¿Porque vamos a tener que esperar 170 años para conseguir la #Igualdad?

5050

Saben una cosa

Según la Organización Internacional del Trabajo, si la participación de las mujeres en la economía fuera equiparable a la de los hombres, el PIB mundial aumentaría 26 por ciento en el 2025. Sin embargo, si seguimos a este ritmo, el Foro Económico Mundial asegura que tardaremos 170 años en alcanzar la plena igualdad entre ambos sexos.

Lo que me lleva a preguntarme, y a que se pregunten ustedes… porque vamos a tener que esperar tanto tiempo… 170 años… cuando el beneficio está a la vista.

Es tan estúpido todo esto. Es como tener dinero para compra una buena casa, y decir, no, prefiero seguir viviendo en esta vieja casa incomoda… Todo el mundo pensaría ante un hecho así, que o no se está bien de la cabeza, o que  esa persona tiene una vena masoca.

Pues bien con la igualdad de género sucede exactamente eso. Tenemos al alcance de nuestra mano, conseguir esa igualdad, las leyes están hechas, solo falta que la sociedad se dé cuenta, de  que esa desigualdad no nos conduce a  nada bueno, empezando por la violencia de género, que sacude día a día a las mujeres, u otros temas, que realmente deberían producirnos vergüenza, que sucedan en una sociedad avanzada en pleno siglo XXI, pero además teniendo a la vista esa mejora del 26 por ciento del PIB, no me cabe en la cabeza, como alguien o algunos puedan resistirse, de esa manera tan obcecada al progreso, si amigos y amigas porque la igualdad entre hombres y mujeres, es una cuestión de derechos humanos, pero también de progreso.

Aunque tal y como están las cosas, parece que los seres humanos de este planeta optamos por ir en carreta y a paso d’huomo que dicen los italianos, en vez de alcanzar la velocidad de la luz que nos daría la igualdad de genero. Ya ven, ya ven ustedes,  los humanos  parece que somos así.

Es la una y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados ¿Porque vamos a tener que esperar 170 años para conseguir la #Igualdad?

 

Oswaldo Payá

Un funeral recordará hoy en Madrid a los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero, que el domingo fallecieron en su país en un accidente de tráfico.

La ceremonia religiosa tendrá lugar a las 20.40 horas en la iglesia San Fermín de los Navarros. Oswaldo Payá era un histórico disidente cubano, líder del Movimiento Cristiano de Liberación y  ha fallecido tras sufrir un accidente de coche en la localidad de La Gavina, al este de la isla (esta de momento es la versión oficial)

Payá, de 60 años, viajaba en el automóvil junto al activista Harold Cepero, que también falleció, y otras dos personas: el español Ángel Carromero y el político sueco Jens Aron Modig, que resultaron heridos. Carromero es el vicesecretario general de Nuevas Generaciones del PP en Madrid y consejero técnico del Ayuntamiento de la capital.

La versión oficial del accidente facilitada desde Cuba es que el vehículo de Payá perdió el control e impactó contra un árbol. Sin embargo, las autoridades cubanas han abierto una investigación sobre el siniestro.

Payá fue el generador del Proyecto Varela, que impulsó desde el Movimiento Cristiano Liberación, del que fue cofundador en 1988 y con él, pretendía conseguir, aprovechando los resquicios de la legislación castrista, que se convocara un referéndum nacional para que en Cuba se permitiera la libertad de asociación y de expresión, para que hubiera elecciones libres y para que se amnistiara a los presos políticos. El Proyecto Varela obtuvo en 2002 más de 11.000 firmas que fueron presentadas ante la Asamblea Nacional del Poder Popular. Ni la Asamblea legislativa ni Fidel Castro se dieron por enterados. Tampoco cuando dos años más tarde presentaron otras 14.000 firmas.

Sin embargo como consecuencia de esta acción se produjo un aumento del acoso a los promotores de la iniciativa. La Primavera Negra de mayo de 2003 llevó a la cárcel a 75 disidentes, de ellos 40 pertenecientes al Movimiento Cristiano Liberación. Payá, además, fue objeto de detenciones arbitrarias, asaltos y numerosos actos de repudio organizados por el régimen frente a su casa. Sus hijos y su familia también fueron objeto del acoso del régimen de Fidel Castro, incluso en la propia escuela, pero a pesar de esa situación tan angustiosa que vivía su familia, tanto su esposa, Ofelia Acevedo, y sus tres hijos: Oswaldo José, Rosa María y Reynaldo Isaías jamás se separaron de él, ni de su causa.

