Rusia donde pegar a una mujer una vez no es delito

violencia-genero-2p

Que frase tan demoledora, escuchen: Preservar la autoridad parental, se la voy a repetir por si no la han escuchado bien:  preservar la autoridad parental.

Detrás de esta frase se esconde el fundamento que ha dado el parlamento ruso a la modificación de la ley sobre violencia domestica, o mejor dicho a la descriminalización de la ley de violencia domestica en ese país.

Pegar a una hija, a la mujer, a un anciano de la familia una vez al año ya no va a ser delito en Rusia, solamente cuando el agresor, si a ese que llama la propia ley autoridad parental, vuelva a pegar al mismo familiar, entonces podrá ser procesado por via penal, eso si siempre y cuando  la victima pueda demostrar los hechos ya que la justicia no va a actuar de oficio en estos casos .

Este proyecto de Ley del parlamento Ruso sepan que ha sido aprobado con 368 votos a favor y sólo uno en contra, y ha sido defendido, ya ven, por una mujer  Yelena Mizulina, parlamentaria ultraconservadora que ya antes se ha destacado por crear leyes contra los gays y otros tipos de libertades individuales  y, no pierdan de vista este detalle, es  presidenta de la Comisión de Asuntos de la Familia y la Mujer de la cámara, que alega que en la cultura familiar rusa las relaciones padre-hijo se construyen en torno al poder de la autoridad del padre y que Las leyes deben apoyar esa tradición familiar.

Según las estadísticas que maneja el Gobierno ruso , 36.000 mujeres son agredidas por sus parejas cada año y otros 26.000 niños por sus padres, ni más ni menos, y es que sepan ustedes que Rusia es uno de los países con las cifras más altas de maltrato hacia la mujer.

Mientras en el mundo se legisla contra la violencia hacia las mujeres, Rusia una de las principales potencias mundiales, vuelve con esta ley al Medioevo, con esta noticia verdaderamente perturbadora, un país que se sienta en la Asamblea de Naciones Unidas, que supuestamente tiene mecanismos democráticos, un país supuestamente libre. Pues ya ven el derecho civil más fundamental de un ser humano, que es el no ser agredido, en breve en Rusia pasara a la historia donde, aunque nos parezca inaudito con esta ley no solo no se castiga al agresor, sino que se le anima y se le da carta blanca para golpear y agredir a mujeres, en virtud de la costumbre, si la costumbre de pegar a las mujeres. Definitivamente algo no va bien, que digo algo, mucho no va bien.

Son las dos y media de la tarde. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 9 grados

Machismo en la Universidad #EstaPasando

machismo_con_las_mujeres

Hace unos meses aparecía en el Campus de la Universidad de Santiago una pintada que decía así: Contra el Patriarcado, la respuesta feminista. Luciano fuera de la USC.

Luciano Mendez, el aludido en la pintada, es profesor de matemáticas de la Universidad de Santiago de Compostela y  tiene por costumbre en sus clases salpicar sus enseñanzas sobre matemáticas con comentarios machistas hacia una alumna, tales como: “silencio, me desconcentra el ruido de los bolígrafos y el escote de María”, o “ya te dije el primer día que me desconcentraba tu escote”, o “te empeñas en traer el escote hasta el ombligo”.

Este tipo de comentarios reiterativos dieron lugar a que María y otros estudiantes abanderan el aula, acusándolo de machista, a lo que el contesto: “Si fuera machista te pegaba una hostia”. Ustedes perdonen por el exabrupto pero así lo dijo Luciano.

La Universidad de Santiago de Compostela, atajo el asunto como suele hacerse en este país, y como gran medida decidió cambiar de grupo a la estudiante afectada y abrir una investigación, aún no resuelta.

En los días siguientes Luciano Méndez le pidió perdón a la alumna a través de un comunicado,  un perdón relativo porque en el mismo comunicado se reafirmaba en sus palabras (“va a seguir alterándome un escote excesivo”) y justificó su comportamiento y la amenaza de darle “una bofetada” como producto de la “tensión de la situación”, acusando a la estudiante de “insultarlo”, llamándolo “machista asqueroso”. En su comunicado afirmaba que “ciertos tipos de atuendo” son “absolutamente inapropiados para una clase” y negaba además que él fuera “sexista”.

Así ante tal situación el malestar iba “in crecendo” hasta que un día un grupo de nueve alumnas del Máster de Género, Igualdad y Educación decidieron llevar a cabo una acción de protesta en una de las clases impartidas por Méndez . Poco después del comienzo de la clase las estudiantes (ocho mujeres y un hombre) se quitaron sus camisetas y camisas, mostrando sus pechos, donde llevaban escritas diferentes frases en respuesta a las declaraciones realizadas por Luciano

Mendez entonces, abundo un poquito más, si cabe en el tema, quejándose de que las alumnas llevasen el pecho pintado porque no lucían tan bien sus “virtudes femeninas”, dijo también que iba a cerrar la persiana para “tener más intimidad, porque con el ambiente que hay igual va a más”,  y mirando al único hombre del grupo le dijo que “iba para mirar las tetas” de sus compañeras y, finalmente, los amenazó con “echarlos” con unas “patadas en el culo”.

