¿Es la DUI un juego de espejos? #Forcadell #DUI

Dice Carme Forcadell, en sede judicial, que la Declaración Unilateral de Independencia del 27-O sólo tuvo “valor simbólico”. Ya publique el día de la votación de marras en el parlament, que estábamos asistiendo a una performance más de  los “indepes”. Era el as en la manga,  el “por si acaso nos trincan, y entonces le soltamos al juez que era solo un gesto”. Desde luego, solo por esto, si fuera el juez, hubiera hecho caso a las peticiones de la fiscalía, porque la desfachatez no puede ser mayor, y sobre todo, esta señora, o mejor dicho su abogado, ha debido de pensar que el juez es tonto,  si un juez del TS. Es lo que tiene el supremacismo pensar que los demás están siempre por debajo de tu hombro.

El abogado de la Sra. Forcadell la ha llevado a la vista muy bien aleccionada, tan bien que, como por arte de magia, ha decidido acatar el articulo 155, acatar, también,  la Constitución en cualquier actividad política que emprenda y ha negado la DUI. Solo le ha faltado jurar bandera, que si hubiera sido necesario para evitar la prisión provisional, lo hubiera hecho sin pestañear.

Pero lo relevante del tema no es si Carme Forcadell y la mesa del Parlament van a pasar unos días en prisión. Lo verdaderamente esencial, es que el Juez ha redactado un auto muy riguroso, que desde luego le augura un futuro muy oscuro a los acusados, y que desmonta punto por punto la argumentación de la no violencia en el caso del delito de rebelión.

El juego que se llevan entre manos los “indepes”, de usar lo virtual y lo real según le va conviniendo a la causa, no ha hecho mella en el juez, porque el reflejo de la independencia que es lo que le pretendía contar ayer Forcadell al juez, ha sido más que suficiente para organizar tal rebelión en Cataluña, que hay día de hoy nadie sabe como pararla. Forcadell debería saber que la imagen de la realidad, también es realidad por mucho que se aparte del espejo cuando le conviene, y que los únicos que no se reflejan en los espejos, que no producen una imagen, son los vampiros, y que yo sepa a día de hoy estos seres son personajes de ficción… ¿O no, Doña Carme?

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. ¿Es la DUI un juego de espejos? #Forcadell #DUI

PostPost: Cuando publico este post ya sabemos que en menos de 24 horas Carme Forcadell ha conseguido reunir 150.000 euros para pagar la fianza… Impresionante …

Fin de Curso en Hogwarts #Puigdemont #DUI

La magia de truco nunca ha funcionado. Claro que la magia existe, pero nunca hay que confundir magia con prestidigitación. Puigdemont lo hizo. Jugó a aprendiz de brujo, pero con trucos baratos, de conejo y chistera, que desde luego no le han llevado a progresar en el arte de la nigromancia. Pretendió convertir el Parlament en un remedo barato de Hogwarts, donde su gente ni siquiera ha sabido jugar bien al Quidditch,  y con Junqueras en una copia grotesca de Albus Dumbledore.

Pero lo que no sabía este pequeño pseudo hechicero con flequillo, es que la magia es poderosa y actúa por su cuenta cuando se la invoca, y como Mickey, en el aprendiz de brujo de Disney, se le dislocaron los cubos y las escobas, en un torbellino imparable, empantanándole la política en menos de 48 horas. Sus más fervientes aliados se convirtieron en sus más acérrimos enemigos. Las desconfianzas de los unos hacia los otros se hacían cada vez más patentes. Le dimitían hasta los bedeles y comenzaron los engaños mutuos.

Apenas si ha podido salvar los muebles con el último truco, el que perpetró Carme Forcadell, intentando interpretar el papel de Hermione, sin gran éxito por supuesto,  con su ayudante – ya saben que todos los prestidigitadores tienen ayudante, es fundamental – Torrent haciendo las veces, pero sin llegarle ni a la suela de los zapatos, de Ron Weasley,  cuando simularon poner a votación la declaración de independencia en un ejercicio de distracción barato, de esos de “mira la bolita, mira la bolita” para que el público atendiera a ese “juego de manos” de poca monta.

Fue entonces, cuando Torrent especifico, que solo se iba a votar la parte declarativa de la proposición de la resolución, aclarando los párrafos que se votaban,  y para nada la exposición de motivos, que leyó, pero no se votó. Un pequeño truco, que durante unas horas pasó desapercibido, no para todo el mundo ya que algunos vimos lo que llevaba la Forcadell en la manga. Les recuerdo que fue  también Torrent el que pidió la urna y la votación secreta. Tal vez este artificio haga que el fiscal no pueda materializar en toda su dimensión la querella. Aunque dolo, y ganas de engañar había un rato.

No quedan más trucos ya en el pack de ilusionismo de mercadillo del pequeño Puigdemont en este intento de emular a Harry Potter, y el fin de curso en su Hogwarts particular ha llegado antes de lo previsto. Me temo que le cierran su remedo de colegio de Magia y hechicería. Es lo que tiene jugar con los encantamientos cuando ni siquiera se sabe controlar la varita. Fin de Curso en Hogwarts.

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 20 grados. Fin de Curso en Hogwarts.

La Basura Está Revuelta #DUI #articulo151

El basurero está revuelto. Sí, porque esta historia tan lamentable, que está sucediendo en Cataluña y a la que el estado español ha llegado en articulo mortis, está como bien sabemos todos, afectando gravemente a la convivencia y generando montañas de basura que se arrojan unos a otros.

Esa basura está llena de las burradas mayúsculas de algunos los partidarios tanto del sector independentista, como de algunos partidarios del Estado Español. Y oímos y leemos a diario ya, insultos de lo más variopinto, amenazas, escraches, y toda una serie de injurias y agravios, que desde luego nada ayudan a que esto termine bien o por lo menos de una manera decorosa.

En Cataluña, y no daré nombres hay personas que están trabajando en Madrid a las ordenes del gobierno de España, que desde hace unos días han tenido que dejar de llevar a sus hijos a la escuela por las presiones y amenazas que están sufriendo esos niños,  llevarlos a vivir fuera del domicilio familiar porque ya no pueden transitar por el barrio, o cerrar los comercios por el mero hecho de ser padre o madre de esas personas que están en Madrid haciendo su trabajo. Esto desde luego no es convivencia.

Pero en el otro lado también cuecen habas. Basta pasearse por las redes sociales para ver como se insulta a catalanes, así en genérico, como si el hecho de ser catalán fuera ya un estigma. O con qué facilidad algunos hablan de echar a los funcionarios y empleados públicos, incluso de encarcelarlos y cosas peores, que no colaboren con las autoridades del estado que se designen en virtud del artículo 155 para recuperar el estatuto y la democracia en Cataluña.

No sé si se han dado cuenta, pero estamos en ambas situaciones hablando de vidas de personas que en muchos casos están al margen de la política, y que se han visto atrapados en esta historia tan siniestra. Hombres y Mujeres que no saben qué camino tomar, que siempre han estado con la legalidad, y ahora, porque hay que vivir allí, estar allí, y hacer piel con ellos, no saben ya cual es la legalidad, ni lo que tienen que hacer cuando llegue el caso.

En el primer caso son funcionarios de estado español que tienen su vida en Cataluña, pero que, por causas de trabajo están en Madrid, y ven con horror, miedo y mucha pena como su vida en su ciudad, en su pueblo, y la de su familia se ha convertido en un infierno, por el mero hecho de hacer su trabajo a las ordenes del Estado Español.

Siempre digo que los enredos que organizan los políticos los pagamos la gente corriente, los que, como dijo el poeta, acudimos a nuestros trabajos y pagamos con nuestro dinero, y ellos ya ven, siguen como si nada, apenas les afecta, incluso, mantienen, en algunos casos una buena relación entre ellos.

Saben una cosa. Esto empieza a ser un tremendo roto en la convivencia. Deberíamos pensar antes de hacer nada, o escribir nada, pensar bien qué es eso de democracia, que es eso de libertad, porque sin convivencia y buena relación el estado no sirve para nada, y faltaría más que después de haber pasado por peores situaciones ahora nos convirtamos en energúmenos revanchistas y retrógrados al servicio de algunos que solo están medrando por sus propios intereses. Lo dicho, la basura está revuelta.

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados

DUI y 155: Todos Ante El Abismo

 

Ayer percibía cierta euforia empalagosa en las redes sociales, un entusiasmo lleno de vehemencia irresponsable por unos hechos, que desde luego, a mi juicio, constituye una de las peores paginas de nuestra historia. Había un aroma de pequeñas venganzas personales en las timelines de twitter de muchos usuarios hacia Cataluña, hacia los catalanes, como si fueran todos ellos una tribu arcaica e insurrecta a la que por fin el jefe de la otra tribu los ha metido en cintura solo blandiendo un papel con 15 puntos. También algunos, y no pocos, iban más allá, derramando odio con cada uno de sus tweets y comentarios hacia una porción de su país y sus habitantes, que olvidan, desde luego, que también es España.

