Las mujeres no damos nuestro voto a cambio de nada, que les quede claro. #28A #EleccionesGenerales

Hay que ver la cantidad de mensajes vacíos, dirigidos a mujeres, que estoy escuchando en esta campaña electoral. Nos hablan los líderes hombres como si las mujeres de este país hubiésemos nacido ayer, y no tuviéramos memoria. Somos, las mujeres, sus votantes carpe diem, si, de las que se acuerdan, como nos acordamos de Santa Bárbara, solamente cuando truena, y ahora en mitad de la tormenta electoral, con ocho millones de indecisos, la mayoría mujeres, vuelven sus ojos hacia nosotras para pedirnos el voto, eso sí a cambio de nada.

Nada, sí, porque si repasamos que es lo que han hecho los distintos gobiernos que han pasado por Moncloa en estos últimos años veremos que todo sigue más o menos igual, incluso en algunos aspectos, vamos a peor. Y si leemos los programas de los partidos políticos, con responsabilidad de gobierno o no, veremos que le dedican algún epígrafe para cubrir el expediente y poco más. Eso sí mucho diagnóstico, no se para que exactamente, pero poca solución. Y sino miremos a estos temas: pensiones precarias para las mujeres o ausencia de estas, brecha salarial, prostitución, aborto, custodias en caso de divorcio, natalidad, corresponsabilidad, conciliación, violencia sexual, violencia de género, pornografía, vientres de alquiler, brecha de poder, desahucios de mujeres, paro femenino, precariedad laboral, profunda soledad y abandono de la mujer rural, discriminación continua en el más amplio significado de esa palabra, y ¿que ofrecen para solucionarlos?. NADA.

Asistimos, ya de continuo a campaña electorales, cada año varias, como si fuera una epidemia de políticos corriendo detrás del poder, pero el poder ¿para qué? ¿Para hacer exactamente qué? ¿Dónde están las mujeres liderando la política? Y esta campaña masculina llena de líderes varones, con asesores varones, con debates entre hombres, que nos hacen una y otra vez “mansplaining”, y nos cuentan que es lo que tenemos o no tenemos que hacer, personalmente me enerva. Me empiezo a preguntar, y es una cuestión peligrosa, como nos beneficia a las mujeres, que esté uno u otro partido en el poder, si estamos al margen de sus agendas. Si los problemas que tenemos no se abordan cuando unos u otros llegan al poder con nuestros votos. Si, esos votos que se afanan a solicitarnos en sus peroratas interminables, sobre planteamientos cada vez más alejados de nuestra realidad, van a servir para algo. Me pregunto, si van a tener utilidad a la hora de cambiar una sociedad machista como esta, por una sociedad en la que los hombres y las mujeres tengan igualdad real. La respuesta, de momento, es NO y a los hechos me remito.

El feminismo se ha convertido en una coartada en la política, o mejor dicho en una coartada de los políticos que lideran. Hemos vuelto a la casilla de salida, pasando de sujetos a meras herramientas, que se usan cuando conviene, y que cuando no les presta, nos vuelven a encerrar en la caja de los juguetes olvidados.

Los debates de estos días han sido tremendamente delatores en este aspecto. Desde usar la violencia de género como arma arrojadiza entre ellos, para ver quien se lanza más muertas al atril, hasta ver la brecha de género en vivo y en directo en un plato con hombres en posición de poder debatiendo y mujeres limpiando el suelo y maquillando.

Más de la mitad de las personas de este país somos mujeres y tenemos eso que tanto desean en estos días esos líderes políticos masculinos: un voto en el bolsillo. Si, ese derecho al voto por el que tanto pelearon nuestras antepasadas para que tuviéramos poder de decisión en la política, pero la realidad es que ahora mismo no decidimos nada, son ellos los que utilizando nuestras papeletas van a resolver por nosotras, van a seguir diciéndonos que es lo que tenemos que hacer, que es lo que más nos conviene, eso sí, sin solucionar ni uno solo de los problemas que nos llevan acuciando y que nos hace ser ciudadanas de segunda categoría.

