La Memoria Histórica de las Mujeres 

¿Saben una cosa?

Las mujeres también sufrimos discriminación en eso de lo que tanto se habla que es la memoria histórica. Precisamente ahora que andamos poniendo las cosas en su sitio, me llama mucho la atención que lo que sucedió en nuestro país con la mujer durante el franquismo sea un tema del que apenas se habla.

Si la represión fue importante durante los 40 años que vivimos bajo una dictadura, no lo fue menor el maltrato hacia la mujer durante el franquismo. Las mujeres que vivieron esa época se vieron sometidas a un determinado rol, absolutamente, machista que las relegaba al hogar, a la obediencia ciega del varón, a su papel de madre y esposa, y no lo olviden, también, al de puta, porque hasta el año 1956 la prostitución era una actividad legal dentro del régimen de Franco en este país. Si, ya ven, los burdeles o casas de tolerancia como así les llamaban, existían, eran lugares donde se prostituía a las mujeres bajo estrictos controles de la policía y también sanitarios.

Les recomiendo que lean, si tienen tiempo el libro de la historiadora Pura Sánchez: Individuas de dudosa moral, por ejemplo, si quieren documentarse sobre cómo era la represión sobre las mujeres en Andalucía entonces, o el libro de Carlota O’Neill, titulado Una Mujer en la Guerra de España, en el que entre otras cosas nos cuenta como se abusaba una y otra vez de las presas en la dictadura.

En estos días, también, se ha publicado la obra Mujer, moral y franquismo: del velo al bikini, de la historiadora Lucia Prieto. En el también podemos enterarnos del control que el régimen franquista ejercía sobre la mujer a través de un organismo creado por Franco llamado Patronato de Protección a la mujer, presidido precisamente por su esposa, Carmen Polo, cuyo objetivo era, atiendan, “velar por todas aquellas mujeres que caídas desean recuperar su dignidad”

El caso que es que poco se habla de todo lo que sucedió con las mujeres durante esa época. La memoria histórica ha de ser revisada, contada, y explicada a las generaciones que no vivieron esos tiempos con todo rigor, y no se puede dejar al margen todo lo que sufrieron las mujeres entonces.

No se puede cambiar la sociedad sin saber cómo hemos llegado hasta aquí. Hay que explicar a las nuevas generaciones de donde vienen muchos estereotipos de discriminación, cosificación y violencia contra las mujeres. No ha pasado tanto tiempo, y apenas se habla de esto. Parece que con desenterrar al dictador y cambiar unos cuantos nombres a unas calles ya se ha hecho todo el trabajo, pero la memoria histórica tiene que tener también una visión de género, donde se explique y se enseñe a las mujeres que no vivieron esa época como era la realidad, y a las que la vivieron, se las restituya, aunque sea de una forma simbólica, de todo lo que sufrieron.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. La Memoria Histórica de las Mujeres

Anuncios

Y el verbo se hizo público y habitó entre nosotras 

¿Saben una cosa?

La Real Academia de la Lengua representa el poder, aunque a algunos les cueste creerlo. Si, es el poder de la palabra que ellos, y digo ellos, porque es un espacio masculino que  controlan desde siempre. La palabra es uno de los rasgos que nos define como seres inteligentes, su uso es de todos y desde luego también debería ser de todas. Sin embargo, la Real Academia de la Lengua hace un ejercicio permanente de lenguaje exclusivo donde el masculino lo abarca todo por la regla pura y simple de que siempre ha sido así.

No lo dudo pero nada es para siempre. Desde luego en el pasado la mayor parte de las personas que escribían eran hombres, y además se dirigían a hombres. Si alguna vez mencionaban a las mujeres era para hacerlo en fución del uso que el hombre hacia de ellas. Y efectivamente así se fue construyendo el lenguaje. Pero ahora, que digo ahora, hace ya muchos años que las cosas afortunadamente están cambiando. Primero porque los hombres y las mujeres escriben por igual, los hombres y las mujeres leen por igual, también, así que la Real Academia de la lengua no le queda otra que adaptarse a la realidad social, porque para eso están ahí, entre otras cosas. Nadie puede ni debe escribir dirigiéndose solo a la mitad de la sociedad excluyendo a la otra media.

