#Iceta : Lost In Translation

Cuando un político empieza a decir cosas etéreas y evanescentes, tales como estas palabras de Iceta en La Vanguardia: “Acercarme a la felicidad es mi gran meta”, es que se le ha acabado el discurso, no sabe dónde está y lo peor, no sabe a dónde va.

Iceta está haciendo una campaña electoral dando palos de ciego. Más o menos vamos a uno diario. Y además parece que está muy solo, porque en esos restos mortales del llamado Partido Socialista Obrero Español, que efectivamente no es el suyo, que él es del PSC – otro resto de un naufragio-, apenas hay nombres que se impliquen en esta campaña  con rima fácil y escatológica.

Y es que la tropa política de este país, salvo alguna excepción que otra, tiene la costumbre de lanzarse a las campañas electorales a pecho descubierto, confiando en su verborrea amigable, pero eso sí, sin consultar un solo dato.  No se han enterado -Iceta es un claro ejemplo-, que vivimos en la era de los datos. Si, eso que llaman big data, y que, por supuesto, ellos, a pesar de que probablemente sean capaces de citar esos dos términos juntos, no tienen ni idea de para qué sirve, como usarlo y rentabilizarlo. Si en vez de estar dedicados a colocar “gente de confianza”, pensaran en buscar gente que supiera de que va toda esta historia, no estaríamos escuchando a Iceta pedir indultos, guiñarle el ojo a ERC, hablar de independencia sin mencionar la palabra independencia – que mira que es barroco- o contarnos no sé qué milongas sobre felicidad etc.

Los datos dicen que el votante de Iceta no es independentista, y también nos cuentan que esos ciudadanos que podrían votar PSC pertenecen a lo que los catalanes del ADN puro, llaman charnegos o descendientes de charnegos. Datos que insisten en que, Iceta tiene más votantes potenciales entre hombres que entre mujeres, que ese potencial electorado está en la franja de edad entre 40 y 50 años, que están situados en los cinturones industriales de las ciudades grandes y fuera del entorno rural, que son de clase media y que están poco politizados y poco movilizados.

Pretender entrar en el electorado de ERC o de los comunes o de Podemos es prácticamente ciencia ficción, y es a lo que juega en esta campaña este político bailón. Iceta en su ignorancia de la nueva realidad social sigue pensando en izquierda y derecha.  No se da cuenta que, en Cataluña, y probablemente en el resto de España, ya no se juega en las elecciones por la izquierda o por la derecha.

Vivimos en un mundo conectado, donde la información, que a su vez se convierte en formación mientras sucede, hace que el elector, el ciudadano abandone eso de “soy de izquierdas y voto partido de izquierdas” o “soy de derechas y voto partidos de derechas” sin pensar en nada más, como si de una religión fuera. Ahora el ciudadano hace otros encajes y mezcla, y no se atiene a etiquetas preconcebidas y empaquetadas. Hemos pasado a valorar conceptos, propuestas o modelos diversos que dejan de tener ese color político uniforme al que estábamos acostumbrados, más en este caso, donde el foco de atención principal sigue estando en los términos independencia y no independencia, conceptos que no se pueden ubicar ni en la derecha, ni en la izquierda, y que a su vez se alimentan de votantes de ambas corrientes.

En la era de la semántica pesa mucho el significado de las palabras, que ahora ya no se pueden decir a la ligera, pues el ciudadano entiende, y si no entiende comparte con otros que entienden y explican. Eso desde luego tampoco lo sabe Iceta que anda perdido como Bill Murray en  “Lost In Translation” y pretende que su Charlotte sea Oriol Junqueras. Pero esto no es una película, ni estamos en Tokio, ni Sofia Coppola está sentada en la silla de la directora, ni Junqueras es Scarlett Johansson, ni Iceta es Bill Murray, esto es la vida real, y no te puedes perder en la traducción,   amigo Iceta, que no te veo yo el día #21D cuando tengamos el desenlace de estas elecciones del 155,  susurrándole al oído a Junqueras lo que le dijo Bill Murray a Scarlett al final de la película: Tengo que irme, pero no voy a dejar que esto se interponga entre nosotros, ¿vale? 

Son las cinco y media de la tarde. Llueve ligeramente en Madrid y la temperatura exterior es de 10 grados. #Iceta : Lost In Translation

Anuncios

Alcaldes dando la vara #Bruselas #Puigdemont  

La capacidad que tienen los independentistas para saltarse a la torera todo lo que se les pase por la cabeza es insospechada. Hoy tocaba dar la vara, y los alcaldes secesionistas han pasado de sus obligaciones, para pillarse un avión privado pagado por, probablemente, nosotros los contribuyentes – que no lo digo yo, que lo dicen unos cuantos que han cogido ese vuelo, en sus cuentas de twitter – y han tirado para Bélgica a ver al jefe.

