerzas de seguridad del estado, robar las armas del vehículo, acosar a la guardia civil, jalear al transeúnte para que fuera contra ellos, mientras una secretaria judicial tenía que escalar teja a teja para saltar por los tejados de Barcelona huyendo de la turba?. Que le queda a la jueza más que decretar prisión, más cuando Los Jordis, artífices de toda esta película de miedo, están dispuestos a repetir la performance subversiva una y otra vez.

No cuela lo de presos políticos, no cuela, porque todos hemos visto y leído lo que está sucediendo. Lo recibimos en directo gracias a las redes sociales, y difícilmente por muchos videos lacrimógenos hechos en la factoría del siniestro Roures, vete tú a saber con qué dinero, que esa es otra, y que nos repitan y repitan hasta la saciedad en las teles publicas de Cataluña y en sus cuentas en internet, lo de la “represión”, no nos van a convencer de que “el rey no está desnudo”. Aquí no hay presos políticos, ni va a haberlos, salvo los que hagan ellos, si consuman la fechoría de la republica catalana y la independencia, porque no les quepa duda que esos compañeros de viaje que lleva Puigdemont, no van a respetar, ni por asomo el sistema de libertades y la democracia. ¿Cuánto creen que tardara en cambiar el nombre de Republica Catalana por el de Republica Popular Catalana si se perpetra la independencia? ¿Cuánto creen que durará Puigdemont y su partido al frente de ese proyecto? Piensen en ello, a mí, personalmente, me aterra imaginar ese escenario.

Son las ocho de la mañana. Diluvia y truena en Pozuelo y la temperatura exterior es de 13 grados. Hacia la República Popular Catalana

Algo huele a podrido en Cataluña #11Oct

Me temo que lo de ayer en el parlament tiene mucho de postureo, de performance, de puesta en escena. Esa sumisión de la CUP que se conformó con abandonar la sede parlamentaria y hacer un discursito, bastante flojo para lo que nos tienen acostumbrados, esos guiños entre Oriol Junqueras y la bancada de la CUP… No sé, no lo veo… y lo que sí percibo, es que esto estaba pactado de antes, un hoja de ruta donde se pone al gobierno de España en el disparadero, para que suspenda la autonomía, y entonces será cuando ellos echarán toda la carne en el asador, en modo mártir, agobiados por el peso de “un estado opresor”, que es lo que buscan vender a la comunidad internacional.

Mucho me temo que no hay mucha ruptura entre JxSi, ERC y la CUP, todo lo contrario, siguen juntos y en la misma dirección, esperando que el gobierno de España haga lo que tiene que hacer, porque no le queda otra, y entonces es cuando empezará su fiesta, su fiesta… que no la nuestra. Será entonces, cuando acudan a la calle de nuevo, para explicarles a la gente que estaban dispuestos a dialogar, a ser los buenos de la película, y que  “los malos”, el gobierno de España, no ha querido entablar esa conversación.

En un juego continuo de posverdades – antes llamadas mentiras – van envolviendo todo el camino, y en él nos están llevando a todos. Esto no es una tregua para el dialogo, es una trampa, de la que difícilmente puede salir el estado, sin sufrir daños.

Hay muchas señales en el cielo que dicen que no van a dar marcha atrás, para empezar el 1 de Enero de 2018 se levanta el secreto bancario en Andorra, y eso a los “independentistas de salón y billetera” les va a traer consecuencias nefastas, si para entonces, no controlan la situación, ya que detrás de todos estos sentimientos implantados en la gente sobre libertad e independencia, hay un interés espurio y siniestro de salvar sus propios culos apestados por la corrupción de muchos años. Algo huele a podrido en Cataluña, y el hedor ahora está tapado con el perfume barato de la independencia, pero no durará mucho, antes o después nos daremos cuenta. Espero que no sea tarde.

Es la una y media de la tarde. Sigue sin llover en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Algo huele a podrido en Cataluña