Si el 8 de marzo del pasado año, y el de este, verdaderamente, han marcado un cambio en las reivindicaciones por los derechos de las mujeres, no me cabe ninguna duda de que el próximo 28 de Abril debería haber una abstención masiva entre las mujeres, porque ninguno de los líderes que se postulan para presidir el país han sabido encauzar las necesidades de igualdad – un derecho constitucional, por cierto – que demandamos las mujeres. La paciencia tiene un límite, y la nuestra me parece que se ha agotado. Las mujeres no damos nuestro voto a cambio de nada, que les quede claro.

Son las once de la mañana. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados.

 

Pasan los días y seguimos pagando la Tasa Rosa

Hace un par de meses se anunciaba por parte de la Ministra de hacienda María Jesús Montero, que era prioridad del gobierno buscar la manera de reducir las tasas de los productos de higiene femenina.

Para que sepan esa tasa en los productos de higiene para la mujer, se le llama Tasa Rosa, y es un incremento de precio que llevan productos que son idénticos para hombres, pero que, en el caso de estar destinados a las mujeres, son más caros. Por ejemplo, maquinillas de afeitar, que tienen un precio inferior en el caso de que estén destinadas para que ellos se afeiten, mientras que las que se venden para la depilación son más caras. Las mujeres llegan a pagar un 171% más que los hombres. Algo que difícilmente se comprende pero que está pasando ¿Se imaginan que una barra de pan costara más si la compra una mujer en vez de un hombre? Bien, pues estas absurcedes, que se hacen obvias en el caso de la barra de pan, parece que nos resulta normal en otros productos. Una discriminación más y bien cara.

Además, está el tema del IVA en productos de uso femenino. Véase el caso de las compresas y los tampones que soportan un IVA del 10%, y son bienes de primera necesidad para las mujeres.

A día de hoy no tenemos noticias de que el gobierno haya puesto en marcha alguna iniciativa encaminada a acabar con la tasa rosa, lo que sí sabemos es que, por ejemplo, la empresa DIA, por su cuenta, elimina el IVA de todos los productos de higiene femenina una vez al mes. Concretamente los días 28 del calendario. Algo que está muy bien, pero que no puede quedar como iniciativas aisladas y que dependan de la voluntad del empresario o la empresaria.

La Tasa Rosa es otro de los exponentes que existen en esta sociedad estereotipada y machista. Es algo tremendamente injusto ¿Se imaginan que los rubios tuvieran que pagar más por el champú que los morenos? No se les pasa por la cabeza ¿verdad? claro que no, pero sin embargo nadie de momento soluciona esa discriminación que produce la Tasa Rosa.

Ya ven ganamos menos y pagamos más… que bonito todo… como siempre

Son las siete de la mañana . No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 15 grados.

No me gusta la frase: Las Mujeres están de moda

¿Saben una cosa?

Ni se imaginan lo que me molesta esa frase ahora tan en boca de muchos : Las mujeres están de moda… como si el hecho de estar en una situación más que manifiesta de discriminación en todo el planeta, protestar por ello, y reclamar nuestros derechos fuera una tendencia como la de comer quínoa o bailar zumba.

Asistimos a diario a la banalización del feminismo por parte de distintos estamentos de la sociedad, y lo peor de todo es que asistimos impasibles.

Me preocupa que vivamos esta situación tan extrema de desigualdad, que en algunos casos lleva incluso al asesinato de mujeres y sus hijos, a los hechos me remito, como si fuera algo pasajero y que queda bien hablar de ello a la hora de hacer un discurso político, anunciar una marca o incorporarlo a la responsabilidad social corporativa de las empresas porque queda feo no hablar de ello, y esto es de lo que está hablando todo el mundo.