Allí en un salón del BOZAR Centre for Fine Arts han hecho una ofrenda y oratorio al maestro de ceremonias, un Puigdemont ocioso y diletante – está en el paro y en busqueda activa de empleo- que ha pasado de poner de vuelta y media a Juncker a pedir ayuda a la Unión Europea para “la causa” – la coherencia nunca ha sido su fuerte-  terminando por – agarrense que vienen curvas – acusar a Rajoy de dar un golpe de estado.

Previamente a toda esta fiestuqui independentista “varada” – lo digo por lo de las varas de mando que no las sueltan ni en pijama- Ramón Tremosa, Jordi Solé y Josep-Maria Terricabras habían convocado a los parlamentarios y grupos del Parlamento Europeo, via email, usando la base de datos de los correos de ese organismo, porque deben pensar los ínclitos que esos datos los pueden usar cuando y como les de la gana, como hacen con todo. Vamos que han usado los datos para un fin distinto al suyo, con lo cual han cometido un nuevo delito. De incumplimiento en incumplimiento hasta el infinito y más allá.

También queda por determinar quién y con que se ha pagado el alquiler de la sala que fue reservada por el grupo de los Verdes del Parlamento Europeo, al que pertenece ERC. Les recuerdo que las asignaciones a los parlamentarios y grupos no pueden ser usadas para otros fines que no sean los que se detallan en la ley. Yo le he puesto unas letritas en twitter a @BOZARbrussels para que me cuenten quien corre con los gastos, no fuera a ser que me vengan a mi en la próxima declaración de la renta.

En fin, sigue la performance independentista, por llamarlo finamente. Me cuentan cuando estoy terminando de escribir este post que Romeva juega al ajedrez en la cárcel. Lo siento, pero no me lo creo ¿al ajedrez? Anda Ya¡¡¡

Son las ocho y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 5 grados. Alcaldes dando la vara #Bruselas #Puigdemont

Puigdemont : “De donde saca, para tanto como destaca”

Que tus avalistas en Bélgica sean un abogado de etarras que cobra 1000 euros la hora y un político neonazi no parece que sean las mejores cartas de presentación para sacar adelante una reputación dañada por una fuga, un delito de sedición, un delito de malversación y uno de rebelión. Bien pues esa es la situación de Puigdemont, que a estas horas disfruta de libertad vigilada mientras se encuentra a la espera de que se reúna la Cámara del Consejo, el tribunal de primera instancia, donde tendrá que comparecer en un plazo de 15 días. La verdad es que no creo que la reputación le importe demasiado, a pesar de que hay unas elecciones por medio. Lo que verdaderamente le interesa a Puigi and Co es salvar sus traseros, y a la vez hacer el mayor daño posible. 

Esta tarea le llevará probablemente a Puigdemont y los cuatro ex consellers a pasar una larga estancia en Bruselas, salvo que se le requiera en España por delito nuevo, que eso también es posible, pero del que hoy no toca escribir. Una larga estancia de 5 personas con abogados de 1000 euros la hora, y que desde luego no se puede permitir cualquiera, ni siquiera  hombres y mujeres con sueldos de ex presidente o ex conseller de la Generalitat.  

Lo primero que tiene que explicar Puigdemont a sus electores, pasados y futuros – ya que ha manifestado su intención de concurrir a los comicios del 21 de Diciembre – es de donde está sacando el dinero para toda esa fiesta que se está dando en Bruselas. Desde luego, mientras no se explique, está bajo sospecha no solo de los delitos que se le imputan, sino de la utilización de fondos de dudosa procedencia para pagar su aventura por las tierras belgas.  

No entiendo como a estas horas ningún líder político del PP, Ciudadanos o el PSOE han puesto este tema encima de la mesa. No entiendo tanto hablar de problemas políticos con soluciones políticas como ha hecho Pedro Sánchez ayer, cuando, Sánchez sabe, que se creó un conflicto político a medida con la independencia como percha principal, para tapar un delito de pasta, de corrupción, y si no lo sabe, cosa que dudo, que empiece a aprenderlo. Amen de que él ha apoyado la solución política, que es la aplicación del articulo 155 de la Constitución. 

