Escuchar, analizar y procesar, esto es lo que toca

Las cosas pocas veces suceden por casualidad, aunque los amantes de la teoría del caos digan lo contrario, es más es tan poco el protagonismo de la casualidad ya en ciertos eventos que hasta el propio caos puede ordenarse y desordenarse según la información, los datos que tengas en tu poder, y la capacidad que tengas para interpretarlos.

Uno de los ejemplos mas relevantes de que esto del buen manejo e interpretación de los datos puede dar muy buenos frutos, es la victoria de Barack Obama en las últimas elecciones estadounidenses,  que combinado con el uso de herramientas tecnológicas de análisis de datos, ha dado como resultado la puesta en practica en todo su esplendor de lo que llamamos la sociedad de la información y la comunicación, un tema  que yo y algunos pocos más, que llevamos años leyendo y escuchando la red, como mi buena amiga Mari Luz Congosto, una de las mujeres que más saben en este país de la interpretación de los datos que recogemos en internet, creemos firmemente.

También estas elecciones americanas y concretamente el trabajo electoral de Obama, ha dejado claro que a las campañas electorales hay que llegar con los deberes hechos, y que esa recta final de unos cuantos días, que apenas pasan a veces de un mes, solo sirve para recoger el fruto de un trabajo preciso y metódico, a lo largo como poco de un par de años. Y que salvo el líder, y alguno más de poco sirve estar todos los días en los medios de comunicación convencionales, pero que sin embargo sirve de mucho otro tipo de trabajos, hechos en equipo, para generar esa victoria.

La campaña demócrata se gesto durante los dos años anteriores a las elecciones. No hay ninguna magia, ni ningún proyecto secreto, como han dicho algunos, sobre como Obama tenía tanta información de sus electores, de sus gustos, de sus tendencias, de su modo de vida, de lo que deseaban y de lo que detestaban. Todo ello fue posible a un equipo de matemáticos y especialistas de la información, que fueron poco a poco recogiendo datos de millones de personas, haciendo una escucha activa en las redes sociales, blogs y demás foros de opinión y participación virtuales, hasta tal punto que les permitieron llegar a predecir e incluso incitar a los votantes a que apoyaran a su candidato.

El equipo de análisis de datos de Barak Obama se ubico fundamentalmente en Chicago y estuvo, y sigue estando, dirigido por el científico Rayid Ghani , trabajaban en un área llamada The Cave, la cueva, y su tarea fundamental fue organizar y recoger todas las bases de datos, con ellas elaboraron los perfiles de los grupos a los que deseaban incentivar y además generaron una estrategia para lograrlo, basándose en los propios datos que recogían.

El análisis y la escucha previa sirvieron además para todo. Así se dotó a los voluntarios de una información máxima de a quienes debían dirigirse, pues cada uno de ellos recibía, no una lista al azar de personas con las que hablar por teléfono o visitar, sino una lista precisa, en su mayoría personas de perfil demócrata, con datos de sus gustos, sus aficiones, su estilo de vida, sus deseos,  su situación laboral presente y pasada, hasta aquello que les inquietaba más de la situación actual del país, haciendo así mucho más fácil y mucho mas cercana la tarea de esos voluntarios a la hora de entablar una relación de confianza con esos posibles electores y a la hora de animarlos a depositar su voto para Obama.

Pero también sirvió incluso para recaudar dinero para la campaña, en la recogida de donaciones. En Mayo, George Clooney recaudo 14 millones de dólares en fondos para la campaña de Obama, mediante una cena en su casa de Los Ángeles, a la que asistieron unas 150 personas, y se vio que quienes pagaron más por cenar junto al actor fueron mujeres entre 40 y 50 años, pero además lo que observo el equipo de La Cueva, The Cave, es que ese método que efectivamente era capaz de recaudar mucho dinero en poco tiempo, se complementaba con otro tremendamente sencillo, las microdonaciones  mediante mensajes de texto o por internet sin requerimientos de información de la tarjeta de crédito, y se observo que daban cuatro veces mas que otras personas, con lo cual el método de las microdonaciones telemáticas se convirtió en un punto fuerte de la estrategia de recaudación de fondos