La lucha por la igualdad es algo más profundo y necesario, que lo que supone una mera tendencia pasajera que va y viene en función de las mayores o menores necesidades de maquillar los temas o de lavar la cara de algunos que se apuntan al feminismo como para quedar bien… y que no se diga. Y no voy a citar ningún ejemplo reciente que seguro que a ustedes se les ocurre más de uno o de una que ahora de pronto se apuntan a “eso del feminismo”.

Movimientos como el #MeToo , la caja de pandora en España contra el acoso no son una moda, son la reacción de miles de mujeres en el mundo que levantan la voz para decir que ya basta y que no podemos más.

Así que cuando digas pienses o escribas eso de que “está de moda hablar de mujeres” piénsatelo un par de veces … porque flaco favor nos haces …

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 24 grados. No me gusta la frase: Las Mujeres están de moda

Cada una de nosotras #HuelgaFemista8M #LasPeriodistasParamos

“Esto no durará mucho, tal vez una semana, quizás este año más por lo de la huelga y eso”. Escucho esta frase mientras tomo un café en una máquina que me habla cuando me devuelve las monedas. Mira ya ves, la máquina no sabe si soy hombre o mujer cuando echo las monedas para recibir a cambio un líquido marrón pardo que dicen que tiene cafeína.

Espero a que se vayan, y al lado hay una compañera que espera también un café de la máquina que no discrimina. Las dos vestimos de negro. Ellos, los del comentario, ni siquiera saben porque el negro es el color hoy de nuestra ropa. Nos cruzamos la mirada. No hemos comentado la frase de marras, pero sabemos, que las dos pensamos lo mismo: “Que asco, que hartura, pero esta vez no va a pasar lo mismo”.

Escribo como todos los años un post por el Día Internacional de la Mujer, esta vez lo hago antes, hoy 7 de Marzo, porque mañana iré a la huelga con el colectivo #LasPeriodistaParamos. Hay millones de razones para hacerla.

Cada mujer asesinada por violencia machista, cada una de nosotras que ha sido acosado a lo largo de su vida, cada una de nosotras que no recibe el salario justo, cada una de nosotras que ve como no tenemos carrera profesional  – me da igual la profesión que sea-, cada una de nosotras que ha cuidado de los suyos y de los de los demás, sin ninguna compensación, y en muchos casos  con exigencias, cada una de nosotras que cuando ha alzado la voz para protestar ha visto como le caían encima cientos de represalias, cada una de nosotras, que cuando éramos niñas se nos regañaba por el mero hecho de ser niña, cada una de nosotras que cuando hemos sido adultas se nos ha utilizado y una vez utilizadas se nos ha apartado en el redil de las productivas pero no progresivas para mayor gloria de las empresas, cada una de nosotras que hemos sufrido una educación diferente, cada una de nosotras que hemos visto como hemos tenido que relegar nuestra educación porque el dinero iba para la educación de los varones en las familias, cada una de nosotras que se nos ha juzgado por la ropa y nuestra apariencia en vez de por nuestro talento, cada una de nosotras que ha visto como día a día pasaba la vida frente a nuestra puerta pero no nos dejaban subirnos a ella, cada una de nosotras que ha tenido que ver como un hombre mediocre nos daba órdenes y nos explicaba las cosas, cada una de nosotras que ha visto como nuestra opinión nunca contaba en la familia, ni en el trabajo, ni con los amigos, cada una de nosotras que lo ha perdido todo por divorciarse de un tipo que la engañaba y le hacia la vida imposible, cada una de nosotras que ha tenido que sacrificar su carrera porque no había otra, cada una de nosotras que hemos sido engañadas por el amor romántico y los cuentos de princesas, cada una de nosotras que ha sentido la frustración de esa mentira que te cuentan cuando estas estudiando y te dicen que lo puedes ser todo, para  ver, cuando llegas al mundo laboral, que ser mujer es un hándicap, cada una de nosotras ….   Cada una de nosotras …

Lo que le pasa a cada una de nosotras, a cada una de las mujeres que hay en este planeta es una razón para ir a la #HuelgaFeminista8M porque todas estamos afectas por una sociedad que no nos deja ejercer nuestros derechos y nos llena de obligaciones y deberes extra por el mero hecho de ser mujer.