Impresionante siempre su entereza y firmeza para seguir combatiendo por la dignidad de los cubanos, sin pensar nunca en abandonar su país. Cristiano de palabras, hechos y testimonio, con una fe aprendida desde joven en el seno de su familia, negándose a integrarse en las Juventudes Comunistas y tratando de asistir a misa cuando cumplía el servicio militar. Por ello fue represaliado y marcado por el régimen como un elemento “contrarrevolucionario”. A pesar de todo, nunca ceso su trabajo para lograr la vuelta de la democracia y la libertad a Cuba, participando desde su juventud en los movimientos juveniles de la parroquia del Barrio del Cerro en La Habana, donde vivió siempre,  pasando por numerosas iniciativas para abrir espacios de participación a sus compatriotas, hasta el proyecto Varela, que fue lo que le proyecto hacia la comunidad internacional, y del que se hicieron eco en muchos países democráticos, incluido el nuestro, con premios tan prestigiosos en la defensa de los derechos humanos como el el premio Sájarov del Parlamento Europeo a los Derechos Humanos y la Libertad de Pensamiento en reconocimiento a su trabajo a favor del tránsito a la democracia en el país caribeño.

En su larga trayectoria a Payá le fueron concedidas numerosas distinciones que no pudo recoger como doctorados honoris causa por la Universidad de Miami (2002) o Columbia (2006), así como el Premio Internacional de Derechos Humanos de la Fundación Hispano cubana (2001) o el W. Averell Harriman del Instituto Nacional para la Democracia y Asuntos Internacionales de Washington (2002). También en cinco ocasiones fue postulado para el Nobel de la Paz.

La muerte de un ser humano siempre es irremediable, pero en este caso, además hay que sumar que  tras la pérdida de la durísima vida de Oswaldo Paya, la oposición cubana se queda sin un líder fundamental para su organización interna, y que además, tenía importantes redes en el exterior. Las múltiples sospechas  que giran alrededor de su muerte,  es la mejor confirmación de la irregularidad del régimen castrista, una dictadura en medio del Océano Atlántico que todos conocemos, pero que muchos pretenden ignorar bien mirando para otro lado por conveniencias internacionales, o lo que es peor, la alientan y la protegen, porque, y esto es mucho  más grave, el modelo les gusta y lo desean.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Lo de Descanse en Paz no lo escribo, porque donde van a estar sepultados los restos de Oswaldo Paya no hay ni un ápice de paz…

Prudencia

Dice Zapatero que respecto al tema del Sahara hay que ser prudente, y le ha pedido a los miembros de su partido que utilicen esa prudencia a la hora de explicar lo que está allí sucediendo. 

Vamos a ver si me aclaro, porque es muy temprano y tal vez esté algo confusa. Cuando unos salvajes entren en casa de mi vecino, le peguen una paliza, le amenacen, le vejen, machaquen a sus hijos, les quemen la casa, les quiten todo lo que tienen, los sometan a tortura y además bajo esos efectos les hagan firmar declaraciones falsas y pateen el cadáver de mi vecina y lo metan luego en un camión con rumbo desconocido, lo que tengo que hacer yo es nada más que ser prudente, muy prudente… ¿Eso es exactamente lo que dice Zapatero? 

Pues nada a partir de ahora, esa debe ser la tónica, que lo ha dicho Zapatero – lo dijo Blas punto redondo- 

Vivimos en un mundo rodeado de hipócritas y sinvergüenzas, y desde luego no puedo callarme, yo no. Y no voy a ser prudente, a mi ese tipo de prudencia me da asco, mucho asco. 

Son las siete y media de la mañana. No llueve en Aravaca y la temperatura exterior es de 3 grados. Espero que si a mi, a mi familia, a mis amigos, a mi pueblo, a mi ciudad, a mi país le sucede lo que está sucediendo en el Sahara, no seáis prudentes. No os lo perdonaría

¿Negociación?

Me encanta como negocian las autoridades marroquíes – no se porqué me recuerdan a la exmujer de mi marido- , vamos que te sientas en una mesa a llegar un acuerdo con ellos, y mientras te queman la casa.

Son las seis de la tarde. No llueve en Aravaca y la temperatura exterior es de 10 grados. Estoy esperando las condenas y las repulsas del gobierno español y de organismos internacionales ante tal salvajada.

Morir por una causa

Hace hoy, 31 días que la saharaui Aminetu Haidar comenzó una huelga de hambre en Lanzarote, España, en demanda de que Marruecos le deje volver a su casa en El Aaiún, la capital de la República Árabe Saharaui Democrática, ocupada desde hace 30 años por el régimen de Rabat. La trayectoria de esta activista es extensísima, lleva años luchando por la liberación de los presos políticos del Sáhara Occidental e incluso ella misma ha sido víctima de encarcelamiento a finales de los 80.