En fin esto que sucedió en marzo, aun colea, ya que la Universidad de Santiago de Compostela ha decidido sancionar a Luciano y también a las 8 alumnas y al alumno que protagonizaron la protesta. De hecho hace unas semanas 100 estudiantes de esa universidad realizaron una protesta frente al Obradoiro por estar en desacuerdo con la medida de sancionar a los alumnos y alumnas.

No es el primer caso de estas características, que sucede en una Universidad Española, en el curso 2013-2014 el profesor de Didáctica y Profesión Docente de la Facultad de Magisterio, también de la USC Domingo Neira, explicaba en sus clases que “la homosexualidad es contagiosa” aunque “en otras ocasiones se debe a que en algunos ambientes también hay gente viciosa”.

O lo que ocurrió en una  de las clases de dermatología que se imparten en la academia privada CTO Medicina, ubicada en Barcelona donde un profesor, médico residente del Hospital Clínico de Barcelona preparó una explicación desagradable y denigrante para la mujer. El profesor comparó  dos tipos de glándulas, para lo que preparó un ‘power point’ con el que pretendía sostener su explicación. Para ello utilizó como ejemplo los “dos tipos de mujeres que van a las discotecas”, a las que calificó de “guarras” y “rancias”.

Como ven estos  hechos, que algunos califican de  “aislados” son más frecuentes de lo que creemos en las  instituciones universitarias, que amparan, mirando para otro lado, o con soluciones nada adecuadas,   la reproducción de los valores más reaccionarios del machismo.

Esto sucede en nuestro país, no en ningún sitio remoto del planeta,  no lo olviden, tan europeos, tan modernos, tan avanzados, tan respetuosos de la constitución sobre el papel y estamos permitiendo que a nuestros hijos y a nuestras hijas alguien con la autoridad de un profesor les diga esta lindezas. Denle una vuelta  porque es un tema para pensárselo.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados #Machismo en la Universidad #EstaPasando

Señorita… #Sexismo #Mujeres

sexismo-620x350

Saben una cosa el hace unas semanas escuchaba a la escritora colombiana Carolina Sanin en un Facebook Live hablar de cómo en América Latina  se sigue manifestando el sexismo contra las mujeres.  Por ejemplo en el caso de  la mujer adulta se la suele llamar “niña” y cuando no se habla de “una niña”, se habla de “una vieja”.

Con estos apelativos se desconoce la autonomía de la mujer, por una parte, y, por otra, también  se la desexualiza. Algo similar ocurre cuando, para supuestamente destacar el valor de las mujeres, los hombres se limitan a mencionarlas en relación con ellos “nuestras madres y nuestras hijas”, nuestras, nuestras… como si perteneciesen  a alguien, y también al usar el diminutivo “señorita” para la mujer soltera, como si fuese de vital importancia saber si una mujer esta soltera o casada…

También frecuentemente a la mujer se le impone un modo o un tono, lo cual hace que sea fácil descalificarla cuando sobrepasa ese tono prescrito o modifica el modo que se le permite. Cuando la acción de una mujer se sale del espectro de gestos e intensidades que se esperan de ella, se la ridiculiza y se la insulta con frases como: es una “fiera”, esta hecha una “furia”,  esta tía es una “histérica”. Esta claro que una mujer cuando se sale de “lo que se espera de ella” entre comillas empieza a ser pasto de comentarios que desde luego no se harían con un hombre

Sin embargo la sociedad empatiza rápidamente con las mujeres cuando estas ocupan el lugar de víctimas como asesinadas, violadas o golpeadas. Y sin embargo le cuesta  considerar o admirar a la mujer en situación de poder o de superioridad.

Todo esto y mucho más contaba la escritora colombiana Carolina Sanin en su facebook la pasada semana, haciendo referencia a la situación de la mujer en hispanoamerica… la verdad es que yo después de leerlo me anime a escribirle y a decirle que eso que ella cree que le sucede a la mujer en América Latina, es lo mismo que pasa en Europa, y en España. Sin ir mas lejos he contado esta semana las veces que me han llamado señorita, por poner un ejemplo, y no crean que exagero, desde el pasado domingo a este, llevo ya 11 “señoritas” en mi haber. Os animo a que midáis en vuestras vidas esto que os he contado… Seguro que obtenéis resultados “sorprendentes”

Son las doce de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Señorita #Sexismo #Mujeres

PP. Se me olvida: buscar la palabra señorita en imágenes de google y ya veréis el resultado #Ufff

De manuales y machismo … #Mujeres

Saben una cosa…

Hace unos días aparecía una de esas noticias sorprendentes, sorprendentes por el disgusto que producen,  pero que su impacto solo suele durar un par de días, y eso gracias a las redes sociales. Después ya no se habla más.