Esta sociedad tan organizada a la manera patriarcal nunca pudo imaginar que las mujeres, esos seres que el patriarcado considera inferiores, podrían un día organizarse de tal manera que fueran capaces de convocar y llevar a cabo un paro planetario. Ahora están sorprendidos, con la boca abierta, sin saber bien que decir y como hacer con la que se avecina, porque las mujeres estamos más que hartas de vivir en esta sociedad que nos asfixia, nos atenaza, nos llena de obligaciones para a cambio darnos unas migajas de derechos, que lo hacen, todo hay que decirlo, para quedar bien y poco más. Me encanta que estén tan asombrados …

El Día 8 de Marzo de 2018 será, más que le pese a algunos y algunas, un día histórico. Un día, que las niñas y los niños del futuro estudiarán en los libros, y eso no nos lo quita nadie. Y después habrá que seguir, que no se diluya, que no se difumine lo que vamos logrando con mucha dificultad en esta lucha por la igualdad, aunque creo que esta vez, algo ha hecho click en la cabeza de muchas mujeres, y todo va a ser distinto después de esta fecha, porque ya sabemos, que lo hemos hecho una vez, que podemos hacerlo, que #EllasPuedenPararElPlaneta,  que si las mujeres paramos, el mundo se para.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Cada una de nosotras #HuelgaFemista8M

 

Detrás de un hombre, hay una gran mujer…. estafada #EllasPueden

¿Conocen la frase “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer”? … suena mal no? Pues miren, esta frase tiene algo de verdad, pero solo algo, por lo menos si echamos la vista atrás en la historia.

Les voy a enumerar una serie de mujeres que seguramente no conocen, que vivieron detrás de grandes hombres, entre comillas. Vamos, que estos hombres llegaron a esa grandeza fundamentalmente gracias a ellas, y que no solo han quedado en el olvido, sino que han estado siempre en el olvido, y solo con el paso de los años hemos podido saber que esos grandes logros y descubrimientos atribuidos a hombres, tenían una protagonista femenina oculta de una manera deliberada.

Por ejemplo:

Alice Guy fue la primera directora de cine. Llevo a cabo más de 100 películas a principios de 1900, antes de casarse con Herbert Blanche, director del estudio de producción para el que trabajaba. Ella fue la dueña de los estudios de cine Solax Studios, y desde un primer momento se dedicó a poner en el celuloide papeles contra el estereotipo, incluso en una de sus películas se le ocurrió la idea de enseñarnos una realidad en la que las mujeres ocupaban los tradicionales papeles masculinos y los hombres estaban supeditados a ellas. Por supuesto Ustedes no la conocen, porque su nombre cayó en el olvido y fue su marido el que recibió todo el reconocimiento por este tipo de cine tan vanguardista. El la convenció de fusionar ambos estudios, y así fue él, el que se quedó con todos los reconocimientos .

Otra, Lise Meitner que descubrió la fisión nuclear en los años 30. Cuando  Hitler llegó al poder en 1933, la física austríaca Lise Meitner era, entondes,  directora en funciones del instituto de Química, pero  tuvo que huir, porque era judía, no obstante se mantuvo contacto con el químico Otto Hahn.  Esa correspondencia demustra que ambos científicos descubrieron la fisión nuclear, pero Lise Meitner era judía y refugiada, y no tuvo ninguna opción a ese reconocimiento. Hahn, se mantuvo fiel a los nazis, ganó el Premio Nobel por el descubrimiento de la Fision Nuclear y se negó en rotundo a dar ninguna visibilidad a la codescubridora de este hallazgo científico.