Pero además de convencerles de que Obama era el candidato ideal a la presidencia, había una segunda parte que era el de animar a los electores a ejercer su derecho al voto, sobre todo en estados decisivos. Uno de los métodos más interesantes fue una aplicación para Facebook que mandaba a los amigos de un usuario ciertos mensajes, los cuales tenían un 20% de posibilidades de ser cumplidos debido a que provenían de alguien que se conocía. También se puso especial interés en los correos electrónicos de figuras como Michell Obama, con una popularidad de un 70 por ciento, del vicepresidente Biden y de otros componentes del equipo de Obama, que a través de la recolección de datos previos se veía que tenían un altísimo índice de popularidad.

La red social Reddit tomo también una especial relevancia en la campaña, ya que los analistas de datos, también descubrieron que había un importantísimo grupo de votantes posibles que participaban en esa red, con lo cual el presidente Obama trabajo esa red social hasta la saciedad, con sus continuas apariciones.

Tambien el grupo de La Cueva, The Cave, hacia continuamente simulaciones de las elecciones, dicen que se llegaron a realizar hasta sesenta y seis mil veces cada noche.

Podría seguir contado más cosas sobre este evento electoral y como ha sido posible la victoria de Obama con el análisis de datos usando la tecnología, pero creo que no merece la pena. Hay ya muchos blogs, en ingles, casi todos, que lo cuentan, pero lo que si deja claro el, digamos Método Obama, es que las campañas electorales, y otras muchas cosas más, ya se hacen de otra manera, y aquel que es capaz de trabajar con los datos y utilizarlos, con una planificación de tiempos suficiente, es el que gana las elecciones, y también aplicado a otros ámbitos de la vida o de la empresa, es el que consigue los objetivos.

He intentado explicar este tema de los datos, ya mas de una vez en mi empresa, pero me temo que no terminan de entenderlo, aunque no les culpo, es algo tan innovador y tan revolucionario, que lo cierto es que cuesta entenderlo, y también a veces explicarlo, pero la escucha activa y el posterior análisis de esa escucha puede ser fundamental en cualquier empresa y más en una empresa de comunicación como es la mía.

Desgraciadamente, muchos directivos que ya saben lo que son las redes sociales, y en especial twitter, piensan que estas son meros escaparates o vehículos publicitarios de sus propios medios, vamos una manera de hacerse más visibles. En efecto si lo son, pero mucho más importante que esa visibilidad es la captación de tendencias, de usos, de costumbres, de inquietudes de los usuarios. Si uno es capaz de escuchar, analizar y procesar de que se esta hablando, lo que antes llamábamos audiencia (ahora son usuarios) seremos capaces de servir la información de lo que ellos demandan de ser informados, e igual sucede con los temas de entretenimiento.

Las cosas están cambiando muy deprisa, y como hoy comentábamos en ese magnifica comida homenaje que nos hemos proporcionado Mari Luz Congosto y yo, aquel que sepa entender esta historia y ponerla en marcha en su ámbito, tiene muchas papeletas para ganar en todos los sentidos. Esto es progreso en toda su extensión, miles de voces hablando de continuo explicando lo que les sucede, lo que necesitan, el tipo de sociedad que quieren, como quieren que se les gestiones, como desean que se les informe, en definitiva como quieren que sean sus vidas. Me temo que eso de la mayoría silenciosa ha muerto, ahora llega la mayoría sonora, y solo hace falta escucharla y ponernos a trabajar en lo que demandan.

Son las doce de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados.

Anuncios

Elecciones USA: No todo es economía

Elecciones Estados Unidos 2012 en VIVO

Las elecciones USA nos acaban de demostrar claramente que la economía no es todo, pues esta no ha pesado, como pensaban algunos, tanto o lo suficiente como para arrebatar el poder a Obama.