Además el lenguaje forma parte de lo público,  y esta ligado a nuestro modo de vida, y es una de las herramientas educacionales de mayor importancia. Excluir de lo público, de nuestro de vida a las mujeres es algo tremendamente grave, y educar con un lenguaje donde las mujeres no existen no conduce a nada bueno. Por eso me alegro que la Ministra de Igualdad haya dado el paso de encargar un estudio a la Real Academia de la Lengua para adecuar la Constitución a un lenguaje “correcto y verdadero con la realidad de una democracia que transita entre hombres y mujeres”.

La sociedad evoluciona y el lenguaje debe evolucionar con ella porque si no hubiera sido asi ahora estaríamos hablando de esta manera:

Cuando esto oyo Gonçalo Gonzales pesole mucho de corazon e non lo pudo sofrir, e dexose ir para el a tan bravamiente, que mas no pudo, e diole una tan grant punada en el rostro, que los dientes e las quixadas le crebanto, de guisa que luego cayo muerto en tierra a los pies del caballo.

Piensen en ello esta semana

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados. Y el verbo se hizo público y habitó entre nosotras

(( De la entradilla Ellas Pueden 22 de Julio de 2018))

200 millones contra la Violencia de Género no son ciento volando #Presupuestos

Se materializó esta semana la moción de censura y tenemos un nuevo presidente de gobierno, Pedro Sánchez.

Como siempre en estos trances, cuando la política intenta vender lo que lleva en la cesta se menciona muchas veces la palabra mujer y la palabra igualdad, siempre por hombres, todo hay que decirlo, porque la política española a pesar de ser uno de los pocos espacios donde hay cuota para que las mujeres puedan participar, qué no mandar, sigue siendo un espacio masculino.

Una que es escéptica, no por vocación, sino por puro desgaste ha puesto en cuarentena  lo que se dijo allí. A mis años he visto pasar a muchos líderes que nos han contado todo lo que iban a hacer en pro de conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, porque no les quepa duda que estos temas de igualdad y feminismo quedan muy bien en los discursos. Otra cosa ha sido cuando han tenido responsabilidad de poder y ha tenido que materializar esos discursos. La realidad nos dice que el resultado ha sido escaso. No obstante, una también que tiene fe en el género humano, a pesar de que la deshumanización con la que se inviste la especie política una vez que llega al poder es más que manifiesta, confía y espera que tal vez en esta legislatura, no se queden en la palabra y pasen a la acción. No me refiero a gobiernos paritarios con los que cubrir la foto fija del Consejo de Ministros, que eso es fácil, facilísimo. Me refiero a la lucha contra la violencia de género, a las cuotas, a la voladura definitiva del techo de cristal, a la conciliación, a los horarios racionales, a la igualdad, a conseguir definitivamente la esa igualdad entre hombres y mujeres.

En los presupuestos hay comprometidos 200 millones de euros para la lucha contra la violencia de género por el Pacto de Estado, y es de desear, que dejen al margen lo que les desune para poder ejecutar este gasto. No se equivoquen, es un dinero nuestro, que no de los que gobiernan o gobernaron. Es el resultado de nuestro esfuerzo y nuestro trabajo materializado en impuestos pagados por hombres y mujeres con un fin claro: Acabar con la Violencia de Género, y eso, es urgente y perentorio.

La Moción de Censura nos ha enseñado una lección más de democracia y hemos por fin aprobado una asignatura pendiente de la transición: que los gobiernos también se ganan en el parlamento, y como escribía hace unos días, no pasa nada.  Una vez aprendida esta lección, espero y deseo que también vayamos aprendiendo otra:  sin igualdad real entre hombres y mujeres no hay democracia por mucho parlamento, moción de censura, por muchos pactos y demás zarandajas.  Que si la subida de las pensiones es urgente, también lo es acabar con la violencia machista, porque cada día asistimos a un nuevo asesinato, violación, abuso, agresión,  y no sigo porque me deprimo con la lista de delitos contra la mujer, que pasan sin dinero para evitarlos, sin castigo para corregirlos, y sin ayuda para las víctimas y sus familiares. Last call, como dicen en los aeropuertos,  las mujeres están esperando y se nos acaba la paciencia. Flaco favor le harían a este país, si se enzarzan en una lucha por esos 200 millones para la lucha contra la violencia de género. 200 millones contra la Violencia de Género no son ciento volando

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados.

No me gusta la frase: Las Mujeres están de moda

¿Saben una cosa?

Ni se imaginan lo que me molesta esa frase ahora tan en boca de muchos : Las mujeres están de moda… como si el hecho de estar en una situación más que manifiesta de discriminación en todo el planeta, protestar por ello, y reclamar nuestros derechos fuera una tendencia como la de comer quínoa o bailar zumba.

Asistimos a diario a la banalización del feminismo por parte de distintos estamentos de la sociedad, y lo peor de todo es que asistimos impasibles.

Me preocupa que vivamos esta situación tan extrema de desigualdad, que en algunos casos lleva incluso al asesinato de mujeres y sus hijos, a los hechos me remito, como si fuera algo pasajero y que queda bien hablar de ello a la hora de hacer un discurso político, anunciar una marca o incorporarlo a la responsabilidad social corporativa de las empresas porque queda feo no hablar de ello, y esto es de lo que está hablando todo el mundo.

La lucha por la igualdad es algo más profundo y necesario, que lo que supone una mera tendencia pasajera que va y viene en función de las mayores o menores necesidades de maquillar los temas o de lavar la cara de algunos que se apuntan al feminismo como para quedar bien… y que no se diga. Y no voy a citar ningún ejemplo reciente que seguro que a ustedes se les ocurre más de uno o de una que ahora de pronto se apuntan a “eso del feminismo”.

Movimientos como el #MeToo , la caja de pandora en España contra el acoso no son una moda, son la reacción de miles de mujeres en el mundo que levantan la voz para decir que ya basta y que no podemos más.

Así que cuando digas pienses o escribas eso de que “está de moda hablar de mujeres” piénsatelo un par de veces … porque flaco favor nos haces …

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 24 grados. No me gusta la frase: Las Mujeres están de moda

Cada una de nosotras #HuelgaFemista8M #LasPeriodistasParamos

“Esto no durará mucho, tal vez una semana, quizás este año más por lo de la huelga y eso”. Escucho esta frase mientras tomo un café en una máquina que me habla cuando me devuelve las monedas. Mira ya ves, la máquina no sabe si soy hombre o mujer cuando echo las monedas para recibir a cambio un líquido marrón pardo que dicen que tiene cafeína.

Espero a que se vayan, y al lado hay una compañera que espera también un café de la máquina que no discrimina. Las dos vestimos de negro. Ellos, los del comentario, ni siquiera saben porque el negro es el color hoy de nuestra ropa. Nos cruzamos la mirada. No hemos comentado la frase de marras, pero sabemos, que las dos pensamos lo mismo: “Que asco, que hartura, pero esta vez no va a pasar lo mismo”.

Escribo como todos los años un post por el Día Internacional de la Mujer, esta vez lo hago antes, hoy 7 de Marzo, porque mañana iré a la huelga con el colectivo #LasPeriodistaParamos. Hay millones de razones para hacerla.