Lo cierto es que ayer no terminó nada, no se soluciono nada, no obtuvimos la resolución de la ecuación que plantea la incógnita de la independencia, que por cierto, me temo que ha venido para quedarse, y para mucho tiempo. Ayer llegamos al borde del precipicio. Todos. Todos juntos. Y ahora nos hemos despertado mirando el abismo del 155, un articulo que tiene el aroma del oleo de la extremaunción cuando uno se acerca mucho a él.

Es verdad que a estas alturas de la película, tal vez no quedaba otro artificio. Con una Cataluña rota y dividida, con unos lideres enrocados en un bucle del que ni saben salir, ni quieren salir, con la democracia hecha pedazos, con la soberbia impertérrita de la clase política española, aplicada en este caso, en toda su extensión, no quedaban muchos caminos que explorar y por los que transitar, salvo ese articulo, al que nos hemos agarrado todos como un clavo ardiendo, y que desde luego nos va a dejar una cicatriz profunda, a la que miraremos cuando pase el tiempo, evocando estos días de infausto recuerdo, cuando entre todos destrozamos esa casa que tantos años nos costo construir y amueblar.

Puigdemont no ha querido ir solo hacia el abismo. No lo quiso nunca, desde el primer momento ha buscado como atraer al estado a ese despeñadero. Una y otra vez lo ha estado intentando hasta que por fin lo ha conseguido. Así que hoy, nos hemos levantado con la resaca de un atracón de noticias, que vamos a tardar tiempo en digerir. Pero la realidad es que tampoco han cambiado mucho las cosas, salvo que la división y el odio entre las personas se han acrecentado un poquito más.

Esta semana, hasta el viernes, que el Senado aplique lo que tenga que aplicar, las cosas están igual o peor. Si tal vez peor, porque el articulo 155 no es una pócima mágica, no es el bálsamo de Fierabras, que cura la “enfermedad” de la independencia. De hecho el 155, tal y como están hoy las cosas, es inaplicable.
¿Alguien piensa que se puede entrar en una conselleria o en la radio televisión publica o en los cuartes de los mossos blandiendo un papel, por muchos sellos y marchamos de Estado que tenga, y que todos se van a rendir a sus pies, abandonar sus sillones y ponerse a las ordenes de aquel que llegue? ¿Es que unas elecciones van cambiar la composición del parlament? ¿Se pueden poner en marcha unas elecciones en medio de un zafarrancho de combate, donde a la primera de cambio, van a surgir montones de voces para deslegitimarlas? ¿Se puede enviar a la carcel a todo aquel que no acate la hoja de ruta, a 7000 personas? ¿Se puede expedientar a cientos de funcionarios que no cumplan las instrucciones dictadas por el gobierno de España? No creo que sean ustedes tan ingenuos como para pensar eso. Es entonces cuando veremos, que se ha llegado tarde, que la falta de acción política en Cataluña tiene unas consecuencias que difícilmente se invertirán con esta hoja de ruta.

Desde luego no le arriendo las ganancias a aquellos que emprendan el viaje de la ejecución del 155, pues se van a encontrar con una resistencia difícil de soslayar y, me temo también, con una soledad tremenda, porque una vez que se vea que el fracaso se materializa – en este caso también es una opción y muy real – vamos a empezar a ver bajarse gente del barco, y a toda velocidad. Luego seguirán los reproches, las culpas, los ya te lo dije, etc, etc .

Saben una cosa, ni la DUI, ni el articulo 155 son reales. Son elementos de ficción puestos al servicio de intereses personales. La DUI es imposible de materializar y el 155 también. Son las dos caras de la misma moneda, una moneda falsa que no sirve absolutamente para nada, que no compra nada, salvo alguna cosa, si, el aumento de la brecha entre Cataluña y el resto del país y el comienzo de una crisis política de gran envergadura.

Que poco dura la alegría en la casa del pobre, en este caso del pobre de espíritu, de ideas, de inquietudes, de inteligencia, de política. Salimos de la crisis económica más grande de nuestra historia reciente,  y nos hemos metido solitos en una crisis política mucho peor que la de los “dineros”. De los baches económicos se termina saliendo bien, antes o después, de las crisis de juicio, de razón, de inteligencia y de política se sale, claro que se sale, pero mal, tan mal que ni siquiera me atrevo a ponerlo por escrito.

Son las once y cuarto de la mañana. No llueve en Madrid, y la temperatura exterior es de 14 grados. DUI y 155: Todos Ante El Abismo