Romney se presentaba como un empresario de éxito, un hacedor de dinero, un reflotador de empresas, y el Partido Republicano, tal vez pensó, que con eso bastaba. Error, error, pues han dejado de lado es aspecto sociológico de la crisis, ya que el americano medio ha cambiado el chip mental, y parece que ya no piensa tanto en eso de emprender por su cuenta, y si que está empezando a considerar la posibilidad de que el Estado le solucione de alguna manera la papeleta.

Probablemente a nosotros, como europeos, este discurso nos chirríe, pero hay que ponerse en la piel de ellos para notar como ha influido en la decisión de voto las reformas llevadas a cabo por Obama en cuanto a atención social se refiere. Para nosotros tener seguridad social, atención medica y demás es algo que nos parece absolutamente normal, pero para el habitante de los Estados Unidos, ese avance implantado por la administración Obama, ha supuesto toda una revolución, y es uno de los activos con los que contaba el Presidente para volver a ser relegido.

Por supuesto, esta reforma, aun no llega a las cotas a las que estamos acostumbrados los europeos, pero desde luego es ya un logro y el americano con la llegada de Obama y sus reformas,  ha empezado a sentirse digamos a gusto con esas coberturas estatales.

Hay también otros hechos que ha determinado la victoria de Obama, y uno de ellos es el papel tremendamente activo y persuasivo que ha ejercido la primera dama, Michelle Obama. Ella ha sabido combinar durante la campaña un rol de madre, esposa, amiga y consejera con tanta soltura y tan creíble, que pocos han podido resistirse a esa fascinación, haciendo que su voto se decantara de nuevo por el Presidente.

Por otra parte, la sociedad americana esta cambiando en su composición. Las familias monoparentales superan ya claramente a las familias tradicionales, el número de mujeres es cada vez mayor y supera ya ampliamente al de hombres, las minorías étnicas, como así gusta de llamarlas, ya no son ni minorías, ni siquiera étnicas, ya que han crecido considerablemente y además forman parte del patrón tipo del ciudadano americano, véase el caso de los hispanos, que con su voto favorable a Obama han hecho que el sueño republicano quedase totalmente diluido , y lo más importante es que la sociedad americana ha querido con su voto castigar de alguna manera a la clase financiera, a la que muchos culpabilizan de la esta depresión. Romney ha representado durante toda la campaña un perfil que se acercaba más a los ricos, a la élite financiera, a los poderosos, que a aquellos que están sufriendo la crisis en sus propias carnes, véase clase media, mujeres, desempleados. El discurso de Romney generaba desconfianza entre ellos, porque a pesar de sus buenas intenciones en cuanto a medidas para salir de la crisis, les recordaba un tipo de americano, que esta muy alejado ya de la realidad de ese país. Demasiado rígido en sus planteamientos, demasiado excesivo en sus desarrollos, demasiado directo en sus discursos, y en algunas ocasiones demasiado claro, tanto que ha rayado lo políticamente incorrecto o inadecuado en un candidato, como en el tema de las mujeres, que desde luego muy pocas le han otorgado su voto.

Obama desde luego no es la panacea, pero frente a Romney, representa  un mal menor, porque el Partido Republicano no ha sabido evolucionar a la vez que la sociedad americana, y eso pasa factura,  porque no todo es hablar de economía, de dineros, hay otras cosas, y en eso Obama, obviamente, ha sabido jugar muy bien sus cartas.

No obstante Obama no lo tiene fácil, los republicanos han ganado por mayoría en Congreso, mientras los demócratas se hacen con el Senado, Estados Unidos presenta una fuerte división y las artes del consenso y la negociación van a ser claves para su gobernabilidad. Veremos como se desarrollan los hechos, pero desde luego creo que deberíamos atender al mensaje: No todo es economía, hay vida fuera de ella.

Son las siete menos cuarto de la tarde. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados.