Adiós Camelot

Hay nubes grises y amenazantes sobre Camelot. Los muros de sus torres se están llenado de grietas. El cuento de hadas, magos, reyes, caballeros y damas de largos cabellos de oro con el que comenzó Pedro Sánchez su andadura política, se torna sombrío y tenebroso, y se difumina poco a poco mientras sus caballeros de la tabla redonda, sus magos, sus damas y princesas van esfumándose en la niebla de las malas decisiones.

Hay mal rollo en Camelot-Moncloa. A pesar de que los magos Tezanos y Redondo vaticinaban momentos de gloria para el 10 de noviembre, la realidad es que nada ha salido como ellos predecían, y su magia no ha hecho ni el más mínimo efecto. De hecho, hemos comprobado que son un par de impostores y de magia saben poco, tal vez si, algo más de malas artes.

Sánchez está metido en un buen problema, mucho peor que el que tenía en abril. Ahora ya, no le queda más remedio que aceptar lo que exija Pablo Iglesias, que, a base de perder votos, cada vez se consolida más como líder- perplejidades propias que solo pasan en nuestro país- y anda ya llamando a la puerta del castillo pidiendo sitio en la mesa redonda. El caballero negro de la coleta pide ya, ni más ni menos que 6 ministerios, y eso para garantizar la investidura, que no la legislatura, que eso ya lo ira viendo Sir Pablo de Galapagar, que, si Pedro se porta bien, le dejará seguir de inquilino en Moncloa, y si no ya le mandará con el colchón a otra parte.

Todo lo que no quería Sánchez está pasando por esta repetición de elecciones, por cierto, convocadas según Carmen Calvo, por el mismísimo espíritu santo, y que según “il conseglieri” Abalos han servido para frenar a la ultra derecha, a pesar de que VOX ha más que doblado el número de diputados, ha conseguido grupo parlamentario propio, va a tener puesto en la mesa del congreso, y va a tener la capacidad, también, de recurrir leyes en el Tribunal Constitucional. Una extraña manera de frenar.  Impresiona ver como nadie desde las filas del PSOE hace la más mínima reflexión por haber perdido más de 700.000 votos en seis meses, y eso, teniendo la mejor herramienta para conseguir votos que es ser gobierno.

Nada, en el horizonte, vaticina un buen final para esta aventura, ni siquiera le queda el comodín de ciudadanos, que Rivera por fin, y también por insistencia en el dislate, ha terminado destrozando. Albert ha acabado con él mismo y con la marca naranja, que se desangra diseminando a los pocos que quedan por las diferentes formaciones como personajes en busca de autor de una novela fallida. Esos 10 diputados que caben en un taxi o en un ascensor, también tendrán su protagonismo en ese gobierno que tiene que conformar Sánchez, antes de navidades, siempre según la vicepresidenta, y ya se están pensado “que se piden” porque a pesar del descalabro algo van a sacar de este desastre. Porque no se engañen, aquí ya no va de gobernar, va de ir pillando, me temo.

Pero, tal vez, lo peor, es que Sánchez puede necesitar los diputados de ERC, si los “indepes”, los que tienen a su líder en la cárcel de Lladoners, cumpliendo pena por sedición y malversación. Esos ya podéis imaginar lo que “se van a pedir”, no hace falta ser muy avezado para ver cuáles son los cromos que quiere Rufián en este lance.  Es curioso como Sánchez va a empoderar a perdedores y convictos. Es lo que tiene convocar elecciones para ver si suena la flauta, pero como ven esta vez no solo no sonó la flauta, sino que ya no hay flauta con la que soplar, ahora lo que habrá será eso de “no quieres caldo, pues toma dos tazas, Sanchez”

Camelot se va desdibujando, como en La Historia Interminable la nada se iba apoderando de todo. En Camelot ya no solo no duerme Sánchez, ya no duerme prácticamente nadie, porque todo lo que podía salir mal, salió, porque no es que hayan crecido los enanos, peor, han crecido los dragones, si dragones verdes de los que echan fuego y vienen a quemar la democracia, y de paso a todo aquel que se interponga en su camino, y Arturo-Sánchez tiene que entregar su mesa redonda a los que quieren acabar con su reino. La realidad es que Camelot ha pasado de ser un sueño a una pesadilla.

Son las siete de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 4 grados. Adios Camelot

 

El Elector Desencantado #Pactos #Gente

Gente

No hay mejor termómetro social que tomar café en un bar y escuchar lo que dice la gente que te rodea.

