El cuento de la criada es una realidad #Birmania #Mujeres #Esclavas

Acabo de terminar de leer el informe ‘Danos un hijo y te dejaremos ir”: el tráfico de ‘novias’ de Kachin desde Birmania a China”, en el que se documenta cómo los traficantes venden a mujeres y niñas de los estados del norte de Birmania, Kachin y Shan para ser esclavas en China.

Algunas supervivientes de este comercio de esclavas del siglo XXI nos explican que personas de confianza, incluso miembros de su propia familia, les prometieron empleos en China, pero que en su lugar las vendieron por el equivalente a entre US$3.000 y US$13.000 a familias chinas. En China, por lo general, eran encerradas en una habitación donde las violaban una y otra vez  para que se quedasen embarazadas.

Heather Barr, codirectora en funciones del departamento de derechos de la mujer en Human Rights Watch y autora del informe nos cuenta que en “Birmania y las autoridades chinas hacen la vista gorda mientras que traficantes sin escrúpulos están vendiendo a mujeres y niñas Kachin destinadas al cautiverio y abusos indescriptibles”.

También nos cuenta en este informe que “La escasez de medios de vida y garantías para los derechos fundamentales han convertido a estas mujeres en una presa fácil para los traficantes, que tienen pocas razones para temer a las autoridades en ambos lados de la frontera”.

El informe está basado principalmente en entrevistas con 37 mujeres que pudieron salir  de esta trata, así como con 3 familias de víctimas, funcionarios del gobierno de Birmania y la policía, así como miembros de grupos locales, entre otros.

En el informe podemos leer el testimonio de Una mujer Kachin que había sido traficada a los 16 años por su cuñada y cuenta como la familia la llevó a una habitación. “En esa habitación la ataron de nuevo, cerraron la puerta, durante uno o dos meses. Cuando llegaba la hora de comer, le daban comida. Ella lloraba. Cada vez que el hombre chino le llevaba comida, la violaba”.

Las supervivientes que dan testimonio en este informe cuentan que   las familias chinas a menudo parecían más interesadas en tener un bebé que una “novia”. Una vez que las mujeres y las niñas traficadas daban a luz, a veces podían escapar de sus captores, pero generalmente a costa de dejar a su hijo atrás con pocas esperanzas de volver a ver al niño.

Una vez que pudieron volver a Birmania, estas mujeres dedican sus esfuerzos a luchar por superar el trauma y el estigma mientras intentan reconstruir sus vidas. Hay muy pocos servicios para estas mujeres y las pocas organizaciones que brindan asistencia desesperadamente necesaria no pueden atender todas sus necesidades.

La mayor parte de estas mujeres victimas de esclavitud, secuestro y trata se encontraban entre las más de 100.000 personas internamente desplazadas por los combates en Kachin y los estados norteños de Shan que afrontan situaciones desesperadas en los campamentos.

El gobierno de Birmania ha bloqueado en gran parte el acceso de la ayuda humanitaria a los campamentos, algunos de los cuales están bajo el control de la oposición, la Organización de Independencia Kachin. Las mujeres a menudo son las únicas que ganan el sustento, mientras los hombres luchan en el conflicto. Esto hace que las mujeres y las niñas sean vulnerables a los traficantes, quienes las venden a familias chinas que pasan apuros por encontrar novias para sus hijos debido al desequilibrio de género en China como consecuencia de la antigua “política de hijo único” en el país.

El porcentaje de mujeres en la población china ha disminuido constantemente desde 1987, y la brecha de género entre hombres y mujeres de entre 15 y 29 años está creciendo. Algunas familias deciden resolver la escasez de mujeres en edad de contraer matrimonio comprando mujeres o niñas traficadas. Es difícil estimar el número total de mujeres y niñas que son traficadas como novias a China, pero el gobierno de Birmania informó 226 casos en 2017. Expertos en el tema dijeron a Human Rights Watch que creen que el número real sea probablemente mucho mayor.

Como ven el cuento de la criada ya no es una ficción en nuestro planeta.

Fuente: Human Rights Watch (HRW)

Son la siete de la tarde. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 17 grados . El cuento de la criada es una realidad

Anuncios

Que significa Blackberry

 

Blackberry significa fresa negra, pero no hace alusión ese nombre a una baya o a un fruto silvestre. Le pusieron así, porque a los esclavos en Estados Unidos se les ataba una bola negra irregular de hierro en el pie, con una cadena y un grillete, para que no escaparan corriendo de los
campos de algodón. Los Amos, para usar un eufemismo la llamaban “Black Berry” (Fresa Negra), porque se asemejaban a dicha fruta.

Hoy en día a los trabajadores no se nos pueden atar una bola al pie, pues obviamente estaría mal visto, y causaría un gran escándalo social, asi que para que no escapemos la empresa nos coloca una blackberry, y así de esa manera quedamos inalámbricamente amarrados con ese artilugio, que al igual que los esclavos, no podemos dejar a un lado y con ella llevamos el trabajo a todas
partes.

Yo tengo una, pero no me la ha puesto la empresa, me la regalo mi hijo porque él ya no la usaba, asi que a pesar de usar ese Smartphone, aún no he llegado a esclavizarme con él, pero si que veo a gerentes y directivos, continuamente pegados a ese telefonillo en todas partes: en el baño, en el
coche, en el cine, en la cama¡¡¡, en una comida, en una cena, mientras juegan al golf, y continuamente consultándola, y atentos a los distintos pitidos que emite, que si una llamada, que si un correo, que si un mensaje… Asi la empresa los tiene permanentemente conectados, atrapados… Tienes una blackberry asi que no puedes decir que no has leído un mensaje o no has contestado una llamada porque estabas ya fuera de tu tiempo de trabajo… tu tiempo de trabajo ahora es toda la vida, todo el día…La Blackberry te marca las citas, los horarios, te despierta, interrumpe tus conversaciones con tu pareja o con tus hijos, y lo que es peor, esa cadena con una bola negra virtual al final de ella, hace incluso que nada que no hayas escrito previamente dentro de ella puedas recordar… “se me olvido que era tu cumpleaños cariño, es que no lo tenía apuntado
en la blackberry”. Además cuando tienes un rato de paz en el que estás solo o sola, en vez de dedicarte a pensar en temas agradables, o en recuerdos, o a poner en orden tus ideas, o a reflexionar sobre tu vida, no que va, echas mano de ella para idiotizarte un rato navegando por páginas, que tal vez ni te interesen, o leer por enésima vez las mismas noticias en algún diario digital, destrozandote los ojos en una pantalla pequeñísima, claro que asi no piensas… A la empresa le conviene muy poco que pienses demasiado…

Y lo peor de todo es que esos modernos directivos andan por la vida muy ufanos y muy orgullosos y cuando te cuentan lo que ganan, te dicen: Yo gano 100.000 euros al año  más 40.000 euros en
bonus más un coche tal y además la empresa me ha dado una blackberry de última generación. ¡Pobres Diablos¡ Al fin y al cabo los antiguos esclavos eran conscientes de que llevaban una bola pegada todo el día a la pantorrilla para que no pudieran escapar de los campos de algodón, mientras estos ni siquiera son conscientes de su esclavitud y además se pavonean de su “blackberry” .

Son las ocho de la mañana. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. La verdad es que el nombre está bien pensado por RIM sus creadores…