El pasado 14 de Noviembre las autoridades marroquíes le quitaron su documentación, la detuvieron y la expulsaron de El Aaiún a Lanzarote . Ella volvía de Estados Unidos de recoger un premio por la defensa de los derechos humanos, pero Marruecos ya tenía preparada la encerrona y la estaban esperando con un billete de avión sacado mucho antes de que ella llegará para deportarla y quitarle los pocos derechos que le quedaban, con lo cual, que Aminetu este en España, concretamente en la Isla de Lazarote, no es un hecho fortuito, ya que Marruecos la envió allí de una manera premeditada.

Cuando encontramos gente de la valia de Amietu Haidar, que esta dispuesta a todo, a darlo todo, en un mundo que pisotea una y otra vez los derechos humanos, que ignora lo que es la justicia social, que pone siempre por delante los intereses del capital frente a los de un pueblo que lo único que busca es existir como el Saharaui, hay que dar un paso al frente y ponerse, como poco, al lado de ella.

Me preguntaba un compañero de redacción que como una madre puede dejarse morir, que si no piensa en sus hijos… claro que piensa en sus hijos… Solo Aminatu Haidar, sabe lo que paso cuando en 1987 desapareció es esas cárceles secretas marroquíes, donde fue torturada con los ojos vendados una y otra vez, y sometida a todo tipo de vejaciones durante cuatro años. Y por eso está dispuesta a morir porque tal vez así alivie algo la situación en la que se encuentra el pueblo saharaui, y porque no quiere que sus hijos pasen por el mismo dolor que ella ha sufrido. Un dolor que solo las personas de gran valía y de gran integridad son capaces de soportar. Por eso el malestar que a Aminatu le produce la huelga de hambre continuada y que día a día la debilita, le debe parecer una minucia comparado con lo que lleva ya sobre sus espaldas.

Aminatu es la voz de la conciencia, de la mala conciencia de España, que siempre ha mirado para otro lado mientras se pisoteaban una y otra vez los derechos humanos a menos de cien millas de nuestras costas, con un añadido, que además lo hace más grave, la responsabilidad histórica de haber dejado a los saharauis a merced de la barbarie marroquí a cambio de fosfatos, gas y petróleo.

Cuando escucho que el Rey de España es gran amigo del Rey de Marruecos o que Zapatero propicia y promueve la buena relación con Marruecos a través de la Alianza de Civilizaciones me revuelvo, porque yo no quiero ser amiga de un país que no solo no respeta los derechos humanos, sino que los pisotea por sistema, un país que mantiene desde hace 35 años campos de refugiados. Zapatero, ese adalid de las libertades, que se le llena la boca una y otra vez con eso de los derechos humanos, no está haciendo nada de nada. Prefiere mirarse en el espejo de la presidencia europea que poner fin al sufrimiento de Aminetu.

No estamos ya acostumbrados a personas con la dignidad y con la integridad de Aminetu, en un mundo donde se mata por dinero, o poder o fama, encontrar a una persona como esta mujer saharaui, que esta dispuesta a morir por una causa, a morir y no matar, es todo un lujo. Deberíamos hacer algo. Yo solo se hablar y escribir, pero que cada uno haga lo que sepa.
Son las once de la mañana. Nieva en Pozuelo y la temperatura exterior es de 1 grado.

Asi se las gastan en China

 

 

El profesor que colgó en Internet fotografías de las escuelas que se derrumbaron durante el terremoto del pasado 12 de Mayo ha sido enviado, durante un año, a un campo de reeducación por el trabajo, hecho que ha sido denunciado por el HRIC, el Grupo de Derechos Humanos en China.

 

Profesor y director de la Escuela Intermedia de Guanghan, en la ciudad de Deyang, Liu fue detenido el pasado 25 de Junio por “expandir rumores y destruir el orden social”. Las autoridades explicaron a sus familiares que el maestro era investigado como “sospechoso del delito de incitar a la subversión”, una acusación que Pekín utiliza con frecuencia contra disidentes, activistas y todo aquel que critique el régimen.

 

El terremoto del pasado 12 de Mayo, con epicentro en Sicuani, dejó casi 90.000 muertos y desaparecidos, entre ellos más de 10.000 niños que perdieron la vida en el derrumbe masivo de escuelas.

 

Los campos de reeducación por el trabajo son un sistema de detención administrativa, que funciona en China desde 1957, que permite a la policía privar de libertad a personas sospechosas de delitos menores sin necesidad de ser sometidas a un juicio. Naciones Unidas ha criticado este tipo de práctica, que da la posibilidad de imponer condenas de hasta cuatro años.

 

Es la una y cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 34 grados. Así se las gastan en China.