Como todas las mañanas paro a tomarme ese cafelito de máquina, que es lo que más me pone para arrancar el día, y mientras lo hago, repaso algún periódico – el que me dan en el local – y escucho, si escucho lo que dicen unos y otras.

La verdad es que lo que se puede oír a los parroquianos habituales es verdaderamente desolador. La palabra que más flota en el ambiente es corrupción, que todos mencionan asociada a gestos de indignación, pero además teñida de tonos de escepticismo. Si, las noticias sobre corrupción alarman, molestan, cabrean, pero, aunque la gente la identifica con un determinado partido, la consecuencia es que al final de esas conversaciones lo que queda es eso de “todos son iguales”. Cuanto más suena el ruido de la corrupción más y más se deteriora la imagen de la clase política, y como consecuencia el sistema. Hay muy pocos corruptos en la trena, y, sobre todo, y es lo que a la gente más le molesta, se han llevado el dinero, no lo van a devolver nunca, y en breve estarán en la calle.  Me temo que la mayor parte de los políticos nos son conscientes, que ese ejercicio de lanzamiento de barro de unos contra otros, está dejando a los pies de los caballos la imagen general del sistema democrático.

Lo siguiente que se puede percibir de esas conversaciones es el desencanto y el descontento. Esta dinámica tan desordenada y tan desconcertante de los posibles pactos han dejado al votante fuera de juego. Se han dado cuenta de que ya no pintan nada, y que, si vuelve a haber elecciones en unos meses, serán de nuevo utilizados, para luego una vez recogido su voto, lanzados al cajón de los juguetes rotos, o a la papelera de reciclaje.

Los votantes del PP están abochornados por los ríos de mierda y de codicia que corren por las venas de su partido. Los votantes del PSOE, apenas si llegan a comprender, porque su partido se sienta a negociar con aquellos que le humillan y le insultan cada día. Decía un señor esta mañana, con un cabreo más que manifiesto: “Si yo hubiera querido votar al de la coleta, lo hubiera hecho, pero he votado a Sánchez, que pensaba que no tenía nada que ver con esa gente”. Los votantes de Ciudadanos también andan perdidos. Toda su campaña ha sido proyectada sobre la regeneración, sobre el cambio, y el resultado es el apoyo al PSOE, de momento, o tal vez, después al PP, que representan para esos votantes lo viejo, lo que no debe ser, lo que debe mutar, lo que debe regenerarse. Y luego está Podemos. Esta formación tiene mucho más cerca a sus votantes que el resto de los partidos por la estructura de círculos que han ido conformando en su creación, y desde luego lo hace más vulnerable. Los líderes de Podemos no han jugado el rol de líder al uso, al modo tradicional, se suponía que eran uno más, meros interlocutores de la gente, y ahora se encuentran con líderes entronizados por ellos mismos, que se sientan con el establishment para conseguir ministerios para sus amigos y familiares. Han formado lo que sus votantes tanto detestaban: una casta, una clase al margen del votante. Para muchos de sus electores han quedado vacías esas palabras de Pablo Iglesias: “Nosotros solo gobernaremos si tenemos mayoría absoluta”. Que lejos queda ya el espíritu del 15M

Y lo que es peor, todos, se han lanzado a los medios a decir NADA, con ruedas de prensa en horarios leoninos,  llenas de palabrería vacua, con el espíritu de “Vuelva Usted Mañana”, y eso si a contar lo buenos que son ellos y lo malos que son los otros, como si siguieran en campaña electoral, haciendo promesas que ya sabemos que nunca van a cumplir y con mucho postureo, que eso si que lo han aprendido bien.  Pero a la vez que abren el enfrentamiento, al que pretenden arrastrarnos,también se sientan a negociar con aquellos que momentos antes han puesto de vuelta y media.

En el bar, hoy, hay hartura y lejanía, cada vez más de lo que representan políticos y políticas de nuestro país, y no me equivoco mucho si avanzo, que si hay nuevas elecciones, la abstención va a ser mucho más que elevada.