Cada mujer asesinada por violencia machista, cada una de nosotras que ha sido acosado a lo largo de su vida, cada una de nosotras que no recibe el salario justo, cada una de nosotras que ve como no tenemos carrera profesional  – me da igual la profesión que sea-, cada una de nosotras que ha cuidado de los suyos y de los de los demás, sin ninguna compensación, y en muchos casos  con exigencias, cada una de nosotras que cuando ha alzado la voz para protestar ha visto como le caían encima cientos de represalias, cada una de nosotras, que cuando éramos niñas se nos regañaba por el mero hecho de ser niña, cada una de nosotras que cuando hemos sido adultas se nos ha utilizado y una vez utilizadas se nos ha apartado en el redil de las productivas pero no progresivas para mayor gloria de las empresas, cada una de nosotras que hemos sufrido una educación diferente, cada una de nosotras que hemos visto como hemos tenido que relegar nuestra educación porque el dinero iba para la educación de los varones en las familias, cada una de nosotras que se nos ha juzgado por la ropa y nuestra apariencia en vez de por nuestro talento, cada una de nosotras que ha visto como día a día pasaba la vida frente a nuestra puerta pero no nos dejaban subirnos a ella, cada una de nosotras que ha tenido que ver como un hombre mediocre nos daba órdenes y nos explicaba las cosas, cada una de nosotras que ha visto como nuestra opinión nunca contaba en la familia, ni en el trabajo, ni con los amigos, cada una de nosotras que lo ha perdido todo por divorciarse de un tipo que la engañaba y le hacia la vida imposible, cada una de nosotras que ha tenido que sacrificar su carrera porque no había otra, cada una de nosotras que hemos sido engañadas por el amor romántico y los cuentos de princesas, cada una de nosotras que ha sentido la frustración de esa mentira que te cuentan cuando estas estudiando y te dicen que lo puedes ser todo, para  ver, cuando llegas al mundo laboral, que ser mujer es un hándicap, cada una de nosotras ….   Cada una de nosotras …

Lo que le pasa a cada una de nosotras, a cada una de las mujeres que hay en este planeta es una razón para ir a la #HuelgaFeminista8M porque todas estamos afectas por una sociedad que no nos deja ejercer nuestros derechos y nos llena de obligaciones y deberes extra por el mero hecho de ser mujer.

Esta sociedad tan organizada a la manera patriarcal nunca pudo imaginar que las mujeres, esos seres que el patriarcado considera inferiores, podrían un día organizarse de tal manera que fueran capaces de convocar y llevar a cabo un paro planetario. Ahora están sorprendidos, con la boca abierta, sin saber bien que decir y como hacer con la que se avecina, porque las mujeres estamos más que hartas de vivir en esta sociedad que nos asfixia, nos atenaza, nos llena de obligaciones para a cambio darnos unas migajas de derechos, que lo hacen, todo hay que decirlo, para quedar bien y poco más. Me encanta que estén tan asombrados …

El Día 8 de Marzo de 2018 será, más que le pese a algunos y algunas, un día histórico. Un día, que las niñas y los niños del futuro estudiarán en los libros, y eso no nos lo quita nadie. Y después habrá que seguir, que no se diluya, que no se difumine lo que vamos logrando con mucha dificultad en esta lucha por la igualdad, aunque creo que esta vez, algo ha hecho click en la cabeza de muchas mujeres, y todo va a ser distinto después de esta fecha, porque ya sabemos, que lo hemos hecho una vez, que podemos hacerlo, que #EllasPuedenPararElPlaneta,  que si las mujeres paramos, el mundo se para.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Cada una de nosotras #HuelgaFemista8M

 

#LasPeriodistasParamos #8MHuelgaFeminista

Mujeres periodistas de decenas de medios y agencias de comunicación, gabinetes de prensa, y, en general, trabajadoras de medios y empresas periodísticas apoyamos la huelga general feminista convocada para este 8 de marzo. De la misma manera, instamos a todas las compañeras a que se sumen a la movilización en la medida de sus posibilidades y circunstancias.

Puedes sumarte a través de este enlace:

https://lasperiodistasparamos.wordpress.com/