No hay nada más vil que utilizar los sentimientos de las personas para fines propios, fines llenos de codicia y vanidades.  Se llama manipular, y eso es lo que ha hecho Puigdemont, su gobierno y sus socios durante este tiempo, generar una cortina de humo con una independencia que ellos mismos sabían desde el primer momento que no se iba a poder materializar, para tapar un saqueo en el que se han ido enriqueciendo. Y cuando el tema ha terminado por explotarles en la cara han huido, han hecho eso de “coge el dinero y corre”. Han montado una nueva performance  – en este tema son verdaderos especialistas – con unos aquí y otros allá, haciendo parecer a los de aquí mártires y a los de allá rescatadores.  

Hoy espero ansiosa un día más que alguien pida explicaciones a Puigdemont and Co “de donde saca para tanto como destaca”, porque esa es la historia, y menos lobos con la represión y la falta de garantías, que detrás de todo esto hay un tufo de codicia que “tira para tras”  

Son las once de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 10 grados. Puigdemont : “de donde saca para tanto como destaca”  

Algo huele a podrido en Cataluña #11Oct

Me temo que lo de ayer en el parlament tiene mucho de postureo, de performance, de puesta en escena. Esa sumisión de la CUP que se conformó con abandonar la sede parlamentaria y hacer un discursito, bastante flojo para lo que nos tienen acostumbrados, esos guiños entre Oriol Junqueras y la bancada de la CUP… No sé, no lo veo… y lo que sí percibo, es que esto estaba pactado de antes, un hoja de ruta donde se pone al gobierno de España en el disparadero, para que suspenda la autonomía, y entonces será cuando ellos echarán toda la carne en el asador, en modo mártir, agobiados por el peso de “un estado opresor”, que es lo que buscan vender a la comunidad internacional.

Mucho me temo que no hay mucha ruptura entre JxSi, ERC y la CUP, todo lo contrario, siguen juntos y en la misma dirección, esperando que el gobierno de España haga lo que tiene que hacer, porque no le queda otra, y entonces es cuando empezará su fiesta, su fiesta… que no la nuestra. Será entonces, cuando acudan a la calle de nuevo, para explicarles a la gente que estaban dispuestos a dialogar, a ser los buenos de la película, y que  “los malos”, el gobierno de España, no ha querido entablar esa conversación.

En un juego continuo de posverdades – antes llamadas mentiras – van envolviendo todo el camino, y en él nos están llevando a todos. Esto no es una tregua para el dialogo, es una trampa, de la que difícilmente puede salir el estado, sin sufrir daños.

Hay muchas señales en el cielo que dicen que no van a dar marcha atrás, para empezar el 1 de Enero de 2018 se levanta el secreto bancario en Andorra, y eso a los “independentistas de salón y billetera” les va a traer consecuencias nefastas, si para entonces, no controlan la situación, ya que detrás de todos estos sentimientos implantados en la gente sobre libertad e independencia, hay un interés espurio y siniestro de salvar sus propios culos apestados por la corrupción de muchos años. Algo huele a podrido en Cataluña, y el hedor ahora está tapado con el perfume barato de la independencia, pero no durará mucho, antes o después nos daremos cuenta. Espero que no sea tarde.

Es la una y media de la tarde. Sigue sin llover en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Algo huele a podrido en Cataluña

Ladrones de Democracia #ReferendumCAT 1-O

“A menudo el odio se disfraza con una careta sonriente y la lengua se expresa en tono amistoso, mientras el corazón está lleno de hiel.” Solón

Saben una cosa. Nos están robando. Si,  miren ustedes, hay ladrones de democracia sueltos.

Lo que está sucediendo en Cataluña y proyectado hacia el resto de España en un robo en toda regla.

Un robo perpetrado a través de asaltos a sedes de partidos, a través de señalar y marcar casas y comercios, de cerrar el parlament para que no se escuche ni una sola voz discrepante,  de presiones sibilinas y no tan sibilinas a los directores de las escuelas e institutos, para que el día 1-O pongan a disposición sus centros de eso que llaman “referéndum”, de utilizar a los niños en  las movilizaciones, de utilizar a los medios de comunicación públicos de Cataluña como medios de propaganda, de las listas negras de periodistas, de tomar las calles, de políticos que se saltan las leyes una y otra vez, mientras obligan a los ciudadanos a cumplirlas a raja tabla, de colocar como héroes a miembros de bandas asesinas como ETA, de invitar una y otra vez a los ciudadanos a participar en un referéndum ilegal, sin censo, sin garantías democráticas, de hurtar los datos de los ciudadanos y enviarlos a webs alojadas en lugares remotos y gestionadas por piratas informáticos, de mentir una y otra vez contándonos que los culpables de sus males somos los españoles cuando llevan toda su legislatura desatendiendo los asuntos de sanidad, cultura, educación etc para dedicarse a eso que ellos llaman el proces y que ya hemos visto en qué consiste, de linchar a intelectuales, escritores, artistas, científicos que han manifestado públicamente estar en contra de ese simulacro de referéndum, de utilizar los medios económicos del Estado, es decir de todos, para sus fines espurios, desatendiendo las necesidades de los hombres y mujeres de Cataluña, de dividir la sociedad en malos y buenos catalanes como si ellos fueran el dedo supremo que marca la bondad o la maldad de los individuos, de romper familias y  romper amistades.