Este tiovivo enloquecido en el que se ha montado la clase política y acompañada, por cierto, de nosotros, los medios de comunicación, es incomprensible para el ciudadano, para la gente, que a su trabajo acude, el que lo tiene y con su dinero paga, que después de ese café mañanero tiene que resolver miles de problemas para seguir adelante, y miran ya con mucho escepticismo y desagrado, a unos cuantos que se les ve mucho y de lejos una ambición desmesurada, y poco, prácticamente nada, el servicio público, que les encomendó, los que en teoría mandan: el pueblo, la gente, los ciudadanos, las personas.

Como decía una señora hace un rato: “Administren y no enreden, que para eso se les paga, que cada vez nos salen más caros”

Son las diez menos cuarto de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 7 grados. El Elector Desencantado.

 

Viven Solas y Mueren Solas #ViolenciaMachista #Mujeres

violencia machista

Las entierran en silencio, en la soledad. Apenas un puñado de familiares y amigos, o algunos vecinos del pueblo… como mucho, tal vez, algún alcalde o concejales. Nadie del gobierno, nadie de la oposición,  ningún líder de esos partidos que escriben, a vuela pluma, un tuit o un comunicado de 5 líneas de condena. Solas.

El 70 % de la violencia contra las mujeres en nuestro país no se denuncia ¿Sabéis porque? Porque están solas frente a la sociedad y aquellos que nos representan. Viven solas y mueren solas.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. Viven solas y Mueren Solas

 

Foto de Brais Lorenzo : Amigos y allegados a Isabel Fuentes, con lazos contra la violencia de género en el velatorio

Los Doscientos Mil

Leerse todos los días de continuo cientos de informes y estadísticas sirve para mucho, si una es capaz de digerirlos. Y hoy, viernes, que tengo “un clarito” he terminado de hacer esta digestión más que pesada de un montón de papeles relacionados con las previsiones que tiene, o que se prevé que tiene el gobierno, para los funcionarios públicos y para las empleados públicos, que por cierto no es lo mismo.

El caso es que después de terminar estas lecturas “tan apasionantes” (mejor me vendría leer a Salgarí, que siempre me gusto eso de las aventuras) se me ha puesto un poco el vello de punta, porque el tema no pinta bien.

Cuando empezó la crisis fuimos informados que había un excedente de 400.000 empleados públicos, y poco a poco la administración ha ido “evacuando”. Ahora mismo de esos 400.000 quedan ya “solo” 200.000, que probablemente estén a punto de salir, para poder así cerrar las previsiones del gobierno.

Para llevar a cabo esto de los 200.000, hay que tener en cuenta algunas cosas. La primera es que no van a ser funcionarios públicos, ya que al haber entrado por oposición, no pueden ser despedidos de sus puestos, ahora eso sí, me temo que la intención del gobierno es la de no convocar, por lo menos durante el próximo 2013, ninguna oposición, salvo en cuerpos de seguridad del estado, donde realmente no pueden evitarlo, por la necesidad del servicio. Dice el gobierno que la tasa de reposición será de un 10 por ciento, es decir que por cada 10 funcionarios que se jubilen, solo se convocarán oposiciones para 1 o 2, a lo máximo.

El tema de los empleados públicos es distinto, y me temo que ahí es donde se va a hacer la criba, sobre todo en los que tienen contrato laboral, de hecho la tendencia al despido está claramente en este sector. La Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal, en su informe del mes de noviembre publicaba que el perfil del empleado público que se despide es hombre, de una edad comprendida entre los 25 y 45 años, y con contrato temporal en ayuntamientos y comunidades autónomas. Los más afectados hasta ahora han sido obviamente donde más “sobraban” y donde el presupuesto había que ajustarlo más: Castilla – La Mancha esta a la cabeza de esos despidos. Hay que tener en cuenta que el 25% de las personas que trabajan en esa comunidad autónoma lo hacían para el sector público. Allí el tema de la reducción ya está en marcha, pero sin embargo en otras comunidades aun no ha empezado esa criba, y no les va a quedar más remedio que hacerla, pues los números no cuadran

Además está el colectivo de los interinos, que también van a ser objeto de esta disminución de los empleados del sector público. Sin embargo aquí se da una peculiaridad, ya que el interino está contratado para cubrir el puesto de un funcionario o de un empleado público, a estos solo se les puede despedir, según ley, si el funcionario o el empleado público vuelve a su puesto o bien, si se amortiza ese puesto. En el primer supuesto va a ser muy difícil despedirlos, en el segundo supuesto es tremendamente sencillo, y de hecho ya se está llevando a cabo, salvo en el sector sanitario donde los profesionales escasean.