Y otra mas, les puedo citar,  Jocelyn Bell Burnell que fue la primera persona en observar los pulsares de radio. En 1967 Jocelyn estaba trabajando  junto a su tutor de tesis Antony Hewishen en la construcción de un radiotelescopio. Jocelyn pasaba  gran parte de su tiempo analizando los datos recogidos para la construcción de ese radiotelescopio, y mientras lo hacia observo datos que no le cuadraban demasiado, eran datos extraños, hizo un acopio de esos datos, e informa a sus tutor de este descubrimiento. El descubrimiento ni mas ni menos esra los Pulsares de Radio, por el que Anthony Hewish, su tutor, recibió en 1974 el Premio Nobel de Fisica. Por supuesto Jocelyn Bell no recibió ninguna  condecoración, ni ninguna mención, y ademas fue sacada del equipo de investigación.

Podría citarles muchas mas, les animo a que busquen en internet y en las bibliotecas datos de estas mujeres opacadas. Como ven esa frase “Detrás de un  gran hombre siempre hay una gran mujer” es una frase no sólo incompleta, sino falaz. Tal vez y visto lo visto tendríamos que modificarla y decir que Detrás de un hombre – sin gran- hay una gran mujer…. estafada.

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados.

Solo para Mujeres #MarilynFrench

Cuando leí por primera vez el libro Solo para Mujeres de Marilyn French, yo era muy joven. No sabía bien porqué estaba leyendo ese libro, porqué había elegido entonces ese libro, pero lo que sabía era que lo quería leer, que lo que había en él escrito me hacía sentir tanto… que nunca he podido dejar de leerlo y releerlo.

La novela, que se publicó por primera vez en el año 1977, causó un verdadero revuelo, tal vez era la primera vez que un libro sobre feminismo y mujeres alcanzaba la categoría de best seller, y creo – ahora lo sé positivamente – que es que ya, entonces, estábamos muy hartas de lo que pasaba con nosotras en la sociedad.

El libro que ahora probablemente no nos parezca novedoso constituye una crítica feroz a la sociedad de ese momento, donde las mujeres no podían ser nada, salvo buenas madres, buenas hijas, buenas esposas, buenas novias, y que no falte, buenas amas de casa.

Solo para Mujeres produce muchas emociones y verdaderamente, te revuelve cuando ves que los maridos entonces, trataban a las mujeres como si fueran tontas, como si no tuvieran nada en la cabeza, como verdaderos objetos.

La protagonista se llama Mira, una mujer que decide ser médico, ir a la facultad de medicina, y por supuesto, no puede hacerlo sin decírselo a su marido, que no solo no la apoya en esa aspiración, sino que se ríe de ella, se mofa de que “su mujer” quiera aspirar a algo que él,  considera fuera de su alcance, de su inteligencia, de su capacidad.

En el libro también aparecen otras mujeres además de Mira. Mujeres que viven juntas y cercanas en esos gineceos que eran las urbanizaciones de las afueras de las ciudades estadounidenses, y a través de ellas y las relaciones con sus maridos, podemos ver que no solo los hombres han contribuido a denostar a la mujer, sino que también entre las propias mujeres, marcadas todas por las costumbres y los estereotipos de su tiempo, había, probablemente, de una manera inconsciente, pero manifiesta, un sentimiento de competencia entre ellas siempre por conseguir ser las mejores frente a la mirada del varón.

Conviene leer esta novela, hay que leerla despacio, y por supuesto situándose en los años 50 y 60 del pasado siglo, que fue cuando #MarilynFrench la pensó y la escribió,  pero sobre todo hay que leerla muchas veces para no olvidar. Porque saben? las cosas no han cambiado tanto, y corremos el riesgo, como pasa con frecuencia, que si no ponemos las medidas necesarias y bajamos la guardia, podremos volver a vivir la misma historia. Esto pasa con más frecuencia de lo que creemos. Lo de tropezar dos veces en la misma piedra o como en el caso de nosotras, las mujeres que la piedra nos dé de lleno una y otra vez. Piensen en ello si tienen un rato

Son las once y media de la mañana, no llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Solo para Mujeres #MarilynFrench