Son ladrones de libertad, son ladrones de democracia. Están hay disfrazados de libertadores, con un rictus de sonrisa cosida en el rostro con puntadas de odio, de un odio que jamás en lo que llevo de vida había visto antes. No dejemos que nos roben lo que tanto nos ha costado conseguir: la democracia y la convivencia.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Ladrones de Democracia

Algunas anotaciones sobre la independencia II #ArturMas #27S

mingote

No sé si Artur Mas está siendo capaz de generar un sentimiento de independencia en la mayoría de los ciudadanos de Cataluña. De momento eso está por ver, pero lo que sí está desarrollando con sus discursos erráticos es un clima de profunda desconfianza.

La confianza es uno de los pilares básicos para el desarrollo y la buena convivencia de cualquier sociedad. No hay nada mejor para el ciudadano que sentirse seguro, tranquilo, confiado  cuando se compra una casa , o cuando monta un negocio, o cuando invierte sus ahorros en la bolsa o los deposita en un banco, o cuando va a su puesto de trabajo, o cuando lleva a sus hijos a la escuela, o cuando paga sus impuestos. Es  esa confianza la que lleva a la estabilidad, y esa estabilidad la que hace que las sociedades sean más prosperas y avancen.

Eso no quiere decir que vivamos en sociedades estáticas y monolíticas, donde no hay sitio para la reforma o para los cambios, que, por supuesto, también son necesarios para que se produzca el progreso, pero esos cambios, esas reformas no deben estar basadas en simple ilusiones, que apenas tienen fundamento, y sobre todo no pueden fundamentarse en sentimientos negativos  como el odio, la envidia, la revancha o la frustración.

Las sociedades se perfeccionan avanzando en los derechos de los ciudadanos, y no creo que los derechos de los catalanes difieran mucho de los derechos del resto de los españoles…, y por supuesto, perfeccionar el derecho de unos, rompiendo o alienando el derecho de otros, no tiene nada de progreso, de avance, ni de perfeccionamiento de la convivencia.

Este experimento sentimental – y vamos a tratarlo así, por no abundar sobre otros rasgos que lo mezclan con el más puro interés personal o coyuntural de unos cuantos – de la independencia que baraja Artur Mas y sus socios en estas elecciones catalanas, dista mucho de llevar las garantías de seguridad que conlleven a una situación de confianza. Las incógnitas que deja en el aire el actual presidente de la Generalitat son muchas y de gran calado. Sus tesis se basan en  un pensamiento circular, que se retroalimenta, donde se promueve el cambio por el cambio, el discurso repartido en falsas promesas,  un futuro que no va más allá del 27 de Septiembre, y una vulneración continua de la Constitución Española. Todo esto, está manteniendo en vilo a la sociedad española, incluida la catalana, donde empiezan a aparecer ya de una manera continua signos de intranquilidad y desconfianza. Hace unos días hemos llegado a ver como un diputado rompía un texto de la Constitución Española en sede parlamentaria.

España está hecha entre todos; entre todos hemos de perfeccionarla. ¿Por qué tengo yo que pagar impuestos al estado español, y un catalán quiere poder pagar “sus impuestos” solo para  “su territorio” ? Y… ¿Cuál es exactamente su territorio? ¿Quién los legitima para ese ejercicio de egoísmo? ¿Cuál es el hecho diferencial que los hace poder eximirse de contribuir al mantenimiento del bienestar común de todos los españoles? No hay respuesta a ninguna de esas preguntas.

La campaña de Artur Mas para las elecciones del 27 de Septiembre es puro artificio. Es un ejercicio de prestidigitación, de magia, llena de trucos baratos, y se le empieza a ver la paloma dentro de la chistera. Mientras la desconfianza crece, se multiplica, llevándonos a todos a mirar de reojo al de al lado, a pensar en fronteras, a fomentar el enfrentamiento, a marcar más y más la ruptura entre los unos y los otros, a quebrar la en definitiva la convivencia.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y  la temperatura exterior es de 26 grados. Lo peor es que ni siquiera hay corazón en esta historia…

Viñeta de Mingote publicada en ABC el 30 de Junio de 2010