Lo cierto es que cuando escuchamos que a principios de 2013 habrá en nuestro país ya más de 6 millones de parados tengo que entender, que visto lo visto y leído lo leído, es que esos 200.000 empleados públicos son los que van a incrementar la estadística. Así que si eres empleado público y sobrevives a esta criba que está a punto de llegar de DOSCIENTOS MIL, estás salvado, pero por si acaso vete mirando algo, porque los números de la crisis es lo que dicen, y no es que una tenga una bola de cristal, como he dicho muchas veces, pero si hilas todos los informes, las declaraciones del gobierno, los  números de la crisis, el hecho de que el sector privado no da para más despidos ya, las informaciones que vienen de Bruselas, y demás datos, llegas a la conclusión, que desgraciadamente esto es lo que hay.

Otro día escribiré sobre el tema del incremento de los pensionistas (porque en este asunto tampoco salen las cuentas para la sostenibilidad del país) que están a punto de llegar a los nueve millones, que unidos a los seis millones de desempleados hacen la bonita cifra de 15 millones de personas que no trabajan ( no cuento a los estudiantes… porque si no me iba a empezar a poner aun más nerviosa), supone si no me equivoco el 31 por ciento de la población. Glups¡¡

Es la una y cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados.

Postpost: Para aclarar ciertas dudas de algunos compañeros que no dejan de preguntarme ¿Qué va a pasar? … Yo lo veo así, ojalá me equivoque…  Esto lo ajustan en el primer trimestre del 2013, de otra manera no podrán seguir adelante

Reflexión de primera hora: Concordia

Que tal si el gobierno deja de pasar el rodillo, la oposición de poner palos a las ruedas, la banca de ganar pasta caiga quien caiga, los sindicatos miran más a los cinco millones de parados que soportan con dolor la crisis, los medios de comunicación de calentar el ambiente a ver si así venden mas periódicos o hacen mas audiencia y los ciudadanos nos tranquilizamos y asumimos que hay que poner algo de pasta, cada uno lo que le corresponda, eso si, porque la caja esta vacía…

Claro que podemos seguir como Antón Pirulero, que cada cual atienda a su juego y al final todos a la ruina y al desconcierto… ¿O es que no leéis periódicos griegos?

Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. Casi, que si nos ponemos, y hacemos el año de la concordia, lo mismo solucionamos esto…

Postpost: A propósito de la campaña de un centro comercial “Yo confío en España”… A veces los publicistas, aunque parezca extraño “paren” buenos eslóganes, aunque su intención este muy lejos del significado de las palabras que utilizan…

Seguimos igual

Diálogo entre Colbert y Mazarino sobre el Estado y los ciudadanos, durante el reinado de Luís XIV de Francia, el ‘Rey Sol’, hace cuatro siglos:

Colbert: Para conseguir dinero, hay un momento en que, engañar [al contribuyente] ya no es posible. Me gustaría, Señor Superintendente, que me explicara cómo es posible continuar gastando cuando ya se está endeudado hasta al cuello…

Mazarino: Si se es un simple mortal, claro está, cuando se está cubierto de deudas, se va a parar a la prisión. Pero !!el Estado…!! cuando se habla del Estado, !!eso ya es distinto!! No se puede mandar el Estado a prisión… Por tanto, el Estado puede continuar endeudándose. Todos los Estados lo hacen!

Colbert: ¿Ah sí? ¿Usted piensa eso? Con todo, precisamos de dinero. Y ¿cómo hemos de obtenerlo si ya creamos todos los impuestos imaginables?

Mazarino: Se crean otros.

Colbert: Pero ya no podemos lanzar más impuestos sobre los pobres.

Mazarino: Es cierto, eso ya no es posible.

Colbert: Entonces, ¿sobre los ricos?

Mazarino: Sobre los ricos tampoco. Ellos no gastarían más y un rico que no gasta, no deja vivir a centenares de pobres. Un rico que gasta, sí.

Colbert: Entonces ¿cómo hemos de hacer?

Mazarino: Colbert, !!tú piensas como un queso de Gruyere o como el orinal de un enfermo!!. !!Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres!! Son todos aquellos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y temiendo llegar a pobres. Es a esos a los que debemos gravar con más impuestos…, cada vez más…, !siempre más! A esos, !!cuanto más les quitemos, más trabajarán para compensar lo que les quitamos¡¡. Son una reserva inagotable!!.

Son las once y media de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 3 grados