La noticia a la que hago referencia es un manual de oposiciones a docentes especialistas en Educación Física, en el que se dice que las mujeres tienen “menor capacidad de decisión” y desean “evitar el éxito” Por eso, sostiene el manual para personas que opositan a docente de Educación Física de la editorial MAD,  que las mujeres tienden a alejarse de la competición. En él también se afirma que la mujer tiene una “repugnancia natural por la agresión”. Añade, para terminar con ese apartado, que la mujer tiene “menor rapidez de reflejos”. Sin dejar de lado esta otra lindeza: “La obediencia al hombre ha sido la conducta ancestral natural y habitual de la mujer”

Varios mensajes en Twitter, como el de la periodista Celia Zafra, han obligado a la editorial a disculparse públicamente y asegurar que retirará los ejemplares.

Pero, está claro que el mal está hecho. Supongo que cientos de hombres y mujeres que quieren ser profesores de Educación Física, han leído una y otra vez este libro, y qué duda cabe que el mensaje queda interiorizado. En una sociedad en la que cada año mueren decenas de mujeres víctimas de la violencia de género, donde la brecha salarial crece, y donde la mujer no tiene acceso en igualdad a puestos de decisión, me cuesta entender cómo nadie en muchos años ha podido percatarse de que con palabras escritas como estas, cuyo fin es la formación, legitiman esa violencia hacia la mujer al considerar que ésta, de modo natural, tiene que obedecer al hombre, legitiman la desigualdad salarial, legitiman en definitiva, la discriminación.  Muchos los años de lucha por la igualdad se vienen abajo con un par de frases, frases bien colocadas en el lugar y el modo determinado, que situan  a la mujer en la más profunda desigualdad y en el más profundo desprecio.

Y lo peor de todo esto, es que seguramente hay más manuales como este. Tal vez las instituciones que deben velar por salvaguardar los derechos de los ciudadanos y ciudadanas, tengan que poner más interés en conocer la realidad de lo que sucede cada día,  que como decía Mulder a Scally, en la serie de ciencia ficción expediente X:  La verdad está ahí fuera. Eso si que es un expediente X

Es la una menos cuarto. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 29 grados. Mucho marketing de genero en las campañas electorales… pero es solo eso marketing, puro marketing

Claro que se puede cambiar… #EllasPueden #Conciliacion

Headline Change, concept of Change

Algunos dicen que la vida es eso que pasa mientras estamos trabajando… y desde luego no debería ser así. A todos y a todas nos gustaría trabajar en empresas en las que nuestro horario terminara a las 6 de la tarde, o que nuestra empresa tuviera un banco de tiempo, o poder trabajar en casa como tiempo efectivo de trabajo, es decir #teletrabajar, sin tener que desplazarnos hasta la oficina, o no tener que estar calentado la silla porque a nuestro jefe le gusta el presentismo y le da seguridad tenernos cerca.

Todo eso puede suceder, porque ahora no solo la tecnología ayuda, sino que además han cambiado los parámetros para medir el éxito de un negocio, de una empresa, y lo que prima es la productividad frente al viejo empleado de manguitos y muchas horas de silla, que debería tender a desaparecer.

Así que venga, hagamos un esfuerzo por ser ciudadanos y ciudadanas del siglo XXI, porque el verdadero cambio, ese del que se habla tanto en las últimas semanas, debería consistir en tener una vida donde se pueda trabajar y vivir, y que la vida no sea eso que pasa mientras estamos trabajando

Son las 12.32. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Entradilla #EllasPueden Hablando de cambios

#DiaDeLaConstitución #Articulo14 #Igualdad

Print

En el año 1978 tal día como hoy los españoles y españolas ratificábamos por referéndum la actual constitución española. En ella, entre otras cosas, quedaba patente que la igualdad entre mujeres y hombres es un derecho fundamental. Sin embargo la realidad viene a demostrar, continuamente, la persistencia de importantes escenarios de desigualdad por razón de género, que sitúan a las mujeres en una posición de desventaja, cuando no de clara inferioridad, frente a la de los hombres.

Hoy día 6 de Diciembre, día de la Constitución, 37 años después, seguimos preguntándonos, cuando por fin, el mandato constitucional de igualdad entre hombres y mujeres se hará realidad definitivamente, y para celebrar este día vuelvo a invocar para ustedes el artículo 14, que seguro que recuerdan lo que dice: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Casi que antes de reformarla, como abogan algunos,  deberíamos empezar por cumplirla.